Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cinco años de prisión para el vicepresidente y heredero de Samsung

Publicado

el

heredero de Samsung

La corte central de Seúl ha condenado a cinco años de prisión al heredero de Samsung y actual vicepresidente, Lee Jae-Yong.

El alto tribunal surcoreano lo considera culpable de los cargos de corrupción, soborno y malversación, aunque rebaja la petición de los fiscales de 12 años de cárcel. Una fiscalía especialmente dura en su alegato final, ya que además de acusar a los empleados de Samsung de mentir en los testimonios del juicio para proteger a su jefe, mencionó los lazos corruptos que con carácter general se han venido manteniendo entre el gobierno y las grandes empresas del país:

«Un típico crimen de corrupción, derivado de una alianza entre la política y los negocios, que compromete nuestros valores constitucionales»

Lee Jae-Yong, actual vicepresidente de Samsung, es el líder de facto y heredero del gigante tecnológico surcoreano después del fallecimiento de su padre por un ataque al corazón. Fue arrestado a comienzos de año en el marco de un escándalo que se llevó por delante a la presidenta del país Park Geun-hye, y a su amiga y asesora, Choi Soon-sil, conocida como la «Rasputina» surcoreana.

La «Rasputina» se enfrenta a cargos que pueden conllevar hasta la cadena perpetua, mientras que otros dos dirigentes de Samsung han sido condenados a cuatro años de cárcel, según informan nuestros compañeros de MCPro. Se trata del antiguo responsable de estrategia corporativa de Samsung, Choi Gee-sung, y el expresidente del grupo, Chang Choon-ki. Oros dos directivos de la compañía han sido sentenciados a penas de cárcel, pero no entrarán en prisión, puesto que sus penas han quedado en suspenso.

El tribunal considera probado que el heredero de Samsung concedió 32 millones de euros a fundaciones «sin ánimo de lucro» controladas por Choi Soon-sil, para lograr favores políticos de lo más alto del ejecutivo como la aprobación en 2015 de la fusión de dos compañías vinculadas a Samsung y en último extremo, ayudarle a tomar el control de la compañía.

Es difícil de predecir las consecuencias que el fallo puede tener para Samsung y en general para una cultura corrupta entre el poder político y la gran empresa, permitida hasta ahora para impulsar el crecimiento económico y con la que los corruptos se han hecho millonarios. Si hasta ahora estaba «consentida» por los órganos judiciales (acusados de tremenda tibieza en casos anteriores) los cinco años de prisión para el vicepresidente y heredero de Samsung pueden ser un un punto de inflexión.

La sentencia será apelada, han comentado los abogados del vicepresidente y heredero de Samsung, aunque mientras llega el fallo definitivo éste seguirá en prisión.

Lo más leído