Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Sony Cybershot DSC-T700

La Sony DSC-T700 es una pequeña joya tecnólogica que permite hacer fotos excelentes de la forma más sencilla posible. Pequeña, elegante y con sistemas automáticos para que el usuario sólo se preocupe de disfrutar. Mejora a su predecesora ampliando la memoria a los 4 Gbytes y con la mejor pantalla LCD que hemos visto en una compacta.

Publicado el

Las cámaras digitales han sido uno de los productos tecnológicos que más rápidamente se han hecho con el mercado, desplazando a sus antecesores analógicos en tiempo récord. Desde el primer momento los consumidores vieron las innumerables ventajas de la nueva tecnología y optaron (a pesar de la notable diferencia de precio) por dar el salto a lo digital.

 

Los fabricantes saben que ha comenzado una nueva etapa. Casi todo el que quiere tiene ya una cámara digital y las compactas han bajado los precios a límites impensables hace sólo un par de años. Hoy día no es díficil hacerse con una cámara de calidad por menos de doscientos euros y prácticamente todas las grandes marcas ofrecen un amplio surtido donde escoger.

 

La carrera por los megapíxeles se ha terminado o al menos se ha ralentizado notablemente. Ahora empiezan a entrar en juego nuevos factores antes secundarios: diseño, tamaño, facilidad de uso, tamaño de la pantalla LCD… y las empresas intentan aportar ese valor añadido que necesitan para que su producto arañe en un mercado cada vez más estratificado.

 

Los últimos estudios de mercado aseguran que cada vez es más habitual que haya más de una cámara en casa y, por supuesto, no todos tenemos los mismos gustos y necesidades. Para destacar entre esa vorágine de nuevos modelos es necesario ir un paso más allá y lanzar productos innovadores.

 

Sony presenta una cámara que aporta, además de la calidad habitual de la casa, un diseño fantástico, un control completamente táctil y un halo de exclusividad que resultará irresistible para muchos.

 

Hay cinco acabados disponibles.

 

Todo sea por el diseño…

 

Sony lleva tiempo apostando por compactas muy delgadas en su serie DSC. En esta nueva evolución han conseguido reducir el tamaño hasta en un 30% respecto a su predecesora. La T700 cerrada es un bloque metálico muy fino y con un diseño francamente espectacular. Nuestro modelo tenía un color gris antracita metalizado muy atractivo y la marca ofrece cinco acabados entre los que escoger.

 

La cámara pesa más de lo que parece. Su chasis totalmente metálico (incluyendo botones, tapa de la batería…) tiene buena culpa de ello pero, al mismo tiempo, aporta resistencia y un tacto insuperable, muy lejos del plástico tan habitual en este tipo de dispositivos.

 

 

La DSC-700 es un poco mayor que una tarjeta de crédito.

 

 

Para conservar una apariencia tan espectacular Sony ha eliminado casi todos los botones que podemos ver en otras cámaras, dejando únicamente el de encendido, el de disparo, uno para activar la reproducción de fotos y una palanca para controlar el zoom.

 

Al deslizar la tapa frontal la cámara se enciende de forma automática, dejando a la vista el objetivo Carl Zeiss con un zoom de 4 aumentos y el flash. La parte trasera está presidida por una imponente pantalla que ocupa la casi totalidad del cuerpo anticipando que nos encontramos ante un dispositivo táctil. El LCD de la Sony DSC-T700 tiene 3,5 pulgadas y una resolución de 921.000 pixeles (la anterior tenía 320.000). La calidad de visualización es impresionante (de lejos, la mejor pantalla que hemos visto en una cámara) y uno de los puntos clave del producto, como veremos posteriormente.

 

Sony apuesta por tecnología propietaria (conector y tarjetas Memory Stick).

 

La marca incluye , además de la cámara, un cargador externo para la batería, un cable para conectarla al televisor, el conector USB, un puntero de plástico y software y drivers para Windows.

