Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis de la CORSAIR T2 Road Warrior: diseño y comodidad no están reñidos

Publicado el

Cuando hablamos del sector gaming en PC normalmente pensamos en componentes, periféricos y monitores. Es una ecuación acertada pero incompleta, ya que la silla se ha convertido en un elemento más de gran importancia, sobre todo para los que pasamos varias horas delante del PC, y gracias a los principales fabricantes hoy podemos encontrar modelos muy interesantes, como la CORSAIR T2 Road Warrior.

La CORSAIR T2 Road Warrior es una puesta al día de la CORSAIR T1 Race. Ambas se definen como sillas para gaming de gama alta, algo que se deja notar en su precio de venta, pero también en su diseño, sus acabados y su calidad de construcción.

Gracias a CORSAIR España hemos tenido la oportunidad de probar la CORSAIR T2 Road Warrior durante casi cinco meses, y hoy ha llegado el momento de publicar nuestro análisis. El motivo de que hayamos esperado tanto es muy simple, una silla gaming de gama alta como ésta representa un inversión importante y no es algo que podamos valorar con un par de semanas de uso, ya que no tendremos una idea real de su resistencia, del desgaste que puede presentar y de la experiencia de uso que ofrece en diferentes condiciones climáticas.

Entendemos que esa era la mejor forma de ofreceros un análisis verdaderamente fiable y auténtico, así que esperamos que os guste y sobre todo que os resulte útil. Sin más preámbulos nos ponemos manos a la obra.

Vistazo previo y montaje

La CORSAIR T2 Road Warrior viene en una sencilla caja de cartón con cada parte perfectamente embalada y una distribución específica para que queden protegidas ante cualquier eventualidad del transportista. En la caja también se incluyen todas las piezas y herramientas que necesitamos para el montaje, así como un manual de instrucciones en varios idiomas (español también, obviamente), lo que significa que no necesitamos nada más que lo que trae el paquete.

El montaje es muy sencillo y no tendréis ningún problema para completarlo en unos minutos, incluso aunque no seáis unos «manitas». CORSAIR ha simplificado el proceso de montaje y los pasos son fáciles y están perfectamente definidos. No hice una medición exacta del tiempo que tardé en terminar de montarla, pero creo que rondó los diez minutos. De todos modos os adjunto un vídeo explicativo donde encontraréis todos los pasos explicados e ilustrados de forma visual. No es necesario ya que como dije el montaje es muy fácil, pero si os surge cualquier duda os ayudará a resolverla al instante.

Pasamos ahora a repasar las características clave de la CORSAIR T2 Road Warrior. Como anticipé se trata de una silla pensada para gaming y se sitúa en lo que podemos considerar como gama alta. Esto se deja notar en el diseño, que como podéis ver por las imágenes se inspira claramente en los asientos utilizados en coches deportivos.

En este modelo CORSAIR ha utilizado una estructura de acero que aporta una gran solidez a la silla y que supone una mejora importante frente a la CORSAIR T1 Race, que tenía una terminación híbrida que combinaba metal y plástico. Tanto en el asiento como en el respaldo encontramos un relleno a base de espuma de poliuretano con una densidad de 50 kilogramos por metro cúbico, una elección muy acertada ya que de esto dependerá no sólo la comodidad de la silla sino también su resistencia a las deformaciones y al paso del tiempo (a mayor densidad mayor resistencia).

El material que recubre el asiento y el respaldo es polipiel de poliuretano. Este material destaca por ofrecer una alta resistencia tanto al uso como a la tensión, la presión y a las altas temperaturas. Es capaz de mantener su forma incluso en condiciones adversas y además es respetuoso con el medio ambiente. Está microperforado, lo que ayuda a facilitar la transpiración para conseguir una mayor comodidad en verano.

Los apoyabrazos son de plástico pero tienen una terminación suave con un toque blando en la parte superior (donde colocamos los brazos) que hace que resulten muy cómodos, incluso tras largas sesiones de uso. Podemos ajustarlos tanto en altura como en profundidad, en profundidad y en distancia lateral sin ningún esfuerzo y no pierden solidez en ninguna posición.

Ese alto grado de personalización se traslada también a la silla, ya que la CORSAIR T2 Road Warrior es regulable en altura y en inclinación (hasta 170 grados el respaldo y hasta 17 grados el asiento). En general está preparada para soportar de forma óptima a personas de hasta 136 kilogramos de peso y viene con ruedas «Rollerblade» que tienen una terminación blanda, ideal para superficies delicadas (suelos de madera por ejemplo).

