Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Por qué la mejor prevención contra las extorsiones por sexting es el sentido común

Publicado el
sexting

Si eres español y aficionado al deporte, conocerás que esta semana ha saltado a las portadas de los medios un nuevo caso de extorsión por sexting protagonizado a su pesar por el entrenador del Málaga Club de Fútbol. Un caso típico de lo que conocemos por «sextorsión» donde desconocidos exigieron una cantidad económica al aludido para no publicar un vídeo de contenido sexual donde había participado, algo que definitivamente se produjo.

El caso está en vía judicial y más allá de la responsabilidad penal para los delincuentes por la extorsión y por la difusión de contenido sin consentimiento en lo que supone un delito contra su intimidad, es otro aviso de lo que puede pasar si no guardamos las debidas medidas de seguridad, comenzando por el imprescindible sentido común.

Vaya por delante que cualquier puede mantener relaciones entre adultos con consentimiento y realizar las grabaciones que estime oportuno (de nuevo, con consentimiento de los participantes). Mover ese contenido en el gran mundo de Internet ya es otra cosa y supone un riesgo enorme, más si tiene connotaciones sexuales en lo que conocemos como sexting. Es una práctica cada vez más habitual y en la mayoría de ocasiones realizada por personas demasiado jóvenes sin preparación suficiente ni en lo sexual ni en ciberseguridad, que a nuestro juicio deberíamos desterrar si no queremos encontrarnos con casos como el que nos ocupa. O aún peores porque los depredadores sexuales están al acecho y son criminales de la peor calaña.

Ante la difusión mediática del ya exentrenador del Málaga Club de Fútbol, Policía Nacional ha publicado unos tuits de concienciación con una serie de consejos sencillos contra el ciberacoso y la sextorsión. Son los habituales, desde la prevención para no compartir contenido comprometido; la protección de la identidad digital; de la privacidad ocultando cámaras como la webcam o las denuncias ante el ciberacoso si definitivamente se producen.

INCIBE, el Instituto Nacional de Ciberseguridad, tiene varios documentos de ayuda (especialmente dedicado a jóvenes) en el que explica el sexting, sus consecuencias y sus grandes riesgos, tanto si se practica de manera consciente como en los que no. Es posible que el envío de este tipo de contenidos sea involuntario, ya que otra persona puede utilizar el dispositivo en el que están almacenados (robo o pérdida de móvil, uso sin permiso, etc.) y reenviarlos. También puede ocurrir que una persona sea grabada por otra sin su consentimiento. «En ambos casos, los riesgos en lo que respecta a la difusión de ese contenido son similares al sexting», explican junto a consejos de prevención y fomento del uso seguro y la reacción en caso de problemas.

Definitivamente, contra el sexting, sentido común y guardar igual la privacidad de nuestra vida virtual como hacemos en la física.

Lo más leído