 

 

¿Y qué hay de nuevo?

 

Lo visto hasta ahora son algunas novedades sobre lo que ofrecía la DSC-T300 (su antecesora) y, a priori, tenemos un producto que compite con varios modelos de su misma clase (compactas muy finas y con buen diseño) que fueron surgiendo siguiendo la estela de las buenas ventas de la anterior Cybershot. En Sony parecen haber seguido el dicho de “si funciona no lo toques” y se han limitado a mejorar lo que ya era un gran producto.

 

La memoria interna ha pasado de 15 Mbytes a nada menos que 4 Gbytes. Esto supone que la mayoría de usuarios no tendrán que preocuparse por adquirir una tarjeta adicional y que, si queremos, podremos ampliar la capacidad de la cámara hasta los 20 Gbytes de almacenamiento. La apuesta de Sony por los formatos propietarios continúa, así que tendremos que adquirir una Memory Stick Pro Duo II.

 

Sería un desperdicio usar esta ingente cantidad de memoria únicamente para almacenar las fotos antes de llevarlas al PC. La T-700 puede hacer mucho más con ellas. Podemos navegar por carpetas, visualizarlas como una presentación, retocarlas, eliminar los ojos rojos y muchas cosas más desde la pantalla táctil. Las opciones son tan variadas que podremos dejar las fotos listas para imprimir desde la cámara (una posibilidad interesante ahora que se popularizan las impresoras con puerto PictBridge y con lectores de tarjetas).

 

La mejor opción para disfrutar de las fotos es conectar la cámara a una pantalla de alta definición (es una lástima que Sony no incluya en cable en el paquete, aunque está disponible de forma opcional). Podemos configurar la presentación a nuestro gusto (por fecha, solo una carpeta, nuestras favoritas…) desde la cámara y disfrutar de las imágenes en cualquier parte, sin necesidad de un ordenador.

 

Si queremos dar un paso más nada mejor que instalar el software incluido, Sony Picture Motion Browser (sólo disponible para Windows), con el que podemos aprovechar al máximo sus funcionalidades. Además de gestionar todas nuestras fotografías y realizar multitud de tareas relacionadas con los contenidos multimedia queremos destacar una función que permite reenviar las imágenes tomadas a la cámara a una resolución ajustada para su LCD, ocupando poco espacio pero permitiendo llevar con nosotros un enorme catálogo de fotos que podemos mostrar cuando queramos.

 

Merece la pena dedicar un tiempo a dominar el software porque realmente aporta valor al hardware y es un complemento perfecto para una cámara de este tipo por su facilidad de uso y posibilidades.

 

Hablemos de fotografía

 

Más allá de todo lo anterior (que algunos usuarios considerarán accesorio y otros fundamental), la DSC-T700 es una de las mejores compactas de su categoría.  La Cybershot está diseñada para realizar de forma automática gran parte del trabajo para que los resultados sean óptimos sin ningún conocimiento por parte del usuario. Cuenta con autoenfoque, estabilizador óptico, detector de sonrisas, modo “easy” y escenas predefinidas para dar y tomar (incluso tiene un modo “inteligente” que selecciona la escena según lo que estemos enfocando).

 

La pantalla táctil es útil para navegar por los menús pero su precisión usando los dedos deja bastante que desear. Sony incluye en el paquete un puntero (de diseño muy poco afortunado) que mejora la experiencia de uso, pero obliga a cargar con un accesorio más. La agilidad con la interfaz aumenta con el uso, según nos acostumbramos a la respuesta pero es un aspecto que la compañía debería mejorar en futuros modelos.

 

Aunque cuenta con un modo manual muy completo (incluso es posible seleccionar el enfoque con el dedo en la pantalla), realizar más de dos ajustes en la LCD es tedioso y resultará frustrante a los usuarios acostumbrados a sacar el 100% de las compactas. Desde luego no es su publico objetivo y está más enfocada a  “disparar y disfrutar”.

