Google compra una parte de la división móvil de HTC

Google compra una parte de la división móvil de HTC
21 de septiembre, 2017

Google pagará 1.100 millones de dólares para adquirir una parte de la división de móviles de la firma taiwanesa HTC, en concreto la que fabrica los Pixel, los terminales de marca propia que comercializa el gigante de Internet.

La bolsa de Taiwán suspendió ayer la cotización de HTC a la espera de una “información relevante”. Se rumoreaba que el motivo era una venta total o parcial y ella se ha confirmado en las horas siguientes.

Como sabes, HTC ha perdido una gran cantidad de ventas e ingresos en los últimos años, y ha pasado de ser una referencia en el sector del móvil a obtener una cuota de mercado de apenas el 2 por ciento, saliendo del top-10 de fabricantes hace dos años y en pérdidas en los últimos trimestres. El desplome de la acción también ha sido una constante, un 75% en cinco años. HTC se ha puesto a tiro y hace tiempo que se rumoreaban movimientos corporativos. Y han terminado concretándose.

La relación de Google y HTC

HTC mantiene una estrecha relación con Google desde hace años. Fue el fabricante del primer móvil inteligente con Android en 2008 y actualmente tiene un contrato para producir el terminal propio del gigante de Internet, Pixel.

La operación podía estar cantada. Google se asegura fabricación (a HTC no se le ha olvidado hacer buenos móviles), personal y algunas IPs de telefonía móvil, con “un acuerdo que refuerza aún más su compromiso con los teléfonos inteligentes y la inversión global en su negocio de hardware emergente”, según explicación oficial.

HTC refuerza alianza con el responsable de Android, ingresa un capital bienvenido para equilibrar balances, tendrá la capacidad para seguir fabricando y comercializando sus propios smartphones marca HTC y conserva su incipiente negocio de VR.

Buena operación para ambos, si bien los otros socios de Google quizá no estén tan satisfechos ante lo que supone un refuerzo de su línea propia de hardware y en definitiva una mayor competencia para ellos. Muestra de ello fue la contratación del que fuera alto ejecutivo de Motorola, Rick Osterloh, para mejorar su división de hardware.

  • Share This