Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Cómo elegir una tarjeta de memoria SD

Publicado el

SD

La explosión de ventas de smartphones y tablets ha originado un gran aumento de ventas de las tarjetas de memoria SD. un estándar Secure Digital introducido a finales de siglo que no se limita a esos dispositivos y que alcanza a todo tipo de productos electrónicos, incluyendo cámaras digitales, reproductores multimedia, consolas de juego y ordenadores.

El formato está cubierto por numerosas patentes y marcas registradas a través de licencias de la Secure Digital Card Association bastante restrictivas, ya que por ejemplo, no permite controladores de código abierto para lectores de tarjetas SD. Una capa abierta sobre el formato cerrado o utilizar el anterior estándar MMC, ya que SD soporta la norma. 

Dejando a un lado su problemática licencia, hoy en día Secure Digital domina por completo este sector del almacenamiento extraíble, aunque otros formatos como CompactFlash tengan cierta presencia en mercados profesionales donde se requiera aún mayores velocidades o capacidades, como la gama alta de cámaras réflex digitales, principalmente para grabación de vídeo o uso de archivos RAW.

Para el mercado general de consumo basta SD, especialmente en las últimas definiciones del estándar, que hoy revisamos en aspecto de velocidad, tamaño y capacidades.

Velocidad

Los fabricantes utilizan «clases» para medir la velocidad de una tarjeta de memoria SD. La Secure Digital Card Association que define el estándar no define las velocidades exactas asociadas a estas clases, pero proporciona directrices que los fabricantes deben seguir y el usuario conocer para ver su rendimiento. 

Actualmente, son seis clases las que podremos encontrar, grabadas en la propia tarjeta y en el embalaje de la tarjeta:

SD_2

Las cuatro primeras clase 2, 4, 6 y 10 son las más habituales y garantizan velocidades de transferencia de datos de al menos 2, 4 6 y 10 Mbytes por segundo. Como verás, básicamente, a mayor número mayor rendimiento, dependiendo del uso que vayamos a darle, desde un smartphone básico a un dispositivo que soporta grabación de vídeo Full HD que es una de las funciones más exigentes.

Para el que necesite más (especialmente profesionales) la asociación responsable sumo otras dos clases UHS (Ultra High Speed) 1 y 3 que están definidas por los logos que puedes ver más arriba y que garantizan velocidades de transferencia de datos de al menos 1o y 30 Mbytes por segundo, respectivamente. 

Las velocidades indicadas son las mínimas que una tarjeta debe ofrecer. Las máximas son muy superiores llegando a un máximo teórico actual de 102 y en un futuro hasta 312 Mbytes por segundo en las UHS 3. Además del número de clase, encontrarás nomenclaturas como SD, SDHC o SDXC que corresponden a las distintas versiones del estándar, velocidad del bus, capacidad permitida o versión de la especificación. Siguiendo las clases anteriores es suficiente para elegir una tarjeta.

SD_3

Será raro, pero si te encuentras con una tarjeta SD sin ningún tipo de identificativo, significa que corresponde a la clase ‘0’,. Estas tarjetas fueron diseñadas y producidas antes de la introducción del actual sistema de clasificación de clases. Más lentas, debes descartarlas directamente.

Tamaño físico

Diferentes dispositivos utilizan distintos tamaños de estas tarjetas, básicamente SD estándar, MiniSD y MicroSD.

303px-SD_Cards.svg

La imagen anterior muestra el tamaño de las tres, la primera la original y de mayor tamaño y la última, la más pequeña, la que se utiliza en casi todos los smartphones que se han comercializado en los últimos años.

Como son compatibles, el uso de adaptadores (normalmente incluidos en el kit de estas tarjetas) nos permite, por ejemplo, insertar microSD en SD y utilizarlo en otros equipos como ordenadores portátiles.

Capacidad

Como el resto de unidades de almacenamiento internas o externas, las memorias SD pueden tener distintas capacidades de almacenamiento.

Las antiguas SD variaban entre 1 MB y 2 GB, mientras que SDHC alcanza los 32 Gbytes. La última versión de la norma SDXC amplía la capacidad hasta un máximo teórico de 2 Tbytes. A nivel comercial ya podemos encontrar tarjetas de memoria con 128 Gbytes y dispositivos que la soportan.

Como en el caso de la velocidad, a más capacidad mayor precio aunque la verdad es que este tipo de memorias están muy baratas, encontrando (en España) modelos de 8 GB clase 4 desde 2 euros, o 16 GB clase 10 desde 15 euros. 

Imágenes: Wikipedia| Shutterstock

 

 

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

9 comentarios
  • Nillo

    Algo que los macqueros no pueden meter en sus iPhones, una tarjeta SD.

  • mk

    por lo menos tengo actualizaciones de S.O. gratuitas, y la tienda de app no esta llena de apps basura con malware incluido

  • Nillo

    Que yo sepa las actualizaciones en cualquier sistema operativo móvil son gratuitas y la App Store tampoco se libra del malware: http://www.xatakamovil.com/aplicaciones/la-app-store-no-es-infalible-investigadores-cuelan-una-aplicacion-con-malware

    Tus argumentos no tienen mucho sentido.

  • Nillo

    @jranchal:disqus para la semana poderíais hacer una guía sobre memorias USB, estaría bien.

  • pero pagas un precio que no vale todo por un OS con linda cara, para lindas caritas, mejor pagate una p*ta

  • Si dado que no hay ningun standar en pendrive, he visto USB 3.0 de kingston incluso no pasar los 3mb/s en algunos modelitos baratos, y eso no te lo dice nadie, y he visto algunos sin marca moverse a 18mb/s

  • Nillo

    Yo tengo dos USB 2.0 de Kingston, uno tiene una velocidad de 6 mb/s y el otro unos ridículos 2 mb/s.

  • Lo dejamos pendiente. Gracias

  • Si, viste, es increible, el clasico travelstar de plastico transparente, es el mas malo de todos, pero te lo venden como si fuera un standar los 2.0, que la realidad es que transfieren a 1.1

    los unicos kingston que vi andar bien son los negritos retractiles que usan controlador Toshiba

Lo más leído