Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Cómo mover Windows desde HDD a SSD manteniendo todos los datos

Publicado el
los mejores contenidos

El reemplazo de un disco duro por una SDD (unidades de estado sólido) ofrece grandes ventajas en cualquier equipo informático. Mayor velocidad en transferencia de datos, mejores tiempos de arranque del sistema operativo, en el acceso a las aplicaciones o en los reinicios desde modos de suspensión o hibernación.

La ausencia de partes móviles de SSD les permite mejorar el ruido emitido, la emisión calorífica y el consumo, mientras que formatos avanzados como M.2 con tamaños similares a una tarjeta de memoria, permiten crear equipos cada vez más delgados y ligeros, un aspecto esencial en informática móvil.

Reemplazar físicamente un disco duro por una SSD es sencillo como vimos en esta guía práctica. A partir de ahí tenemos que instalar el sistema operativo. Uno de los métodos es reemplazar la unidad arrancando desde la SSD y realizar una instalación limpia sobre ella (guardando previamente los archivos personales en una unidad externa) o utilizar discos de recuperación del fabricante.

Pero qué ocurre si queremos conservar el sistema operativo existente, aplicaciones, configuraciones y datos personales de usuario, trasladando una copia entera de todos los datos del disco duro al SSD. La mayoría de fabricantes incluye herramientas de clonación con la compra del SSD. La idea básica es crear una imagen de la partición del sistema operativo del disco duro y trasladarla a la SSD.

En un PC de sobremesa, simplemente se instala el SSD junto al disco duro y se realiza la clonación. Si tenemos un ordenador portátil con una sola bahía el tema cambia y necesitamos kits de conversión y/o cableado que pase los datos desde un USB a la interfaz de la SSD, generalmente SATA, antes de realizar el reemplazo de las unidades.

Si no tenemos este tipo de adaptadores ni software de clonación, podemos utilizar otro método que sirve para mover cualquier sistema Windows instalado en un disco duro y copiarlo después en un USB, manteniendo las particiones, sistema, aplicaciones y todos los datos.

Eliminar archivos innecesarios

La ventaja de los discos duros sobre SSD es su menor precio por GB y por ello los discos duros suelen tener una capacidad superior a SSD. La clonación es una copia 1:1 por lo que la capacidad de la SSD debe tener un tamaño mínimo a la cantidad de datos a trasladar. Un ejemplo. Si tenemos una partición con 300 Gbytes datos ocupados en el disco duro y la SSD es de 250 GB, tendremos que reducir 50 GB para poder trasladar los datos.

En estos casos o adquirimos unidades de estado sólido de mayor capacidad (más caras) o debemos eliminar previamente archivos innecesarios, liberando espacio con el limpiador de disco de Windows o desinstalando algunas aplicaciones o juegos.

Descargar e instalar Macrium Reflect

Todo el proceso de migración podemos realizarlo con el software Macrium Reflect, disponible en versión gratuita y una trial para prueba durante 30 días. Descargamos e instalamos la aplicación en nuestro equipo.

HDD_SSD_2

Crear la unidad de arranque

El instalador de Macrium se encargará de descargar los archivos necesarios Windows PE, para crear la unidad de arranque que podremos grabar en una unidad óptica CD/DVD, en un pendrive USB o en una unidad de almacenamiento externo que también utilizaremos en el paso siguiente para crear la imagen de respaldo

HDD_SSD_3

Crear la copia de respaldo

Desde el mismo Macrium Reflect podemos crear la copia de seguridad de nuestro equipo. Activa la creación de una “copia de seguridad -imagen de disco”, marca todas las particiones y selecciona la carpeta de la unidad externa donde se creará.

HDD_SSD_5

Reemplaza el disco duro por la SSD

Una vez creado el disco de arranque y la copia de respaldo es la hora de reemplazar el disco duro por la SSD. Como la inmensa mayoría de estas unidades SATA tiene un formato estándar de 2,5 pulgadas necesitaremos un adaptador a 3,5 pulgadas para acoplarla en nuestra torre de PC. Si se trata de un ordenador portátil es cuestión de sustituir una unidad por otra.

HDD_SSD_7

Restaurar la copia de respaldo

Una vez instalada la SSD, reinicia el equipo desde la unidad de arranque creada en CD/DVD, pendrive o disco externo USB. Selecciona la imagen de copia de seguridad creada.

HDD_SSD_8

Selecciona copiar todos los datos en la SSD de destino arrastrando y soltando cada partición en la unidad de estado sólido. Macrium Reflect realiza todo el proceso de forma automática e incluso cambia el tamaño de las particiones para que quepan en la SSD, aunque conviene señalar la precaución precia, la SSD tiene que tener un tamaño superior a la cantidad de datos a trasladar. 

Alternativas

Personalmente, en un reemplazo de la unidad de almacenamiento y tras salvaguardar los archivos personales, recomendaría la realización de una instalación limpia desde cero utilizando un disco de arranque o los discos de recuperación del fabricante, pero si necesitas realizar una clonación del disco duro para mover una instalación completa de Windows y sus datos, este método utilizando aplicaciones como Macrium Reflect funciona realmente bien.

La mayoría de fabricantes incluye herramientas de clonación con la compra de una SSD. La idea básica es la misma que hemos realizado aquí: crear una imagen de la partición del sistema operativo del disco duro y trasladarla a la SSD.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad o MuyCanal.

Top 5 Cupones

Lo más leído