Rodolfo de Juana, Autor en MuyComputer
[ Rodolfo de Juana ]
Análisis Assassin’s Creed: Origins (Xbox One S)
9review

Análisis Assassin’s Creed: Origins (Xbox One S)

Vuelta a los orígenes. Es lo que ha querido hacer Ubisoft con Assassin's Creed. Y no sólo porque la nueva aventura de la hermandad de los asesinos tenga como escenario el antiguo Egipto, sino porque de alguna forma, en "Assassin’s Creed Origins" la firma francesa plantea un reboot de la franquicia en toda regla: estrena modo de juego y todo un mundo abierto que deberemos explorar.Tras la irregular acogida que habían tenido algunas de las últimas entregas de la saga, Ubisoft ha demostrado que no se ha olvidado cómo hacer bien las cosas. Y sí, a los fans de Assassin's les ha costado tener que digerir más de un año de espera, pero como veremos a continuación, el resultado en muchos apartados de este título, es excepcional. Bayek el protector En "Assassin’s Creed Origins" nos encontramos bajo el reinado de Ptolomeo XII, en el año 49 antes de Cristo. Encarnamos a Bayek de Siwa, antiguo Medjay (protector de faraones) que tras un forzoso destierro vuelve a su pueblo natal para desde allí, luchar contra la injusticia que supone el nuevo orden imperial y de paso, saldar algunas cuentas.El argumento principal del juego explora en primer lugar la propia historia personal de Bayek: la relación con su familia, sus amigos y especialmente con su esposa Aya. De forma paralela sin embargo, encontramos cuadros de la historia del antiguo Egipto, a la que se asoman personajes como Cleopatra, Julio César o Pompeyo, protagonistas de uno de los periodos más convulsos del periodo helenístico (332–30 a. C.).Si bien el hilo argumental arranca con mucha fuerza, a medida que se suceden las misiones va perdiendo potencia. Entre otras cosas porque hablamos de una misión principal de unas 50 horas, con lo que técnicamente resulta muy difícil mantener un nivel narrativo que siempre brille a gran altura. Con todo, en nuestra opinión las luces superan a las sombras y si es cierto que hay momentos confusos o que no aportan mucho, también lo es que hay secuencias estupendamente guionizadas y con un gran sentido dramático.Pero si la historia principal es interesante, son las pequeñas historias secundarias las que dan más fuerza a este juego. Sí, las hay por supuesto que son puramente de "recadero" (proteger a alguien, buscar algo, etc.) pero hay muchas que en sí mismas son ricas en contenido y le dan una gran presencia horizontal a lo nuevo de Ubisoft.Menos interesantes son sin embargo, ciertos saltos temporales que nos llevan al presente, a ese "animus" que ya vimos en otras entregas de la saga, pero que no aportan demasiado al conjunto del juego.Mundo abierto y nuevo modo de juego "Assassin's Creed: Origins" no sólo estrena un mundo abierto, sino que ese mundo es enorme: casi inabarcable. Los números hablan: 28 misiones principales y 81 misiones secundarias. A esto hay que sumarle el hecho que deberemos asaltar transportes para conseguir materiales, cazar animales para obtener pieles, competir en carreras de cuádrigas, resolver acertijos en papiros, destruir monumentos, descubrir tumbas, asaltar fortalezas o tomar parte en combates de gladiadores. Tanto por hacer que si de verdad queremos implicarnos en el juego, estamos ante un título que supera las 100 horas.La segunda gran novedad es un modo de juego RPG que cuenta con todos sus elementos clásicos: nivel y puntos de experiencia, reunir materiales para fabricar armas, árbol de habilidades, etc. De alguna forma, en Origins el universo Assassins Creed toma elementos prestados de juegos como "The Witcher 3: Wild Hunt" y en menor medida de "Skyrim" y aunque el sistema de juego no es especialmente novedoso en este aspecto, lo cierto es que le sienta bastante bien.Además de controlar a Bayek, el jugador cuenta con la inestimable ayuda de Senu, águila a la que podemos llamar durante en el transcurso de una misión y que nos ayudará a localizar nuestros objetivos. La idea, curiosa en su concepción, funciona regular. Sobre todo porque el control mismo de Senu, no es sencillo. "Obligarle" a realizar giros en el aire, que explore la zona exacta que queremos sobrevolar, etc. se convierte en ocasiones más en un ejercicio tedioso que en algo con lo que realmente disfrutar. Pese a ello, el título gana con esas "vistas a ojo de pájaro" que muestran hasta qué punto se ha trabajado el aspecto gráfico en este título.A la hora de enfrentarnos al juego, Origins nos propone tres niveles de dificultad. En el intermedio, el apropiado para la mayoría de los jugadores destaca como no podía ser de otra forma, por su alto grado de jugabilidad, pero también por una dificultad menor a la esperada. En este sentido si nuestro personaje tiene el mismo nivel (o superior) al de la misión a la que se enfrenta, superarla con éxito a la primera no entraña demasiadas dificultades. Sólo si nos atrevemos con misiones para las que teóricamente no estamos preparados (nos lo indica el mismo juego en el indicador de la misión) vamos a enfrentarnos a esos desafíos en los que moriremos varias veces antes de dar con la solución adecuada.Sí ha mejorado en cambio la I.A de nuestros adversarios, obligándonos a tener que tomar decisiones estratégicas. "Assassin's Creed: Origins"  dice adiós a esos enemigos que esperan pacientemente a su turno para atacarnos y ahora, se coordinan, aprenden de nuestros errores y nos atacan en grupo. Esto nos obliga a tener que actuar con inteligencia (no valen ya los combates a campo abierto porque sí) y a aprovechar lo que nos puede ofrecer el terreno.Gráficos y apartado sonoro "Assasin's Creed: Origins" fue uno de los títulos que Microsoft escogió para demostrar las posibilidades de su Xbox One X en la pasada E3. No fue por casualidad. El juego es un auténtico espectáculo para los sentidos. Incluso en su versión para la generación anterior (en nuestro caso una Xbox One S), destaca por una calidad gráfica y una ambientación que le sitúan medio peldaño por encima de muchos otros títulos triple A.Pero más allá de la potencia gráfica, lo que encanta de este juego es cómo se ha recreado a toda una civilización hasta el último detalle: desde las grandes pirámides a los templos, desde las granjas a las carreteras polvorientas. Para alguien que haya visitado Egipto o que le interese el mundo del Egipto antiguo, la experiencia se disfruta aún más, ya que el propio escenario en el que se mueve Bayek se convierte en un personaje más. Como ya hemos apuntado a la hora de hablar del guión, en este apartado también podemos hablar de un juego muy "cinematográfico", que mezcla el juego en sí mismo, con todos esos escenarios que hemos visto en cientos de películas.Al final cuando analizo un juego, en el apartado gráfico más que adentrarme en cuestiones muy técnicas, prefiero dejarme arrastrar por sensaciones. ¿Qué despierta en mí esa propuesta visual? ¿Cómo respondo yo a lo que se me plantea a nivel de imágenes? Y aquí, lo repito una vez más, Ubisoft ha dado en el blanco. Sencillamente espectacular.En el apartado sonoro, el buen doblaje al castellano del juego consigue cerrar el círculo. Y no, no va a ser este un título que recuerde por su impresionante banda sonora. Pero cumple. No esperéis encontrar su "lista de temas" en Spotify (moda a la que cada vez se apuntan más estudios), pero desde luego, no desentona. Conclusiones "Assasins's Creed: Origins" va ser recordado como uno de los grandes títulos lanzados en 2017. Tanto por su planteamiento original como por el enorme calidad gráfica y su alta jugabilidad, estamos ante un juego que entrega decenas de horas de diversión que no caen en el terreno "repititvo" que observamos en otros juegos de tipo sandbox.El desarrollo de la historia principal, sin ser brillante, entrega momentos bien guionizados y narrados, que se asoman a algunos de los periodos históricos más interesantes de la humanidad. Sin embargo es en la calidad de muchas de sus misiones secundarias donde encontramos la auténtica riqueza de un título que siempre nos invita a explorar más.Si algún pero hay que ponerle, tal vez nos hubiese gustado una mayor complejidad a la hora de superar las misiones, además de evitar esos momentos superfluos que nos llevan al presente y que no aportan prácticamente nada al conjunto del juego. En definitiva, todo un regalo para los fans de la saga y una gran puerta de entrada para los que nunca hayan tratado antes con la hermandad de los asesinos.
9 comentarios2 shares
14/11/2017Rodolfo de Juana
Análisis Motorola Z2 Play
8review

Análisis Motorola Z2 Play

Lo vamos a confesar desde ya. Motorola es una de las marcas que más nos gustan en el mundo Android. No sólo porque la calidad media de sus dispositivos es notable, sino porque se preocupan por ofrecer al usuario una política de actualizaciones que ya quisieran otras marcas y entregan terminales sin bloatware, con una capa de diseño muy cercana al Android puro.Eso y muchas otras cosas es lo que encontramos en el "Motorola Z2 Play" nuevo gama media-premium de la firma y que destaca sobre todo por un original carácter modular que nos permite extender sus posibilidades casi tanto como queramos.A primera vista sin embargo, el smartphone no impresiona. "Acostumbrados" en los últimos meses a teléfonos que llevan al límite la ausencia de marcos, el Z2 Play con un diseño muy inspirado en el del iPhone 6S. Sus 5,5" se enmarcan en un chasis unibody de aluminio, situando en la parte inferior del mismo el clásico botón home con lector de huellas.Y aunque es cómodo en la mano, el carácter modular del mismo obliga a Motorola a entregar un teléfono ligeramente pesado (145 gramos) y no todo lo fino que nos gustaría en un smartphone de 2017 (6 mm). Sin embargo como veremos a continuación, si este es el precio que hay que pagar, realmente merece la pena.Más cerca de la alta gama Muchas de las especificaciones que Motorola incluye en este terminal lo sitúan directamente en la gama alta de cualquier fabricante. Su pantalla AMOLED de 5,5" (full HD), un almacenamiento interno de 64 GB (ampliable con tarjetas micro SD hasta los 256 GB), 4 GB de memoria RAM o una cámara de 12 MP con autofocus láser y flash LED dual son argumentos de peso.Si a esto le unimos una batería de 3000 mAh que lleva la autonomía del terminal hasta el día y medio, conectividad USB-C, carga inalámbrica o cancelación activa de ruido en el uso del micrófono, la cosa se pone seria.Si sin embargo no entra de lleno en esta categoría es porque su procesador (Snapdragon 626) y su GPU (Adreno 506) son precisamente eso: de gama media. Y que no se nos entienda mal. Es fantástico que así sea, si tenemos en cuenta que tenemos entre manos un smartphone que cumple de forma notable y en estos momentos cuesta menos de 500 euros.Pero que nadie se equivoque. Ni la velocidad del terminal, ni la calidad de su cámara o su rendimiento al trabajar con varias aplicaciones pesadas pueden compararse con los mejores del mercado. Y no podía ser de otra forma. Módulo aquí, módulo allá Más allá de sus especificaciones técnicas, su carácter modular es lo que realmente diferencia este Motorola Z2 Play de otros smartphones del mercado. Es cierto que no es el primer smartphone modular que se presenta y ahí está el LG G6 para demostrarlo. Pero sí es el primero que se presenta en este rango de precios.De forma bastante inteligente, lo que ha hecho Motorola es situar unos pequeños imanes bajo la tapa trasera del terminal, de modo que retirarla y colocar en su lugar otra con un módulo nuevo, se convierte en un juego de niños. En este terreno podremos acoplar a nuestro smartphone desde el altavoz JBL Sound Boost 2 que convertirá nuestro teléfono en un pequeño pero muy potente equipo de sonido, a la Moto 360 Cámara, que nos permitirá tomar fotos y grabar vídeos en 360 grados.En medio podremos obtener un extra de batería con su Moto Turbopower Pack o experimentar con la carga inalámbrica que nos proporcionan los nuevos Moto Style Shell en donde podremos escoger entre varios diseños. Todo esto sin olvidarnos de un proyector propio con una resolución de hasta 70" (Moto-insta-share projector) o un auténtico gamepad físico para nuestros juegos (Moto Gamepad).Por supuesto aquí la pregunta es obvia. ¿Merecen la pena? Aquí la respuesta no es otra que un gran "depende".  Con un precio de entre 50 y 200 euros, hay que tener muy claro que vamos a sacar todo el partido a esos módulos extra y que nos acabarán acumulando polvo en un cajón.En nuestro caso, nos ha sorprendido muy gratamente el módulo de sonido JBL y si queremos música en una habitación pequeña, es un extra casi obligado y del que vamos a disfrutar. El Turbopower Pack nos va a merecer la pena si somos viajeros ya que repetimos, la autonomía de este terminal sin añadirle ningún extra, es excepcional. Por otra parte, módulos como la cámara 360 grados o el gamepad de juegos, siendo de calidad nos convencen algo menos. ¿Son interesantes? Sin duda. ¿Pagaríamos cien euros más por tenerlos? Es algo que cada uno se tiene que plantear. Conclusiones En un momento en el que al mundo de la telefonía móvil se le acusa de conservadora y de escasa imaginación, la nueva propuesta de Motorola es más que interesante: poner en manos del usuario un terminal de buenas prestaciones, gran autonomía y enorme flexibilidad para configurarlo como quiera.Esto por supuesto ha obligado a la marca a asumir ciertos compromisos para no elevar el precio del smartphone: conformarse con un diseño "clásico", ofrecer un procesador "medio" y una cámara que en condiciones de escasa luminosidad sufre más de lo esperado.El verdadero potencial se desata por supuesto cuando hacemos uso de sus Mods. que en este caso se convierten en uno de los principales argumentos a favor de su compra. Sin los Mods, el Motorola Z2 Play pasa por un smartphone más, destinado a ser olvidado frente a la pujanza de las marcas chinas. Con ellos, consigue brillar con luz propia.
5 comentarios2 shares
06/11/2017Rodolfo de Juana
Análisis de Dishonored: La muerte del forastero
8review

