Web Analytics
Conecta con nosotros
Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 29 Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 31

Análisis

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos

Publicado el

«Cause when I least expected it, I took a direct hit, Right between the eyes» Wax, Right between the eyes 1986

Parece que ya me voy acostumbrando al calor y a la humedad de la jungla, pero los insectos aún no los he asimilado como parte de un entorno normal. Aún así seguimos avanzando entre la maleza, llevamos días siguiendo la trayectoría de los porteadores que parecen entregarse a trayectorias caprichosas por entre las hojas mientras uno de ellos se emplea a fondo con el machete. Mi ropa está empapada y me duelen las piernas pero no me quejo, el resto de la expedición no parece tan afectada por el entorno como yo. Muchos menos el comandante Larkin, que a veces incluso da el cambio al encargado de desbrozar la maleza para guiar al grupo.

Llegamos por fin a un claro y todos los expedicionarios interpretamos que podemos descansar, así que antes que el comandante de la orden girando hacia nosotros nos hemos derrumbado sentándonos sobre nuestras propias mochilas. Al parecer nadie ha querido mostrar debilidad pero todos teníamos las fuerzas cerca del límite. Una mirada de desaprobación de Larkin y un gesto suyo nos arranca de nuestros asientos para reunirnos con él en el centro del claro donde los porteadores ya están desembalando y empezando a montar las tiendas mientras entonan una inquietante canción a mitad de murmullo y llanto.

Larkin saca su inseparable petaca y da un largo trago de Whisky. Juraría que en los diez días que le acompaño jamás a acercado a sus labios una cantiplora de agua. Con un gruñido separa la petaca de su boca y nos lanza una nueva mirada que tras recorrer al resto de la comitiva se fija en mis ojos y no los suelta. Instintivamente me levanto y me dirijo a él… «comandante…». Sin dejar de mirarme me sujeta por la camisa y me acerca a su cara hasta que puedo oler el licor en su aliento. Entonces algo se revuelve dentro de mi, algo que nunca había sentido hasta ahora. Aparto su mano con fuerza y sonstengo su mirada «Sí coronel, a nosotros tampoco nos gusta usted» le arranco la petada y hecho un trago sin dejar de mirarle. Creo que le veo parpadear. Le devuelvo la petaca empujándola contra su pecho: «Ahora diganos, ¿cuál es el siguiente paso?»

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 33

Ficha técnica

Jerarquías

En el mercado del automóvil todos conocemos las jerarquías. Concretamente las que ocupan ciertas marcas que copan de alguna forma la fama y los reconocimientos de lo que se ha venido a denominar «berlinas de alta gama» y por supuesto los precios son acordes a esa jerarquía. Para ser justos no es un puesto que les haya sido otorgado por sorteo: años de investigación, desarrollo tecnológico, cuidado de los detalles y los acabados y muchos otros elementos les han aupado a donde se encuentran por meritos propios, desarrollando a la vez una legión de fieles seguidores devotos de su filosofía de diseño y fabricación.

Pero hay otros fabricantes que poco a poco se animan a mirarles a los ojos y a desafiarles, si no en todos los aspectos mencionados sí acercándose mucho a su nivel en algunos de ellos. El caso de Skoda es sorprendente, ya que de marca Low Cost ha sabido colocar alguno de sus modelos, gracias a la tecnología de su empresa madre VolksWagen, en buena disposición para competir en algunos segmentos como el de las berlinas o los SUV grandes con el Superb o el Kodiak. Con excelentes motorizaciones y soluciones tecnológicas de ayudas a la conducción, multimedia y comunicaciones comparables a cualquier otro modelo.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 35

En nuestro caso Skoda nos proporcionó un estupendo Skoda Superb 1.8 Sportsline con motor TSI de gasolina con 180 caballos. La primera impresión es inmejorable, una línea muy moderna que de todas formas queda algo penalizada en deportividad por el gran tamaño del coche. El frontal es uno de los elementos que más impacta, en este caso con los cromados oscurecidos (por la versión Sportsline), los amplios faros de Xenon con un diseño muy atractivo. Las luces diurnas en forma de L, los diodos led contribuyen a darle una personalidad destacada y a desmarcarse de la anterior generación de este modelo.

Tamaño importante

Como hemos dicho se trata de un coche muy grande que ronda los cinco metros con una separación entre ejes de 2,8 metros y que en anchura llega a los 1,86. En la versión Sportsline que probamos equipaba además unas espectaculares llantas de 19 pulgadas que subrayaban el aire deportivo de las líneas limpias de este modelo. La parte trasera también luce unos grupos ópticos modernos y afilados y un portón inmenso que oculta uno de los maleteros más capaces de la categoría.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 37

Al entrar en el Superb el aire Volkswagen es inevitable. Líneas limpias y sobrias unidas a unos buenos acabados y remates no transmiten sensación de lujo pero sí calidad. Un ejemplo es la zona de indicadores con un velocímetro y cuentarrevoluciones de diseño tradicional con una útil pantalla de información entre los dos indicadores mencionados. Notables los plásticos blandos en zonas determinadas del salpicadero y los revestimientos de las puertas y del techo que dan un toque de calidad.

Calidad dentro

El volante de cuero de tres radios tiene un tacto excelente en el que no se ha dejado fuera el clásico pespunte para dar un aire más premium. Los asientos delanteros son cómodos, aguantan bien en curva y las regulaciones eléctricas son excelentes para lograr una postura adecuada para conducir. Un detalle a destacar es el de la iluminación interior que recorre el tirador de las puertas y el panel de instrumentos.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 39

En la parte posterior es donde más sobresale el Superb ya que la habitabilidad que ofrece tiene pocos rivales en su segmento. Pueden viajar tres personas adultas sin problemas incluso de cierta estatura sin que se presenten problemas de altura o de espacio para las piernas. Además para majorar la vida abordo las plazas traseras disponen de ventilación independiente, toma de corriente USB e incluso una toma electrica de corriente alterna de 230V para poder conectar cualquier dispositivo o cargador.