 

La calidad de las imágenes es muy buena. El color y el contraste de las fotos es excelente y las escenas se presentan vivas y luminosas. Jugando con las sensibilidades notaremos algo de ruido a partir de ISO 800 y superiores pero nada grave. Especialmente destacable es el buen funcionamiento del sistema detector facial, que cuenta con una precisión asombrosa y selector para niños o adultos.

 

La Sony tampoco se libra de una pequeña distorsión en la lente tan característica en cámaras de este tamaño pero que será prácticamente imperceptible en usos domésticos como impresiones a 10 x 15 o al visualizaras en una pantalla de televisión. Una mejora destacable de esta nueva DSC-T700 es la velocidad de disparo: tarda 1,7 segundos en realizar el primer disparo y alcanza los 2,1 en modo ráfaga con flash.

 

 

Conclusiones

 

La Sony DSC-T700 es una joya del diseño tecnólogico que permite hacer fotos excelentes de la forma más sencilla posible. Gustará a los usuarios que quieren obtener buenas fotos sin complicaciones (ni siquiera notaran los automatismos que hay detrás de cada disparo) y les interesa compartirlas desde la misma cámara, o conectándola a la TV.

 

Su precio de 380 euros (IVA incluido) no es precisamente económico, pero esta Sony aporta valores añadidos como la calidad de construcción, su pequeño tamaño o una excelente pantalla que además es táctil. Existen competidoras de aspecto similar pero sin el acabado ni la calidad óptica que tenemos con esta compacta de Sony.

 

Esta apuesta por el diseño y la portabilidad es, además de su mayor virtud, un posible handicap por las limitaciones que conlleva. Las limitaciones fisicas de un cuerpo tan fino se han solventado con innovación tecnológica pero en su rango de precios encontramos compactas mas completas, con mejor óptica y muchas más posibilidades para usuarios medios y avanzados. La misma Sony tiene en su catálogo productos que cubren ese vacío ampliamente.

 

Si realmente buscamos un producto fácil de usar, de pequeño tamaño y con un diseño casi perfecto la DSC-700 es una de las mejores opciones del mercado.

 

 

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Análisis

COUGAR 700M eSPORTS: calidad a buen precio

Publicado

el

El ratón es un periférico básico en el mundo del PC. Con él controlamos tanto la interfaz del equipo como nuestras aplicaciones y juegos favoritos, y por ello debemos ser muy cuidadosos a la hora de elegirlo, ya que no ofrecerá la misma experiencia un modelo de gama baja que uno de gama media pensado para gaming, como el COUGAR 700M eSPORTS, por ejemplo.

Si vamos a utilizar el PC a un nivel básico no tendremos que complicarnos demasiado, ya que nos bastará con un ratón sencillo que ofrezca una buena ergonomía. Por contra, si vamos a jugar y queremos disfrutar de una buena experiencia de uso es recomendable buscar modelos más avanzados que hayan sido diseñados para gaming, ya que cuentan con un conjunto de prestaciones avanzadas y opciones de personalización que marcan la diferencia frente a las soluciones “estándar”.

En este artículo vamos a compartir con vosotros nuestra experiencia con el COUGAR 700M eSPORTS, un ratón gaming que hemos tenido la oportunidad de probar durante una semana y que nos ha dejado un buen sabor de boca.

Como siempre os daremos una visión general del ratón, un resumen con sus especificaciones más importantes y os contaremos nuestras impresiones para que tengáis una idea clara de lo que ofrece el COUGAR 700M eSPORTS. Sin más empezamos, pero antes queremos dar las gracias a COUGAR España por enviarnos una muestra.

Primer vistazo y especificaciones clave

El COUGAR 700M eSPORTS es un ratón que por precio podemos considerar como de gama media, pero lo cierto es que por calidad de acabados y diseño encaja mejor dentro de la gama media-alta. Su aspecto futurista llama la atención, pero no se ha sacrificado ergonomía a favor del diseño, algo muy importante que debemos tener en cuenta.