Análisis de Dishonored: La muerte del forastero

Con "Dishonored: La muerte del forastero", Arkane Studios vuelve a trasladarnos a Karnaca, la fantástica y preciosista ciudad que protagonizó "Dishonored 2". En este spin-off de la saga encarnamos el papel de Billie Lurke, ladrona y mercenaria renegada, que siempre ha jugado un papel importante en todos los títulos de la serie: aliada de Daud en el Dishonored original y compañera de aventuras de Emily Kaldwin en Dishonored 2 bajo el falso nombre de Meagan Foster.Nuestro primer objetivo en el nuevo juego será liberar a nuestro antiguo compañero, Daud, secuestrado por la secta se los "sin ojos". Si lo conseguimos, el propio Daud nos descubrirá el auténtico propósito del juego: investigar hasta qué punto los "sin ojos" se han infiltrado en los núcleos de poder de Karnaca y sobre todo, acabar con "El Forastero".¿Y quién es "El Forastero"?  Sin entrar en demasiados detalles, "El Forastero" es una figura mítica que ha estado presente desde los inicios de la saga y que de forma más o menos arbitraria marca el devenir del universo del juego (por ejemplo otorgando poderes sobrenaturales a algunos de sus protagonistas).¿Por qué es necesario matarle? Porque según la lógica de Daud y muchos otros, la influencia del Forastero no siempre ha sido positiva y se le relaciona con prácticas de magia negra y en el origen de grupos de conspiradores poco recomendables. Sin embargo matar al Forastero se antoja una misión harto complicada: ¿se puede matar a un dios?Para fans de la saga Pese a que lo nuevo de Arkane se ofrece como un título independiente, en realidad es un producto destinado casi exclusivamente a fans de la serie. Resulta por lo tanto casi obligatorio estar familiarizado con los códigos y la historia que se nos ha narrado en las dos primeras entregas.Que no se me entienda mal: el título sigue siendo perfectamente jugable si entramos en el mundo Dishonored por primera vez. Sin embargo la experiencia sería bastante desconcertante: no entenderíamos la historia que nos cuentan sus personajes y probablemente no disfrutaríamos demasiado con la mecánica del juego.La mecánica por cierto, experimenta ligeros cambios en este spin-off. Además de seguir un hilo narrativo principal, en esta ocasión tendremos la oportunidad de emplearnos a fondo en misiones secundarias. Estas misiones se nos motrarán como "contratos" que podemos conseguir en el mercado negro de cada escenario.Al ser nuestro personaje una mercenaria, podremos aceptar todo tipo de encargos, siguiendo misiones que pueden incluir desde escarmentar a un rival incómdo, a encontrar un objeto perdido, algún robo ocasional o asesinar al líder de un grupo peligroso.Cada vez que completemos una misión secundaria recibiremos una recompensa, que podremos canjear en el mercado negro por armas o mejoras para nuestro arsenal. Teniendo en cuenta que la historia principal no es precisamente larga (deberíamos poder terminarla en menos de 10 horas), resulta más que recomendable exprimir este título apostando también por estas misiones.El gran cambio lo encontramos sin embargo, en la desaparición del árbol de habilidades. Arkane dice adiós a las runas que nos permitían ir  mejorando progresivamente las habilidades de nuestro personaje y a cambio nos recompensa con tres habilidades mágicas permanentes: Desplazar (podemos movernos de un punto a otro del escenario) Presagio (adoptamos una forma fantasmal que para el tiempo) y Semblanza (adoptamos el cuerpo de otra persona).  Se mantiene eso sí la posibilidad de encontrar y hacer uso de distintos amuletos.Si algo funciona, no lo toques El gran acierto de Arkane en este "Dishonored: La muerte del forastero" no es otro que el haber respetado la esencia de Dishonored 2. Exploraremos nuevos barrios de Karnaka y tendremos que enfrentarnos a nuevos enemigos, pero a nivel visual y en cierta medida en su dinámica, nada cambia.Void Engine sigue demostrando que se comporta de forma sobresaliente en un título que se presenta más como una "novela gráfica" que con la dinámica fotorealista que se ha impuesto en la mayoría de los AAA del mercado. Gana protagonismo sin embargo el aspecto sonoro. Y más que nunca, deberemos prestar atención a las conversaciones que se suceden en segundo plano, a los susurros que se escapan por debajo de las puertas e incluso al misterioso lenguaje de las ratas.Sin embargo y sin lugar a dudas porque este es un "juego menor", los escenarios son más limitados. Aunque los niveles siguen respetando el principio de "un problema, distintas soluciones", pronto descubriremos que los mapas han adelgazado...bastante. Seguiremos por supuesto pudiendo recorrer callejuelas y edificios, pero no con la profundidad ni el nivel de detalle que encontrábamos en Dishonored 2.De alguna manera estamos ante un título que premia más la acción que el anterior y en el que el sigilo no es tan importante. Esto no quiere decir sin embargo que no debamos seguir haciendo uso de nuestro ingenio para dibujar todo tipo de estrategias...pero repetimos: no es un Dishonored 3.Conclusiones Con un precio de 25 euros "Dishonored: La muerte del forastero" nos regala entre 10 y 20 horas de juego, dependiendo del número de misiones secundarias que completemos. Lo nuevo de Arkane ofrece en este sentido, bastante más que un DLC al uso y estamos seguros que no decepcionará a nadie que haya disfrutado de las anteriores entregas de la saga.Nos encontramos una vez más, con lo mejor de la esencia de Dishonored y tal vez solo podemos reprocharle el ahorro de extensión que se ha llevado a cabo en muchos escenarios o el tener que jugar con un personaje algo más "plano" al haber perdido el árbol de habilidades. Pese a ello, seguimos teniendo entre manos un título más que recomendable.Hemos analizado la versión de Xbox One.
0 comentarios2 shares
28/09/2017Rodolfo de Juana
Kaspersky pone el ransomware en el punto de mira en sus soluciones para 2018

Kaspersky pone el ransomware en el punto de mira en sus soluciones para 2018

Con nuevas tensiones geopolíticas de fondo, Kaspersky ha presentado esta semana su nueva línea de antivirus personales para 2018. Unos días después de la compañía rusa cerrase el conocido como el  "CIA backdoor" de Windows, Kaspersky ha querido salir al paso de las acusaciones que lo relacionan con el Gobierno de Putin y en la presentación de su nueva gama de soluciones, ha vuelto a mostrar su compromiso con la seguridad de sus usuarios.En este terreno Kaspersky renueva todas sus soluciones tanto para Windows como para Mac y dispositivos móviles, desde el más básico Kaspersky Antivirus al completísimo Total Security, que incluye desde protección para dispositivos móviles a un gestor de contraseñas, tecnología anti ransomware o protección para teclados virtuales (anti-keylogger). Entre las principales novedades que la compañía ha incluido en su línea de productos de este año destacamos las siguientes:Más efectividad contra ataques ransomware: nueva consola de seguridad que monitoriza las aplicaciones que pueden "esconder" este tipo de amenazas. Nuevo sistema de copias de seguridad, prevención de bloqueo del equipo y protección anti-ransomware cuando se reinicia el sistema operativo.Nueva tecnología anti-phishing: nuevo módulo especial para una mayor protección a la hora de hacer compras o transacciones financieras en Internet. Soporte para teclados virtuales.Más control parental: nuevo Kids Corners que protege a navegación de los más pequeños de la casa. Bloqueo de cámaras web y micrófonos para prevenir posibles ataques. Más seguridad a la hora de navegar en redes WiFi abiertas no securizadas.Módulo contra exploits: investiga un total de 150 aplicaciones populares como Adobe y Java en busca de posibles ataques 'día cero' y vulnerabilidades del sistema.Gestor de contraseñas: genera contraseñas seguras para las cuentas del usuario en los diversos servicios y que se gestiona de forma centralizada con una sola clave.En definitiva Kaspersky se renueva para dar respuesta a una nueva generación de amenazas, en las que el ransomware y los ataques a dispositivos móviles ganan cada vez más protagonismo.
8 comentarios2 shares
18/09/2017Rodolfo de Juana
Prey (Xbox One S), análisis
8review

Prey (Xbox One S), análisis

Sobre el papel, Prey puede parecer más de lo mismo: un FPS ambientado en el espacio donde la principal misión es sobrevivir a toda costa, matando mucho y bien. Y sin embargo a los pocos minutos de empezar a jugar, descubrimos que no podíamos estar más equivocados. No me entendáis mal: Prey es efectivamente un FPS ambientado en el espacio, pero a la vez, es mucho más que eso.Una definición que le haría justicia sería afirmar que Prey es una mezcla equilibrada entre Half Life (con claros guiños a la saga) y Dishonored. Un juego en el que además de tener que eliminar a nuestros enemigos, nos ofrece una profundidad narrativa que premia nuestras dotes de deducción, el saber investigar y hacer el mejor uso de los pocos recursos disponibles.Una historia del espacio Prey arranca en el año 2034. La humanidad no sólo ha conquistado el espacio, sino que empieza a tener un completo dominio de su capacidad genómica. Gracias a los neuromods (pequeños kits médicos inyectables), cualquier persona pueda modificar su estructura genética, adquiriendo nuevas habilidades en cuestión de segundos.Nuestro protagonista, Morgan Yu, es un brillante científico (o científica según escojamos), que trabaja para Transtar Industries, multinacional que precisamente ha desarrollado los neuromods. Junto a su hermano mayor, Alex, su misión principal es seguir desarrollando las capacidades de una nueva generación de neuromods, capaz de llevar al ser humano a nuevas fronteras.Tras despertarnos en nuestro apartamento, ya bajo la piel de Morgan, recibiremos enseguida la llamada de nuestro hermano, que nos conmina a acudir a las oficinas de Transtar para seguir con nuestros experimentos. Al llegar ahí (nos desplazaremos en un helicóptero que nos espera en la terraza) y realizar algunos ejercicios básicos, la situación se complica y lo que parecía ser una jornada tranquila de trabajo, se convierte en una pesadilla.A través del cristal de la habitación que nos encontramos, asistimos atónitos como unos seres extraños, probablemente de origen extraterrestre, atacan y matan a los miembros del equipo científico que nos estaba vigilando. Fundido a negro. Nos despertamos de nuevo en nuestro apartamento. Pero la sensación es diferente. ¿Ha sido un sueño? Peor. Una segunda llamada nos avisa de que nuestra vida corre peligro y tenemos que escapar. Al abandonar el apartamento pronto descubrimos que absolutamente todo lo que dábamos por hecho, nuestra vida, la oficina, la ciudad, etc. es una ilusión holográfica. En realidad llevamos años viviendo a bordo de una gran estación espacial: Talos I.El peligro que acecha Talos I es inmensa. Y sería un estupendo sitio en el que vivir...si el 90% de sus habitantes no hubieran sido asesinados por los extraterrestres. ¿Qué hacemos ahí? ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Quién es el responsable de ese desastre? Eso es lo que tenemos que descubrir y esa es la principal misión del juego.Para orientarnos a lo largo de Talos I contaremos con la ayuda de "January" una voz desconocida vía radio nos va a orientar acerca de algunos de los secretos que esconde la estación. Pero sólo algunos. Muchos de los más interesantes tendremos que descubrirlos en documentos escondidos en el correo electrónico de algunos empleados, en carpetas, en notas manuscritas e incluso en lo que solo parecen ser folletos publicitarios.Y no será fácil. Porque como podéis imaginar, en Talos I no estamos solos. La raza alienígena que ha invadido la nave nos va a poner las cosas difíciles. Y aquí tenemos un poco de todo. Los más básicos (y fáciles de matar) son los mimics, seres que recuerdan a pulpos del tamaño de un gato y que tienen como principal habilidad la posibilidad e transformarse en cualquier objeto. Así que a medida que recorremos la nave siempre tenemos que estar al acecho, porque esa taza que descansa en la mesa, puede convertirse en un enemigo.Además de con los mimics, también tendremos que luchar contra fantasmas, poltergeist y "Tejedores", seres filoformes capaces de adueñarse de cualquier mente humana. ¿Lo peor de todo? Que para hacer frente a esta amenaza no tendremos demasiados recursos a nuestra disposición.Estamos en una nave de propósito puramente científico, por lo que las armas no abundan. De hecho en un buen número de situaciones todo lo que tendremos a nuestra disposición será una llave inglesa y nuestra inteligencia.Neuromods a mí Que haya pocas armas, no quiere decir que no podamos contar de vez en cuando con una escopeta, una carga explosiva o el Cañón Gloo, un arma que lanza grandes bolas expansivas y adherentes con las que podemos paralizar durante unos momentos a nuestros enemigos (para rematarlos con otra arma o huir) o construir nuevos caminos y vías de acceso que nos permitirán llegar a sitios de difícil alcance.Junto a estas armas "convencionales" podremos recoger e inyectarnos unos neuromods que nos ayudarán a adquirir nuevas habilidades, desde algunas más básicas como obtener más fuerza o adquirir habilidades informáticas para hackear equipos, a otras mucho más avanzadas como el poder transformarnos en otros objetos o habilidades telepáticas que nos permitirán intuir la localización de nuestros enemigos.Junto a lo anterior, podremos hacer uso de máquinas especiales con las que construir mejorar para nuestro traje, kits médicos, y otro tipo de artilugios que nos podrán servir para superar algunas de las pruebas que nos plantea el juego.Con esto y con todo, Prey no es un juego fácil. Más bien al contrario, estamos ante un título que resulta tremendamente sencillo morir si no prestamos atención en todo momento a lo que estamos haciendo. Frente a otros FPS en los que contamos con un blindaje interesante a la hora de defendernos de nuestros enemigos, en Prey el game over puede producirse con total tranquilidad a los pocos segundos de iniciarse el combate.En este sentido y en la línea marcada por Arkane en Dishonored, en Prey no se premia el combate "de fuerza bruta" cuerpo a cuerpo. Para conseguir nuestros objetivos, resultará vital saber actuar con sigilo, esquivando a nuestros posibles enemigos, evitando en la medida de lo posible el combate en escenarios abiertos.Gráficos, música, ambientación No nos vamos a engañar. Los gráficos no son el punto más fuerte de Prey. Y es que la fórmula que tan bien le funcionó a Arkane en Dishonored 2, aquí se muestra un tanto anticuada, transmitiendo la sensación de que no tenemos un juego de 2017, sino más bien un título de hace unos cuantos años. Y que no se me entienda mal. Los gráficos no es que sean malos, sencillamente tienen cierto aire old school que no estamos seguros que sean los más apropiados para un título supuestamente futurista.Sin embargo la ambientación, esa estación con reminiscencias de los años 60, elementos soviéticos y art decó, es todo un acierto, porque como en otros títulos del estudio, los pequeños detalles se han cuidado con mucho mimo.De igual forma, la ambientación sonora y la música consiguen transmitir perfectamente esa sensación de aparente soledad que solo podría alcanzarse en el espacio. De forma muy sutil, pronto nos encontramos, también gracias a la profundidad de la historia, rodeados de una atmósfera completamente absorbente en la que fácilmente podemos pasar varias horas. Ya sea en alguna de las angustiosas galerías de la nave, ya sea en aquellas misiones "de exterior" en las que tendremos que acostumbrarnos a la ausencia de gravedad, la sensación es siempre la misma: estamos ante un título diferente.La misión principal tiene una duración estimada de 15 horas. Sin embargo es fácil que sobrepasemos con mucho esa frontera. La cantidad de escenarios que podemos explorar y las misiones secundarias que se nos plantean, pueden alargar el juego considerablemente. En definitiva, a quien le guste el juego, tiene Prey para rato. Conclusiones Prey es un gran juego si eres de los que creen que un FPS tiene que ser algo más que disparar. Si en cambio lo que buscas en un título en el que dar rienda suelta a tu adrenalina, tal vez este no sea el título que estabas buscando.Con una profundidad argumental digna de destacar y un escenario completamente abierto para explorar a nuestro antojo, el título hará las delicias de los más estrategas, jugadores a los que les gusta afrontar la aventura con cierta calma,  sin que por ello se pierdan escenas de acción en la que tendrán que poner a prueba sus habilidades.Como puntos en su contra juegan tal vez una dificultad que se encuentra por encima de la media, una curva de aprendizaje que no es todo lo suave que debería de ser para los que se desaniman con facilidad y tal vez unos gráficos un tanto mejorables. Por lo demás, un gran título en el que merece la pena invertir unas cuantas horas.
0 comentarios3 shares
30/05/2017Rodolfo de Juana
Analizamos el Xiaomi Amazfit Sports Watch
7review

