Italia prohíbe la imposición de Windows en PCs nuevos

Italia prohíbe la imposición de Windows en PCs nuevos
25 de octubre, 2014

Windows en PCs nuevos

El Tribunal Supremo italiano ha declarado ilegal la práctica de obligar a los usuarios a pagar por una licencia de Windows pre-instalado cuando compran un nuevo PC.

“Una victoria para el software libre sobre el ‘impuesto de Microsoft'”, titula en un artículo la Free Software Foundation, con el anuncio de una sentencia que puede ser relevante en la industria tecnológica.

Ya sabes de qué va esto del Windows en PCs nuevos. Compras un ordenador nuevo y con mínimas excepciones, los mayoría de fabricantes pre-instalan sistemas operativos Windows. Y no es voluntario, tanto si lo quieres o no, lo vayas a usar o no, instalando sistemas alternativos como GNU/Linux o incluso otro Windows del que tuvieras una licencia anterior.

Eso se ha acabado en Italia al sentenciar el supremo sobre una demanda de 2005 interpuesta por un usuario con el apoyo de la Asociación de Consumidores ADUC y la Free Software Foundation Europe que reclamaba el derecho a un reembolso de la licencia Windows de la computadora que compró.

El Supremo italiano lo razona de la forma siguiente: “El software pre-instalado no es como la venta de un coche con sus componentes (las 4 ruedas, el motor, etc.) que, por tanto, se venden de forma conjunta. La compra de una ordenador con software pre-instalado requiere que el usuario apruebe dos contratos diferentes: el primero cuando compra el equipo, y el segundo, cuando enciende el equipo por primera vez y está obligado a aceptar o no los términos de la licencia del software pre-instalado”.

“Por tanto, si el usuario no acepta la licencia de software, tiene el derecho a mantener el ordenador e instalar otro tipo de software sin tener que pagar por la licencia de Windows”.

En base a esta sentencia, los fabricantes en Italia estarán obligados legalmente a reembolsar ese dinero si un comprador quiere poner otro sistema operativo en el equipo y no acepta el contrato de licencia. Según el fallo (en línea con otros anteriores del sistema judicial francés), toda práctica comercial que impida al usuario obtener un reembolso se enfrenta con las normas que protegen la libertad de elección del consumidor y la libre competencia entre las empresas.

El fallo también obliga a los fabricantes a publicitar el valor del reembolso de la licencia de Windows en PCs nuevos y el procedimiento para que los usuarios soliciten el reembolso si así lo desean. ¿Un peldaño más hacia el Windows gratis?

 

  • Share This