Nada más sacarlo de la caja el COUGAR 700M eSPORTS transmite buenas sensaciones: su chasis de aluminio y los materiales utilizados son de alta calidad y ofrecen un tacto sobresaliente. El cable está trenzado y tiene una longitud más que suficiente para conectarlo sin problemas.

Como dijimos el diseño es atractivo pero la ergonomía es buena. En los laterales tenemos una terminación en goma rugosa y contamos con una gran cantidad de botones adicionales ubicados en el lateral izquierdo. Todos son de fácil acceso, cómodos de utilizar y se pueden personalizar sin problemas utilizando el software dedicado de COUGAR.

La iluminación LED RGB es bastante discreta ya que se limita a una pequeña apertura en el frontal, aunque la verdad es que queda bastante bien y le da un toque único y original. Las opciones de personalización se reducen al color central y al efecto a mostrar: respiración o permanente. También podemos desactivarla.

En la parte posterior encontramos una rueda metálica que actúa como regulador del soporte para la palma de la mano. Con ella podemos levantarlo o bajarlo para adaptarlo a nuestro tipo de sujeción favorito, algo que sin duda se agradece ya que como sabemos no todo el mundo coge el ratón de la misma manera. También tenemos un botón dedicado que nos permite regular los DPI con un simple click (4 niveles diferentes).

A continuación os dejamos un resumen con las especificaciones clave del COUGAR 700M eSPORTS:

  • Tecnología láser con sensor ADNS-980. Hasta 12.000 DPI.
  • Procesador ARM Cortex-M0 de 32 bits integrado y 512 KB de memoria interna para grabar hasta tres perfiles diferentes.
  • Tasa de refresco: 1.000 Hz / 1 ms.
  • Construcción en aluminio y plástico.
  • Cable trenzado de 1,8 metros con conector USB chapado.
  • Microinterruptores OMRON de alta calidad (vida útil de 5 millones de pulsaciones).
  • Aceleración máxima: 30G.
  • Velocidad máxima de rastreo: 150 IPS.
  • Iluminación LED RGB personalizable.
  • Cuatro botones personalizables de fácil acceso.
  • Software COUGAR UIX SYSTEM para instalación y configuración.
  • Peso: 110 a 130 gramos (regulado con pequeñas pesas en el centro).

Nuestra experiencia

Como hemos dicho anteriormente la primera impresión que transmite el COUGAR 700M eSPORTS es muy buena. Su calidad de construcción se deja notar desde el primer momento y se extiende a todos los aspectos del ratón. La posibilidad de personalizar el peso y la elevación del apoyo de la parte trasera son todo un acierto. En mi caso levanté un poco dicho soporte, ya que tiendo a coger el ratón con toda la mano.

La ergonomía es muy buena, aunque la goma rugosa de los laterales tienen un tacto resbaloso que hace que el agarre no sea del todo perfecto y empaña un poco el conjunto. No es un problema grave, pero es un detalle que hay que tener en cuenta como punto de mejora en futuras revisiones del ratón.

La instalación y la configuración es muy sencilla gracias al software COUGAR UIX SYSTEM, que cuenta con todo lo necesario para configurar el ratón a nuestro gusto. Su interfaz es bastante simple y está totalmente en castellano, aunque da una ligera sensación de que todo está demasiado “compactado”. Raya a un buen nivel, pero creo que le vendría bien un pequeño lavado de cara para que todo luzca más “limpio”.

Durante esta última semana he probado el ratón tanto trabajando como jugando y mi experiencia ha sido muy positiva. El COUGAR 700M eSPORTS es un ratón muy cómodo y preciso, todos los botones han funcionado a la perfección y los clics se marcan con una gran suavidad.