Analizamos el Xiaomi Amazfit Sports Watch

Amazfit Sports Watch es la apuesta del gigante chino Xiaomi para desarrollar un smartwatch capaz de convertirse en nuestro mejor amigo en nuestro entrenamiento deportivo. Pese a que se presenta como un smartwatch, en realidad la apuesta de Xiaomi se acerca mucho más a lo que presentan fabricantes como Garmin o Polar, dos firmas más que reconocidas en el mundo del atletismo, que en los últimos años han presentado relojes capaces de relacionarse de una forma más estrecha con nuestro teléfono móvil.Es decir, lo que tenemos es un pulsómetro inteligente, capaz de medir actividades como carrera, senderismo, trail, bicicleta, etc, con algunas funciones extra que lo acercan un poco al mundo del smartwatch: en este caso notificaciones de nuestro teléfono móvil, previsión meteorológica, medición del sueño, reproductor de música (a través de auriculares Bluetooth) y la posibilidad de escoger entre distintas smartwatch faces en función de nuestro estilo de vida y los datos que queramos consultar de un vistazo.A nivel de hardware, merece la pena detenerse en las buenas especificaciones que ofrece la primera incursión de Xiaomi en el mundo smartwatch: pantalla de de 1,34" con resolución de 300 x 300 píxeles, procesador de 1,2 Ghz, 512 MB de memoria RAM, 4GB de capacidad de almacenamiento, certificación IP57, batería de 200 mAh, GPS y pulsómetro. En definitiva, un dispositivo sobre el papel realmente completo que con un precio aproximado de 135-150 euros, podría barrer a la competencia en el terreno de los relojes deportivos, si tomásemos precisamente su precio como factor de referencia.Software y diseño A nivel de diseño nos encontramos con un reloj de pantalla circular un tanto espartano, dominado por un gran bisel cerámico, que aporta poco desde el punto de vista estético, pero que cumple con su función sin añadir mucho puntos en su contra.La correa en cambio es mucho más cómoda de lo nos habíamos imaginado. Fabricada en un plástico muy similar al que encontramos en la mayoría de pulseras de entrenamiento deportivo, nos sorprende por un tacto suave en la piel, lo que la hace muy cómoda de llevar y aguanta bastante bien frente a la suciedad, el polvo, el sudor o el agua. El conjunto se complementa con un pequeño botón que asoma bajo el bisel esférico y cuya única función es la de activar la pantalla. Para cargar el reloj, Xiaomi nos ofrece un pequeño adaptador que podemos conectar por USB a cualquier enchufe o dispositivo.En cuanto al software, el dispositivo no ofrece Android Wear, sino un sistema operativo propietario que da acceso a las funciones de las que ya hemos hablado. Su principal inconveniente es que ese sistema operativo se ofrece exclusivamente en chino o en inglés y no hay una forma fácil de cambiar de idioma. Y no es que los menús estén en inglés (lo cual puede tener un pase), sino que todo el sistema de medidas toma como referencia unidades anglosajonas. Es decir, los datos de nuestra carrera se mostrarán en millas y no en kilómetros, por poner un ejemplo. Ni desde el reloj, ni desde su App para smartphones podremos cambiar estas medidas.En la red encontraremos eso sí, tutoriales que nos mostrarán cómo podemos cambiar ambas cosas (tanto el idioma como el sistema métrico), que si bien no son difíciles de seguir, a estas alturas esperábamos que no fuesen necesarios.Finalmente Xiamoi ofrece una aplicación para dispositivos móviles (Android, iOS) con la que lamentablemente, podremos hacer muy poquitas cosas. Hablamos de una App desde la que podremos cambiar la watchface de nuestro reloj, el orden de los menús que se muestran en la pantalla de nuestro dispositivo y poco más. Sirve eso sí para obtener los datos de la actividad física que ha recogido nuestro reloj, pero no para mostrarlos. Para ello necesitaremos registrarnos como usuarios de Strava, una de las Apps para smartphones más populares a la hora de medir nuestra actividad física.En este sentido al enlazar la App con una cuenta de Strava deberíamos poder consultar los datos de nuestra actividad pero en nuestro caso, nunca hemos conseguido que se produjera dicha sincronización y esto por supuesto es otro punto en su contra. No afirmamos que sea imposible conseguirlo, pero desde luego no parece que vaya a funcionar siempre, a todos los usuarios, con total garantía. Por otro lado basta con que Strava decida por ejemplo cambiar o cerrar su API para que en Xiaomi se vean obligados a utilizar otra solución.Rendimiento Si obviamos su sistema operativo en inglés y las carencias de su App, el Xiaomi Amazfit Sports Watch funciona realmente bien en carrera.  La información que ofrece en pantalla es completa, es capaz de medir nuestro ritmo cardíaco con bastante precisión y el GPS se comporta.Sin necesidad de sincronizar los datos con nuestro smartphone, el acceso a la información de ejercicios pasados desde el mismo reloj es muy completa y funciona bien en otras actividades complementarias, como son el correr en cinta, ciclismo indoor o senderismo. El poder escuchar música mientras corremos a través de auriculares bluetooth es un punto a su favor, ya que es de los pocos relojes que nos permiten dejarnos el el teléfono en casa. Por otro lado, un uso regular del Amazfit equivale a poco menos de una semana de autonomía, más que suficiente para la mayoría de los deportistas.En definitiva, Xiaomi nos entrega por unos 140 euros un smartwatch notable en sus especificaciones técnicas, que sin embargo sufre el lastre del poco cuidado que ha puesto la marca china en el diseño de su software. Los sentimientos son por lo tanto contrapuestos y aunque queremos por su estupendo precio recomendar este reloj, carencias como la falta de soporte en español, el no utilizar el sistema métrico decimal o una App muy mejorable, nos impiden hacerlo. Recomendable únicamente para aquellos deportistas que con un presupuesto muy ajustado, quieren algo más que una pulsera clásica de actividad deportiva. Si es vuestro caso, podéis adquirir el reloj en tiendas on-line como Quonty.
5 comentarios9 shares
29/03/2017Rodolfo de Juana
Análisis Google Nest Learning Thermostat
9review

Análisis Google Nest Learning Thermostat

Pon un termostato inteligente en tu casa, te cambiará la vida. Es la promesa que nos hace Nest, la firma domótica fundada por Tony Fadell y adquirida por Google en 2014. ¿Pero es así? ¿De verdad merece la pena invertir los 249 euros (más 75 si precisamos de instalación) que cuesta el "Nest Learning Thermostat"? ¿Podremos ahorrar en nuestra factura eléctrica?Son algunas de las preguntas que nos hemos hecho en MuyComputer desde que Google anunciase el pasado mes de febrero, que Nest ya estaba disponible en España. Para despejar nuestras dudas, durante el último mes hemos estado probando una unidad de esta tercera generación de termostatos inteligentes Nest y estas son las principales conclusiones a las que hemos llegado.[caption id="attachment_176815" align="aligncenter" width="700"] Esto es lo que nos encontraremos en la caja de nuestro Nest[/caption] ¿Lo instalamos nosotros o pedimos ayuda a un profesional? Para la prueba de nuestra unidad hemos contado con un instalador profesional. El proceso de montaje ha llevado alrededor de una hora y para el mismo ha sido necesario el trabajo de dos personas. Así que no, instalar un termostato inteligente como Nest no es un juego de niños.De hecho la propia firma advierte a sus usuarios que a menos que no tengan cierta experiencia en el tema, confíen la instalación a cualquiera de sus partners.Dicho lo cual, el proceso no parece demasiado exigente si tenemos cierta habilidad en electricidad y bricolaje. A diferencia del modelo americano, la versión que se comercializa en España incluye dos elementos: el termostato propiamente dicho y el panel que deberemos acoplar a la caldera y con el que se comunicará el termostato, normalmente utilizando una conexión WiFi.[caption id="attachment_176814" align="aligncenter" width="693"] Además del termostato, deberemos acoplar un panel de control en nuestra caldera[/caption]Si ya contamos con un termostato en casa, podremos cambiarlo directamente por nuestro flamante Nest. El fabricante ha tenido el detalle de incluir un embellecedor en la caja, de modo que cubra por completo el hueco que pudiese dejar nuestro termostato anterior. Si no disponemos de un termostato previo y no queremos "hacer obra" para instalar uno nuevo, Nest nos ofrece la posibilidad de utilizar su dispositivo gracias a un stand que podremos situar en cualquier lugar de nuestra casa. En este punto es importante tener en cuenta que dicho se vende por separado a un precio de 35 euros.  Configurando nuestro Nest Una vez instalado, Nest nos pedirá que lo configuremos en un proceso sumamente sencillo. Para desplazarnos entre los distintos menús y opciones de nuestro termostato Nest nos propone dos elementos: una pantalla que sin ser táctil deberemos presionar para seleccionar la opción que nos interesa y un bisel que deberemos girar (casi somo si estuviésemos introduciendo la combinación de una caja fuerte antigua) a izquierda y derecha para navegar entre las distintas opciones.En el proceso de configuración inicial deberemos introducir nuestra ubicación, la contraseña de nuestra red WiFi y el tipo de caldera que tenemos. Además podremos configurar otros aspectos como a partir de qué temperatura queremos que se active el "modo Eco", si queremos activar su "Nest Sense" y otros parámetros como si queremos que tenga en cuenta cuándo estamos en casa y cuándo no lo estamos, a la hora de calibrar la temperatura.[caption id="attachment_176810" align="aligncenter" width="700"] Panel de configuración de Nest[/caption]A continuación deberemos instalar la aplicación móvil de Nest (iOS/Android) en nuestro smartphone. Dicha aplicación nos mostrará un código de verificación que deberemos introducir en el termostato y que nos identificará como "dueños" del mismo. Además de controlar algunos aspectos básicos de nuestro dispositivo, la App también nos servirá para "invitar" a otras personas a que puedan regular la temperatura de casa o como hub central de otros dispositivos de Nest, como son sus cámaras de seguridad y vigilancia.De la App de Nest llaman la atención dos cosas sin embargo. La primera, nos ha sorprendido por un look and feel un tanto descuidado, e incluso un tanto vacía de contenido y de posibilidades, por mucho que podamos encender y apagar el termostato, utilizar su modo eco o juguetear con algunas opciones. Y la segunda: algunas opciones interesantes (como el modo vista lejana) sólo están disponibles en el propio dispositivo. Otras, como la posibilidad de programar el termostato se muestran confusas y espartanas. En definitiva, aunque la App de Nest es funcional y como veremos a continuación de vital uso en determinados escenarios, transmite una sensación de "work in progress" que no nos esperábamos.[caption id="attachment_176806" align="aligncenter" width="700"] Si no queremos anclar el termostato a la pared, podemos adquirir por 35 euros un Nest Stand[/caption] Un termostato que aprende Programar un termostato nunca ha sido una tarea agradecida. En el mejor de los casos es tediosa. En el peor, complicada. En ambos casos, una vez que programamos el termostato por primera vez, tendemos a olvidarnos para siempre y no volvemos a modificar sus valores, pase lo que pase. Nest quiere poner fin a todo esto con termostato que aprende de nuestros hábitos y que por lo tanto, no tendremos que programar.Para ello incorpora todo tipo de tecnologías interesantes: control de presencia capaz de detectar si estamos o no en casa, e incluso si estamos dormidos o despiertos (si no hay actividad en casa, aunque el teléfono se encuentre en casa, asumirá que estamos durmiendo), integración con Google Maps para determinar cuánto tiempo nos falta para llegar a nuestro domicilio, sincronización con las estaciones meteorológicas de nuestra zona, etc.[caption id="attachment_176809" align="aligncenter" width="700"] Nest Far Sight nos permite entre otras cosas, consultar la previsión meteorológica[/caption]¿Pero cómo aprende el termostato? Haciendo uso de nuestra rutina. A medida que lo vamos usando comprende por ejemplo que la temperatura que nos gusta tener por las noches es de 22 grados, pero por las mañanas por ejemplo nos conformamos con 20. Puede "anticiparse" y detectar que una noche concreta van a bajar drásticamente las temperaturas y por lo tanto preparar la casa en consecuencia, etc. O al menos sobre el papel, porque el proceso no es inmediato.¿Cuánto tarda en aprender? En realidad depende de nosotros. Si nuestras rutinas son fijas (de lunes a viernes volvemos a la misma hora a casa por ejemplo) Nest tardará unas dos semanas en habituarse a nuestro ritmo de vida. Si en cambio tenemos una vida un tanto más ajetreada, Nest tardará más en comprender qué es lo que pasa en nuestro hogar. Y de hecho si nuestros horarios son muy flexibles y no se ajustan a un patrón particular al final deberemos recurrir al modo manual de toda la vida.En nuestro caso, durante las tres primeras semanas nos hemos encontrado con un termostato un tanto pasivo, al que siempre le hemos tenido que indicar manualmente la temperatura que queríamos seleccionar. En la última semana en cambio hemos detectado algunos ajustes que nos han sorprendido gratamente y que nos han hecho ver que efectivamente "Nest está aprendiendo".Dicho lo cual, esa función de aprendizaje no es en nuestra experiencia la más importante. Sí, está bien descubrir que un dispositivo se ha "adelantado a nuestras necesidades". Pero está aún mejor comprobar lo sencillo y útil que es utilizarlo en nuestro día a día ya sea desde el teléfono móvil, ya sea desde el mismo aparato. No nos importa tanto en realidad si ha aprendido o no, como si al salir del trabajo podemos decirle desde la App, "voy a casa" y que él se encargue del resto.Como en el caso de la temperatura de nuestro hogar, Nest también puede encargarse de calentar el agua en el caso de que contemos con un depósito acumulador. Y aquí sí, enseguida será capaz de detectar la hora en la que nos solemos dar una ducha.[caption id="attachment_176813" align="aligncenter" width="700"] Interfaz web para controlar Nest desde cualquier ordenador con conexión a Internet[/caption] ¿Se puede ahorrar con Nest? Esta es la gran pregunta que se hacen muchos antes de comprar un termostato que no olvidemos, se vende por 249 euros. Y no es fácil de responder. Sobre todo porque el ahorro depende de muchos factores, entre otros del aislamiento térmico de nuestro hogar, el tipo de caldera que tengamos y nuestros hábitos. De hecho la propia Nest indica en su manual de instrucciones que no puede garantizar que dicho ahorro finalmente se produzca, imaginamos para cubrirse así las espaldas ante posibles reclamaciones.Para entender si se puede ahorrar, es importante entender cómo funciona Nest y si puede sacar el máximo partido de nuestra caldera. El termostato de Google es compatible con OpenTherm, un lenguaje que los sistemas de calefacción y termostatos compatibles pueden utilizar para comunicarse entre sí. Así que lo primero que tenemos que hacer antes de adquirir un Nest es averiguar si nuestra caldera es compatible con ese lenguaje. ¿Por qué?Porque muchas calderas antiguas que no son compatibles con OpenTherm solo tienen controles de encendido/apagado y cuando están encendidas, calientan el agua de la calefacción de casa siempre a la misma temperatura que tengan programada, lo cual no es la forma más eficiente de hacerlo.Sin embargo, las calderas más modernas permiten que los termostatos les indiquen cuándo deben ajustar la temperatura del agua de la calefacción y a cuántos grados. La caldera utilizará más o menos gas, según sea necesario, para alcanzar la temperatura del agua fijada por el termostato. ¿Quiere decir esto que si no tenemos una caldera compatible con OpenTherm no vamos a ahorrar? No necesariamente, pero lo cierto es que la mayor eficiencia energética la conseguiremos al combinar este tipo de calderas, con termostatos como los que propone Nest, entre otros fabricantes.Pese a todo, lo que sí parece demostrado es que la verdadera reducción en nuestra factura energética la vamos a notar si somos capaces de rebajar la temperatura que necesitamos para tener una sensación de confort térmico. Si por ejemplo en vez de 23 grados, programamos el termostato para que "trabaje" con 22, conseguiremos un ahorro energético del 7% y así de forma progresiva por cada grado que seamos capaces de restar.Otra forma de ahorrar la obtenemos en el modo Eco. En este modo indicamos a Nest a qué temperatura mínima queremos que mantenga nuestra casa las 24 horas del día. Un modo Eco habitual puede situarse en los 17 ó 18 grados. Al contar con este modo Eco, evitaremos los "tirones" de la caldera cuando necesita calentar "desde cero". De esta forma la casa alcanzará la temperatura deseada en menos tiempo (porque irá desde los 17 grados hasta los 23 y no desde 0 a 23) y el consumo energético será menor. ¿Merece la pena comprar un termostato Nest? Optar por un termostato como el que propone Nest depende fundamentalmente de nuestro estilo de vida, y sobre todo del equipamiento con el que ya cuente nuestro hogar. Si no tenemos termostato o el que tenemos es antiguo, el cambio a una tecnología como la que propone Google con Nest es más que recomendable.No sólo porque probablemente vayamos a contar con el único termostato "realmente bonito" del mercado, sino porque posibilidades como controlar el dispositivo con nuestro smartphone, el no tener que programarlo, contar con un modo Eco, etc. realmente marcan la diferencia.Si ya tenemos un termostato moderno en cambio, tenemos plantearnos seriamente si el cambio a Nest nos va a merecer la pena. ¿Es importante para nosotros controlar nuestra caldera por Internet? ¿Es compatible con OpenTherm? ¿Estamos "aburridos" de la programación de este tipo de dispositivos? Si respondemos "Sí" a estas tres preguntas, entonces la inversión estará justificada.Si no estamos seguros, entonces podemos considerar a Nest como un "capricho" más: un dispositivo tremendamente elegante, capaz de atraer todo tipo de preguntas y miradas curiosas y al que además podremos decirle "Nest, enciende la calefacción" gracias a su integración con Google Home y Amazon Echo.
0 comentarios7 shares
22/03/2017Rodolfo de Juana
Nest despeja dudas en su presentación oficial en España

