Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Está acabando el streaming con las descargas?

Publicado el

spotify-growth

Echad un vistazo a la gráfica que ilustra este artículo. Las barras azules muestran las tasas de crecimiento de las compras en las tiendas de música digital más importantes (iTunes y Amazon, entre otras) mientras que la línea negra representa los usuarios activos de Spotify (medida en millones). Parece evidente que la llegada de servicios de suscripción de música (con Spotify como líder indiscutible) está influyendo en la descarga de contenido.

Es probable que si hicieramos el mismo ejercicio con otro tipo de contenidos, como el vídeo, los resultados serían parecidos. Veríamos como servicios basados en el streaming y la suscripción, como Hulu o Netflix, crecen casi al mismo ritmo en el que los usuarios se preguntan hasta qué punto merece la pena comprar un contenido digital. ¿Quién será el primero en hacer algo parecido con videojuegos? (dejando a un lado modelos tipo PS Plus)

El mercado se está dando cuenta que la cantidad que podemos cobrar al usuario por un contenido digital no es suficiente para sostener un sistema basado en lo físico hasta hace muy poco tiempo. Los consumidores no compran música a un euro por canción ni películas a doce euros o, al menos, no lo hacen en número suficiente como para compensar a la cadena de valor necesaria para llevar ese producto a sus hogares.

Sí, es cierto que la muestra del gráfico se refiere a usuarios de EE.UU., que puede ser aventurado establecer una relación tan directa y que no se incluyen las descargas que no pasan por caja (tenéis una animada discusión sobre esto en digitalmusicnews) pero también lo es que algo está cambiando en el mundo de la distribución digital de contenidos. Nos quedamos con esa idea y os animamos a continuar el debate en la sección de comentarios; ¿el streaming acabará con las descargas?¿es solo una cuestión de precio?

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

4 comentarios
  • Curiosamente, yo dejé de utilizar Spotify en 2010; unos meses después de descubrirlo, ya que me di cuenta que tenía en cuenta más la disponibilidad que la «gratuitidad». Curiosamente también, ahora compro muchísima musica online (fuera de iTunes, por supuesto), cosa que antes no pasaba.
    No creo que acaben las descargas digitales ni de coña, porque como te digo, mi carpeta de XX Gb de música no la cambiaba por nada del mundo. Tengo lo que quiero escuchar cuando lo quiero escuchar y como lo quiero escuchar, no tengo que depender de que ninguna distribuidora quiera o no tener sus canciones en ninguna plataforma ni dependo tampoco de tener una conexión a internet cuando me apetezca oír música.

  • Rodrigo

    Acabará con las descargas el día que se tenga una buena conexión a internet en cualquier momento y cualquier lugar donde se encuentre una persona. En el caso de las películas considero que la gran mayoría de la gente las vemos en la sala de la casa, donde no es ningún problema tener conexión a internet. Pero para escuchar música mientras vas de la casa al trabajo o cuando sales de viaje debes de contar con un buen plan de datos, excelente cobertura por parte de tu operadora y traer el cargador del móvil a la mano porque la carga de la batería se consumirá más rápido.

  • zchronos

    Hay dos cosas que hace años eran evidentes pero que la industria se negaba a aceptar.

    1. La persona con nivel económico promedio QUIERE COMPRAR, QUIERE GASTAR SU DINERO en su música, película, serie de TV favorita, pero debido a las limitaciones geográficas, sólo unos pocos pueden darse el lujo de pagar una subscripción de cable premium o de importar los discos y pagar los impuestos correspondientes a la ADUANA.

    Es decir, ellos están dispuestos a pagar por DVD/Blu-ray de alta calidad, pero el riesgo y los gastos del envío (además del tiempo de espera) muchas veces les hacen desistir de éstas opciones y sólo unos pocos de éste grupo lo hacen.

    Resultado: La gran mayoría se descarga la serie que alguna amable persona sube a Internet.

    2. También hay quienes solo bajan un álbum de música, lo escuchan una vez y luego lo borran. Mismo caso con las películas, series de TV, etc. Para ellos es una molestia tener instalados programas de descarga o de andar comprando USB/DVD/DiscosDuros para almacenar su colección, así que el que les ofrezcan un servicio de streaming, incluso si la calidad es más baja que la versión descargable (menos bibrate en el video o en la música, etc) de todas formas a ése tipo de público no le interesa tener «excelente calidad», sino que prefieren «calidad aceptable» a la tener su colección en un solo lugar y esté disponible con su conexión a internet.

    En ambos casos hay formas de que la industria gane dinero, pero debido a su anticuado modelo de negocio, prefieren evitar por todos los medios el complacer a sus clientes y decide llamarles delincuentes, además de dificultarles todavía más las cosas para que disfruten de las obras que les gustan.

    Resultado: Algunos servicios de streaming terminan pasando capítulos con partes censuradadas, como la música en el episodio 8 de Girls und Panzer (cuestión de copyright, en el que en Japón era legal escucharlo pero fuera de ahí había que pagar otra vez). En fin, eso solo llevó a que la comunidad busque otras fuentes (torrents, mega, etc) para descargar el video y disfrutarlo.

    En conclusión, las descargar NO vana desaparecer, ya que existen muchos líos legales que se deben solucionar primero, e incluso si llegan a solucionarse (cosa que dudo), de todas formas existen dos tipos de mercado y por lo tanto habrán empresas que abarquen alguno y otras que abarquen el siguiente.

  • Con la reciente rebaja en los precios de HDD externos de 3TB y las conexiones de Internet aumentando cada día, sigo prefiriendo tener bien guardada mi colección de videos en HD, tanto series como películas, que entre todo son más de 200GB, y lo que aumente.

Lo más leído