Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Inteligencia artificial para elegir qué pizza te apetece

Publicado el
Inteligencia artificial para elegir qué pizza te apetece

La inteligencia artificial no deja de ganar posiciones. Si hace 20 años sonaba a ciencia ficción y hace 10 solo empezábamos a vislumbrar su potencial real y prácticamente inmediato, a día de hoy ya convivimos con ella y, además, se ha convertido en transparente, es decir, que ni siquiera percibimos que está ahí. Simplemente empleamos servicios y dispositivos de todo tipo, sin ser del todo conscientes de que su funcionamiento depende, total o parcialmente, de la inteligencia artificial.

Vivimos un boom de la inteligencia artificial y, como suele ocurrir siempre que una nueva tecnología se pone de moda, vemos cómo muchas empresas toman nota y la incorporan a sus procesos. Esto, en principio, es muy positivo. Si lees nuestro medio hermano, MuyComputerPRO, sabrás que allí solemos hablar habitualmente de la transformación digital, de cómo puede cambiar el día a día de las empresas y de lo necesaria que es, en muchas ocasiones, para mantener la competitividad en un mundo tan complejo.

Esto, no obstante, en ocasiones da lugar a proyectos e incluso a la puesta en marcha de aplicaciones prácticas de algunas tecnologías que, al menos vistas desde fuera, resultan un tanto desconcertantes. Y ojo, que aquí quiero dejar muy claro que no los critico, es solo que se escapan de mi comprensión. Y este caso, esta aplicación concreta de la inteligencia artificial, se encuentra sin duda en esa lista de usos que, quizá por ignorante o por cerrado de mente, no termino de entender.

El caso es que, según podemos leer en Gizmodo, Pizza Hut ha desarrollado una inteligencia artificial cuya misión es recomendarte qué comer en función de la situación meteorológica. Yo creo que podría dejarlo aquí, que cada uno se quede con sus reflexiones y, si acaso, ya lo debatimos en los comentarios, pero no sería profesional, así que tras tener conocimiento de esta innovación tecnológica, me he hecho algunas preguntas.

La primera es, claro, si el menú de esta cadena de pizzerías es muy distinto en Estados Unidos a lo que podemos encontrar en sus restaurantes en España. Así que como un buen periodista de investigación, siempre al filo de la noticia, he abierto mi software de VPN, me he conectado a uno de sus nodos de Estados Unidos y he accedido a su web. Decepción, no tienen sopas calentitas para los días de frío ni gazpacho frequito para estos días de calor (ojo, que no me lo invento, ya en 2011 PepsiCo pretendía introducir el gazpacho en Estados Unidos).

Mi gozo en un pozo: Pizza, alitas de pollo, pasta, acompañantes (patatas, bastones de queso, etcétera), postres y bebidas componen la oferta culinaria de Pizza Hut en Estados Unidos, y entre dicha selección la inteligencia artificial tendrá que esmerarse para elegir la mejor recomendación según temperatura, humedad, si llueve o está soleado…

Inteligencia artificial para elegir qué pizza te apetece

Sigo dándole vueltas al asunto, entiendo que la inteligencia artificial también aprenderá sobre los gustos del cliente y, quizá, con el tiempo, sea capaz de «aprender» qué especialidades de la casa le gustan más en base a la meteorología. Y sí que le veo sentido a que un servicio como UberEats, por poner un ejemplo, haga recomendaciones en este sentido, pues su catálogo es muchísimo más grande, y puede recomendar unos restaurantes u otros, o platos específicos de los mismos, dependiendo de si hace frío, entretiempo o calor.

No termino de entenderlo, sin embargo, en una cadena de restauración con una oferta tan concreta y, además, tremendamente atemporal (en el sentido meteorológico). Creo que hay otras muchas métricas de las que se podría alimentar una inteligencia artificial y que serían más útiles en este caso (calendario escolar, eventos deportivos, etcétera), que además serían de ayuda para un mejor aprovisionamiento de materia prima en los restaurantes.

Y en cuanto a la inteligencia artificial y la meteorología, también podría tener sentido emplearla, en base a las previsiones para los próximos días, para intentar aproximarse al volumen de pedidos y clientes que visitarán sus centros. ¿Día lluvioso? Más pedidos a domicilio. ¿Agradable día de fin de semana? Muchas más visitas a los centros comerciales y los cines y, potencialmente, a los restaurantes.

Es decir, quiero dejar claro que la aplicación de la inteligencia artificial al sector de la restauración me parece un gran avance, con muchísimas posibilidades. Sin embargo, creo que este enfoque en concreto es… no sé, no encuentro las palabras adecuadas para definirlo, aunque no sé si es por lo desconcertante del invento o porque de tanto hablar de pizzas me ha entrado bastante hambre. ¿Las encuentras tú? Me gustaría leerlas en los comentarios.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

4 comentarios
  • Demetrio_Diaz

    Guau, es como aquel episodio de la IA y la pizza de los Jóvenes Titanes en Acción.

  • Leonmafioso

    Jajajajajaja Gratos recuerdos!

  • doc

    La pregunta es ¿van a reemplazar las IAs todas nuestras tomas de decisiones, hasta las mas tontas? Espero que solo sea una moda pasajera porque sino vamos a terminar como obreras de un hormiguero.

  • LOL

    Deberían mejorar la inteligencia de entregas de pizza, las pedimos nosotros no el vecino y la ·@##@#½¬½~@#~@#~

Lo más leído