Neptuno » MuyComputer
[ Neptuno ]
Consiguen recrear la lluvia de diamantes de Neptuno

Consiguen recrear la lluvia de diamantes de Neptuno

Nuestro sistema solar está lleno de sorpresas que hemos podido conocer gracias a la exploración espacial, aunque algunas todavía no están comprobadas y son teorías "aceptadas" pero no definitivas. Una de las más curiosas asegura que en Neptuno llueven diamantes, un fenómeno que un grupo de expertos ha conseguido reproducir en laboratorio.Científicos del SLAC Laboratory de la Universidad de Stanford han logrado recrear las condiciones de Neptuno para que se produzca esa lluvia de diamantes, utilizando un sistema combinado de rayos láser de alta potencia. ¿Cómo ha sido posible? Fue lo primero que me pregunté yo también al empezar a leer el artículo. El equipo utilizó un material plástico conocido como poliestireno para simular una atmósfera rica en metano, una de las grandes claves de Neptuno. Tanto el plástico como el metano contienen átomos de hidrógeno y de carbono.Tenemos dado el primer paso, ahora toca recrear las condiciones de alta presión que "exprimen" las moléculas de hidrógeno y carbono y las convierten en diamantes.Para esto se utilizó el instrumental llamado "Materia en Condiciones Extremas (MEC)", que está situado dentro del "Linac Coherent Light Source (LCLS)" y puede combinar los pulsos de rayos X emitidos por el LCLS con rayos láser ópticos de alta potencia.Esto permitió simular la enorme presión que presente en gigantes como Neptuno, y su aplicación sobre dicho material plástico se tradujo en la formación de diamantes con un tamaño de unos pocos átomos.Los expertos afirman que en Neptuno esas lluvias de diamantes producen cuerpos de gran tamaño y que por tanto no se puede hacer una comparación directa con su experimento.Sin embargo su valor está fuera de toda duda ya que les ha permitido entender mejor el proceso de formación de aquellos y ha abierto además una nueva vía de estudio que puede extenderse a otros planetas.Más información: New Atlas.
3 comentarios2 shares
21/08/2017Isidro Ros
Localizan candidato a exoluna, tiene casi el mismo tamaño que Neptuno

Localizan candidato a exoluna, tiene casi el mismo tamaño que Neptuno

Un grupo de investigadores ha localizado un enorme cuerpo del tamaño de Neptuno que podría ser la primera exoluna identificada hasta el momento.Los términos "exo" indican que hablamos de planetas y satélites que están ubicados fuera de nuestro sistema solar. En el caso de una exoluna también cabe la posibilidad de que se encuentre orbitando alrededor de enanas marrones sin ningún tipo de problema, ya que son proyectos de estrella fallida con masas y temperaturas muy bajas.El nombre que recibe esa posible exoluna es Kepler-1625b I y se encuentra situada a 4.000 años luz de nuestro planeta, una distancia tan enorme que deja un cierto margen de error que impide a los expertos confirmar con total seguridad que se trate de un satélite.Los primeros datos obtenidos sugieren que este satélite se encuentra orbitando a una distancia de 1,3 millones de kilómetros de su planeta, un gigante con el mismo tamaño que Júpiter que tendría sin embargo diez veces la masa de aquél. Ambos cuerpos orbitarían una estrella que sería un 70% más grande que nuestro Sol.Como habréis podido imaginar la idea de que exista una luna del tamaño de Neptuno es simplemente increíble, no en vano hablamos de un planeta que tiene 24.746 kilómetros de radio frente a los 6.378 kilómetros de radio de la Tierra.Por otro lado también debemos tener en cuenta que el descubrimiento de exolunas puede contribuir en gran medida a la exploración espacial a muy largo plazo. Decimos esto porque ese tipo de satélites pueden llegar a ser lugares habitables o con condiciones más óptimas para una misión tripulada que los propios planetas que orbitan.Tenemos ejemplos claros de esto en Europa, la luna de Júpiter, un satélite que esconde un enorme océano bajo su superficie y que según algunos expertos podría albergar vida.Más información: SlashGear.Imagen de portada: Devian Art.
0 comentarios3 shares
29/07/2017Isidro Ros
Diez cosas interesantes sobre Neptuno, un vecino muy lejano