Como complemento incluye dos cojines en color negro que se sujetan en el respaldo y en la zona de la cabeza. Se pueden quitar y poner en cuestión de segundos, están terminados en terciopelo y son un excelente añadido que nos permite personalizar y acomodar un poco más la silla.

La CORSAIR T2 Road Warrior está disponible en color azul, negro, blanco, amarillo y rojo. Como podéis ver nosotros hemos podido probar el modelo con detalles azules.

Nuestra experiencia

A simple vista la CORSAIR T2 Road Warrior transmite buenas sensaciones que se confirman nada más tocarla. Las terminaciones son las propias de una silla para gaming de gama alta, pero sin duda lo que más me ha gustado ha sido su comodidad y su solidez.

No importa la posición en la que te coloques o lo que te muevas, la silla no hace el más mínimo ruido. El sistema que permite subir y bajar el asiento y el de ajuste de inclinación responde a la perfección y las ruedas tampoco defraudan, ya que ofrecen un deslizamiento suave y silencioso. Sin embargo esto último tiene un lado negativo, y es que en más de una ocasión al moverse las ruedas han hecho lo propio. Habría estado bien incluir un sistema de bloqueo opcional para corregir este pequeño problema.

Volviendo a la comodidad y a la solidez de la silla con el respaldo inclinado al máximo (170 grados) podemos incluso dormirnos sin ningún problema (el cojín para las cervicales también ayuda) y sí, aguanta y vuelve a su posición habitual sin ningún tipo de problema.

Los apoyabrazos también responden a la primera y aguantan sin problemas la presión y el peso. Tengo la costumbre de dejar caer sobre ellos parte de mi peso cuando me levanto y me siento, así que han recibido «castigo» durante estos meses y están como el primer día.

Esta silla ha pasado casi cinco meses soportando sesiones diarias de uso de entre 8 y 12 horas con una persona de casi ochenta kilogramos y como podéis ver en las fotos que acompañamos al final de este párrafo se mantiene impecable. No presentan ningún tipo de deformación ni de desgaste, la dureza del asiento se mantiene, todos los mecanismos de regulación funcionan a la perfección y no hace el más mínimo ruido.

En general la CORSAIR T2 Road Warrior es un producto sobresaliente en lo que respecta a calidad de construcción y acabados. También es muy fácil de montar y ofrece una comodidad fantástica. Como habréis podido imaginar todo esto tiene un precio.

Actualización 28 de junio

CORSAIR nos ha confirmado que el precio recomendado de la silla es de 339,90 euros, IVA incluido, pero que la distribución aún es limitada y que por eso algunos minoristas han subido el precio al traerla de importación. Obviamente esto marca una diferencia importante que ya hemos reflejado en la puntuación final.

La elección de una silla puede acabar siendo una inversión muy importante para aquellos que pasan mucho tiempo sentados, ya sea por ocio, por trabajo o por una combinación de ambas. A modo de experiencia personal recuerdo una silla de 150 euros que compré hace un par de años y que a los seis meses ya presentaba deformidades en el asiento (con la consiguiente pérdida de comodidad) y tenía los apoyabrazos «flojos». Aguanté con ella un año, pero al final decidí cambiarla y sentí que había tirado el dinero.

Con esto quiero decir que la calidad hay que pagarla y que aunque a simple vista resulte un precio elevado debemos enfocarlo desde esa perspectiva que os di en el párrafo anterior, como una inversión que iremos rentabilizando con esa comodidad y esa solidez que disfrutaremos hora tras hora, día tras día.

Nos ha gustado

  • La calidad de construcción y de materiales.
  • Es la silla más cómoda que he probado hasta el momento.
  • Puedes dormirte en ella.
  • La respuesta de los sistemas de inclinación y de elevación.
  • Muy resistente: como nueva tras varios meses de uso.
  • El diseño es muy atractivo.
  • Muy fácil de montar.

No nos ha gustado

  • Se echa en falta un sistema de bloqueo en las ruedas.

Notas finales

9Nota

Diseño9

Calidad de construcción9

Acabados9

Experiencia de uso y solidez9

Precio8

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Sergio Rincón

    espero que las ruedas no sean igual de basura que las de la T1, porque madre mia, en amazon habia muchas sobre los cojinetes, decian que eran de mirame y no me toques

  • Isidro Ros

    Como decimos en el análisis las ruedas son de alta calidad, están pensadas para utilizarse sin problemas en suelos de madera y se deslizan a la perfección.

    Hemos ajustado el precio con el dato oficial de CORSAIR, ya que me han confirmado que el de Amazon era erróneo.

    Saludos.

Top 5 Cupones

Lo más leído