Google despide al ingeniero que criticó las políticas de igualdad

Google despide al ingeniero que criticó las políticas de igualdad
8 de agosto, 2017

Google ha localizado y despedido al empleado anónimo que publicó la nota interna crítica con las políticas de igualdad de la compañía. La nota se hizo viral en Google, fue filtrada a los principales medios y provocó una amplia polvareda en todo Silicon Valley, obligando incluso al CEO de Google, Sundar Pichai, a suspender sus vacaciones para sofocar la polémica.

El autor se llama James Damore, un ingeniero con titulación de Harvard que ha confirmado a Bloomberg su despido por “perpetuar estereotipos de género”. El ingeniero dijo estar explorando vías de recurso al despido a través de la Junta de Relaciones laborales de Estados Unidos, pero lo va a tener crudo ante la “violación del código de conducta” que alude Google.

Por si te has perdido el caso, explicar que Damore publicó internamente un memorándum de diez páginas donde cargaba contra los programas de diversidad que Google ha puesto en marcha para avanzar en políticas de igualdad.

Un aspecto de discriminación por género por el que la compañía ha sido criticada en el pasado al igual que el resto de grandes tecnológicas. Casi el 70% de los empleados de Google son hombres y en puestos técnicos de ingeniería y ejecutivos el porcentaje es muy superior. Salvo algunas excepciones el dato es extensivo a otras grandes de la tecnología. 

El problema de Damore es que le faltó poco para afirmar que la mujer debía dedicarse a ‘sus labores’. El tipo aseguró que la causa del menor número de mujeres en empleos tecnológicos se debían a “la biología”. Mientras que “aptitudes naturales llevan al hombre a ser programadores de informática, las mujeres son más proclives a los sentimientos y las ideas y de ahí que cursen carreras sociales o artísticas”.

Damore aseguró que las mujeres son “más inestables” y por ello no ocupan puestos ejecutivos de alto estrés, y “no están capacitadas para hacer el mismo trabajo que los hombres” en empleos tecnológicos. Por ello, el ingeniero aseguró que Google no debía potenciar políticas de igualdad ni “girar hacia la izquierda” como a su juicio estaba realizando.

Como puedes imaginar, se lió la mundial. Primero internamente en Google y después en medio mundo al filtrarse la nota. El rechazo a los argumentos ‘sexistas’ del ingeniero ha sido general, desde los empleados de “a pie” de Google a la nueva vicepresidenta de diversidad, Danielle Brown, comentando en un correo interno que “no es un punto de vista que la empresa o yo misma respaldemos, promovamos o alentemos”“Somos inflexibles en nuestra creencia de que la diversidad y la inclusión son claves para el éxito de nuestra compañía y seguiremos luchando por ello y comprometidos por que sea así a largo plazo”, comentó.

Hasta el CEO de Google, Sundar Pichai, suspendió sus vacaciones en África para enviar un documento sobre el caso en el mismo sentido que la responsable de diversidad y apuntando a una violación del código de conducta. El ingeniero estaba sentenciado por mucho que Google fomente la crítica en múltiples campos. ¿Qué te parece? ¿Está en el uso de su libertad de expresión o son declaraciones irresponsables en la época que vivimos?

  • Share This