Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Cámara PLC devolo dLAN LiveCam

Publicado el

Cámara PLC devolo dLAN LiveCam

Lo mejor de la cámara devolo dLAN LiveCam es que se trata de un modelo PLC y por lo tanto no necesita de ningún cableado especial ni de vídeo ni de Ethernet, sólo es necesario conectarla a la red eléctrica.

Aunque la conexión de cámaras IP de videovigilancia ha mejorado mucho en los modelos de la mayoría de fabricantes, que suelen hacer uso de asistentes que te llevan a buen puerto en pocos pasos, lo cierto es que hay muchos usuarios que por el tipo de perfil técnico que tienen (en este caso que «no» tienen) se ven incapaces de poner en marcha una.

Este es precisamente uno de los puntos fuertes de la devolo dLAN LiveCam, ya que puede estar lista para funcionar en unos pocos minutos. El proceso de configuración es, basicamente, el siguiente: seleccionamos el lugar donde queremos instalar la cámara (tiene una base que permite colgarla de la pared o del techo, o simplemente dejarla sobre una estantería, por ejemplo), la conectamos a la red eléctrica (cuenta con un cable de 2,5 metros) y la empezamos a usar mediante la aplicación gratuita dLAN Cockpit que está disponible en la App Store o en Android Market. Por cierto, podremos tener hasta siete dLAN LiveCam instaladas.

Eso sí, aunque no lo hemos dicho, para crear la red PCL, antes tendremos que haber conectado el adaptador a un enchufe y unirlo a nuestro router de ADSL mediante el cable suministrado. En la imagen de arriba podéis ver el adaptador (a la derecha) al que nos referimos.

Cámara PLC devolo dLAN LiveCam

 

Su carcasa blanca y particularmente compacta tiene unas medidas de 107 x 85 x 85 milímetros. La devolo dLAN LiveCam cuenta con un cabezal girable tanto en posición vertical como horizontal, y permite la orientación individual del área de grabación (ángulo orientable de 0 a 270º).

El objetivo de la cámara ofrece una resolución de vídeo de 640 x 480 píxeles hasta 20 frames por segundo y un ángulo de visión de lente de 130º. Los doce LEDs infrarrojos aportan una gran calidad de imagen, incluso en la oscuridad (visión nocturna) o con condiciones de luz desfavorables.

Su precio ronda los 128 euros.

Lo más leído