Diez cosas interesantes sobre Neptuno, un vecino muy lejano

Neptuno es uno de los planetas de nuestro sistema solar que menos atención y "cariño" ha recibido, tanto por parte de los medios como de los propios expertos, pero eso no quiere decir que sea un mundo aburrido, ni mucho menos.Actualmente Neptuno se mantiene como el planeta más lejano de los que forman el sistema solar (siempre por orden de cercanía al Sol), puesto que anteriormente correspondía a Plutón, hasta que acabó metido en la categoría de planeta enano.Como hemos adelantado en el título en este artículo vamos a hacer una recopilación con diez datos sorprendentes sobre ese lejano mundo de gas y hielo, que como sabemos comparte nombre con el dios romano del mar (Poseidón en la mitología griega).1-Es una bola azulada de hielo y gas con temperaturas gélidas Muchos creen que Neptuno es un gigante gaseoso puro, pero al igual que Urano presenta muchas diferencias con los que sí cuadran perfectamente en esa categoría, como Júpiter y Saturno.La más importante es que las capas inferiores del planeta están compuestas por grandes cantidades de hielo, lo que ha llevado a los expertos a encuadrarlo en la categoría de gigante helado.Ese color azul intenso que muestra se debe a los rastros de metano que se encuentran en las regiones periféricas exteriores. Su temperatura puede llegar hasta los -224 grados.2-Tiene catorce lunas, una de ellas con "sorpresa" Como suele ocurrir con los planetas de gran tamaño Neptuno tiene una gran cantidad de satélites. Los expertos han identificado 14 lunas, aunque la cifra podría ser mayor ya que no ha sido cerrada definitivamente.De esas lunas Tritón es la única que tiene una forma totalmente esférica y se cree que originalmente fue un planeta enano que acabó cediendo a la atracción del campo de gravedad del gigante helado.Se ha confirmado que Tritón es un cuerpo rocoso y helado, lo que lo convierte en algo muy parecido a Plutón, y que además tiene actividad volcánica. Es el cuerpo más frío de todos los conocidos en el sistema solar, ya que registra temperaturas de -235 grados. 3-Es el planeta más denso de los gigantes de gas del sistema solar Nuestro vecino azulado es el más alejado del Sol, pero también es el cuarto más grande del sistema solar (el tercero por masa) y el más denso de los gigantes de gas.Su masa es diecisiete veces mayor que la de la Tierra, y además es mucho más grande que nuestro planeta, como podemos ver en la imagen comparativa a escala que acompañamos.Para que comparéis mejor os damos dos datos, la Tierra tiene un diámetro ecuatorial de 12.742 kilómetros y Neptuno llega hasta los 49.244 km. 4-Su gravedad es parecida a la de la Tierra Como dijimos este gigante helado no cuadra en la categoría de gigante gaseoso puro, pero tiene cosas en común con aquellos, y una de ellas es que en teoría no podríamos pisar su superficie, nos iríamos hundiendo hasta llegar a su núcleo sólido.Sin embargo esa fuerza de gravedad que nos atraería hacia el núcleo del planeta es muy parecida a la que tenemos en la Tierra.Según los estudios más recientes la gravedad de Neptuno sólo supera a la de la Tierra en un 17%. Esto es posible porque aunque tiene 17 veces más masa también es cuatro veces más grande (por diámetro), lo que significa que esa masa se reparte y no queda tan concentrada.5-Tiene los vientos más potentes del sistema solar ¿Crees que un tornado da miedo? Sí, desde luego, ya que hablamos de vientos a más de 480 kilómetros por hora, pero con ese dato en mente imagina lo que puede hacer una corriente de vientos a 2.400 kilómetros por hora.Esa es la velocidad que alcanzan en Neptuno, y según los expertos es posible por la baja fricción que existe en la atmósfera del planeta, fruto de las bajas temperaturas y del flujo continuo de gases. 6-Un año en Neptuno equivale a 165 años terrestres El año en nuestro vecino azul, entendido como el tiempo que tarda en completar una vuelta alrededor del Sol, equivale a 165 años en la Tierra.Esto quiere decir que un humano no llegaría a vivir un año completo en Neptuno, y siguiendo la esperanza de vida media actual ni siquiera lograría llegar al medio año neptuniano.Sin embargo un día dura apenas 16 horas y 6 minutos, debido a la alta velocidad del planeta sobre su propio eje. Un día en la Tierra dura 24 horas, así que podemos ver claramente la diferencia.7-Tiene anillos, pero muy tenues Al igual que otros planetas de gran tamaño como Júpiter el planeta del dios del mar tiene anillos, aunque son muy tenues y débiles.Están compuestos mayoritariamente de partículas y restos de polvo y roca, con una base de carbono que los hace más parecidos a los de Júpiter que a los de Saturno o Urano.En total se han identificado cinco anillos con tamaños muy dispares. Los más pequeños rondan unos 100 kilómetros de ancho, mientras que los más grandes llegan a los 5.000 kilómetros. 8-Su clima es extremo y muy activo Los gigantes de gas se caracterizan por tener tormentas muy activas y de gran envergadura, y en este sentido Neptuno no es una excepción.Ya hemos visto que sus vientos pueden alcanzar los 2.400 kilómetros por hora, pero además se han identificado zonas donde se provocan cúmulos tormentosos enormes de consecuencias impresionantes.Uno de ellos se denominó como "La Gran Mancha Oscura", una zona que se comparó con la "Gran Mancha Roja" de Júpiter, pero que al final acabó siendo asimilada como una gran depresión de la atmósfera de Neptuno.Su tamaño era similar al de la Tierra.9-Es pequeño "desconocido" incluso para los expertos Está claro que sabemos cosas de Neptuno y que no es un completo extraño para nosotros, pero hasta 1989 los datos que teníamos de dicho planeta eran mínimos.Dicho año estuvo marcado por la visita al planeta de la sonda Voyager 2, que nos ayudó a conocer un poco mejor a este gigante de gas y a conseguir datos e información importante.Sin embargo no se han producido misiones posteriores para continuar con su estudio, y todavía hoy no hay planes para hacerlo. 10-Está muy lejos y podría tener un núcleo con diamantes enormes Sabemos que es el último planeta del sistema solar y que por tanto hace falta mucho tiempo para llegar hasta él, ¿pero sabes cuánto?No podemos darte una cifra exacta, pero en su momento la misión Voyager 2 (lanzada en 1977) tardó 12 años en llegar. Por su parte New Horizons, lanzada en 2006, tardó nueve años en llegar a Plutón, que está todavía más lejos que Neptuno.Por último otro dato curioso, y es que se cree que el núcleo de Neptuno podría estar formado de diamantes gigantes, aunque sería imposible conseguirlos, al menos con los medios actuales.Enlaces de interés: Especiales MC.
21 comentarios33 shares
12/03/2017Isidro Ros
Hay algo extraño orbitando el Sol más allá de Neptuno