Nest despeja dudas en su presentación oficial en España

Os lo contamos hace unas semanas. Nest, la firma especializada en domótica adquirida por Google en 2014, aterriza el próximo 15 de febrero en España y lo hace con tres de sus principales productos: Nest Learning Thermostat y sus cámaras de seguridad Nest Cam Indoor y Nest Cam Outdoor.Hoy en su presentación oficial en España, hemos tenido la oportunidad de conocer de cerca los tres productos de la mano de Lionel Pailler, director general de Nest para Europa. Esto es lo que tienes que saber si estás considerando hacerte con "the next big thing" en el mundo de la domótica.Nest Cam Indoor y Nest Cam Outdoor Las cámaras de video vigilancia de Nest, cuentan con algunas particularidades que las hacen diferentes de otros productos del mercado. Para empezar, su diseño, como también el del termostato inteligente, lleva la marca de Tony Fadell, que se traduce en ese look and feel  tan propio de los productos de Apple.Ambas cámaras tienen una calidad de grabación de 1080p y podemos visualizar "en vivo" lo que ocurre en nuestro hogar a través de nuestro telefóno móvil o tablet. Por defecto Nest almacena en sus servidores las últimas tres horas de grabación, pero si nos interesa, podemos contratar el servicio Nest Aware (10 euros/mes - 100 euros/año) que entre otras cosas nos permitirá visualizar los últimos diez días.Para proteger nuestra privacidad, Nest encripta los datos tanto en su emisión (en la cámara) como en sus propios servidores. Además cada sesión se encripta de forma individual bajo una clave AES 128-bits. Ambas cámaras tienen un ángulo de visión de 130º y sensores de infrarrojos que permiten ver con claridad hasta unos 6-7 metros de distancia.En el caso de la Indoor Cam, pensada para la "vigilancia" de mascotas o niños, se incorpora tanto altavoz como micrófono, de modo que podamos utilizar nuestro smartphone para comunicarnos con el interior de la casa. Por su parte, Outdoor Cam, incorpora un modo de reconocimiento de personas, que nos avisa automáticamente (vía notificación en nuestro smartphone) cuando alguien se aproxima a la puerta de casa. Ambas cámaras tienen un precio recomendado de 199 euros.Nest Learning Thermostat El termostato inteligente de Nest llega a Europa en su tercera versión. Pese a que lleva tiempo en el mercado, el que llega a España es el conocido como "modelo europeo" adaptado a las particularidades de las calderas que se suelen utilizar en el "viejo continente".Frente al modelo americano, en el europeo deberemos instalar dos componentes diferentes: el Heat Link (que se conecta directamente a la caldera) y el termostato propiamente dicho, que bien podremos conectarlo a través de su propio cable, bien podremos hacer uso de su conectividad inalámbrica.Pese a que sobre el papel, podemos instalar Nest sin la ayuda de un profesional, la firma recomienda que a menos que no tengamos cierta experiencia, recurramos a un instalador autorizado. Si lo hacemos, deberemos sumar unos 90 euros a los 249 euros que cuesta el kit inicial.La principal diferencia de Nest con respecto a otros termostatos inteligentes es que hace uso del "machine learning" y de nuestros hábitos diarios para ajustarse siempre a la mejor temperatura. Entre otras cosas, detecta si estamos o no en casa, monitoriza la temperatura exterior y el grado de humedad se sincroniza con nuestro teléfono (a través de Google Now por ejemplo) para comprender cuánto tardaremos en llegar a nuestro hogar.A medida que los usemos, Nest "aprenderá" nuestros hábitos de consumo, por lo que desaparecerá la necesidad de tener que "programarlo" y cada mes nos enviará un informe por e-mail que nos mostrará cuánta energía hemos gastado. Cuando no lo utilicemos, la pantalla de Nest nos mostrará información de utilidad, como la hora o el tiempo.  Los responsables de Nest indican que aunque el ahorro de energía no está garantizado (dependerá de cada caso), normalmente deberíamos recuperar la inversión realizada antes de dos años.
0 comentarios6 shares
08/02/2017Rodolfo de Juana
Yoigo presenta batalla a las grandes con su oferta convergente

Yoigo presenta batalla a las grandes con su oferta convergente

Yoigo no está dispuesta a dar por perdida la batalla en el terreno de la convergencia, y tras se adquirida por MásMóvil, vuelve con fuerza dispuesta a ganar usuarios a costa de los grandes operadores del mercado.Bajo el nombre "Las Combinadas de Yoigo", la operadora presenta cuatro tarifas nuevas que incluyen llamadas de teléfono ilimitadas, navegación móvil 4G  y conexión a Internet vía fibra (o ADSL si la fibra no está disponible) en velocidades de 50 MB y 300 MB.Además la empresa ha renovado su oferta de tarifas exclusivamente móviles y junto a las ya conocidas "La del Cero 5 GB" y "La Sinfin 25 GB" se posicionan las nuevas "La del Cero 1,5 GB" y "La infinita 5 GB".Así queda la oferta convergente de Yoigo Para configurar su oferta convergente, los clientes deben elegir la tarifa móvil que mejor se adapte a su consumo y, a partir de ahí, combinarlo con Fibra 300 Mb, Fibra 50 Mb o ADSL donde no haya cobertura de fibra.Para conocer el precio final, el cliente solamente tiene que añadir, a la tarifa de móvil elegida, 27 euros (7€ + 20€ de cuota de línea) para las ofertas de Fibra 50 Mb/ADSL o 37 euros (17€ + 20€ de cuota de línea), en caso de elegir la oferta de Fibra 300 Mb. Estos precios incluyen IVA y según ha recalcado desde la operadora en varias ocasiones, "son para siempre". De esta forma:La del Cero 1,5 GB: Destinada a clientes con un uso bajo en voz y datos, por 12 €/mes, esta tarifa ofrece 1,5 GB a velocidad 4G y llamadas a 0 céntimos el minuto (20 céntimos establecimiento llamada)La del Cero 5 GB: Destinada a clientes con un uso bajo en voz y medio en datos, por 19€/mes, esta tarifa ofrece 5 GB a velocidad 4G, 100 minutos gratis de voz y, una vez consumidos, llamadas a 0 céntimos el minuto. (20 céntimos establecimiento llamada)La Infinita 5 GB (nueva): Para clientes con un uso alto de voz y medio en consumo de datos, por 25€/mes, ofrece 5 GB a velocidad 4G y llamadas ilimitadas.La Sinfín: Es la tarifa estrella de Yoigo y del mercado de la telefonía móvil: para clientes con un alto consumo en voz y datos, por 32 €/mes ofrece 25 GB de datos móviles a velocidad 4G y llamadas ilimitadas.Las nuevas tarifas convergentes son 4, la Azul y Verde que están disponibles a partir del próximo día 2, y la Morada y Naranja que se comercializarán a lo largo del mes de febrero.Como oferta de lanzamiento, para las altas en las tarifas combinadas que se produzcan hasta el 31 de marzo, la Fibra Simétrica 300 Mb será a precio de Fibra 50 Mb durante los tres primeros meses.
2 comentarios19 shares
26/01/2017Rodolfo de Juana
Mi experiencia con Amazon Echo Dot en España

Mi experiencia con Amazon Echo Dot en España

Papá Noel me ha dejado este año un Amazon Echo Dot debajo del árbol. Un dispositivo que está causando furor en Estados Unidos y Reino Unido y que tenía curiosidad por probar. Antes de pedirlo era consciente de que dado que la voz de Alexa aún no llega a España, era más que probable que presentase algunas limitaciones. Pero tras casi un par de semanas de uso, y pese a algunos contratiempos que os contaré más adelante, la experiencia ha sido más que positiva. Tanto que lo único que dudo en estos momentos es si adquirir una segunda unidad, o "tirar la casa por la ventana" y ampliar mi catálogo de "asistentes digitales para el hogar" con un Google Home. Esta ha sido mi experiencia. Las limitaciones de Amazon Echo en España Lo primero es lo primero. Antes de pensar en adquirir un Amazon Echo o el tal vez más interesante Amazon Echo Dot (dado su precio -50 libras del Dot frente a las 150 libras del Echo original-) , conviene saber que de momento Amazon sólo comercializa estos dispositivos en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, por lo que si vamos a utilizarlo fuera de estos territorios, deberemos contar también con ciertas limitaciones. La primera y más obvia es la barrera idiomática. Alexa sólo nos entenderá si le hablamos en inglés o en alemán (en nuestro caso hemos optado por el inglés). Pero además también tiene ciertas restricciones geográficas. La más importante es que únicamente podremos configurar una dirección que exista en uno de los países en los que se comercializa. Es decir, que pese a que estemos utilizando nuestro Echo en Madrid, para Amazon estaremos utilizando el dispositivo en Londres, por poner un ejemplo.¿En qué nos limita esto? En que perderemos alguna funcionalidad. Por ejemplo, cuando le preguntemos por el tiempo, nos responderá sobre el tiempo que hace en Londres. Lo mismo ocurrirá si le preguntamos por las películas que echan en el cine o sobre restaurantes de nuestra zona. No es que sean grandes inconvenientes, pero es importante tenerlo en cuenta.Otro posible inconveniente para los usuarios españoles es que los servicios que se ofrecen están ligados a proveedores de servicios americanos o británicos. Podemos pedirle a Alexa por ejemplo que nos lea las últimas noticias de "The Guardian", o que conecte con la CNN para una última hora. Pero por supuesto, no podremos hacer lo mismo con medios españoles. En nuestro caso esto no ha sido un problema, pero insistiremos una vez más: sin un buen dominio del inglés el uso de Echo se hace complicado.La última limitación la encontramos en la propia App. Podremos configurar y controlar nuestro Echo sin problemas desde la web alexa.amazon.com. Pero si queremos hacer lo propio desde nuestro teléfono móvil deberemos tener en cuenta que la App no está disponible en las tiendas de Apps españolas. En el caso de Android, es fácil encontrar un APK que nos sirva, pero en el de iOS la cosa se complica. No obstante, el uso de esta App no es fundamental ya que insistimos, cualquier cambio podemos hacerlo desde la web.Escuchando música Una de las cosas que más me preocupaban antes de hacerme son el dispositivo, era la calidad de los micrófonos a la hora de reconocer la voz. Sin embargo la experiencia es bastante buena. Salvo en el caso de que la música esté sonando alta y por lo tanto tengamos que acercarnos más a nuestro dispositivo para que nos "escuche", los micrófonos de Echo Dot captaran nuestra voz sin problemas hasta unos 6-7 metros de distancia. Y esto es importante tenerlo presente porque precisamente, reproducir música es una de las principales funcionalidades de Amazon Echo. Cuenta para ello con una integración directa con Amazon Music, Spotify y TuneIn. En el caso de Spotify, Echo sólo funciona con las cuentas premium, mientras que para TuneIn no necesitaremos ninguna cuenta.La experiencia en este campo es realmente buena. "Alexa, pon el último disco de Coldplay", "Alexa, quiero escuchar las canciones más populares de David Bowie" o "Alexa, ¿qué canción está sonando ahora?" son algunos de los comandos de voz que podemos utilizar. Además podemos parar la música, subir/bajar el volumen o pasar de canción utilizando solo nuestra voz, lo cual es realmente útil y liberador de la "tiranía del smartphone".Con TuneIn podremos en cambio pedirle que sintonice una emisora de radio o que reproduzca un podcast. Si no estamos seguros del nombre del podcast o el capítulo (y lo mismo vale para la emisora de radio o Spotify) podremos utilizar la App de Alexa en nuestro smartphone o hacerlo directamente desde la web, por lo que podemos utilizar nuestro Echo en modo "Chromecast Audio" si no nos apetece hablar.¿Y en cuanto a la calidad de la música? Tanto Amazon Echo, como Amazon Echo Dot integran conectividad Bluetooth, y en el caso de Echo Dot, contaremos además con un jack de 3,5 mm por lo que organizar una fiesta, seguramente no será ningún problema.Habilidades integradas y nuevos "Skills" Amazon Echo ofrece de serie algunas habilidades integradas. Puede por ejemplo, crear un nuevo evento en Google Calendar, añadir tareas a Todoist, hacernos un resumen de las principales noticias del día, estimar el tiempo que tardaremos en llegar a nuestro trabajo (curiosamente esto sí podremos hacerlo en España), programar alarmas y temporizadores, leernos libros (sólo para ebooks de kindle en inglés) y audiolibros (necesitaremos una cuenta en Audible), responder a preguntas básicas y conectarse a básicamente cualquier aparato domótico que tengamos en nuestro hogar (enchufes,  bombillas inteligentes, termostatos, etc.).Junto a estas habilidades "de serie", Amazon Echo ofrece en su App una sección de Skills en las que los desarrolladores pueden promocionar sus aplicaciones para el dispositivo. ¿Qué nos encontraremos? Un poco de todo. Desde aplicaciones que nos guiarán en una sesión de mindfulness, a otras que nos ayudarán a hacer ejercicio. Desde nuestro horóscopo diario a comprobar el estado de nuestro vuelo. Desde pedir a Alexa que localice nuestro móvil haciéndolo sonar, a que nos informe sobre nuestras estadísticas en Fitbit.Eso sí, para todo tenemos que tener en cuenta que Alexa no es Google y que no podemos ni preguntar las cosas como se nos ocurra, ni preguntar cualquier cosa. Alexa puede por supuesto decirnos que la capital de España es Madrid, o que el río tajo mide 1.007 km. Pero si le preguntamos cuáles son los principales ríos de España, simplemente nos dirá que no lo sabe. Podemos eso sí, hacer que nos lea la página "ríos de España" de la Wikipedia.En general sin embargo Echo es más interesante como dispositivo con el que hacer cosas (encender la luz, programar una alarma, esuchar música, consultar nuestras tareas, etc.) que como dispositivo del que obtener información. Pese a ello, los desarrolladores han conseguido desarrollar pequeñas maravillas como por ejemplo "Movie Guide", un skill que no sólo nos cuenta el argumento de cualquier película que se haya estrenado, sino que nos responderá a preguntas como "¿En qué películas han trabajado juntos Angelina Jolie y Brad Pitt?"¿Merece la pena en España? Llegamos a la gran cuestión. ¿Merece la pena? Si somos conscientes y aceptamos las limitaciones que tiene el dispositivo en nuestro país, desde luego es un gadget que vamos a disfrutar. La principal, el dominio del inglés, puede ser sin embargo una barrera difícil de superar para muchos usuarios. No es necesario ser angloparlantes nativos para poder comunicarnos con Alexa, pero desde luego si no somos capaces de mantener una conversación fluida en inglés con otra persona, la experiencia Amazon Echo puede llegar a ser muy frustrante. Y no tanto por no ser capaces de hablar, sino de entender las respuestas de nuestro asistente. Por lo tanto este es un punto muy a tener en cuenta. Si nuestro nivel de inglés es bueno, desde luego merece la pena darle una oportunidad. Nuestra recomendación en este sentido es optar por el Amazon Echo Dot, mucho más barato e igual de funcional que el Echo original (siempre que tengamos bien un equipo musical, bien un altavoz bluetooth).¿Es una compra obligada? En mi opinión, sin ser un producto para early adopters lo cierto es que Echo todavía tiene que madurar para llegar al gran público. Pero pese a ello no es difícil imaginar un futuro muy cercano en el que casi todos querremos tener nuestro propio Hal 9000 en casa.
14 comentarios21 shares
04/01/2017Rodolfo de Juana
Masterpass aterriza en España para simplificar tus pagos