Detalles interiores

Una de las cosas más interesantes son los detalles incorporados que facilitan muchas situaciones. Lo primero los alojamientos para objetos son abundantes y de mucha capacidad, incluido espacio en todas las puertas capaz de contener una botella de 1,5 litros. A veces incluso tanto espacio se hace problemático si hemos dejado un objeto relativamente pequeño como fundas de gafas o una cartera ya que prácticamente hay que «bucear» para encontrar de nuevo lo que hemos dejado en el compartimento.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 41

Y muchas soluciones prácticas como sendos paraguas escondidos en las puertas delanteras que incluso disponen de un sistema de drenaje para escurrir el agua de los mismos o una linterna LED que podemos encontrar en el maletero o un rascador de hielo en la tapa del depósito. Pero quizás lo más práctico de todo el coche sea el maletero: unos impresionantes 625 litros accesibles casi en toda su longitud gracias al enorme portón que pueden convertirse en 1.760 abatiendo los asientos.

Navegación y audio

En cuanto a multimedia y navegación Skoda ha incorporado a este modelo un excelente sistema Columbus con pantalla de ocho pulgadas compatible tanto con Adroid Auto como con Apple Car Play, conectividad internet, y sistema SmartLink que permite que el sistema del coche pueda compartir ciertos datos con nuetro teléfono móvil, incluso permite controlar el sistema por parte de cualquier ocupante del coche con la App Skoda Media Command. La pantalla tiene un funcionamiento impecable y buena visibilidad en cualquier circunstancia. Además dispone de multitud de botones de acceso directo a las funciones más utilizadas.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 43

Impecable el funcionamiento del navegador pero sobre todo muy destacable el del sistema de sonido Canton. En el caso del coche que probamos se trata de un conjunto de 12 altavoces, incluido un generoso subwoofer en el maletero, y una potencia musical conjunta de hasta 610 vatios. El buen aislamiento y el propulsor muy silencioso contribuyen a que la calidad del sonido sea muy alta en este modelo.

Activamos el Superb

Una vez a los mandos toca la prueba dinámica del coche. El motor de 1.8 litros gasolina y 179 caballos es de lo más moderno de la factoría Volkswagen pero a priori no sabíamos cómo saldría parado al enfrentarse a la tarea de la casi tonelada y media que pone en juego el Superb. La primera impresión es excelente, se trata de un propulsor sumamente silencioso y que recorre los primeros metros con mucha suavidad. A veces esta suavidad puede resultar aburrida, pero enseguida el coche está dispuesto a lanzarse hacia adelante en cuanto alcanzamos las 1.500 revoluciones en las que el par empieza a emujar de verdad.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 45

Este modelo de Superb de hecho parece un coche tranquilo pero es posible sacarle las cosquillas jugando con el cambio, manteniendo las revoluciones en el rango de mayor respuesta y sobre todo accionando el modo Sport para que la mecánica del coche se comporte de forma más dinámica. Si cumplimos todo eso el coche se comporta de modo noble en cualquier circunstancia y resulta sorprendentemente ágil para la masa que tiene.

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 47

En modo Sport los amortiguadores trabajan de modo excelente incluso en carreteras viradas, aunque hay que tener un ojo siempre abierto porque aunque la respuesta es buena estamos hablando de un coche realmente grande y no podemos descuidarnos. Es algo que nos puede pasar porque la agilidad del Superb es digna de mención y la respuesta del pequeño motor es excelente, rozando el comportamiento deportivo.

Otra sorpresa agradable es la de los consumos. Si éstos nos preocupan por tratarse de una mecánica de gasolina y un coche voluminoso, lo cierto que Skoda ha hecho un trabajo excelente ajustando la eficiencia del Superb. En ciudad hemos medido entre siete y ocho litros a los cien, pero en carretera se puede mantener la aguja por debajo de los seis litros, lo cual es un resultado excelente para un coche tan grande de gasolina. Gran parte del mérito es el respetable par que consigue este motor y la buena aerodinámica.

Conclusiones

El Superb siempre ha tenido fama de ser un coche grande y en esta última serie lo sigue siendo, pero lo que está consiguiendo Skoda poco a poco es que además se va convirtiendo en un gran coche. En el terreno de la habitabilidad se puede decir que es el campeón de su categoría, ninguna berlina con un precio similar puede ofrecer mayor maletero y más espacio para sus ocupantes e incluso supera a SUVs y monovolúmenes en estos apartados sin mayores esfuerzos. Pero en este caso cuenta y mucho también el redondeo…

Skoda Superb Sportsline, mirando a los ojos 49

Skoda aporta además un sistema de ifoentretenimiento muy avanzado, una probadísima mecánica poco gastona y que permite algunas alegrías, un buen equipo de sistemas de ayuda a la conducción procedentes de los criaderos alemanes y añade los toques «Simply Clever» como los detalles de los paraguas o la linterna y la practicidad de disponer de un enchufe de corriente alterna. Un coche con un toque diferente con excelentes prestaciones, confortable vida de abordo que se convierte en una opción interesantísima.

 

Notas finales

8Nota

Prestaciones8

Diseño7

Consumo7

Confort8

Sistema de Infoentretenimiento9

Lo más leído