Nokia y Microsoft se alían

Nokia y Microsoft se alían
11 de febrero, 2011

Es oficial y si por separado no han podido competir con Apple y Google, Nokia y Microsoft han confirmado una alianza para crear un “nuevo ecosistema móvil global” que comprende la inclusión del sistema operativo Windows Phone 7 en los terminales móviles Nokia como principal plataforma, la inclusión de Nokia Maps en Bing, la integración de la tienda de aplicaciones y contenidos Ovi Nokia en Microsoft Marketplace o la incorporación de Bing y adCenter en el software y hardware de Nokia.

Estaba cantado y ya os lo avanzábamos. Por un lado, Nokia era ‘una plataforma petrolíferas en llamas’ según su CEO con pérdida constante de cuota de mercado en smartphones y por otro, Windows Phone 7 tras una cuantiosa inversión no había logrado entusiasmar al personal con una cuota de mercado estimada del 2 por ciento.

Una alianza (amplísima) en principio ventajosa para ambos (principalmente para Microsoft) y que va más allá de utilizar el sistema operativo de Microsoft en los teléfonos Nokia bajo los siguientes puntos:

* Inclusión de Windows Phone 7 en todos los terminales Nokia futuros.

* Plan de desarrollo compartido para adecuarse a la evolución futura de productos móviles.

* Bing será el corazón de los servicios de búsqueda en el software y hardware de Nokia.

* Microsoft adCenter ofrecerá los servicios de búsqueda de publicidad en Nokia.

* Nokia Maps se convertirá en la oferta de sistemas de mapas en Microsoft (Bing Maps)

* Microsoft proporcionará herramientas de desarrollo para crear aplicaciones en los terminales Nokia.

* El Ovi Store de Nokia se integrará en el Microsoft Marketplace.

* Desarrollo conjunto de nuevas tecnologías en dispositivos móviles

En cuanto a Symbian quedará como franquicia y MeeGo seguirá ‘explorándose’ en el futuro. O sea, en la práctica, los dos sistemas estarán "muertos" en unos cuantos meses. Una pena principalmente por MeeGo, un Linux de gran potencial que hubiera sido una gran plataforma de futuro. Las necesidades de Nokia a corto plazo lo han impedido.

Los resultados de esta alianza no son fáciles de predecir. Nada más conocerse el acuerdo las acciones de Nokia se desplomaban un diez por ciento por lo que no parece que los inversores vean esta alianza con tanto optimismo como en principio pudiera parecer. Obviamente la cuota de mercado de ambos aumentará pero ¿será suficiente para competir con Android, RIM y los iPhones de Apple?

Veremos. En principio Nokia gana un poderoso socio pero pierde la independencia de la que ha hecho gala la compañía finlandesa confiando su futuro al desarrollo del software de Microsoft, un arma de doble filo con dependencia casi absoluta.

Por el lado de Microsoft la operación parece bastante más rentable aunque la alianza con Nokia le puede costar el apoyo de otros fabricantes como Samsung, LG o HTC que seguramente aumentarán su apuesta por Android cuando comprueben la gran extensión de este acuerdo con Nokia.

En todo caso era obligado un golpe de efecto especialmente en Nokia y ya ha llegado. Las dos compañías estaban de capa caída en el sector del móvil inteligente de gama alta y esta alianza puede suponer su despegue. Potencial no le falta, pero cuidado, la unión de dos gigantes no siempre resulta en un conjunto ganador y ambas tendrán que trabajar en mucho más que meter Windows Phone 7 en los Nokia.

Tendremos más información del acuerdo y su extensión en el Congreso de Barcelona y suponemos que en breve tiempo serán anunciados los primeros terminales Nokia con Windows Phone 7.

  • Share This