Masterpass aterriza en España para simplificar tus pagos

Pagar en en una tienda on-line no suele ser una experiencia demasiado amigable. En la mayoría de los casos, deberemos enfrentarnos a un formulario en el que introducir nuestros datos personales, para después introducir los de nuestra tarjeta en una pasarela de pago. Finalmente nos veremos conteniendo el aliento durante esos 10-20 segundos en los que se realiza la transacción  y obtenemos el mensaje de confirmación.Para evitarnos este "sufrimiento" y entregar a cambio una experiencia mucho más rápida y sencilla, Mastercard acaba de lanzar en España Masterpass, su nuevo servicio de pagos digitales. Masterpass se presenta como un método de pago on-line que nos permite realizar cualquier compra en Internet utilizando únicamente una clave personal. De forma similar, podremos hacer compras en nuestro teléfono móvil e incluso pagar en establecimientos comerciales.El nuevo servicio, que se lanza en España de la mano de Caixabank, ya permite pagar en más de 100.000 comercios de toda Europa y en más de 270.000 a nivel global. En España se espera que 20.000 comercios adopten el nuevo método de pago antes de finalizar este año. Entre los que ya han confirmado, destacan nombres como Cinesa, Entradas.com, LetsBonus, Media Markt, Rumbo, Ayuda en Acción o Sfera.Para poder utilizar Masterpass todo lo que tendremos que hacer es solicitárselo a nuestra entidad bancaria habitual (de momento Caixabank en España) que será la encargada de proporcionarnos de forma completamente gratuita  las claves que deberemos utilizar en los comercios y tiendas on-line que acepten Masterpass como método de pago.Entre las ventajas que la propia Mastercard señala a la hora de lanzar el servicio, destacan la seguridad ( se aporta la máxima seguridad del sistema de protección multinivel internacional de Mastercard y los de la entidad financiera del usuario), la rapidez (ya no es necesario buscar la tarjeta de crédito/débito para rellenar farragosos formularios online) y la sencillez (se pueden incluso utilizar las mismas claves que ya usamos con nuestra entidad bancaria). También es importante señalar que en Masterpass podremos escoger en cada momento con qué tarjeta queremos pagar, ya que el servicio agregará de forma automática todas las tarjetas de nuestra cuenta. 
2 comentarios19 shares
22/12/2016Rodolfo de Juana
Análisis Watch Dogs 2
8review

Análisis Watch Dogs 2

Un GTA para geeks. Esta podría ser una forma perfectamente válida y por supuesto muy reduccionista de lo que Ubisoft plantea en "Watch Dogs 2", un sandbox que nos "presta" la ciudad de San Francisco para hackear todo lo que se encuentre a nuestro alcance. Tras la fría acogida que tuvo la primera entrega de la nueva franquicia de la compañía francesa, había una gran expectativa por una segunda parte que bien podía remontar el vuelo y convertirse en una apuesta segura para años venideros, o bien acabar enterrada en el cajón de las buenas intenciones.Afortunadamente el producto final ha conseguido superar la expectativas  y si bien no es un juego sobresaliente, sí que raya a gran altura, entregando diversión a raudales y cumpliendo de sobra con esa promesa geek que parece vivir su momento gracias a series como "Mr. Robot" , "Black Mirror" o "Westworld".Un sandbox no tan abierto En Watch Dogs 2 nos metemos en la piel de Marcus Holloway, un joven programador que entra a formar parte del grupo de hacktivismo DedSec. Su misión, poner en jaque el sistema informático ctOS, un auténtico gran hermano global capaz de monitorizar las comunicaciones y los dispositivos electrónicos de todos los habitantes de San Francisco.Como todo sandbox que se precie, en Watch Dogs 2 tendremos la oportunidad de o bien centrarnos en seguir exclusivamente la misión principal, o bien entretenernos en explorar la ciudad y seguir todo tipo de misiones secundarias que conseguirán que incrementen nuestra popularidad como hacker y adquirir nuevas habilidades.Dicho lo cual, si bien el juego se presenta como sandbox abierto, en realidad la ciudad en la que nos movemos tiene un protagonismo inferior al que podemos encontrar en los clásicos de Rockstar. Es cierto que podemos recorrer todo tipo de calles, robar  tomar prestado un sin fin de vehículos e interactuar con casi todas las personas con las que nos crucemos, pero en realidad la ciudad sirve en este caso más de "decorado" que de actor principal. Por ejemplo, en la inmensa mayoría de casas y establecimientos comerciales no podremos entrar y en realidad, la verdadera libertad de acción se desarrollará en el espacio concreto en el que vamos a desarrollar la siguiente misión.Pese a este detalle, los escenarios "que cuentan" son espectaculares, espacios en los que deberemos utilizar todo nuestro ingenio para cumplir con unas misiones en las que lo de menos es la fuerza bruta y más bien al contrario, deberemos aprovechar nuestra capacidad de sigilo y  de observación para entender mejor el orden lógico para cumplir con nuestro cometido.Hackea todo lo que puedas El punto fuerte del juego es por supuesto en aprovechar todo aquello que lo hace diferente de los demás, en este caso el hacking. Para dotar de realismo al perfil de hacktivista de Marcus, en Ubisoft explican que a la hora de desarrollar el juego se tuvo en cuenta el consejo de hackers reales, que se encargaron de validar la veracidad de los scripts y la mecánica de juego que el protagonista puede poner en marcha. Además se han utilizado historias reales de hacktivismo para introducirlas como parte de las misiones del juego, como es el caso del Proyecto Chanology.¿Qué podemos hackear? Básicamente cualquier cosa que tenga un chip: cámaras de seguridad, ordenadores, teléfonos móviles, servidores, semáforos, tuberías de gas, instalaciones eléctricas...hasta incluso realizar "hacks masivos" utilizando los dispositivos de varias personas de forma simultánea. Con los hacks podremos acceder a información confidencial, provocar fallos eléctricos y explosiones, robar dinero, suplantar identidades, desviar el tráfico... y en general cualquier cosa que se nos ocurra teniendo en cuenta que el único límite lo ponemos nosotros.Para ayudarnos en nuestras misiones dispondremos de un teléfono móvil en el que contaremos con Apps que nos ayudarán a hackear, además de drones, coches teledirigidos y armas que podremos fabricar en la impresora 3D de nuestro cuartel general. Además, también deberemos ser cuidadosos para que otros grupos rivales no nos hackeen a nosotros, provocando una pérdida de datos que restará puntos en nuestra popularidad. Con mucho, es a este nivel hacking donde más se disfruta el juego. Dinámica de juego Al ser hackers, la mayoría de las misiones se desarrollan en entornos cerrados y controlados. Así deberemos desde robar un guión de los estudios en los que se está grabando la serie del momento, a acceder al servidor de una gran compañía para realizar un siempre ventajosa suplantación de identidad.En casi todos los escenarios deberemos lidiar con un grupo de agentes de seguridad o una banda que intentará impedir que cumplamos con nuestro cometido y en el que deberemos aprovechar la tecnología disponible para llevarlo a cabo. En este sentido Watch Dogs 2 puede llegar a ser un título un tanto repetitivo y al no contar con un guión especialmente sólido, es inevitable tener esa sensación de dejá vu que nos puede llevar a cumplir misiones casi por inercia.Por otro lado, llama la atención el hecho de que nuestra simple presencia en un escenario "no autorizado" lleva automáticamente a los guardias de seguridad a disparar a matar. No somos asesinos ni en principio, nuestro papel es el de acabar con la vida de nadie, por lo que la respuesta del IA en este caso parece excesiva si se tiene en cuenta que somos "simples hackers".Un sistema de penalizaciones al ser descubiertos, por ejemplo perdiendo habilidades y popularidad, o en el peor de los casos el postponer el poder llevar a cabo determinadas misiones por haber sido arrestados, nos hubiera parecido una forma más interesante de plantear la dinámica.Pese a ello la parte positiva es que una vez que aceptamos esta mecánica, podemos relajarnos y divertirnos de verdad. Porque las misiones insistimos, son en realidad puzzles a gran escala que deberemos saber resolver y de los por qué no, también podremos aprender cosas útiles.Conclusiones Watch Dogs 2 no sólo mejora enormemente lo que ofreció Ubisoft en su primera entrega, sino que sienta las bases para una franquicia sólida que estamos seguros de que seguirá ganando en calidad.Los fans de series como Mr. Robot disfrutarán sin duda de un juego que les permite poner a prueba su capacidad de deducción, a la vez que les pone por primera vez en el papel de un hacker que actúa de forma realista (salvando las distancias)Por contra, una dinámica de juego un tanto repetitiva y el quedarse como un sandbox un tanto a medias puede llegar a defraudar a aquel que entra en el juego sin tener una idea exacta de lo que se va a encontrar. Pese a ello, Watch Dogs 2 es un juego que se disfruta con facilidad y que sin duda merece la pena. Para nuestro análisis hemos utilizado una consola Xbox One S. 
0 comentarios7 shares
07/12/2016Rodolfo de Juana
Análisis de Dishonored 2
9review

Análisis de Dishonored 2

Cuatro años después de Dishonored,  Bethesda y Arkane Studios  vuelven a la carga con la segunda parte de un título que dejó un gran sabor de boca. Dishonored 2 cumple con esa máxima de que "si algo funciona, no lo toques" y entrega un título en el que calca la filosofía del juego original, pero que amplía con nuevos modos de juego y un escenario que da al jugador libertad máxima para decidir qué hacer y cómo hacerlo ya que como veremos a continuación, en Dishonored 2 no hay una única forma de "hacer bien las cosas". Pero empecemos por el principio.Los hechos que se narran en Dishonored 2 tienen lugar quince años después del juego original. Y arrancan una intro magistral. La ya no tan pequeña Emily Kaldwin  gobierna desde hace años en Dunwall, mientras que Corvo Attano, padre Emily y principal valedor de la emperatriz ocupa el título de "Guardian del Reino". Sin embargo los ánimos no están precisamente tranquilos y en Dunwall  reina un clima de agitación socia, a causa de determinadas muertes que sospechosamente apuntan a la corona. Todo acaba de empeorar con la inesperada visita de Delilah Copperspoon siniestro personaje que afirma ser hermana de la madre de Emily y por lo tanto la auténtica heredera al trono.La visita de Delilah trae consigo un golpe de estado que plantea al jugador la primera gran decisión: continuar el juego encarnando a Emily (lo que dará lugar a una aventura en la que se premia el sigilo y saber moverse entre las sombras) o vestirse de Corvo (en cuyo caso disfrutaremos de un juego en el que se premia la acción). A partir de aquí, la acción se traslada a Karnaca territorio con ese toque mediterráneo que nos es tan familiar y en el que deberemos cumplir todo tipo de misiones para acceder a la información necesaria para desenmascarar a Delilah y retomar nuestro legítimo trono.Gráficos, arte y sonido Como en la primera entrega, Dishonored 2 huye del fotorealismo que se ha impuesto en muchos juegos para entregar paisajes, edificios y personajes inspirados en artistas que van desde William Turner  a Theodore Gericault, paletas cromáticas propias del romanticismo de Friederich y la sensación de movernos en escenarios que combinan la mejor luz impresionista, con los códigos del cómic o la novela gráfica. En definitiva, lo que ha conseguido Sebastien Mitton, artista y director de arte de este juego, es un auténtico espectáculo para los sentidos.Sentidos en plural, porque en Dishonored 2 y de forma más acentuada que en la primera parte del juego, el sonido cobra un especial protagonismo. Pasos que suenan en el piso de arriba, conversaciones que se escuchan casi susurradas detrás de una puerta, diálogos que sólo escucharemos si tenemos la suficiente paciencia para no movernos de nuestro escondite...El sonido no rebosa sólo en calidad o cantidad, sino que como en pocos juegos, es vital para seguir el desarrollo de la historia y adelantarnos a los acontecimientos. Como en el caso de todos los libros y documentos que recogeremos a lo largo del juego, el sonido sin que realmente afecte directamente al desarrollo de la misión principal, sí que puede ponernos sobre aviso o en la pista de misiones secundarias y es ahí donde encontramos parte de la belleza de este título: algunas misiones o objetivos sólo se nos descubrirán si estamos en el lugar oportuno y en el momento preciso para "escucharlas".Misiones y desarrollo del juego Pero sin lugar a dudas y donde más se nota la evolución que ha experimentado el título es en sus misiones y distintos niveles de juego. Cada misión, cada objetivo a conseguir propone escenarios llenos de sentido, como si fuéramos nosotros, los propios jugadores los que recorremos las calles de Karnaka. Dishonored 2 es un juego que dice adiós por completo a los "niveles pasilleros", a las calles que se repiten y a las "misiones laberínticas".Y apuesta en cambio por una ciudad viva, una ciudad de verdad. Como en una ciudad coherente y como casi siempre en la vida real, hay más de una forma de hacer las cosas. Así que si nos atascamos en una misión, puede efectivamente que se nos haya pasado algo por alto, pero también puede que nos interese intentarlo de nuevo utilizando un enfoque completamente diferente.Al mismo tiempo y porque es coherente, cada escenario es profuso en detalles. Algunos vitales para el desarrollo de la misión otros, los más, elementos que podremos pasar completamente por alto pero a los que si prestamos suficiente atención, pueden traducirse en formas más sencillas de alcanzar nuestros objetivos o en secretos revelados sobre el mundo en el que nos movemos.Todo lo anterior se cristaliza en el "caos" que el juego introduce en el desarrollo de la misión. Al principio de cada nivel el sistema da de forma aleatoria a cada uno de los personajes con los que cruzaremos, uno de los siguientes estatus: neutrales, culpables y asesinos. Si por algún motivo matamos a un personaje neutral, aumentará la cantidad de caos que encontraremos en el nivel y nos será más complicado superarlo, mientras que si acertamos y eliminamos únicamente a las personas que suponen una amenaza para nuestra seguridad, deberíamos poder proceder con menos problemas.De la misma forma, se ha cuidado con mimo la IA de los enemigos a los que nos enfrentamos. Lejos de mantener roles prefijados, son capaces de detectar nuestra presencia con relativa facilidad, incluso en los niveles teóricamente más sencillos. Dishonored 2 en este sentido, incluso cuando ajustamos el nivel de dificultad a "Normal" no es precisamente un juego fácil de superar y el desafío a nuestras habilidades se mantiene de forma constante.Finalmente, tenemos que tener en cuenta que mientras algunas misiones se desarrollarán de forma lineal, otras plantean lidiar con objetivos que en sí mismos pueden parecer contradictorios y un tercer grupo que se desarrollan en distintos momentos del continuo espacio-tiempo, de modo que deberemos comprender lo que ocurrió en un momento determinado para poder "resolver" el momento actual. ¿Alguien habló de libertad? Poderes especiales Como en la primera parte del juego, en Dishonored 2 también tendremos acceso a poderes especiales. Dichos poderes podrán ser aceptados o rechazados y por ejemplo si decidimos no aceptar ningún tipo de poder especial, el juego se adaptará en consecuencia.La gran novedad en este caso es un renovado "árbol de habilidades" en el que podremos escoger el camino que queremos seguir a medida que avanzamos en el transcurso de la historia. Las decisiones que tomemos también afectan a los poderes que podremos obtener y en cierta medida, algunos poderes son incompatibles con otros por lo que una vez más, en este juego como en pocos, las decisiones que tomemos marcarán nuestro futuro.Si bien determinados poderes estarán disponibles para ambos personajes, otros son exclusivos, como la posibilidad que tiene Corvo de congelar el tiempo o la capacidad de Emily de atraer a sus enemigos desde largas distancias. Como en el caso del combate cuerpo a cuerpo, el uso de poderes tiene una curva de aprendizaje ligeramente superior a la que nos encontramos en otros títulos y no resulta infrecuente que en determinados escenarios tengamos que recurrir a los tutoriales que nos sugieren. Y tal vez sea este punto, la dificultad de llevar a cabo determinadas acciones o movimientos, las que le restan un ápice de jugabilidad a un juego que puede intimidar si no tenemos paciencia.Con todos estos mimbres, Dishonored 2 se ha ganado a pulso ser calificado uno de los grandes juegos del año. Un juego que se disfruta a múltiples niveles desde el primer momento, que regala libertad a raudales y en el que cada detalle ha sido tratado con esmero. Un imprescindible en vuestra biblioteca y al que sólo le podríamos reprochar una dificultad un tanto por encima de la media y que puede alejar al jugador más casual.Plataforma utilizada: Xbox One S
7 comentarios4 shares
17/11/2016Rodolfo de Juana
Análisis Fitbit Charge 2
7review

