¿Privacidad en Windows 10? Microsoft dice que todo está OK

¿Privacidad en Windows 10? Microsoft dice que todo está OK
8 de agosto, 2017

La privacidad en Windows 10 ha sido un punto polémico desde su llegada. El lanzamiento del sistema se produjo al tiempo de la revelación de los programas de espionaje masivo de agencias como NSA y la supuesta connivencia -por acción u omisión- de las grandes tecnológicas, lo que disparó la preocupación del usuario sobre las cuestiones de privacidad.

Windows 10 recibió críticas (algunas furibundas que hablaban directamente de ‘gran hermano’ y de espionaje de todo lo que hacía un usuario) sobre la cantidad de datos recopilados por Microsoft y el uso de esa información personal. El grupo formado por las autoridades de la Unión Europea encargados de hacer cumplir las leyes de protección de datos (grupo de trabajo del artículo 29) requirió de Microsoft mayor información sobre el tratamiento de los datos personales recopilados para diversos fines, incluyendo la publicidad, además de cuestionar los ajustes que por defecto manejaban la privacidad de Windows 10.

Microsoft negó la mayor y explicó que recopilaba datos anónimos de los eventos del sistema “para mejorar la experiencia de usuario”, un aspecto recogido en el acuerdo de licencia del sistema y en el “Contrato de Servicios de Microsoft”, cuyas condiciones se activan cuando utilizamos una cuenta de la compañía. Además, Microsoft en Windows 10 ha integrado y conectado como nunca aplicaciones y servicios en torno a su sistema operativo.

Mejora de la privacidad en Windows 10

Microsoft quiso rebajar la polémica y prometió mejorar la privacidad en Windows 10, reduciendo la recopilación de datos al nivel más básico posible para incluir sólo “datos vitales para el funcionamiento de Windows que ayuden a mantener el sistema y sus aplicaciones seguras, y la comunicaciones de errores básicos”. 

Windows10_privacidad

También anunció la creación de una interfaz de usuario más clara incluyendo las opciones de privacidad más importantes en un solo lugar y con varios niveles a elección del usuario, además de un nuevo panel de control para gestionar la privacidad en la web. Desde ahí podemos eliminar el historial de navegación (de Microsoft Edge), las consultas de búsqueda de Bing, datos de localización u otros proporcionados al asistente Cortana.

Todos estos cambios han sido implementados en la última versión del sistema, Creators Update, y según Microsoft ha dado sus frutos. “La retroalimentación que hemos recibido desde la actualización ha sido positiva, ha comentado Marisa Rogers, responsable de la oficina de privacidad Microsoft WDG. “El 71 por ciento de los clientes han seleccionado los datos de diagnóstico completo para ayudar a solucionar problemas y mejorar la calidad de los productos de Microsoft”, dice.

El panel de control de privacidad web que permite ver y controlar los datos de actividad a través de múltiples servicios de Microsoft también ha sido acogido positivamente. Según la ejecutiva ha sido visitado 23 millones de veces desde su lanzamiento en enero.

Privacidad

No cabe duda que la percepción del usuario sobre los aspectos de privacidad en Windows 10 ha mejorado, aunque conviene saber que la privacidad (al 100%) como en cualquier tipo de software es imposible en el momento que instalas el sistema y aceptas el contrato de uso. Además, si quieres acceso a una experiencia completa con el sistema, con acceso a las aplicaciones y servicios de Microsoft, es obligatorio acceder con una cuenta ID de Microsoft que de nuevo te obliga a aceptar las condiciones del servicio.

En la era de conectividad total en la que vivimos instalar cualquier tipo de software supone la entrega de una parte de nuestra privacidad y un ejercicio de confianza en el tratamiento de los datos que vaya a realizar el fabricante, sea Microsoft o un Google aún más cuestionado en estos aspectos. Si te preocupa el tema puedes revisar nuestra guía dedicada a mejorar la privacidad en Windows 10.

  • Share This