En juegos he dedicado la mayor parte el tiempo a probarlo en Destiny 2 (tanto PVP como PVE) y League of Legends, dos títulos en los que el ratón juega un papel fundamental, y debo decir que no me ha defraudado. La respuesta del ratón ha sido sobresaliente, sin fallos en las marcaciones de los clics, y ha mantenido una precisión muy buena en todo momento.

Comparado con otros ratones que he podido probar y que tienen un precio similar (entre 60 y 70 euros) tengo claro que el COUGAR 700M eSPORTS ofrece una experiencia por encima de la media, y esto lo convierte en una opción muy recomendable.

Conclusiones

El COUGAR 700M eSPORTS es un ratón de alta calidad que ofrece un agarre casi perfecto, una ergonomía muy buena y un rendimiento a la altura de lo que podríamos esperar de un ratón de gama media-alta.

Su precio ahora mismo ronda los 71 euros de media, una cifra muy buena teniendo en cuenta su calidad de construcción y el valor que ofrece, ya que logra superar a modelos de otros fabricantes que tienen precios más elevados.

Si buscas un ratón que te permita disfrutar de una buena experiencia en cualquier juego y que además puedas utilizar en tu día a día sin problemas y no quieres gastar más de 80 euros el COUGAR 700M eSPORTS es una excelente opción.

Valoración final
9 NOTA
NOS GUSTA
1.-Alta calidad de construcción.
2.-Muchas opciones de personalización.
3.-Buen valor calidad-precio.
A MEJORAR
1.-Software mejorable a nivel de interfaz.
2.-Los laterales rugosos no ofrecen un agarre perfecto.
RESUMEN
El COUGAR 700M eSPORTS es un ratón gaming que ofrece una calidad de construcción muy buena, un diseño muy cuidado y una experiencia de uso sobresaliente. Es fácil de usar y de configurar, altamente personalizable y en general ofrece un gran valor para lo que cuesta.
Calidad de construcción9.5
Rendimiento9
Instalación y software8.5
Calidad/Precio9

Continuar leyendo

Análisis

Análisis: Go Vacation (Nintendo Switch)

Publicado

el

En el panorama de los juegos para consolas hay de todo tipo de géneros, subgéneros, protogéneros… todo un universo de temáticas y estéticas con lo que exprimir las mentes y reflejos además de las prestaciones de las consolas. Y luego hay simplemente juegos.

El Go Vacation no se escapa tampoco de las clasificaciones pero en el fondo es algo más sencillo. Es cierto que puede colocarse en la categoría de “Party Game” pero en el fondo solamente es una colección de juegos sencillos en los que por encima de la complejidad o el despliegue técnico se busca la diversión.

Se trata un poco de rescatar el espíritu Wii, donde todo era más sencillo y los monigotes de grandes cabezas se esforzaban alegremente en multitud de competiciones (recordad agotador el Wii Sports) como avatares incansables de nuestro yo pegado al sofá.

El espíritu de la Wii

Y es que el espíritu Wii está muy presente en este juego, tanto que es una especie de reedición del título desarrollado para dicha consola de Nintendo en 2011. Así que a pesar del relajante título y la ambientación en la paradisíaca playa de Kawawii (sí, termina en Wii) no esperemos que el juego transcurra en cómodas hamacas saboreando cócteles tropicales…

El Go Vacation es en realidad una colección de mini juegos clasificados en cuatro categorías que corresponden a cuatro zonas de la isla: el complejo marino, el complejo de montaña, el complejo nevado y el complejo urbano. Uno de los aciertos del diseño del juego es que podemos recorrer la isla y estos cuatro complejos libremente utilizando las múltiples opciones de transporte que ofrece la isla.

Vacaciones pero no relax…

Pero como anticipaba no se trata de dar plácidos paseos por la playa o tomarse un Bourbon delante de una chimenea disfrutando del paisaje de montaña. Estas vacaciones son esas en las que el típico amigo deportista te lía para meterte desde en un curso de parapente hasta una competición de volley playa.