Análisis Fitbit Charge 2

Hace unas semanas Fitbit presentó su nueva generación de dispositivos wearables: Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2. Dos productos de cuyo éxito depende en buena medida el futuro de la propia Fitbit como empresa y en los que no se puede permitir fallos. Polémicas pasadas como las erupciones cutáneas que producía en algunos usuarios las correas de la primera generación de Charge (así como en Surge y en Force) han dañado la imagen de una compañía que necesita reinventarse para seguir siendo relevante frente a productos como el Apple Watch.¿Lo ha conseguido? Eso es precisamente lo que hemos querido determinar al analizar un Fitbit Charge 2 que sobre el papel presenta armas más que interesantes. En primer lugar, Charge 2 renueva diseño. La pantalla (ahora OLED) crece en tamaño y protagonismo, situando esta fitness band un peldaño más cerca del smartwatch que de una "pulsera clásica" de actividad física. En este terreno avanza en su integración con nuestro teléfono y podremos consultar notificaciones de llamadas, eventos en nuestro calendario o incluso WhatsApp.En segundo término, Fitbit se ha esforzado en que sus nuevas pulseras sean cómodas y tengan un punto de diseño que las aleje del mundo puramente gadget o geek que presentaba en sus primeras generaciones. La firma en este sentido ofrece pulseras intercambiables construidas en elastómero flexible, el mismo material que encontramos en las correas deportivas del Apple Watch.Y el cambio se agradece. La sensación sobre la piel es muy agradable, muy alejada del plástico duro de las primeras Fitbit. Además en este Charge 2 también podremos comprar correas adicionales de cuero en tres colores diferentes (rosa palo, marrón, añil), e incluso una edición especial en oro rosa.Nuevas prestaciones, más deporte Pero no nos olvidemos que Fitbit Charge 2 es más allá del diseño, un wearable destinado a medir nuestro rendimiento diario y aquí la empresa se asoma a su nueva generación Charge con novedades más que interesantes.En primer lugar, incorpora el reconocimiento automático de ejercicio SmarTrack. Sin que tengamos que indicarlo en la pantalla, Charge 2 puede reconocer si estamos andando, corriendo, montando en bicicleta, llevando a cabo una sesión de bicicleta elíptica o incluso si levantamos pesas.  Y en general, no lo hace del todo mal. Clava los resultados cuando se trata de correr o montar en bicicleta/elíptica pero sin embargo los resultados a la hora de detectar sesiones de fitness/pesas los resultados son algo más inconsistentes.Obtendremos sin embargo resultados más precisos en todos los campos si antes de iniciar la actividad lo indicamos en la pulsera, de modo que no sólo podremos consultar los resultados más tarde en la App, sino que podremos consultar nuestra progresión directamente en tiempo real sobre la pantalla. Aunque a diferencia de Surge no incluye GPS, sí que incorpora la función GPS conectado que hace el uso de nuestro smartphone para mejorar la medición de distancia.Por lo tanto si lo que nos gusta es correr, lo ideal si apostamos por esta Charge 2 es llevar con nosotros nuestro smarphone, de modo que los resultados finales sean más relevantes. No compite en este terreno por lo tanto con la pulseras deportivas (Garmin, Polar) especialmente pensadas para corredores y que en su gran mayoría sí que incorporan GPS de serie, pero tampoco lo pretende. Prescindir de hecho de esta integración GPS lleva la vida de nuestra pulsera hasta los cinco días y esto es un dato muy positivo a tener en cuenta.Dicho lo cual, lo nuevo de Fitbit incorpora un par de novedades pensadas para los más corredores: un modo intervalos heredado de Surge y las nuevas zonas de control cardiaco que nos permiten trabajar en zona en determinados ejercicios.Medir o no medir, esa es la cuestión Una de las críticas que recibió este Fitbit Charge 2 nada más salir al mercado, es que fallaba en el campo que teóricamente debía dominar: medir la distancia. Medirla realmente bien. Y nosotros tuvimos la mala suerte de ser testigos de este mismo problema. Distancias que sobre el papel representaban 5 Km, para Fitbit apenas pasaban de 3 Km, y viceversa.Afortunadamente Fitbit respondió a las críticas actualizando el software del dispositivo a los pocos días de detectar el problema. Pese a la actualización y pese a que sin duda los resultados son desde entonces mucho más precisos, siguen sin ser óptimos. No hablamos ya de kilómetros como antes, pero las discrepancias con otros dispositivos siguen ahí. ¿Es grave? Para el 90% de los usuarios seguramente no, pero los que quieran utilizar esta pulsera como compañera profesional de entrenos, deberían tenerlo en cuenta.Otro cantar es el pulsómetro. Como mucho otros dispositivos wearables, Fitbit Charge 2 incluye un pulsómetro óptico. Este tipo de pulsómetros proyectan un haz de luz sobre las venas de la muñeca y al rebotar, son capaces de detectar nuestro ritmo cardiaco. En términos generales el pulsómetro de este Charge 2 funciona correctamente, si bien nuestra impresión es que arroja valores ligeramente superiores a los reales. En modo reposo por ejemplo, nos suele dar un número de pulsaciones de entre 70 y 80 cuando si hacemos una "comprobación manual" el ritmo se suele situar entre 65 y 70.A la hora de realizar deporte sin embargo descubrimos un pulsómetro que funciona bastante bien, teniendo en cuenta que juegan en su contra factores como el sudor o lo ajustado o suelto que llevemos el reloj de la piel, de modo que cuanto más ajustado esté el reloj, más precisa será la medición.Dormir, andar y respirar Además del consabido rendimiento deportivo, Fitbit Charge 2 incorpora monitorización del sueño, avisos para movernos si llevamos demasiado tiempo sentados y una nueva función de mindfulness que nos anima a prestar más atención a nuestra respiración.Fitbit lleva años mejorando la forma en la que sus wearables miden el sueño y este Charge 2 no es una excepción. La pulsera determina perfectamente cuando nos vamos a dormir, cuántas horas descansamos, si hemos tenido un sueño inquieto, etc. Además podemos determinar un "objetivo de sueño" que nos avisará para que nos vayamos a la cama. Curiosamente Fitbit no mide el tiempo que descansamos por ejemplo si nos echamos una siesta y tampoco hay forma de introducir este valor de forma manual.Los nuevos avisos para movernos nos animan a levantarnos de la silla y recorrer unos cuantos pasos para mantenernos activos. Aunque funcionan de forma correcta, en realidad son avisos pre-programados que se repiten a unas horas concretas. Es decir, la pulsera no detecta si llevamos mucho tiempo sentado o no, o si justo antes del aviso nos hemos estado moviendo.Finalmente la nueva función de mindfulness nos anima a mantener la concentración en un punto que se expande y se contrae en la pantalla de Charge 2. Una curiosidad que sin embargo funciona bien para aliviar nuestra mente en esos momentos en los que necesitamos desconectar. Necesita mejorar En su conjunto Fitbit Charge 2 es una buena pulsera deportiva, pero está claro que necesita mejorar. Su aplicación para Android por ejemplo falla con cierta regularidad a la hora de sincronizar los resultados y en ocasiones tarda más de lo normal en actualizarlos. Fitbit ha reconocido públicamente fallos y bugs que está solucionando con sus últimas actualizaciones pero no resulta comprensible que no haya entregado un producto más pulido a nivel de software.Como en el caso de la medición de distancia, después de un mes en el mercado, las distintas actualizaciones que ha recibido Ftibit Charge 2 han mejorado la experiencia de usuario, pero en general su aplicación necesita mejorar para ofrecer una imagen más clara y sencilla de cara al usuario final.Y sin embargo, pese a algunos problemas, por 159 euros Fitbit Charge 2 ofrece suficientes argumentos como para aconsejar su compra. No es perfecta pero sin duda sigue siendo una de las opciones más atractivas de un mercado en el que resulta cada vez más difícil diferenciarse.Ahora bien, Fitbit debe hacer un serio esfuerzo por innovar, como por ejemplo añadiendo resistencia al agua en este dispositivo. Difícilmente los usuarios seguirán comprando en el futuro una pulsera que es una mera evolución de la anterior. Si quiere seguir siendo relevante, deberá dar un golpe de autoridad.
0 comentarios5 shares
07/11/2016Rodolfo de Juana
Análisis Lenovo ThinkPad X1 Yoga
8review

Análisis Lenovo ThinkPad X1 Yoga

Pantalla OLED 2K (2560 x 1440). Estas son las tres palabras con las que debes quedarte al considerar el nuevo Lenovo ThinkPad X1 entre tus opciones de compra. Un portátil pensado claramente para conquistar el mercado empresarial y que cuenta como veremos a continuación con más de un as en la manga para convertirse en uno de los firmes candidatos a conseguirlo.Comencemos en primer lugar por esa estupenda pantalla con la que hemos abierto nuestro análisis. Pese a que algunas marcas lo anunciaron en el último CES, este Lenovo ThinkPad X1 Yoga es de los primeros que apuestan por OLED en su pantalla, en este caso de 14". ¿Se nota? No sólo eso, sino que realmente marca la diferencia. Para los usuarios obligados a trabajar varias horas frente a su ordenador, sin lugar a dudas, esta es una de "las pantallas" que deberían tener en cuenta.¿Podría mejorar? Sin duda, si  hubieran apostado por eliminar completamente o reducir al máximo los marcos, como hace Dell en su XPS 13, aplaudiríamos "con las orejas", pero no olvidemos que tenemos entre manos un ordenador de empresa, equipos en los que el diseño minimalista rara vez es una prioridad. Siguiendo la tradición Yoga, su pantalla táctil pivota sobre unas bisagras que permiten girar el monitor hasta 180º, de modo que podamos utilizar el equipo en modalidad tablet. Y si así lo deseamos, podemos utilizar el stylus que incorpora el equipo y que puede tener su utilidad en determinadas situaciones.Nos ha parecido una pena eso sí, que lo nuevo de Lenovo no se aparte ni un milímetro del clásico diseño de empresa. ¿En resumen? Aburrido. Un sobrio cuerpo construido en policarbonato negro mate, en el que apenas hay (si es que hay alguna) florituras estéticas. Lo cual no es necesariamente malo. Sobran los ejemplos que han pasado por nuestras manos en los que, en un esfuerzo del fabricante por gustar, ha conseguido precisamente el efecto contrario. Lenovo sabe a quién se dirige y juega sobre seguro.Y precisamente porque sabe a quién se dirige, este Thinkpad incorpora un teclado excepcional. Un teclado en el que, como pocos, da gusto escribir. Desde ya pedimos fin a la nueva moda de incorporar teclados planos y damos a las gracias a Lenovo por volver a apostar por ese teclado de la casa que nunca debió abandonar.  Y sin embargo, porque como también es marca de la casa, Lenovo no renuncia a seguir incrustando ese trackpoint rojo en mitad de las teclas (G,H,B) que en el mejor de los casos tiene una utilidad limitada y en el peor, sobra por completo.Sobre todo si tenemos en cuenta que como en el caso del teclado, la multinacional china ha decidido incorporar un trackpad en condiciones. Un trackpad en el que podemos ejecutar con total comodidad todos los gestos de Windows 10, que literalmente vuela y que por lo tanto, hace inexplicable la presencia de tres botones físicos en su lado superior.¿No hubiera sido mejor aprovechar ese espacio para estirar aún más el trackpad? Esa sin duda hubiese sido nuestra apuesta, aunque intuimos que el "pensamiento conservador" se impone también en este campo. Afortunadamente dichos botones están bien construidos y responden de forma suave y precisa y distan mucho de la solución de compromiso obligado que hemos visto en otros equipos. El conjunto se completa con un lector de huellas dactilares que ha demostrado su buen hacer a la hora de desbloquear e identificarnos con nuestra cuenta de usuario.Rendimiento, conectividad y autonomía A diferencia de algunos de los ultrabooks que han pasado por nuestra redacción, el rendimiento de este Lenovo ThinkPad X1 Yoga es sobresaliente. Es verdad que no tiene excusas para no serlo: contar un Intel Core i7 2,60 GHz, 8 GB de RAM y disco duro SSD 256 GB deben cumplir sí o sí en el 99% de las situaciones a las que podamos someter este equipo en un entorno corporativo. Y efectivamente, así lo hace. Pese a nuestros esfuerzos, únicamente en una ocasión hemos conseguido que salte el sistema de refrigeración y como no podía ser de otra forma, ha sido Chrome el que lo ha conseguido. Pese a los esfuerzos de Google para "adelgazar" uno de sus productos estrella, su navegador sigue siendo una máquina devora recursos y equipo tras equipo lo demuestra.En el apartado de la conectividad, lo nuevo de Lenovo se presenta con tres puertos USB 3.0, HDMI  y Mini Display Port. El conjunto se completa con un lector de tarjetas SD y el propietario puerto OneLink que permite al equipo integrarse en una docking station. Así que nada de USC Type C en este equipo, un detalle que hubiéramos agradecido, ya que es hacia aquí hacia donde se dirige la industria, pero que en estos momentos tampoco parece imprescindible.En cuanto a la autonomía, Lenovo promete unas más que interesantes 11 horas para un uso básico del equipo. Nuestra experiencia sin embargo reduce esa autonomía a las 7-8 horas. Cumple por lo tanto con lo que podemos pedirle para una jornada de trabajo media, pero si lo que nos interesa es la máxima movilidad e independencia tal vez esta no sea la mejor opción.Con un precio base de 1.500 euros, el  Lenovo ThinkPad X1 Yoga se posiciona en el sector premium de los portátiles de empresa. Un precio que puede resultar un tanto elevado para la mayoría de los puestos de trabajo (ofimática, e-mail, etc.) pero que se justifica cuando consideramos aspectos como su estupenda pantalla, la comodidad de su teclado y un rendimiento que raya a gran altura. En el apartado del "debe" podríamos incluir ese diseño poco adaptado a los nuevos tiempos y tal vez una mentalidad que peca de conservadora en muchos de los aspectos del equipo. Con todo, aquellos que se decanten por este portátil difícilmente van a sentirse defraudados.
7 comentarios12 shares
28/10/2016Rodolfo de Juana
Forza Horizon 3, análisis
10review