Hay algo extraño orbitando el Sol más allá de Neptuno

Los científicos han descubierto que más allá de Neptuno, planeta que como sabemos se encuentra casi al límite de nuestro sistema solar, hay algo extraño que orbita el Sol de una manera única, en un plano casi perpendicular al del resto de planetas y en la dirección opuesta a ellos, es decir, gira hacia atrás.De momento los expertos están desconcertados y se preguntan qué puede ser lo que provoca que Niku, nombre que han dado a ese extraño objeto, se comporte de esta manera.Algunos señalaron que este comportamiento tan diferente al del resto de planetas podría deberse a la influencia que ejercería sobre él el misterioso Planeta Nueve.Ya hemos hablado sobre dicho planeta en otros artículos, aunque debemos tener claro que los astrónomos todavía no terminan de ponerse de acuerdo y muchos desmienten esa teoría, ya que indican que Niku está demasiado cerca del sistema solar como para ceder con tanta fuerza a la influencia de otro planeta.No hay duda, Niku ha puesto patas arriba a los expertos y de momento este pequeño cuerpo de apenas 200 kilómetros de diámetro nos deja más preguntas que respuestas.Tal y como indica Konstantin Batygin, uno de los primeros en teorizar sobre el Planeta Nueve, encontrar algo sorprendente y nuevo que no puedes explicar en las inmediaciones del sistema solar es muy emocionante porque deja las puertas abiertas a posibles sorpresas.Más información: The New Scientist.
8 comentarios15 shares
12/08/2016Isidro Ros
[ ]