Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Toyota Corolla Sedan, convicción

Publicado el

Hold on tight to your dreams (ELO, Time 1981)

La clave es el silencio. Pero no me refiero solamente a estar aislado del ruido en este rincón perdido del bosque dentro de la parte más deshabitada de Canadá. También tengo que ir desprendiéndome poco a poco de mis pensamientos para que no interfieran. Lo primero es tener cubiertas las necesidades fisiológicas para que las zonas más primitivas de mi intelecto no requieran atención. Antes de ponerme a trabajar necesito estar al día con las deudas contraídas por mi cuerpo con la alimentación, los esfínteres… Luego alejo de mi los pensamientos, primero los más superficiales y poco a poco los más profundos.

Para ello es de gran ayuda el que haya podido limitar al máximo la interacción con otras personas. Y aún así necesito una semana previa en la que cortar la comunicación por completo. Estar completamente solo. Lo siguiente es aprender a ignorar las llamadas de atención de mis sentidos. No prestar atención a un ruido repentino, no fijarme en el olor del bosque tras la lluvia, no estar ni demasiado abrigado ni demasiado poco. Y luego librarse de los pensamientos más profundos, combatir las tentaciones del subconsciente para emerger en el momento más inoportuno. Y para conseguirlo nada más eficaz que esto mismo que estoy haciendo: ponerme a escribir sobre lo primero que se me pasa por la cabeza hasta que me quedo sin palabras. Y entonces, sólo entonces estaré preparado para hacer la Declaración de la Renta…

El lanzamiento del Toyota Corolla supone, como ya comentamos en el análisis de su versión Touring Sports, la apuesta por parte del fabricante japonés para no dejar de ocupar un lugar de privilegio en el mercado de automóviles híbridos. Cosa que sobre todo con la irrupción de los fabricantes coreanos como Kia o Hyundai es cada vez más complicado.

Ficha técnica del Toyota Corolla Sedan

Para conseguirlo con este modelo Toyota  ha querido cubrir todos los frentes posibles para que un comprador cuya idea sea la de un turismo híbrido encuentre la opción que más se adapte a sus necesidades. Por eso de este modelo podemos encontrar una versión ranchera, que hemos analizado, otra cinco puertas y finalmente la versión Sedan protagonista de esta prueba.

Aunque las versiones Touring Sports y cinco puertas pueden equipar dos motorizaciones distintas, la versión sedan solamente puede elegirse con el sistema híbrido llamado 125H. Este es el mismo que equipa el Prius 2019 de tracción delantera y rinde un total de 122 caballos, a diferencia del 180H que probamos con el Touring Sports que como vimos dispone de un total de 180 caballos.

Toyota Corolla Sedan: Sobre el papel

Esto sobre el papel y como es lógico se traduce en una importante diferencia en prestaciones y también en unas mejores cifras de consumo, pero eso lo veremos más adelante en la prueba dinámica del coche. Hay que tener en cuenta además que con esta motorización Toyota ha dispuesto la batería bajo el capó, mientras que en las versiones 180H del 5 puertas y Touring Sports la batería va en el maletero y resta algo de capacidad de carga: 17 litros menos.

El diseño de esta versión del nuevo Corolla es más tradicional aunque conserva el aspecto moderno del frontal la parte trasera luce un maletero que extiende la carrocería hasta quedarse a dos centímetros de lo que mide la versión Touring Sports. Eso proporciona un espacio interior, como veremos, idéntico al de la versión que probamos.

Es curioso como los grupos ópticos traseros tienen un diseño exactamente igual que en el Touring Sports pero en el caso de la versión sedán no se «recortan» en la parte del portón a la altura de la matrícula. La línea del techo que acaba en el parabrisas trasero cae suavemente hasta el maletero lo que favorece la cantidad de luz que entra en el habitáculo.