Forza Horizon 3, análisis

Nunca he sido un gran gamer. Por trabajo, por falta de tiempo por en definitiva, tener todas esas otras cosas que hacer, el tiempo que he podido rescatar para jugar siempre ha sido limitado. Tal vez por eso, porque no tengo tiempo (ni ganas de) para memorizar decenas de combinaciones de botones, ni soy muy fan de las "curvas de aprendizaje", suelo decantarme por esos juegos que prometen diversión desde el primer momento: encender, jugar y disfrutar.Y aquí señores, Forza Horizon 3 ha demostrado saber hacer las cosas mejor que nadie. Desde un impecable intro, pasando por la mecánica del juego y un estupendo modo on-line, todo fluye de forma sencilla. Tanto que desde que ponemos por primera vez en marcha el juego, tardamos menos de un minuto en vernos al volante de un boogie que recorre campo a través un precioso bosque australiano, persiguiendo desbocado un helicóptero.Con más de 350 coches para elegir (y subiendo) en Forza Horizon 3 deberemos recorrer las carreteras, parajes naturales, playas y ciudades de Australia. Nuestro objetivo, alcanzar la máxima reputación posible para nuestro club, para lo cual deberemos participar en carreras, exhibiciones, y pruebas de habilidad, además de descubrir rutas secretas o probar lo que denominan "experiencias vitales", recorridos que deberemos hacer en solitario y que nos llevarán a descubrir algunos de los parajes más bellos de la isla.Y belleza es una palabra importante cuando hablamos de este juego. Difícilmente vamos a encontrar el mimo por el detalle que encontramos en Forza Horizon 3 en otros juegos de conducción y carreras. Belleza que se traduce en por supuesto cada competición, pero que también brilla simplemente al conducir junto a la orilla de una playa desierta, o cuando recorreremos un sendero sinuoso en mitad de la selva. Un juego en definitiva que destaca por paisajes cuidados al milímetro y vehículos de una calidad gráfica excepcional.Pero Forza Horizon 3 no sólo es bonito, también es extenso, incluso gigantesco. Si bien en un primer momento no podremos recorrer todo el mapa de Australia, a medida que terminamos los primeros campeonatos descubriremos un auténtico juego sand-box en el que podremos bien trazar una ruta de antemano en busca de un evento concreto, bien conducir despreocupadamente para pedirle a Kira (nuestro GPS) que nos dirija a un lugar interesante que descubrir. ¿Te apetece participar en una carrera nocturna con vehículos sacados de películas de los ochenta? ¡Claro que sí Kira! ¿A dónde hay que ir? Uno de los grandes aciertos de Playground al diseñar este título ha sido capaz de hacer un juego interesante tanto para los que como yo, simplemente queremos "sentarnos y conducir" como para los verdaderos entusiastas del motor, aquellos que quieren modificar cada aspecto del coche a su gusto. La posibilidad de introducir mejoras en cada uno de los componentes del vehículo, descargar centenares de diseños y vinilos para nuestros automóviles o incluso ir más en serio y entrar en el terreno del tuning están más que presentes. Y no, no es un simple escoger cuatro opciones. Podemos emplear horas en diseñar el coche con el que realmente queremos competir.De la misma forma, avanzar en el juego puede ser todo lo fácil o difícil que queramos que sea. Contar con ayudas o no hacerlo, frenos asistidos o sin frenos en absoluto, rivales que nos van a pasar en la primera curva o con otros con los que tendremos alguna oportunidad de competir, etc. Y por supuesto nunca estaré lo suficientemente agradecido a la función de "retroceso en el tiempo", que nos permite rebobinar esa parte de la carrera que ha acabado con nuestro vehículo entrando por el segundo piso de una casa o estrellado contra un árbol.Porque esa es otra. Horizon Forza 3 se toma las cosas con grandes dosis de humor.  Premia por supuesto la "conducción limpia", pero si somos fans de los adelantamientos peligrosos o de pasar más tiempo derribando árboles que en la carretera, también tendremos nuestra propia recompensa. De lo que se trata una vez más, es de conducir y disfrutar. ¿Quieres seguir los consejos del juego? Perfecto. ¿Quieres hacer lo que te de la gana y subir con tu coche a esa imposible colina empinada? Perfecto también, nunca te van a penalizar.A la hora de jugar on-line podremos crear nuestros propios eventos a los que invitar hasta a 12 jugadores, o si nos apetece iniciar una ruta compartida con cuatro amigos en busca de aventuras. Encontrar partidas de match-making es muy sencillo y de hecho podemos pedir a Kira que nos dirija directamente a una partida que se esté desarrollando cerca de nuestra posición.El juego ofrece a su vez un modo semi on-line en el que vemos el comportamiento del resto de jugadores sobre el mapa: es decir, los coches que nos cruzamos en nuestras aventuras pertenecen en su mayoría a los de otros jugadores que bien ese momento, o bien hace poco, han pasado por ahí. Como cada coche corresponde a un Drivatar (jugador) también tenemos la posibilidad de incorporarlos, si así lo quieren, a nuestro propio club.En definitiva, Forza Horizon 3 es un juego de carreras y de conducir, pero a la vez es mucho más que eso. Es toda una experiencia.  Plenamente justificado el título de "Mejor juego de conducción del año" que los chicos de Playground Games ganaron en el último E3.
7 comentarios13 shares
18/10/2016Rodolfo de Juana
Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2 presentados de forma oficial en España

Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2 presentados de forma oficial en España

Amantes del fitness y de la cuantificación personal: Fitbit Charge 2 y Fitbit Fex 2 han sido presentados oficialmente en España. Tras vender más de 50 millones de wearables en poco más de cuatro años, Fitbit quiere demostrar que se puede seguir innovando en un sector que cada vez más le ve "las orejas al lobo" a dispositivos como el Apple Watch o en Samsung Galaxy Gear.Dicho lo cual, ¿qué encontramos en los nuevos modelos? Sin introducir características revolucionarias si los comparamos con la generación anterior, tanto Charge 2 como Flex 2 se presentan mucho más estilizados,  pulidos en su diseño e incorporando amplias posibilidades de personalización, tanto a la hora de intercambiar correas como incluso, incorporarlos en accesorios de moda y joyas.Por supuesto no es lo único. Charge 2 se aproxima cada vez más a lo que ofrecen los dispositivos dedicados a medir la forma física, mejorando su pulsómetro (que ahora mide el ritmo cardíaco de forma continua) e incorporando nuevas funcionalidades. Destacan en entre las nuevas, la posibilidad de calcular nuestra capacidad aeróbica o el poder en marcha una sesión (2  ó 5 minutos) de respiración consciente guiada. Mejora también el registro de distintas actividades deportivas e incorpora por primera vez GPS conectado, lo que implica que podremos sincronizar la pulsera con el GPS del smartphone.[caption id="attachment_156286" align="aligncenter" width="600"] La nueva Fitbit Flex 2 es resistente al agua[/caption]En el caso de Flex 2, la más pequeña de las pulseras de Fitbit se actualiza incorporando resistencia al agua (hasta una profundidad de 50 metros), lo que nos permitirá registrar nuestras sesiones de piscina. Como el caso de Charge 2, Flex 2 nos avisará cada hora para que "desconectemos" y demos un pequeño paseo y por primera vez, se integra con nuestro smartphone avisándonos en caso de que recibamos una llamada o un mensaje de texto.Destinados al público femenino, junto a Flex 2 debutan brazaletes y colgantes diseñados por la empresa y que ofrecen una nueva forma de llevar con nosotros el dispositivo. En este caso podremos escoger desde acabados en acero o plata hasta otros chapados en oro dorado o rosa de 22 kilates.Fitbit Charge 2 ya está disponible en los principales puntos de venta a partir de 159,95 euros. En el caso de Fitbit Flex 2, deberemos esperar hasta mediados del mes de octubre, cuando debutará a un precio de 99,95 euros.
0 comentarios2 shares
21/09/2016Rodolfo de Juana
Acer Liquid Jade Primo disponible en España en abril por 599 euros

Acer Liquid Jade Primo disponible en España en abril por 599 euros

Acer Liquid Jade Primo Premium Pack. Este es el nombre con el que Acer quiere convencer a usuarios pero sobre todo a empresas, de las bondades de su nuevo smartphone de gama alta basado en Windows Mobile. Tomando como base el propio Acer Jade Primo que la multinacional taiwanesa presentó el pasado mes de noviembre, el premium pack se completará con teclado, ratón, dock para activar la función Continuum de Windows 10 y un monitor Full HD de 22 pulgadas.El conjunto que se pondrá a la venta a partir de este mes de abril por 799 euros, aunque también se comercializará bien en un Business Pack que incluirá teléfono y base por 649 euros y para los que deseen únicamente el smartphone, podrán adquirirlo por 599 euros.El Acer Jade Primo es un smartphone de alta gama que dispone de una pantalla AMOLED multitáctil de 5,5 pulgadas con resolución Full HD y protegida por Gorilla Glass 3, con un SoC Snapdragon 808, versiones con 2 o 3 Gbytes de RAM y 32 Gbytes de capacidad de almacenamiento. Un terminal fabricado en policarbonato con marco metálico que incluye cámaras de 21 MP y 8 MP y dos ranuras para doble SIM o la SIM y una tarjeta microSD.Siguiendo su apuesta por Windows Mobile, Acer también lanzará esta primavera su Acer Liquid M330 Essential Windows un terminal de gama de entrada destinado a todos ellos que quieran dar una oportunidad a Windows 10 Mobile sin invertir demasiado. Apuesta por una pantalla de 4,5", cámara de 5 MP, 1 GB de memoria RAM, 8 GB de almacenamiento interno y conectividad 4G. No se olvidan de Android Además y pese a que Acer ha asegurado que su estrategia en movilidad pasa por una apuesta decidida por Windows 1o, también ha presentado dos nuevos terminales Android de gama media que estarán disponibles en España antes del próximo mes de junio.En primer lugar, los nuevos Acer Liquid Gest 3G y Acer Liquid 4G y que ofrece en su modelo más avanzado, pantalla HD de 5", 16 GB de almacenamiento interno expandibles con ranura para tarjetas microSD, cámara de 8 MP y 2 GB de memoria RAM. En su opción más básica encontramos 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno.Si gran apuesta por el mercado Android para este año es sin embargo el Acer Liquid Z630, un smartphone de 5,5" y en el que tal vez su factor diferencial es una enorme batería de 4000 mAh que asegura dos días de autonomía. Además equipa 3 GB de memoria RAM, 32 GB de almacenamiento interno (expandibles con tarjetas microSD) y procesador octa core de 1,3 Ghz.Además de los nuevos dispositivos, Acer ha anunciado nuevas apps para sus smartphones Android, como son el navegador GPS Acer Nav, desarrollado con el apoyo de TomTom o un Kids Center enfocado a los más pequeños de la casa.
1 comentario38 shares
31/03/2016Rodolfo de Juana
Probamos el ASRock Beebox N3150: mini PC con soporte para 4K y USB-C
4review

Probamos el ASRock Beebox N3150: mini PC con soporte para 4K y USB-C

ASRock ha conseguido hacerse todo un nombre en la industria de los ordenador DIY, ofreciendo a jugones y amantes de la tecnología los mejores componentes en placas base, barebone gaming o networking y redes. También presenta una oferta más que interesante en su línea de Mini-PCs tanto de sobremesa, como los destinados a convertirse en los mejores aliados de nuestro televisor, como este Beebox N3150 que tenemos entre manos.Como el resto de la línea Beebox, el N3150 sigue las especificaciones con las que Intel promociona su gama NUC,  Mini-PCs completos creados bajo un nuevo factor de forma de 10 x 10 centímetros que Intel desarrolló al calor del impulso de desarrollos como Raspberry Pi y con destino al mercado de señalización o quioscos digitales, pero que con el tiempo han ido conquistando nuevos espacios, como el consumo de contenidos en nuestro salón o incluso juegos que no sean demasiado exigentes.Lo nuevo de ASRock en este terreno cuenta con algunas novedades interesantes. Entre las principales, el hecho de que se anuncia como el primer NUC del mundo que cuenta con soporte para USB Tipo-C, si bien también cuenta con un puerto USB 3.0 y otros dos puertos USB 2.0 que completan la oferta de conectividad en este apartado.La otra gran novedad es que se convierte en el primer Mini-PC del mercado que tiene soporte para 4K y no sólo en un monitor, sino hasta en tres monitores de forma simultánea, con dos puertos HDMI y un puerto DisplayPort. Todo ello se completa con el procesador Intel Quad-Core N3150 (hasta 2,08 GHz según configuración), 4 GB de memoria RAM,  SSD de 128 GB y la posibilidad de instalar un HDD adicional de 2,5". El equipo ofrece además conectividad Wi-Fi AC por lo de quererlo, podemos utilizar este pequeño equipo como punto de acceso inalámbrico, lo cual puede ser interesante en el sector del retail o en restauración .El conjunto se completa con un mando inalámbrico con el que podremos controlar programas como Kodi, Netflix o Spotify, pero que como en la mayoría de estos casos, resulta incómodo de utilizar y poco preciso, por lo que recomendamos bien adquirir este componente por separado, bien controlar nuestro Mini PC con una de las muchas Apps que nos permiten hacerlo en las principales plataformas mobile. Conectándole un Gamepad y contando con una plataforma como Steam podremos disfrutar si no de los últimos juegos, sí de una buena selección con la que pasar horas frente nuestro televisor.Si a estas características le añadimos el hecho de que es un equipo completamente silencioso y que podemos adquirirlo por menos de 200 euros, es fácil concluir que el ASRock Beebox N3150 puede convertirse en uno de nuestros aliados más versátiles de nuestro televisor. Si además queremos ir más allá, su bajo consumo energético puede convertir a este Mini PC en un perfecto servidor para nuestro hogar o incluso, para una pequeña oficina que cuente con dos o tres puestos de trabajo.Como suele acostumbrar a hacer la marca taiwanesa, el ASRock Beebox N3150 incluye un manual que nos detalla tanto la guía de montaje y configuración, como las posibilidades de expansión del equipo, que en este caso pasan por incrementar el almacenamiento interno, la posibilidad de aumentar la memoria RAM o incluso, cambiar la tarjeta de Red.El dispositivo tiene soporte oficial para Windows 10 y viene acompañado con un CD con todos los drivers que necesitamos para ponerlo en marcha. También se mueve con soltura con las distribuciones Linux más modernas, si bien es cierto que el soporte 4K para monitores y televisores en el sistema operativo del pingüino todavía no está a la altura de lo que ofrece Microsoft en Windows.Por último, destacar también el hecho que en el packaging encontraremos soporte para el sistema de montaje VESA, por lo que si lo necesitamos, podremos acoplar el equipo tras un televisor o un monitor sin problemas, lo cual resulta interesante tanto si disponemos de poco espacio como en posibles usos comerciales y de retail. 
0 comentarios4 shares
16/03/2016Rodolfo de Juana
Analizamos el nuevo Wolder Wiam #71+
4review

