Resident Evil Origins Collection, análisis

Resident Evil Origins Collection, análisis
24 de enero, 2016
Total48
  • Calidad gráfica
  • Jugabilidad
  • Ambientación
  • Rejugabilidad
  • Sonido

Capcom nos ha sorprendido lanzando un interesante pack para PC llamado Resident Evil Origins Collection, en el que encontraremos los juegos Resident Evil Remaster HD y Resident Evil Zero Remaster HD, siendo éste la última novedad de la compañía nipona.

No hay duda de que hablamos de una de las franquicias más queridas de la historia del videojuego y que la misma goza de buena salud a pesar de las críticas que ha recibido, algo comprensible tras el salto directo a la acción que vemos en Resident Evil 6, un juego que sin embargo tiene un punto diferente y resulta recomendable, siempre que nos quitemos los prejuicios y tengamos claro que en él no vamos a encontrar lo mismo que ofrecían los clásicos.

Sin embargo con este pack Capcom vuelve a los orígenes de la saga, recuperando esa esencia de survival y puzzles que tanto nos gustó en sus primeras entregas, y que en lo personal creo que llegó a su punto álgido en Resident Evil Code Veronica.

Pero no es momento de recordar, sino de analizar, así que nos ponemos manos a la obra, no sin antes matizar que el análisis sale un poco después del lanzamiento de Resident Evil Origins Collection porque obviamente no me era posible terminar ambos juegos en un día o dos, y no hago análisis de aquello que no he podido probar a fondo.

Equipo de pruebas, ajustes y rendimiento

Hemos probado la versión de PC de ambos juegos con todos los ajustes de calidad al máximo y resolución 1080p en el siguiente equipo:

  • Intel Core i5 4690K @ 4,1 GHz.
  • 16 GB DDR3 a 2.133 MHz.
  • GTX 970 con los últimos controladores.

El resultado ha sido perfecto, 60 FPS bloqueados y totalmente estables, sin picos raros ni nada extraño, lo que deja claro que Capcom ha hecho un buen trabajo.

Para los que tengáis equipos más modestos os confirmamos que a partir de una GTX 650 o una HD 7770 y un Core i3 o FX serie 4000 el juego funciona a la perfección, garantizando más de 30 FPS incluso en las peores situaciones.

1 (2)Resident Evil Remaster HD

Este juego llegó originalmente a la veterana GameCube como una exclusiva que convirtió a dicha consola en algo mucho más deseable, luciendo una calidad gráfica fantástica que en esta versión ha sido mejorada, aunque debemos hacer algunos matices.

A nivel técnico es una maravilla, incluso a pesar del tiempo que arrastra, gracias a las mejoras que se han introducido en el modelado y texturizado de los personajes, así como en los escenarios, que no sólo tienen un aspecto mucho más limpio y definido, sino que además presentan efectos de luces y sombres muy trabajados, incluso a pesar de que no son poligonales, sino pre-renderizados.

Las diferencias frente al original de GameCube son claras, y si queríais disfrutarlo en 1080p desde luego es una excelente elección, aunque hay dos cosas mejorables. Por un lado la calidad de los vídeos, que en algunos casos llega a ser bastante floja, y también la de ciertos escenarios en determinadas localizaciones, ya que presentan una especie de “alta definición emborronada” que impide al juego llegar al sobresaliente.

Una pena, porque en general las sensaciones que transmite a nivel gráfico son muy buenas y se ven empañadas ocasionalmente por lo que comentamos más arriba.

1 (4)

Jugabilidad e historia

Pasamos a otros dos puntos importantes. El juego mantiene la jugabilidad clásica aunque incluye un nuevo modo de control que en general resulta más cómodo, en el que corremos en función de la fuerza que hagamos sobre el stick analógico. La respuesta es buena y no hemos notado nada raro, así que no hay nada que objetar en este sentido.

Tenemos todas las armas, puzzles y localizaciones del juego original, con algunos añadidos en forma de trofeos. Inicialmente tenemos tres modos de dificultad, entre los que hemos optado por el equivalente a “normal”, y podemos decir que bajo dicho modo el nivel de desafío es bueno para alguien que no lo haya jugado antes.

El desarrollo del juego tiene todo lo que podemos esperar de un Resident Evil a la antigua usanza, muchos puzzles, cámaras fijas, munición bien ajustada aunque no por ello escasa si usamos la cabeza, y enemigos bien colocados, con situaciones y emboscadas que han sido muy bien planteadas.

Se mantienen los zombis especiales “Crimson Heads”, una mutación que sufren los zombis normales que matamos de forma estándar (sin volarles la cabeza) cuando llevan un tiempo en el suelo. Para evitarlo podemos quemarlos con queroseno.

