web stats

Análisis Acer Aspire S7, primer contacto

Análisis Acer Aspire S7, primer contacto

Windows 8 ya está aquí y la avalancha de productos especialmente diseñados para sacarle partido comienza a llegar. Hemos tenido la oportunidad de probar el Acer Aspire S7,  uno de los primeros Ultrabook diseñados por y para el nuevo sistema operativo de Microsoft, equipado con un impresionante dotación técnica y una pantalla táctil de alta definición. Estas son nuestras impresiones.

El nuevo Acer Aspire S7 presume de un perfil de solo 1,19 centímetros, gracias a un nuevo chasis de aluminio de una sola pieza y un gran ejercicio miniaturización tecnológica. En su interior, un potente procesador  Intel Core i7-3517U , 8 Gbytes de RAM de serie y un SSD de 256 Gbytes se encargan de propocionar un soporte ideal para que Windows 8 y cualquiera de sus aplicaciones funcionen con total fluidez.

Análisis Acer Aspire S7, primer contacto

Uno de los aspectos que más nos ha convencido del Ultrabook de Acer es su excelente pantalla. El panel IPS de 13,3 pulgadas detecta hasta 10 puntos de presión al mismo tiempo, tiene una resolución nativa de 1.920 x 1.080 píxeles y está construido con tecnología Gorilla Glass 2. De los gráficos se encarga la solución integrada Intel HD 4000, con potencia más que suficiente para el escenario al que va dirigido.

Ficha técnica

En lo relativo a la conectividad, el Acer Aspire S7 cuenta con lo imprescindible, teniendo en cuenta su tamaño: así, incorpora dos puertos USB 3.0, una salida micro HDMI, lector de tarjetas y salida de auriculares. La firma asiática incluye en el pack dos adaptadores que permiten obtener una toma Ethernet y una salida VGA estándar. La oferta se completa con soporte para WiFi 802.11 b/g/n y Bluetooth 4.0.

El equipo proporcionado por Acer para la prueba no es una versión final, razón por la que no publicamos los resultados de nuestros test de rendimiento. Dejando a un lado los números, este equipo ofrece una gran experiencia de uso con Windows 8; de manera intuitiva, es fácil usar al mismo tiempo la pantalla, el teclado y el trackpad para navegar por el sistema de manera ágil y productiva, aprovechando los pequeños “trucos” que contiene la propuesta de Microsoft.

 

En términos de potencia, hablamos de un portátil capaz de ejecutar cualquier aplicación sin ningún problema y que maneja con soltura escenarios multitarea. No hemos notado problemas de temperatura (un mal casi endémico en equipos tan finos), pero cuando exigimos el máximo a la máquina el sistema de refrigeración se hace notar un poco más de lo esperado. Esperemos que el control de ventilador se afine con la versión final.

Para mejorar la interfaz de usuario, la marca apuesta por una nueva versión de Acer Ring. La solución nos parece más vistosa que eficaz en la práctica, aunque debemos reconocer que funciona de manera fluida y es fácil integrarla con el resto de aplicaciones y funciones del sistema.

Análisis Acer Aspire S7, primer contacto

El modelo que hemos probado del Acer Aspire S7 tendrá un precio recomendado de 1.699 euros y ya está disponible en los distribuidores habituales. Más adelante veremos también una versión con pantalla de 11,6 pulgadas con micro Intel Core i5 y SSD de 128 Gbytes por 1.599 euros.