Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

GVIDO, tinta electrónica para partituras musicales

Publicado el

Cuando hablamos de tinta electrónica pensamos directamente en lectores de libros en formato digital, popularmente conocidos como ebooks, pero dicha tecnología ofrece muchas posibilidades y puede extenderse a diversos sectores sin mayor problema y GVIDO es una clara muestra de ello.

Se trata de dos pantallas de tinta electrónica unidas por una zona central que puede plegarse en forma de carpeta. Cada una de esas pantallas tiene un tamaño de 13,3 pulgadas y es capaz de conseguir una resolución de 1.200 x 1.600 píxeles.

El prototipo que han presentado tiene aproximadamente la longitud de un folio DIN A4 y su peso es de 600 gramos, bastante razonable y asequible incluso para llevar encima durante viajes largos, y también para colocar en soportes durante ensayos y conciertos.

En lo que respecta a prestaciones viene con 8 GB de almacenamiento ampliable, conectividad WiFi y Bluetooth y viene acompañado de un lápiz óptico Wacom, con el que podremos realizar anotaciones cómodamente en cualquiera de las dos pantallas.

Su uso es muy sencillo, ya que basta dar un toque con el dedo para pasar la página en cualquiera de sus laterales, aunque por desgracia imaginamos que no va a ser precisamente económico, por lo que su compra estará limitada a aquellos con mayor presupuesto.

No tenemos detalles sobre el precio concreto, pero teniendo en cuenta que los productos con una única pantalla de ese tipo y fabricante (Mobius) ronda los 800 dólares como mínimo podéis haceros una idea de lo que podemos esperar.

Más información: Liliputing.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

3 comentarios
  • Erbmon Sodillepa

    ¡Toma ya!

    Adiós a todas las partituras tiradas por el suelo cuando algún despistado se tropieza con tu atril. Ahora solo se caerá el aparatico este. Ya pueden sacar como accesorio un buen soporte para utilizarlo como atril, porque sino en más de un ensayo de orquesta, de banda o incluso en casa (¿Quién no le ha pegado alguna vez en descuido una buena patada a su propio atril y ha tenido que recoger del suelo todas las partituras que aguantaba?), va a haber más de un lamento (exactamente 800 dólares de lamento).

    ¡Saludos!

  • Jose Antonio Carmona Morón

    habrá que esperar a que los chinos hagan una versión low cost! ;P

  • Amir Torrez

    Y desechable :v

Top 5 Cupones

Lo más leído