Analizamos el nuevo Wolder Wiam #71+

La compañía cántabra Wolder quiere conquistar el segmento de gama media-alta de los smartphones con la presentación de su Wiam #71+ un smartphone que por 300 euros, sobre el papel ofrece unas especificaciones más que interesantes: pantalla de 5" HD (1024x768), 3GB de memoria RAM, 32 GB de almacenamiento interno (expandibles con tarjeta microSD de hasta 64 GB), cámara principal de 21 MP (frontal de 13 MP), procesador Octa Core 1,3 GHz MT6753 y Android 5.1.Lo más interesante con todo es un lector de huellas digitales integrado en el botón home del dispositivo, de modo muy similar al Touch ID de Apple o el que incorporan modelos de Samsung como el Galaxy S6 o el Note 5. Y es precisamente aquí donde el Wiam #71+ empieza a destacar.Si bien en otros modelos de gama media, el lector de huellas dactilares destacaba por una precisión cuanto menos cuestionable, en este caso Wolder nos ha sorprendido con un dispositivo que funciona realmente bien en este apartado. Capaz de almacenar y reconocer hasta cinco huellas diferentes, el #71+ consigue que ni siquiera necesitemos pensar en cómo situamos el dedo sobre el botón para poder desbloquearlo de forma automática y con suma comodidad. Por supuesto en los casos en los que el reconocimiento táctil es imposible (por ejemplo cuando nuestros dedos están húmedos), siempre podemos desbloquear el teléfono introduciendo el PIN de seguridad. Aluminio y cristal Junto al sensor de huellas, la otra marca identificativa de este Wolder es un diseño unibody construido sobre aluminio y cristal, dando de esta forma un aspecto más "premium" que otros smartphones que se sitúan en un rango similar de precios.En este sentido, el tope de gama de la familia Wiam apuesta por un diseño de curvas suaves, enmarcado en un bisel de aluminio brillante sobre el que se engasta una tapa trasera construida en cristal. Sobre el papel, Wolder consigue proyectar esa imagen premium de la que hablábamos al principio. El problema es que precisamente esa elección de materiales consigue atraer huellas, suciedad y grasa como pocos otros, lo cual nos obliga a echar mano a la toallita limpiadora (que Wolder también incluye en el packaging) mucho más a menudo de lo que nos gustaría.Más elegante es por contra el diseño lateral, que a modo de cañón o valle de policarbonato gris oscuro alberga las apenas de volumen y encendido (derecha), SIM y microSD (izquierda) y conector microUSB bajo el botón home, espacio en el que también se sitúan los altavoces internos del dispositivo mientras que en el lado opuesto únicamente encontramos el conector Jack para los auriculares.Gana espacio el #71+ al utilizar una única bandeja lateral para albergar tanto las dos tarjetas SIM con las que podemos trabajar en este móvil como la tarjeta microSD. Decisión que si bien a nivel de diseño es todo un acierto, complica un tanto las cosas si somos de los que extraemos con cierta frecuencia la tarjeta microSD del dispositivo. Nada no obstante, que no se pueda aprender con un poco de paciencia.En el frontal, el botón home se muestra como un rectángulo redondeado prácticamente plano, enmarcado en un ligero bisel de aluminio y escoltado por los botones táctil propios de Android (atrás y opción). Desde el botón hasta el inicio de lo que realmente es la batalla encontramos casi 1,5 cm. un espacio que tal vez podría haberse reducido pero que en conjunto, funciona bien. Rendimiento Si algo hemos aprendido en 2015 es que la inmensa mayoría de los smartphones han alcanzado un grado de madurez que les permite rendir a gran nivel sin problemas. Y en este sentido el #71+ no es una excepción. Sus 3 GB de memoria RAM y su procesador Octa Core 1,3 GHz consiguen que a menos que no utilicemos juegos y aplicaciones realmente pesados, no echemos de menos a la supuestamente mucho más avanzadas series de Snapdragon.¿Tenemos en nuestras manos el smartphone más rápido del mercado? Evidentemente no. Pero si la pregunta que nos hacemos es ¿Tenemos en nuestras manos un smartphone que cumple con solvencia y que nos va a responder de forma notable en el 99% de las tareas que se nos presenten a lo largo del día? la respuesta no puede ser otra que un sí rotundo.En las semanas que lo hemos probado no hemos encontrado el mínimo lag o problemas de rendimiento en casi ningún escenario y si acaso puede achacársele un "pero" es cierto sobrecalentamiento con aplicaciones que sobre el papel no deberían ser especialmente intensivas.El buen trabajo de optimización por el que apuesta Android 5.1 hace el resto. Y se nota, especialmente en la autonomía del smartphone, que sin equipar una batería de las que quitan el hipo (2.400 mAh) consigue un día y medio de trabajo si no somos especialmente intensivos en el uso de nuestro terminal e incluso dos, si le damos un uso básico.En el apartado de la conectividad cumple con todo lo que le podemos pedir y aún más si tenemos en cuenta que los 32 GB de almacenamiento interno que incorpora podemos expandirlos con tarjetas microSD de hasta 64 GB. Igualmente interesante para muchos es la posibilidad de trabajar con dos SIM, de modo que los interesados podrán unificar bien unificar dos teléfonos en un único terminal (casa y trabajo por ejemplo) o bien trabajar con una SIM para llamadas y otra para datos (por ejemplo si viajan al extranjero y compran una SIM local).Al ser un procesador Mediatek, no incorpora tecnología NFC sino la más barata y mucho menos capaz Hotknot que si bien puede intercambiar datos con otro terminal acercando ambas pantallas, no es funcional para tareas más avanzadas como pueden ser los pagos móviles.Cámara La calidad de la cámara instalada en un smartphone suele ser determinante a la hora de diferenciar los teléfonos de gama media, de aquellos por los que puede merecer la pena gastarse esos euros más, que acercan el teléfono a una cámara fotográfica compacta.En este caso Wolder ofrece en su Wiam #71+ una cámara principal de 21 MP que complementa con una frontal de 13 MP. Los controles de ambas cámaras son los propios que ofrece Android en su versión de stock, con todas las ventajas e inconvenientes que ello supone: trabajaremos con el algoritmo de Google pero no contaremos con ninguna de las modificaciones que normalmente a mejor, suelen incluir otros fabricantes.[caption id="attachment_128605" align="aligncenter" width="660"] Con buenas condiciones de iluminación, la cámara llega al notable[/caption]La buena noticia es que en Android 5.1 tenemos bastantes con los que trabajar: iluminación, balance de blancos, exposición, modo de escena, antiparpadeo, ISO, detección automática de escena, detección automática de sonrisa y rostros, ráfaga de hasta 90 disparos, etc.Gratas sorpresas encontramos en la posibilidad de tomar una imagen con las teclas de volumen (si bien nos hubiese gustado poder acceder directamente a la cámara del mismo modo) y un auto-focus que si bien no es tan rápido como en los smartphones tope de gama, en buenas condiciones lumínicas es lo suficientemente ágil como para que apenas nos demos cuenta.Precisamente es buenas condiciones de luz, la cámara del #71+ se comporta. Es cierto que si vamos al detalle las imágenes muestran un ligerísimo granulado, pero los contrastes están bien marcados y la composición de color, para el 80% de nuestros disparos llega al notable.Como suele ocurrir en este rango de precios, donde más sufre la cámara de este Wolder es en escenas nocturnas o con poca luz, o en escenas en donde se presentan personas o objetos en movimiento. Nos encontraremos en estos casos una mayoría de fotos sobreexpuestas o borrosas si bien todavía podremos obtener resultados más que decentes en espacios interiores. Ninguna novedad pues en este terreno, en el que únicamente terminales que hoy  en día superar la frontera de los 500 euros son capaces de dar el máximo. Conclusiones El Wolder Wiam #71+ es un muy buen teléfono de la conocida como "gama media premium". Equilibrado, potente en cuanto a su rendimiento, con un lector de huellas que funciona realmente bien y un diseño más que agradable.Por 300 euros disponemos en nuestras manos de un smartphone que flaquea en muy pocos puntos cuando lo comparamos con otros mucho más caros y únicamente en apartados como pantalla (es HD y no Full HD) o en la ya mencionada cámara, encontraremos argumentos que jueguen en su contra.
0 comentarios4 shares
07/01/2016Rodolfo de Juana
TomTom Runner 2 Cardio+Music, análisis
4review

TomTom Runner 2 Cardio+Music, análisis

TomTom sorprendió a propios y extraños cuando a principios del año pasado inauguraba su línea de relojes deportivos, enganchándose al fenómeno runner. Lo hacía con un reloj sencillo, alejado de las prestaciones que ofrecían marcas consolidadas como Polar o Garmin, pero que ofrecía todo lo que necesitaba el aficionado que empezaba a sentir el gusanillo del running en sus venas: un buen GPS, un pulsómetro más que decente integrado en el mismo reloj y funciones básicas como análisis de velocidad, distancia recorrida, calorías quemadas o la posibilidad de trabajar en zona cardio.Tras los buenos resultados cosechados en ventas, se animaron a abrazar el mundo del fitness con el lanzamiento del su versión multisport que ofrecía la posibilidad de medir nuestro rendimiento a la hora de nadar en una piscina o sobre las dos ruedas de una bicicleta.Y ahora renuevan toda su gama con el lanzamiento de la nueva generación TomTom Runner 2 en la que sobre todas las novedades que incluyen sus tres relojes, destaca con luz propia “Music” o lo que es lo mismo, la posibilidad de almacenar música en nuestro dispositivo y reproducirla emparejándolo con unos auriculares Bluetooth.Para ello, los nuevos relojes incluyen 3 GB de almacenamiento interno, lo que sobre el papel permite gestionar unas 500 canciones. Y la idea es buena: ¿En vez de correr con el móvil, por qué no hacerlo únicamente con el reloj?Diseño continuista Los nuevos TomTom cambian poco desde el punto de vista del diseño con respecto a la generación anterior. Mantienen el cuerpo central que podemos integrar en distintas correas plásticas y el mismo control manual de la pantalla: un gran botón cuadrado bajo la pantalla con el que nos desplazaremos entre los distintos menús.Lo dijimos en su momento y lo repetimos. En un entorno deportivo, donde nuestro reloj puede estar sujeto a golpes, sudor, arañazos etc. nos parece todo un acierto no apostar por las pantallas táctiles. La mayoría de los fabricantes siguen apostando por el control manual (por muy inteligentes que sean sus relojes) y sólo en algunos modelos, normalmente en gama de entrada, se apuesta por lo táctil en una concesión al mundo del smartwatch.Por otro lado, la pantalla de este TomTom crece ligeramente en tamaño para poder mostrar más información e inaugura un nuevo conector propietario, tal vez un poco más incómodo de utilizar que el de la generación anterior y que necesitaremos utilizar tanto para cargar la batería del reloj como para sincronizar nuestros resultados a través de un ordenador.En cuanto a la correa, TomTom apuesta para esta generación nuevos colores y diseños y un material plástico que resulta más agradable y suave al tacto y que se ajusta mejor a la muñeca que en su primera versión.Para el runner casi “profesional” Si la primera incursión en el mundo de running de la mano de TomTom podíamos acceder únicamente a algunos parámetros “básicos”, en esta segunda encontramos todo un entrenador personal en nuestra muñeca.Además del ya conocido menú “Objetivos”, inaugura un nuevo menú “Intervalos” que nos permite programar una rutina completa de entrenamiento en forma de series, pudiendo determinar el tiempo de calentamiento, la duración/distancia de cada serie, el tiempo de recuperación entre cada una y finalmente el tiempo de trote que vamos a destinar a la relajación final.Otra de las gratas novedades que introduce el firmware del Runner 2 es el menú “Competir” que nos permite medirnos a nosotros mismos en un recorrido realizado con anterioridad. Si bien esto era posible hace tiempo, únicamente podíamos hacerlo desde la web, donde se comparaban los mismos recorridos una vez finalizados, pero no en tiempo real.También ha mejorado el trabajo en zona “cardio” y el pulsómetro detecta mejor la variación en el número de pulsaciones y el ritmo en las distintas zonas en función de las mismas.A la hora de correr, también crece la información que nos ofrece el reloj en tiempo real. Junto a la distancia recorrida, la velocidad, el ritmo medio o las calorías consumidas, se nos ofrecen nuevos parámetros como tiempo estimado, teniendo en cuenta el ritmo medio.Por supuesto para llegar a un nivel profesional, que en este caso TomTom no pretende, podríamos pedir otras herramientas, como la inclusión de entrenamientos específicos, el seguimiento de planes para preparar media maratón o maratón, sensores como altímetro/inclinómetro que son especialmente útiles en el mundo del trail o incluso los modernos “motivadores”/ “coach” que incluyen algunos de estos relojes.Música en tu muñeca Como apuntamos antes, la gran novedad del dispositivo es la posibilidad de almacenar y reproducir música en nuestro reloj.Para hacerlo, necesitaremos eso sí unos auriculares con Bluetooth Activo, y este detalle es importante, porque no todos los auriculares bluetooth disponen de esta característica.Para introducir la música en el reloj, instalaremos la aplicación en nuestro equipo y seleccionaremos las listas de reproducción que queremos transferir a nuestro dispositivo. Y también esto es importante tenerlo en cuenta, ya que únicamente podremos sincronizar listas de reproducción y no canciones sueltas o carpetas con nuestro archivos.Esto que puede parecer sobre el papel una desventaja no lo es tanto si tenemos en cuenta que el reloj no está pensado para ser un reproductor musical sino únicamente un “acompañamiento” mientras corremos o hacemos deporte.De hecho una vez emparejado el reloj con nuestros cascos podremos acceder a unos controles muy básicos, como elegir la lista de reproducción que queremos escuchar, pausarla o cambiarla por otra. Preparar el triatlón Si bien la función Runner es la principal del nuevo TomTom, no es ni mucho menos la única. Otros deportes como la natación, el ciclismo o simplemente el ir al gimnasio tienen aquí cabida.En natación por ejemplo, tendremos la oportunidad de medir la distancia recorrida, la velocidad o el número de brazadas que hemos empleado en cubrir la distancia.De forma similar, la modalidad ciclismo nos permite medir distancia y velocidad, aprovechando el GPS del reloj para trazar el mapa de nuestras rutas. No incluye eso sí, el accesorio que disponen dispositivos dedicados y que permite medir exactamente la cadencia de nuestra pedalada, pero como hemos comentado anteriormente, no es éste el nicho al que se dirige.A cambio nos permite medir tanto los “rodajes” que realicemos sobre la cinta de correr como sobre bicicleta estática, de modo que al menos podamos contar con esos datos en forma de estadística acumulada.Cuantificando tu vida Además de medir nuestro rendimiento deportivo, Runner 2 incluye una función para cuantificar nuestra actividad diaria.Como muchas pulseras cuantificadoras, el reloj de TomTom cuenta nuestros pasos y la distancia que recorremos cada día, además de los minutos que nos hemos mantenido activos y cuánto hemos dormido.Probablemente esta sea la parte más floja del dispositivo y no sustituye en este terreno a un dispositivo dedicado como pudiera ser una pulsera Fitbit o Jawbone.En primer lugar porque si bien a la hora de correr o hacer ejercicio las mediciones son bastante exactas, curiosamente no lo son en el apartado de cuantificación, mostrando valores que difícilmente corresponden con nuestra actividad real.En cuanto al análisis del sueño, básicamente se limita a mostrar las horas que considera que hemos dormido, pero no hace un análisis del mismo, ni en realidad es demasiado preciso a la hora de determinar cuándo nos hemos ido a dormir o cuándo nos hemos despertado.Y que la cuantificación es poco más que una curiosidad, lo descubrimos pronto en la App, que tanto en su versión on-line como en dispositivos móviles se muestra (como no podía ser de otra manera) fuertemente enfocada al rendimiento deportivo dejando la parte de cuantificación en un plano meramente anecdótico.Y no podía tampoco ser de otra forma si tenemos en cuenta la autonomía de este TomTom. Si bien en reposo puede aguantar prácticamente una semana, a la hora de ponerlo en marcha durante nuestro ejercicio deportivo, donde deberá utilizar componentes como GPS, Bluetooth e iluminación de la pantalla en modo nocturno, la autonomía se reduce a poco más de un par de días.TomTom MySports Tan importante es disponer de un reloj capaz de ofrecernos todo tipo de datos, como una App/servicio web capaz de interpretarlos .La apuesta de TomTom en este campo es TomTom MySports aplicación (iOS/Android) y servicio web con la que podremos comprobar el resultado de cada uno de nuestros entrenamientos y su evolución a lo largo del tiempo.Como no podía ser de otra forma, la aplicación se beneficia del buen hacer de TomTom en el campo de cartografía y el uso de GPS, ofreciendo resultados precisos del “mapa” que hemos recorrido, la distancia, duración, puso medio, energía consumida, ritmo medio (y desglosado por kilómetros), altitud, gráfico de esfuerzo (cardiaco) en contraste con nuestro ritmo, etc.Además de comprobar en qué se traduce efectivamente el resultado de nuestro esfuerzo, podemos consultar estadísticas semanales, mensuales, etc. resultados agregados, y crear objetivos que nos ayuden a mantenernos más motivados.Como hemos comentado al principio de nuestro análisis, podremos sincronizar nuestros resultados con la aplicación gracias al conector propietario que se incluye en la caja. Pero también podremos hacerlo directamente asociando nuestro dispositivo móvil al reloj, a través de Bluetooth.Pese a que ambas opciones como decimos están disponibles, la sincronización puramente mobile presenta en ocasiones problemas con algunos terminales Android un problema que TomTom arrastra desde hace cierto tiempo.La buena noticia es que cada vez son más los terminales que la firma soporta de forma oficial y que ha mejorado el rendimiento de la App, pero es un terreno donde debe seguir mejorando para ponerse a la par de Apps como pueden ser Nike+ o Runtastic.Conclusiones Como en sus primeros modelos, TomTom ha conseguido con su Runner 2 un reloj de fitness que ofrece una buena relación calidad-precio a la que pueden ponerse pocas pegas.Por supuesto no es un reloj que puede competir en la parte alta del mercado, donde empresas como Polar posicionan dispositivos por 400–500 euros pero tampoco lo pretende.Sus 250 euros no sólo lo convierten en un reloj más que interesante para los aficionados al running sino que cumple con todos los requisitos que pueden pedir aquellos deportistas que se toman el deporte como algo más serio.El hecho de que ofrezca su variante multo-sports lo convierte como un dispositivo atractivo para aquellos interesados en dar el máximo en pruebas combinadas, como puede ser un triatlón.Como puntos a mejorar, tal vez una mejor integración en el terminal móvil (mejor App, integración con Google Fit o Apple Health) y todo el apartado de cuantificación personal, sin duda lo más flojo de este reloj inteligente.
0 comentarios67 shares
11/12/2015Rodolfo de Juana
[ ]