1 (5)

La historia se mantiene en base como la del original, introduciendo algunos cambios a mejor, como el detalle de Lisa y su triste final. Buen desarrollo, el juego no llega a hacerse pesado, salvo quizá de forma puntual en algunos momentos si no lleváis los objetos adecuados y tenéis que dar rodeos, pero ya sabéis, eso forma parte de la esencia de los Resident Evil clásicos.

Os recuerdo que el juego incorpora grandes cambios frente al original de PS1, así que si jugastéis a aquél no os preocupéis, será una experiencia casi totalmente nueva.

2 (2)

Resident Evil Zero Remaster HD

Otra de las grandes exclusivas de GameCube, y otro clásico que se convirtió en objeto de deseo, aunque no pudo evitar ganarse algunos detractores debido a que en algunos aspectos buscaba innovar de una forma que no terminó de convencer a todo el mundo.

En lo que respecta a calidad gráfica es soberbio, superior al Resident Evil Remaster HD, algo que se deja notar especialmente en los escenarios, que gozan de una nitidez fantástica, sin ese aspecto “deslucido” que vimos en algunas zonas del primero.

Su calidad gráfica no tiene nada que envidiar a juegos más actuales, siempre que entendamos las limitaciones que plantean los escenarios pre-renderizados y el sistema de cámaras fijas que respaldan a éstos.

A esto se une un modelado y texturizado excelente, tanto de personajes como de enemigos, y unos efectos de luces y sobras muy trabajados, que consiguen en conjunto una ambientación y un acabado que en este caso sí sería de sobresaliente, de no ser por la calidad de las cinemáticas, que una vez más dejan mucho que desear.

2 (4)

Jugabilidad e historia

Al igual que el anterior cuenta con un sistema de control nuevo que hace las cosas más fáciles, aunque el planteamiento de los botones en el mando difiere del visto en Resident Evil Zero Remaster HD, un detalle que hace que tengamos que pasar una pequeña “fiebre” hasta acostumbrarnos.

Con todo la respuesta es perfecta, tanto Rebecca como Billy se controlan de maravilla y aporta elementos muy originales que dan frescura al juego, siendo el más importante sin duda la posibilidad de controlar a ambos personajes.

Cada uno tiene sus propias habilidades y ventajas, siendo además necesaria su cooperación para resolver puzzles, así que debemos ser estrategas y planificar bien nuestros movimientos.

Podemos entenderlo mejor con un ejemplo. Billy es bueno luchando contra enemigos, lo que implica que es mejor usarlo a él para limpiar zonas, pero no puede mezclar plantas, por lo que en esa tarea es necesaria Rebecca.

Hay más detalles que hacen únicos a ambos personajes y la idea me gustó mucho en su momento. Hoy por hoy me sigue gustando, aunque en algunos momentos me ha resultado un poco tediosa, algo que en sí no es malo, ya que como dijimos es algo inherente a los Resident Evil clásicos.

La historia es muy interesante y nos invita a seguir avanzando en el juego, aunque deberemos hacer frente a nuevos enemigos, entre los que destacan los zombis sanguijuela, y también a un nuevo sistema de gestión de objetos sin baúles.

2 (1)

Este fue quizá el cambio que mayor polémica generó, ya que nos obliga a dejar los objetos que no podemos llevar o que no necesitamos de momento en habitaciones del juego. Dichos objetos quedan en ellas de forma permanente, lo que nos obliga a volver para recuperarlos.

Lo dicho, unido a que las armas potentes ocupan dos huecos y sólo tenemos seis por personaje refuerza ese esfuerzo de estrategia al que hicimos referencia anteriormente. Desde luego al principio se puede hacer raro, pero al final de acabas acostumbrando.

No podemos terminar sin hacer referencia a una de las grandes novedades jugables de esta entrega, el modo Wesker, que nos permite jugar toda la aventura con dicho personaje y disfrutar de su “mirada fulminante”.

Conclusiones

Capcom ha hecho un gran trabajo, en concreto un trabajo notable que nos deja muy satisfechos, aunque en lo personal creo que podrían haberse esforzado un poco más en pulir esos pequeños detalles que impiden que podamos considerarlo como sobresaliente.

Hablamos de los fallos a nivel gráfico que hemos puntualizado, pero también sentimos que podrían haber añadido algún detalle más que alargue la vida de ambos juegos, más allá del citado modo Wesker.

Con todo un pack altamente recomendable, tanto si jugaste a los Resident Evil clásicos como si no, y que además ofrece un buen valor calidad-precio, ya que incluye ambos juegos por un precio de 29,90 euros.

Buen trabajo por parte de Capcom, ahora quedamos a la espera de un Resident Evil 2 Remake, juego que puede ser un auténtico bombazo y un superventas absoluto si la firma nipona pone el cuidado necesario.

  • Share This