Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Satellite Radius 11: probamos el nuevo convertible de Toshiba

Publicado el
Satellite Radius 11: probamos el nuevo convertible de Toshiba 31

Toshiba entrega con su Satellite Radius 11 un equipo que será visto con buenos ojos por muchos usuarios: convertible de 11″, pantalla táctil, diseño digno y Windows 8.1 actualizable a Windows 10 sin problemas. Todo por poco más de 400 euros.  Sobre el papel, un equipo bastante completo, capaz de adaptarse a presupuestos ajustados. ¿Qué encontramos en su interior? Procesador Intel Celeron de doble núcleo a 2.16 GHz, 4 GB de memoria RAM, y 500 GB en su disco duro interno.

En el campo de la conectividad ofrece un puerto USB 3.0, otro USB 2.0, y conexión HDMI. El conjunto se completa con una webcam HD para un equipo que se queda en los 1,3 Kg de peso y que promete una autonomía de 5,5 horas. Y es precisamente la autonomía probablemente el gran fallo de este equipo. Porque de las 5,5 horas que podríamos difrutar en condiciones óptimas, en realidad vamos a descubrir que si utilizamos vídeo o aplicaciones intensivas (el propio Google Chrome es una de ellas) la «vida útil» de este Toshiba apenas supera las cuatro horas. Suficiente en algunos escenarios, pero que tal vez resulte escaso teniendo en cuenta la extrema movilidad a la que en teoría apunta este portátil.toshiba_radius3

 

Más que plástico

Las cosas como son. A un equipo que cuesta poco más de 400 euros, no le podemos pedir grandes virguerías en diseño. Y sin embargo este Satellite Radius cumple de forma digna. A pesar de estar construído completamente en plástico, consigue huir de la imagen de portátil barato que proyectan muchos equipos de esta categoría.

Descubrimos en este sentido un equipo bien diseñado, con un trackpad lo suficientemente amplio como para trabajar en un tamaño reducido (si bien es demasiado ruidoso), bisagras metálicas que permiten girar la pantalla hasta 360 grados sin temor a que se puedan partir (un problema más frecuente del que pensamos) y un teclado bien posicionado.

Tal vez el único pequeño defecto que encontramos es que el recorrido de las teclas es demasiado corto y el tacto de las mismas demasiado duro y áspero, mostrando que aquí no se han escogido los mejores materiales.

En este sentido el Toshiba Satellite Radius 11 es un equipo que puede funcionar bien si no tenemos que escribir grandes textos, o si vamos a utilizar el teclado de forma puntual. Un uso prolongado del mismo no es precisamente la mejor experiencia del mundo.

Por lo demás, al cerrar la pantalla del equipo, destaca su elegante tapa en gris plateado, con un «Toshiba» minimalista que parece anunciar un equipo de mayores prestaciones de las que en realidad ofrece, lo cual una vez más, todo el mérito para el departamento de diseño de la empresa japonesa.

toshiba-satellite-radius11-4

Rendimiento en el escritorio

Pese a que estamos ante un dispositivo que ofrece a sus usuarios 4 GB de RAM y 500 GB de almacenamiento interno, la escasa potencia que todavía muestran los Intel Celeron se cobra aquí su precio. Es cierto que la mayor parte del tiempo el Toshiba Satellite Radius funciona de una forma más o menos fluida, pero también lo es que no tenemos que hacer especiales esfuerzos para que empiece a mostrar sus carencias.

Utilizar un navegador exigente como Chrome puede ser en ocasiones un desafío para el equipo. Otros más ligeros como Firefox o el propio Internet Explorer funcionan razonablemente bien. Pero a los usuarios les tiene que quedar claro que es un equipo para navegar, utilizar alguna aplicación ofimática y consumir contenidos multimedia. Para muy poco más. Cualquier tarea que implique trabajar con programas como Phosothop, editar vídeos o jugar, por poner algunos ejemplos, si bien es posible llevarlas a cabo, la experiencia no nos va a dejar con ganas de repetir.

Seguramente obtendríamos mejores resultados si sustituyésemos su disco HD por una unidad SSD, pero en ese caso ya estamos hablando de otro precio. Y aunque es una operación que en este equipo parece bastante sencilla, tal vez no esté al alcance ni sea deseable para muchos usuarios.

toshiba_satelite_5

Rendimiento en modo tablet

La cosa cambia si nuestra intención es apostar principalmente por el modo tablet del equipo. Para esta función y con las apps que podemos encontrar en la Windows Store el equipo responde de forma notable. Por supuesto nos hubiese gustado en este terreno que el teclado se pudiese separar de la pantalla, pero aún sin ser así, como tablet no tiene nada que envidiar a las principales ofertas Windows que también podemos encontrar en la parte media del mercado.

¿Para quién es entonces este equipo? Más que para un usuario doméstico, el púbico ideal para el Toshiba Satellite Radius 11, es el perfil de un usuario de empresa que necesita la máxima portabilidad y que no va a ser especialmente exigente con el rendimiento del equipo. Comerciales, personal técnico, etc. van a encontrar en la oferta de Toshiba un equipo que cumple, que se muestra elegante y que como tablet funciona realmente bien a la hora de consumir contenidos.

Más allá de eso, estamos ante un equipo que dista de cubrir nuestras necesidades si lo que queremos es un ordenador para un uso diario e intenso y puede no encontrar su espacio sobre la mesa de una oficina. Pero como segundo equipo, por su precio ajustado, cumple con nota.

Notas finales

6Nota

Diseño8

Rendimiento6

Portabilidad9

Autonomía4

Lo más leído