En total 50 sellos que podemos obtener si completamos cada prueba, pero que aumentarán al final. Estos sellos no son solamente reconocimientos virtuales, cuando hayamos conseguido los primeros 20 sellos se nos asignará un terreno con una mansión que podremos configurar, amueblar y distribuir como queramos.

Mejorar nuestra mansión

Cuando superamos la primera fase de las actividades podremos acceder a nuevas modalidades de la misma actividad que nos permitirán al superarlas obtener puntos y acceso a más opciones para personalizar nuestra mansión. Una astuta estrategia por parte del gobierno de Kawawii para que nos convirtamos en residentes permanentes y paguemos nuestros impuestos allí.

En cuanto a la calidad del juego es complicado condensarlo pues se trata de muchísimos mini juegos en los que la jugabilidad varía mucho. Para comprobar la calidad de cada uno nada mejor que poner los Joy Con en las manos de un niño y una niña de 13 y 10 años respectivamente.

El veredicto es que los juegos en general tienen un manejo realmente sencillo y divertido, con grandes posibilidades de personalización, por ejemplo la selección de perros para la carrera de trineo. Además todos los días el juego nos hace llegar regalos que permiten cambiar de diseño los vehículos y animales con los que realizamos las actividades (como los patines, los Quad o incluso los caballo).

Conducir mola

Quizás los más divertidos sean los juegos de conducción y sorprendentemente el de parapente en el que tendremos unas vistas inmejorables de la isla desde arriba. Aunque sin duda y unánimemente lo más divertido sea competir contra otro o más jugadores y obviamente celebrarlo con bailes en los que deportivamente restregaremos nuestra victoria frente a los adversarios.

También han puesto de relieve lo “abierto” del mundo ya que se pueden probar algunas actividades sin necesidad de competir (por ejemplo desplazándonos con motos de agua). Además el mundo es interactivo y nos encontraremos con personas que nos piden favores a cambio de recompensas (encontrar objetos).

El juego repite de forma incansable los controles que tenemos que utilizar e incluso en la isla hay varias escuelas en las que podemos practicar para luego afrontar las competiciones. O lo que es lo mismo, es apto para niños de corta edad y personas con poco contacto con el mundo de las consolas.

Conclusiones: Diversión… mejor con humanos

El juego no es de los más adictivos ni por supuesto no pretende ser una representación realista de las competiciones que afrontaremos pero tiene tanta variedad de actividades que es difícil que nos aburra. Además hay que tener en cuenta que es un “Party Gane”.

Es decir, en vez de ser un desafío que superaremos en nuestra lóbrega habitación dejándonos la vista hasta completar el último nivel se trata de un juego desenfadado que sacaremos cuando tengamos invitados en casa para echar unas risas. Y para eso, es realmente insuperable y así quizás nos podremos socializar con personas reales.

Valoración Final
7.3 NOTA
NOS GUSTA
Recupera el espíritu Wii, sencillo de jugar y con mucha variedad
A MEJORAR
Demasiada repetición. Apto para un rango de edad muy acotado
Gráficos y sonido7
Jugabilidad8
Duración8
Originalidad6

Continuar leyendo

Análisis

CORSAIR K70 RGB MK.2: mejorando lo que parecía inmejorable

Publicado

el

El teclado CORSAIR K70 RGB MK.2 fue lanzado oficialmente el pasado 12 de junio. Este modelo es el sucesor del CORSAIR K70 RGB, una versión que he estado utilizando durante bastante tiempo como teclado principal tanto para trabajo como para mis ratos de ocio al PC y que me ha dado grandes momentos.

Mi experiencia durante los dos últimos años con el CORSAIR K70 RGB ha sido excelente y  además el teclado se ha mantenido como el primer día: no ha presentado el más mínimo síntoma de desgaste, la pulsación de las teclas sigue siendo perfecta, la iluminación brilla como siempre y el soporte a nivel de software de CORSAIR y de la comunidad siguen siendo sobresalientes.

