YouTube, demanda tras demanda

YouTube, demanda tras demanda

Parece que está de moda demandar a YouTube. Si la semana pasada era Telecinco, ahora le toca el turno al grupo italiano Mediaset, que ha demandado al servicio de vídeos on-line por utilizar contenidos sin autorización previa.  El grupo pide nada menos que 500 millones de euros por la violación de derechos de autor en la que estima que incurre  YouTube. Estas demandas se unen a una lista que se alarga por momentos.

 

Es curioso que grupos mediáticos como Telecinco que hacen un uso tan habitual de los vídeos que aparecen en el portal propiedad de Google para sus informativos o programas de zapping, acusen a YouTube de utilizar sus contenidos.

El portal de vídeos de Google se ha defendido en anteriores ocasiones de  acusaciones similares apelando a la participación de los usuarios en esta plataforma de vídeos on-line. Según fuentes de Google, “YouTube tiene una clara política que se refleja en sus términos y condiciones de uso disponibles en la página web“.

 

 



 

Otras actitudes

Estas dos cadenas de televisión dominadas por Berlusconi no son las únicas que han interpuesto demandas contra YouTube. Antes, el gigante audiovisual Time Warner o la cadena francesa TF1 ya habían llevado a los tribunales al portal de vídeos en streaming por colgar sus programas en la Red. Además, otras ocho compañías del mundo de la música y el deporte como la discográfica Bourne e incluso la propia liga inglesa de fútbol también han llevado a los tribunales a YouTube.

Sin embargo, otras cadenas nacionales han hecho suyo el refrán de “si no puedes con el enemigo, unéte a él“. Televisión Española y Antena 3 han creado canales propios en YouTube (Rtve y Antena 3) desde donde se pueden ver sus series o programas. Además, estas dos televisiones disponen de sitios web desde donde los usuarios gratuitamente pueden ver los programas con una calidad óptima por lo que visualizar la versión de YouTube a menor resolución pierde sentido. En el caso de la televisión pública se denomina Tve a la carta, en cambio Antena 3 incluye los vídeos en Programas.

 

Muy al contrario de lo que pasa en el sitio web de Telecinco, donde la calidad de los vídeos no es muy alta. Esto hace que los usuarios intenten ver sus series favoritas por otros medios como YouTube.

Existe el problema adicional de la falta de regulación que establezca límites claros a nivel internacional para difundir productos audiovisuales por Internet.

 

 

  • Share This