Interior amplio

Como hemos adelantado, el interior de la versión sedán es muy parecida a la Touring Sports, con la misma excelente habitabilidad sobre todo en la parte trasera. En este caso el maletero es lo que diferencia principalmente estas dos versiones y que en el caso de la versión sedán resta algo de visibilidad trasera ya que aunque la superficie acristalada es grande está muy inclinada y el maletero se extiende bastante hacia atrás.

En cuanto a capacidad del mismo también se reduce ya que pasa de los 581 litros de la versión familiar a los 471 del sedán. Aunque obviamente el acceso al compartimento de carga es menos fácil lo cierto es que en la versión sedán el hueco es bastante grande comparado con otros modelos similares y es bastante sencillo cargar bultos de cierto volumen sin demasiada dificultad. Además podemos aumentar la capacidad del maletero abatiendo totalmente o en parte los asientos de la parte trasera.

Toyota Corolla Sedan: Menos brillantez

En lo que respecta a la prueba de conducción la motorización de este Corolla hace presagiar que su uso va a ser bastante menos dinámico que el del Corolla Touring Sports. De hecho solamente con echar un vistazo al interior nos damos cuenta que la palanca de cambios es distinta y dispone del modo «B» de recuperación de energía que encontramos en el Prius (no en vano es la misma mecánica que éste como adelantábamos).

Al volante las sensaciones son similares a las que percibimos al conducir el Toyota Prius: un coche ideal para ciudad pero que pierde bastante al enfrentarse a carreteras y autopistas. En entornos urbanos la motorización híbrida ofrece buenas arrancadas en los semáforos y un confort de marcha muy bueno además de un excelente consumo.

Sin embargo y aunque los 122 caballos son suficientes para desenvolverse sin problemas las sensaciones en carretera y autopista son que le cuesta recuperar con el coche en movimiento y sobre todo se acentúa, mucho más que con la versión de 180 caballos que probamos en la versión familiar, la sensación de que el coche se revoluciona demasiado para conseguir potencia. Todo fruto del sistema de transmisión. También es cierto que los consumos bajan más de un litro (unos 6 a los 100) comparado con el otro motor.

Midiendo las aceleraciones es cierto que tarda más en recuperar y en acelerar de cero a 100, es decir, cuando la aceleración se prolonga más allá de esos primeros metros en los que transmite buenas sensaciones al salir de parado. El resultado es que aunque el coche parece preparado para ofrecer buenas sensaciones a ritmos rápidos, como demuestra con la motorización de 180 caballos, no es un coche exclusivo para ciudad pero sí para viajar tranquilos.

Conclusiones

Del Toyota Corolla Sedán hay que tener en cuenta la carrocería. Tiene la misma excelente habitabilidad que la versión Touring Sports y un buen maletero con lo que es una opción recomendable para el que prefiera este tipo de diseño antes que el familiar sin renunciar a viajar cómodo y con un maletero que sigue siendo grande y cómodo.

Pero en el lado de la mecánica casi 60 caballos menos se hacen notar en una motorización que pertenece a una generación anterior. Es cierto que es sensiblemente más ahorradora que la de 180 caballos y que permite desenvolverse sin problemas en carretera y muy bien en ciudad con unos consumos mejores. Es por lo tanto una opción ideal si nuestros desplazamientos son eminentemente urbanos y para nosotros las sensaciones al volante no son una prioridad. Se trata de un modelo más práctico que divertido pero que sigue ofreciendo buenas prestaciones.

Valoración final
7.9 NOTA
NOS GUSTA
Buena habitabilidad
Muy buenos consumos, sobre todo en ciudad
A MEJORAR
El motor se revoluciona mucho al intentar conseguir potencia
Algo ruidoso
RESUMEN
Esta versión del Corolla tiene un comportamiento y filosofía totalmente distintos: más tranquilo y ahorrador y menos emocionante que las versiones de 180CV
Prestaciones7
Diseño8.5
Consumo9.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento7

Top 5 Cupones

Lo más leído