Con ese precedente entenderéis por qué tenía tantas ganas de poder probar el CORSAIR K70 RGB MK.2, un modelo que como os dije al inicio podemos considerar como el sucesor del CORSAIR K70 RGB y que tenía un desafío importante entre manos: superar a un teclado perfecto. ¿Es esto posible? Os lo contaremos en este análisis, pero antes de arrancar queremos dar las gracias a CORSAIR España por enviarnos una unidad de prueba y por dejarnos trabajar sin prisas y con total libertad. Sin más preámbulos empezamos.

Primer vistazo y especificaciones clave

El CORSAIR K70 RGB MK.2 tiene un diseño y una línea muy parecida a la que vimos en el CORSAIR STRAFE RGB MK.2, un teclado que analizamos hace un par de meses en este artículo y que estaba terminado en una combinación de aluminio anodizado y plástico.

Pues bien, esto quiere decir que el CORSAIR K70 RGB MK.2 mantiene el formato, el diseño y la distribución de teclas multimedia dedicadas, así como la rueda de volumen, el botón que permite silenciar el sistema y los tres botones especiales para regular aspectos como el perfil en uso, el bloqueo de la tecla de Windows y la intensidad de la iluminación. También utiliza el diseño de tecla flotante, todo un clásico en los teclados CORSAIR de gama alta que ayuda a destacar el efecto de la iluminación LED RGB y que además facilita el proceso de limpieza, ya que no hay zonas “hundidas” en las que se pueda acumular la suciedad.

La diferencia más importante entre el CORSAIR K70 RGB MK.2 y el CORSAIR STRAFE MK.2 la encontramos en la calidad de acabados. El primero está terminado totalmente en aluminio anodizado, un material que le confiere una calidad de construcción totalmente premium que se deja notar desde el primer momento.

El CORSAIR K70 RGB MK.2 tiene una calidad de construcción perfecta que se deja notar en todos los detalles: desde el aluminio que lo recubre hasta el conector mallado que protege el cableado, sin olvidarnos además del reposamuñecas, que está fabricado en plástico duro y presenta un tacto muy bueno. Una vez colocado queda perfectamente encajado y no se mueve lo más mínimo, ni aunque levantemos en peso el teclado para moverlo.

En cuanto a las teclas CORSAIR ha mantenido la serigrafía con láser, lo que significa que no se verán afectadas por el paso del tiempo ni por el uso, es decir, que no se desgastarán y seguirán luciendo como el primer día incluso después de varios años de uso intensivo.

El tacto de las teclas es muy bueno y suave, la iluminación LED RGB es de gran calidad y los interruptores Cherry MX Red ofrecen una experiencia de uso verdaderamente única. Como ya he dicho otras veces son mis favoritos porque ofrecen un rendimiento muy bueno tanto trabajando como jugando gracias a su recorrido lineal, sus 2 mm de activación y sus 45g de fuerza. No son especialmente ruidosos, pero nos permiten sentir cada pulsación.

Como no podía ser de otra forma el software iCUE de CORSAIR nos permite configurar todos los aspectos clave del teclado, incluyendo desde los efectos de iluminación hasta la asignación de las teclas y los macros.

Antes de pasar al siguiente punto vamos a repasar las características más importantes del CORSAIR K70 RGB MK.2:

  • Marco de aluminio anodizado para aviones.
  • Dispone de 8 MB para almacenar diferentes perfiles
  • Retroiluminación LED RGB por tecla dinámica multicolor.
  • Interruptores Cherry MX Red (disponible en versiones brown, silent, blue y speed) con una vida útil de 50 millones de pulsaciones.
  • Incluye un puerto USB Pass Through integrado al lado de la salida del cable.
  • Controles dedicados para volumen y multimedia.
  • Reposamuñecas en plástico de alta calidad.
  • Reduce al 100%  el efecto fantasma: no importa lo rápido que pulsemos las teclas ni cuántas activemos de golpe, cada pulsación se registra correctamente.
  • Software iCUE para personalizar a fondo el teclado.
  • Cable mallado de 1,8 metros.
  • Ultrapolling de 1.000 Hz.

