Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Guía: ¿Es posible montar un PC para jugar por 200 euros?

Publicado el

Si preguntamos a alguien si cree que es posible montar un PC para jugar por 200 euros lo más seguro es que recibamos un no por respuesta, y lo cierto es que es normal, ya que estamos en una etapa en la que la resolución 1080p se ha convertido en el nuevo gran estándar y los 2160p se presentan como su sucesor a medio plazo.

Para mover un juego actual en 1080p y condiciones aceptables necesitamos como mínimo un equipo de unos 450 euros, pero debemos tener presente que hay mucha gente que todavía juega en resoluciones de 1.366 x 768 y 1.280 x 720 píxeles, especialmente estudiantes y personas con presupuestos bajos que no pueden o no quieren hacer una gran inversión para poder jugar en compatibles.

Para todos los que estén en esa situación o los que quieran montar un PC para juegos lo más económico posible hemos querido hacer esta guía especial, en la que os daremos una serie de recomendaciones con las que podréis conseguir los componentes necesarios para montar un equipo para jugar por unos 200 euros.

No, no vamos a hacer magia ni nada por el estilo, simplemente vamos a recurrir a piezas de segunda mano, un mercado que sin duda resulta muy socorrido, siempre que lo utilicemos con un mínimo de sentido común. Por ello aprovechamos para recordaros esta otra guía antes de ponernos manos a la obra.

Mantendremos el enfoque y estructura habitual de nuestras guías para que sea fácil de consultar y de entender, pero si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios.

Por si no ha quedado claro recordamos que el objetivo es montar un PC capaz de mover juegos actuales en 720p con una calidad y fluidez aceptable por unos 200 euros.

Plataforma

Optamos por AMD y el socket AM2+/AM3 ya que es la que mejor relación-calidad precio nos ofrece para el presupuesto que tenemos.

Si nos hubiéramos decantado por Intel el procesador se habría llevado un bocado muy grande, ya que los Core 2 Quad más económicos vienen a frecuencias bastante bajas por defecto y no todo el mundo puede o quiere hacer overclock a niveles altos.

Aclarado este punto entramos a ver cada uno de los componentes.

Procesador

1-4

Nuestra mejor opción es un Phenom II X4 965 BE, que viene con cuatro núcleos Deneb a 3,4 GHz, 2 MB de caché L2 y 6 MB de caché L3.

Tiene el multiplicador desbloqueado para que podamos hacer overclock fácilmente, pero dado que usaremos el disipador de referencia no es recomendable.

Podemos conseguirlo con el disipador incluido por unos 50 euros sin mucho esfuerzo.

Placa base

1-3

Aquí disponemos de una gran cantidad de opciones así que no queremos limitaros a un modelo en concreto, ya que el mercado de segunda mano es cambiante y puede que encontréis ofertas diversas.

Con todo os dejamos una serie de claves para elegir y un modelo de referencia. Las claves son que tenga socket AM2+/AM3, que soporte un mínimo de 8 GB de DDR3 y sea compatible con el TDP de 125W de nuestro procesador. Tened cuidado porque hay placas que sólo llegan hasta los 95W y pueden dar problemas.

Un modelo recomendable es la ASUS M5A78L-M LE, que podemos conseguir de segunda mano por unos 35 euros aproximadamente.

Memoria RAM

1-5

Este punto no tiene mucho misterio, buscamos un kit de 8 GB de DDR3 a 1.333 MHz, cifra que será suficiente para jugar con garantías y nos permite mantener el presupuesto equilibrado.

Hay una gran cantidad de vendedores así que no tendremos problemas para encontrar suministro, aunque debéis tener en cuenta que buscar un buen precio puede llevar un poco de tiempo.

Un precio razonable es 15 euros por cada módulo de 4 GB, lo que nos deja un coste total de 30 euros por 8 GB.

Tarjeta gráfica

1-2

Por razones de rendimiento y precio nuestra mejor opción es una Radeon HD 7850. Tened en cuenta que nos basta con el modelo de 1 GB de GDDR5, ya que vamos a jugar en resoluciones HD.

En el mercado de segunda mano he llegado a ver ofertas entre los 30 y los 50 euros dependiendo del ensamblador, pero lo más justo son 40 euros ya que hablamos de una tarjeta gráfica que tiene cuatro años encima.

Su potencia bruta es muy similar a la que tiene la GPU de PS4 y nos permitirá jugar con absolutas garantías.

Disco duro

1-6

Vamos a optar por lo más económico posible ya que tenemos el presupuesto muy ajustado y queremos mantenernos en esos 200 euros.

Dado que es un componente delicado os recomendamos un Toshiba DT01ACA050 de 500 GB restaurado, que viene con 2 años de garantía y nos costará 29,95 euros.

Cumplirá de sobra nuestras necesidades, tanto de capacidad como de rendimiento, ya que trabaja a 7.200 RPM y trae 32 MB de caché.

Fuente de alimentación

1-7

Es un componente importante así que vamos a comprarlo restaurado también, aunque implique un esfuerzo para el presupuesto.

Viendo las piezas que hemos elegido sabemos que nos hace falta un mínimo de 500W y un conector de alimentación de 6 pines con 21A en el carril de 12V.

Teniendo esas cosas claras y buscando la mejor relación calidad-precio nos decantamos por una L-Link de 650W que cubre de sobra nuestras necesidades por apenas 17,95 euros.

Tiene 2 años de garantía.

Caja

1-1

Es un componente que podemos cambiar a nuestro gusto sin mucho problema, siempre dependiendo de si queremos gastar o no unos pocos euros más.

Dado que ya vamos pasados del presupuesto base os recomendamos por ejemplo la Nox Pax reacondicionada, que tiene una estética y un acabado muy bueno por apenas 19,10 euros.

Al igual que los componentes anteriores tiene 2 años de garantía.

Notas finales

Tenemos un coste total de 222 euros, cifra que podríamos reducir ligeramente eligiendo una torre más simplona o regateando un poco más en los precios, pero en general es una cifra bastante buena, sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece este equipo.

Con esta configuración podremos jugar a cualquier título presente y futuro tanto en en 720p como en 768p con calidades altas o máximas y disfrutar de un excelente nivel de fluidez.

Si podemos estirarnos un poco más y nos hacemos con una Radeon HD 7850 de 2 GB tendremos una solución muy capaz incluso en resoluciones 1080p, siempre que estemos dispuestos a reducir los ajustes a niveles medios o altos, según cada juego en concreto.

¿No te lo crees? Puedes deberías, ya que por ejemplo la beta de Battlefield 1 corre en 720p y calidades altas manteniéndose entre los 40 y los 50 FPS. Comprobado.

Más información: Guías MuyComputer.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído