Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google Glass, del cielo al infierno

Publicado

el

Google Glass

Desde hace bastante tiempo os estamos informando sobre Google Glass, el invento de Google que se suponía que iba a traer la realidad aumentada a las calles, además de incorporar otras características.

El proyecto hace dos años fue acogido con una gran expectación y prometiendo ser el gadget del futuro, sin embargo con el paso del tiempo, lejos de ganar adeptos, los ha ido perdiendo, circulando últimamente por Internet muchos artículos cuestionando el futuro de Google Glass.

¿Por qué el entusiasmo por Google Glass ha caído?

Al parecer hay dos factores que han afectado, y mucho, a la trayectoria de Google Glass a nivel comercial. En primer lugar tenemos su elevado precio, los 1.500 dólares estadounidenses que cuesta el gadget echan para atrás para cualquiera, haciendo que solo los más adinerados se atrevan a experimentar con algo que no se sabe si les va a gustar o no, además de que hoy en día hay muchos dispositivos más útiles a precios más asequibles. El mismo Astro Teller, responsable de Google X Lab, reconoció que el gadget tendría que ser más barato para poder abrirse hueco en el mercado, según declaraciones hechas a CNet.

Segundo, las diversas campañas en contra del aparato, en MuyComputer nos hicimos eco de la demoledora opinión en contra que recibió Google Glass por parte de Geek Beat, en la cual dejaban bien claro (en su opinión) todas las carencias del aparato en prácticamente todos los apartados, incluidos ergonomía y batería, siendo estos dos aspectos críticos que pueden echar para atrás a quienes tenían las intención de comprar unas Google Glass.

¿Está herido de muerte Google Glass?

Los factores descritos en el apartado anterior han hecho que la mayoría de los desarrolladores que tenían algo planeado para ese gadget hayan decidido abandonar, obvio, no hay mercado suficiente para poder compensar los gastos que supone programar para Google Glass.

Parece que el gigante de Internet va a tener que sacarse alguna jugada maestra de la chistera si no quiere ver a Google Glass en el ataúd, así que se ha planteado reducir de forma drástica el precio, pudiendo situarse en torno a 375$, poniéndose así al nivel de otros aparatos que últimamente frecuentan en las casas, como las tablets o los smartphones.

Apasionado del software en general y de Linux en particular. El Open Source, la multiplataforma y la seguridad son mis especialidades.

Lo más leído