Nuestra experiencia

Nada más sacarlo de la caja el CORSAIR K70 RGB MK.2 deja claro que es un teclado premium y de gran calidad. Su robustez está fuera de toda duda, el tacto de las teclas y del reposamuñecas es excelente y el aluminio anodizado remata un conjunto que en definitiva resulta sobresaliente.

La ergonomía del CORSAIR K70 RGB MK.2 es otro punto que destaca. Escribir con él durante varias horas es muy cómodo y además todo funciona a la perfección, ya que no registra errores de pulsación y marca correctamente cada tecla. Escribir con él durante las últimas semanas ha sido para mí un auténtico placer.

En juegos el CORSAIR K70 RGB MK.2 ha estado a la altura de lo esperado. Su respuesta ha sido fantástica en todo momento, no importa lo rápido que te muevas o las combinaciones de teclas que pulses, funcionará sin problemas y sin retrasos (1 ms de respuesta). He probado el teclado en DOOM 2016, Destiny 2 (tanto PvE como PVP) y League of Legends, juegos que requieren una gran velocidad de respuesta y en los que el teclado puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso, y ha cumplido por completo mis expectativas.

No importa si vas a trabajar o a jugar a títulos de acción en primera persona, a juegos MMO o a otros centrados en la estrategia en tiempo real, el CORSAIR K70 RGB MK.2 está preparado para ofrecer una experiencia perfecta y dar la talla en cualquier escenario.

En cuanto al software iCUE nada que objetar. Es fácil e intuitivo, ofrece una gran cantidad de opciones de personalización, permite utilizar perfiles prediseñados por la comunidad y con las últimas actualizaciones ha recibido ese lavado de cara que tanto pedía en análisis anteriores.

Conclusiones

Con el CORSAIR K70 RGB MK.2 la compañía estadounidense ha conseguido lo que parecía imposible: mejorar el CORSAIR K70 RGB. El nuevo diseño le da un aspecto mucho más atractivo, el reposamuñecas ha mejorado de forma notable frente al original y la calidad de construcción es excelente. Estamos sin duda ante uno de los mejores teclados de gama alta que existen actualmente.

Los interruptores Cherry MX Red ofrecen una experiencia de uso simplemente perfecta y tienen una vida útil de 50 millones de pulsaciones, un detalle que unido a la serigrafía láser y al cuidado que ha puesto CORSAIR en la construcción del CORSAIR K70 RGB MK.2 nos garantiza que tendremos teclado para muchos años.

El CORSAIR K70 RGB MK.2 tiene un precio recomendado de 170 euros, una cifra bastante buena teniendo en cuenta el valor que atesora y lo que ofrecen otros fabricantes por ese dinero. Muy recomendable.

Valoración final
9,5 NOTA
NOS GUSTA
Gran calidad de construcción y acabado premium.
Interruptores Cherry MX Red.
Iluminación LED RGB de alta calidad.
A MEJORAR
Es un teclado sobresaliente, pero el precio es alto.
RESUMEN
El CORSAIR K70 RGB MK.2 es uno de los mejores teclados de gama alta que podemos encontrar actualmente en el mercado. Su alta calidad de construcción y el aluminio anodizado le dan un acabado único, y los interruptores Cherry MX Red lo convierten en un modelo todoterreno capaz de ofrecer una buena experiencia de uso en cualquier situación.
Calidad de construcción10
Experiencia de uso y software10
Iluminación LED10
Instalación y configuración9
Calidad/Precio8.5

Continuar leyendo

Lo más leído