Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Shuttle XH110G, análisis

Publicado el
Shuttle XH110G, análisis 29

Shuttle, la firma por excelencia cuando se trata de hablar del concepto Mini PC, vuelve a la carga con el nuevo XH110G; un concepto modular pensado para ser fácilmente ampliable y capaz de albergar configuraciones que nos permitan ejecutar vídeojuegos al máximo nivel. Lo hemos probado durante unas semanas y estas son nuestras impresiones.

Como es habitual, Shuttle entrega el chasis en un completo kit que incluye todo lo necesario para su puesta en marcha a excepción del procesador, la memoria, el almacenamiento y la tarjeta gráfica (en caso de no optar por una integrada) que elijamos. La instalación es muy sencilla y tiene la ventaja de que cada usuario puede elegir la configuración que quiera y ampliar los componentes en un futuro para mantener el rendimiento del equipo.

Shuttle XH110G, análisis 31

En la caja, además del chasis encontraremos los cables de alimentación, un CD con drivers (prácticamente inútil, mucho mejor descargar la última versión en un pendrive desde la web oficial), un botecito de pasta térmica, el protector para la CPU, un adaptador compatible con el estándar VESA, y toda la tornillería necesaria para el montaje. La fuente de alimentación, externa, es un «ladrillo» de dimensiones considerables que ofrece una potencia de 180 vatios.

La calidad de construcción del Shuttle XH110G es sublime y el nivel de ensamblaje sobresaliente. Los ingenieros de la compañía han adaptado una placa personalizada que ofrece un socket LGA 1151, dos slots de RAM DDR4 que soportan configuraciones de hasta 32 Gbytes y una ranura M.2 SATA ideal para conectar una unidad SSD. A nuestra disposición, ofrece una bandeja para instalar un disco duro adicional y así combinar lo mejor de los dos mundos.

Shuttle XH110G, análisis 33Teniendo en cuenta que hablamos de un barebone de solo 250 x 200 mm. y 80 mm. de altura resulta todo un reto mantener la temperatura bajo control. Para solventarlo, Shuttle combina varias soluciones como los lateral perforados, un par de heatpipes que se encargan de disipar el calor de las zonas más sensibles y dos ventiladores traseros, claves para garantizar que la temperatura interior está siempre bajo control.

Shuttle XH110G, análisis 35

Nuestras pruebas

Para el test, quisimos elegir una configuración que nos parece ideal para un producto de este tipo y que ofrece la potencia necesaria como para jugar a prácticamente todo a 1080p sin necesidad de dejarse un pastizal. Combinamos un procesador Intel Pentium G4560 (que casi puede rivalizar con algún Intel Core que duplica su precio), 8 Gbytes de memoria DDR4 Kingston HyperX y una gráfica NVIDIA GTX 1050Ti en su versión de referencia (que ocupa una sola ranura).

Con estos mimbres y Windows 10 actualizado a la última versión el equipo se mueve con gran soltura y se convierte en una máquina fantástica para el trabajo y el ocio. Conectada al salón junto a un televisor de gran diagonal, es una maravilla a la hora de disfrutar del ingente surtido de videojuegos disponibles para PC. Como referencia, os dejamos algunos de los valores obtenidos con la configuración automática en algunos títulos que hemos probado:

  • The Division, 57 FPS
  • Rise of the Tomb Raider, 44 FPS
  • The Witcher 3, 60 FPS
  • FIFA 18, 91 FPS
  • Assasin´s Creed Origins,  41 FPS
  • Dirt Rally, 65 FPS
  • Sombrqas de Mordor, 50 FPS

Obviamente, este Shuttle XH110G también es fantástico como sistema de reproducción multimedia aunque, si sois especialmente exigentes con el ruido y no lo váis a exprimir en juegos, os será suficiente con la gráfica integrada y os evitáis el plus de ruido que siempre va a generar una dedicada. Su conectividad es excelente y muchos usuarios agradecerán detalles como la conexión Ethernet Gigabit o la salida de antena (ideal si lo váis a usar como decodificador o grabador de televisión).

El Shuttle XH110G también puede funcionar muy bien como equipo profesional. Con una configuración relativamente modesta, podemos instalarlo detrás de un monitor y nos servirá perfectamente para tareas ofimáticas sin un consumo excesivo ni problemas de temperatura. Además y a diferencia de un portátil y la mayoría de los All in One, este sí podemos ampliarlo en caso de necesidad.

¿Para quién es este equipo?

Comparar una propuesta como esta con cualquiera en formato torre no tiene sentido; el Shuttle gana enteros entre aquellos que valoran el espacio y la posibilidad de tener un PC potente en un tamaño compacto, que no desentone al lado de su televisor o que puedan colocar debajo de su escritorio. Con sus sacrificios (relacionados con tamaño y fuente de alimentación), esta propuesta nos permite tener la versatilidad que solo puede ofrecer un PC en un formato más compacto que muchas consolas de videojuegos.

Shuttle XH110G, análisis 37

Conclusiones

Shuttle nos presenta un producto prácticamente redondo que responde a la obsesión de esta marca por ir refinando cada vez más su apuesta por los PC compactos. Calidad por los cuatro costados, un sistema de refrigeración muy bien pensado y una placa capaz de admitir configuraciones muy serias son los puntos fuertes de una propuesta que ya está disponible en tiendas por unos 220 euros.

En el lado negativo, muchos usuarios echarán de menos la conectividad WiFi de serie (solucionable por muy poco dinero) y, quizás, alguna toma USB Type C que, imaginamos, llegarán en futuras iteraciones del producto. Recomendado en todo caso y una opción obligatoria para cualquiera que esté pensando en montar su mini PC.

Apple Watch Series 3, análisis

 

Notas finales

9Nota

Diseño/Construcción9

Rendimiento8

Conectividad7

Calidad/Precio8

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído