Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Fiat Abarth 124 Spider, escorpión

Publicado el

“Born to be wild”, Steppenwolf (1968)

Haber madurado para Sonia había tenido un significado bien concreto: pasar de esperar grandes revoluciones y cambios espectaculares en su vida a fijarse en pequeños detalles, en nimiedades que marcaban la diferencia en el día a día. Se conformó con un trabajo en su pequeña provincia en un periódico modesto en vez de la aventura de un Erasmus, se casó con su novio de toda la vida a pesar de que sus amigas la animaban a ser más ambiciosa, que merecía algo mejor. Ella se conformaba con un buen café preparado concienzudamente en su pequeña casita sin piscina y comprar  cada martes dos margaritas para poner en la taza de su escritorio.

No habían tenido hijos aunque a ella secretamente le hubiera gustado y nunca había habido debate, era un cambio demasiado grande. Ni siquiera habían cambiado de muebles menos los que se iban estropeando con los años y aún así solían adquirir unos muy parecidos y los más baratos posible. Una mañana de martes la floristería no tenía margaritas y Sonia compró dos claveles. Entonces empezó a notar que los pequeños detalles empezaban a fallar, incluso había olvidado prepararse el café ¿qué tenía en la cabeza? La última vez que vieron a Sonia se dirigía con paso apresurado a la estación de autobuses. Había dejado caer los claveles al suelo.

La industria del automóvil está llena de historias de pasiones, como la de Carlo Abarth, un empresario italiano que se dedicaba a vestir los chásis los Ferrari de la época y evolucionó a la preparación de motores y diseño de escapes de competición. De esta pequeña empresa con el escudo del escorpón surgieron coches emocionantes, diseñados para entregar a sus dueños las sensaciones que estaban buscando. Pero fué en 1971 con la compra por parte de Fiat cuando Abarth comenzó a hacerse popular con versiones tan famosas como la versión de rally del histórico Fiat 131 o las versiones actuales del popular 500.

Ficha técnica

Así que cuando gracias al acuerdo de Mazda y Fiat se desarrolló el nostálgico descapotable 124 spider el anuncio de que Abarth iba a realizar su propia versión estimuló la fantasía de los aficionados. Mazda lleva muchos años ofreciendo una máquina de diversión con su modelo MX-5, un pequeño descapotable que ofrece una inmejorable relación sensaciones-precio con una legión de incondicionales desde su lanzamiento en 1989. Así que esta versión italiana con extra de picante por parte de Abarth levantaba por partes iguales recelo de los fieles de la versión japonesa y espectación de los que conocen la buena mano de Abarth para añadir dosis de deportividad.

Acercamiento

Y como no nosotros hemos tenido una excelente oportunidad para dar nuestra opinión gracias a que Fiat ha puesto en nuestras manos un flamante Fiat Abarth 124 Spider. Como siempre lo primero que hacemos es nuestro vistazo exterior al coche. Si ya con el 124 el guiño retro era evidente, esta versión del 124 lo subraya hasta el extremo con elementos como la pintura bicolor en blanco y negro o las llantas negras que acompañan al diseño retro de los faros, la capota de tela o el morro alargado hasta el extremo (no parece necesario para albergar un motor de 1.4 litros) ya presentes en el 124.

Si nos fijamos con más atención hay elementos adicionales que dan toques realmente de maestro al aspecto exterior, como una discreta pero agresiva banda roja en el spoiler delantero, el mismo rojo que encontramos en la carcasa de los retrovisores y en un gran punto rojo en la parte derecha de la toma de aire delantera. Un cuádruple tubo de escape en la parte posterior y las pinzas de frenos (Brembo, como no podía ser de otra forma) también en rojo dan las últimas pinceladas a un coche que externamente es imposible que pase desapercibido y se distingue de forma poderosa de la versión japonesa.

Por supuesto encontraremos el escudo del escorpión de Abarth tanto sobre el interminable capó como sobre el lateral. Nos gusta, no podemos decir otra cosa, es un acierto estético rescatar los elementos que desde siempre han hecho especiales a los descapotables deportivos y que no van a envejecer con líneas de otros tiempos pero que no pasan de moda. Desde luego es un coche que es imposible que pase desapercibido y eso sin duda es algo que habrá que valorar. Tampoco a primera vista parece un coche cómodo, pero eso lo valoraremos enseguida…

El interior del 124 Spider versionado por Abarth es prácticamente idéntico al que podemos encontrar en el nuevo Mazda MX5 y de la familia de coches japoneses en general como la pantalla del sistema de info entretenimiento (100% Mazda), los mandos de climatización, las boquetas de ventilación… todo como lo encontraríamos en el descapotable nipón. Pero en los detalles encontramos la picadura del escorpión como el reloj central que indica el número de revoluciones totalmente en rojo, la franja superior del volante también en rojo, pespuntes en las terminaciones de alcántara y en el pomo del cambio también en rojo y un escorpión serigrafiado en el apoyabrazos.

Espacio

Como en el MX5 el espacio no es demasiado grande pero los asientos no son estrechos y hay suficiente espacio para las piernas, incluso a diferencia de la versión japonesa, una persona de cierta estatura puede tener una visibilidad aceptable y tendrá algo más espacio para las piernas porque puede echarse un poco más hacia atrás. El diseño es extremadamente deportivo con unos reposacabezas elevados de diseño deportivo con el serigrafiado Abarth en el respaldo. Sujetan bien en unos asientos ya muy arropados en el interior. Quizás no haga falta decirlo pero no hay opción para pasajeros. Diversión solos o en pareja.

Uno de los detalles que más nos han gustado de este modelo es el sistema de accionamiento de la capota de tela. Puede parecer un hándicap que no disponga de un sistema eléctrico de apertura y cierre, pero las primeras veces que lo accionamos la verdad es que el inconveniente desaparece. Es un movimiento natural que puede hacerse con una mano y de forma muy sencilla, la operación apenas dura unos segundos. Es tan cómodo y rápido que nos da por preguntarnos ¿cuándo empezamos a dejar que los servomotores hicieran casi todo por nosotros? En fin, incluso nos parece entrañable que sea manual para mantener el encanto retro de este coche.

En el interior el primer dilema es dónde dejar el móvil y la cartera u otros objetos, no hay lugares donde posarlos de forma cómoda. Hay que recurrir a una guantera con llave que se encuentra en la parte trasera entre los dos  respaldos de los asientos o en el pequeño, pequeñísimo espacio que hay tras la palanca de cambio donde se encuentran las ranuras USB pero en ese espacio es probable que al acelerar con la alegría que se le supone al conductor de un 124 Abarth el teléfono acabe mal parado. En cualquier caso el sitio más seguro es sin duda la mencionada guantera (aunque ahí no podremos cargarlo).

Maletero: no

En lo que respecta al maletero este coche tampoco sobresale por su capacidad. Se trata de un pequeño espacio junto a la zona donde se recoge la capota de tela que cubica 140 litros (ligeramente más que un MX-5) que apenas son suficientes para una bolsa de deportes grande o una maleta mediana. Nada de irse a la playa una semana a menos que el equipaje lo enviemos por correo… pero este coche no es un SUV ni un monovolumen. El espacio que ofrece es de sensaciones puras para que empaquetemos libertad más que ropa interior.

Ha llegado la hora de probar las capacidades del 124 Abarth al volante. Primero realizamos una lectura de las especificaciones técnicas para preparar el terreno y sentarnos al volante con conocimiento. La clave del coche está en tres elementos fundamentales: el peso que apenas supera los 1.100 kilos, un motor sobrealimentado hasta los 170 caballos (el MX-5 más prestacional llega a los 160 puramente atmosféricos como le gusta a los japoneses) y las intervenciones de Abarth sobre el chásis con amortiguadores Blistein y diferencial trasero autoblocante, como los niños mayores. En realidad hay un elemento adicional muy importante del que hablaremos más tarde.

Estos tres elementos que hemos mencionado están medidos al milímetro con sabiduría Abarth para proporcionar sensaciones al volante. Los 170 caballos y una caja de cambios de funcionamiento impecable lanzan a esta versión del 124 a los 100 Km/h parando el cronómetro en 6,9 segundos que si no parecen muchos hay que vivirlos en este coche y si puede ser descapotados (si hace frío o llueve pues chubasquero, qué demonios). Pero amigos, hay que poner a prueba esos amortiguadores, ese diferencial y esos frenos Brembo al rojo vivo y para eso hay que buscar una carreterita divertida.

Antes de seguir si tenéis la oportunidad de probar o comprar este coche evitad las autopistas, huid de las rectas, renegad de las rectas y adentraos por la colina o el puerto que tengáis más cerca aunque tengáis que hacer un rodeo. Merece la pena. Cuando llevamos este coche a su terreno parece olfatearlo, reconocerlo. Podemos enganchar curvas a ritmo imprudente con el diferencial trabajando a destajo con una dirección directa que parece comerse cada viraje como aperitivo para salir como un vendaval cuando pisamos el acelerador para enganchar con el siguiente. Recomendable pulsar el botón de Sport… y no desactivarlo nunca. Si gastamos gasolina pues… gastamos.

Divertido a secas

Tampoco es un coche para los amantes de los retos extremos: el coche transmite seguridad en todo momento y es hasta casi desafiante cuando intentamos ponerlo a prueba. Eso sí, si queremos sacar el máximo partido tenemos que tener en cuenta que la mecánica es turbo por lo que hay que estar muy atentos para mantener la aguja de las revoluciones en la zona “graciosa”, sobre las 5.000 revoluciones. En estas circunstancias se agradece el que los asientos envuelvan de forma tan eficaz y la comodidad y rapidez del accionamiento de las marchas gracias a la excelente caja de cambios (japonesa).

Pero la película no sería completa sin una buena banda sonora y ese es el otro elemento que mencionábamos. En un alarde que solamente podemos calificar como muy italiano Abarth ha especificado que ha ajustado el sistema de escape que denomina Record Monza para que el sonido que emite el coche durante su funcionamiento sea el “adecuado”. El resultado es indescriptible, gutural y profundo al ralentí cuando el 124 está agazapado y rabioso cuando hacemos bailar la aguja en el cuentarrevoluciones. Es un detalle que puede parecer nimio pero es fundamental para un descapotable. Eso sí, otro elemento más para que no pasemos desapercibidos.

Conclusiones

Este coche tiene inconvenientes: un maletero pequeño, un consumo por encima de los quince litros si nos descuidamos, dos plazas justitas y por desgracia un precio que lo aleja del público masivo. Es poco maniobrable y con poca visibilidad para la ciudad, además es muy vistoso y ruidoso. En contrapartida, y ahora tengo que hablar con el corazón en la mano, es el coche más divertido que he podido probar en muchos años. No es el más potente, no es el tecnológicamente más avanzado pero es un coche en el que se nota que cada gramo de sus 1066 kilos está pensado para la diversión.

Tras haber probado este coche no tenemos ninguna duda del acierto del acuerdo entre Mazda y Fiat. Los japoneses han proporcionado la base de un coche legendario (el MX-5) un probado sistema de infotainment y buenos acabados mientras los italianos ha proporcionado una estética acertada con detalles retro que llegan al corazón con el toque Abarth en potencia, respuesta y con el sobresaliente detalle del sonido que sinceramente nos ha terminado de enamorar. Y por supuesto con el logo del escorpión en todos lados y eso… también puntúa.

Notas finales

8Nota

Prestaciones9

Diseño8

Consumo6

Confort7

Sistema de Infoentretenimiento8

Top 5 Cupones

Análisis

Two Point Hospital, análisis para PC (Windows)

Publicado el
Two Point Hospital Análisis

¿Está de moda lo clásico? Parece que sí, últimamente no paran de resurgir y reinventarse grandes títulos y dispositivo que nos hicieron vibrar en nuestros años más jóvenes. Es como si cada novedad estuviera pensada para nosotros. Hoy os traemos lo último de lo clásico, el Two Point Hospital.

Este juego es la revisión y reedición del Theme Hospital, de los mismos creadores, Bullfrog. Sí, el Two Point Hospital es de esos juegos que te tendrán enganchados delante de la pantalla del ordenador queriendo superar solo un nivel más y si además eras fan de su antecesor, estas perdido.

Requisitos y equipo de pruebas

Aunque ya os avisamos que este es un juego sencillo que no pide mucha fuerza, aquí os dejamos los requisitos mínimos para que juguéis sobre seguro.

Requisitos mínimos:

  • SO: Windows 7 64-bit
  • Procesador: Intel Core i3 6100 or AMD FX-4350
  • Memoria: 4 GB de RAM
  • Gráficos: NVIDIA Geforce GT 1030, 2GB (Legacy: NVIDIA GeForce GTX 460), AMD RX550, 2GB (Legacy: AMD Radeon HD 6850), Integrated: Intel HD Graphics 630
  • DirectX: Versión 11

Requisitos recomendados:

  • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
  • SO: Windows 10 64-bit
  • Procesador: Intel Core i5 6600 or AMD Ryzen 1600x
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: NVIDIA Geforce GTX 1060, 3 GB (Legacy: NVIDIA Geforce GTX 780, 4GB) or AMD RX 580, 4 GB (Legacy: AMD R9 290X, 4GB)
  • DirectX: Versión 11
  • Almacenamiento: 5 GB de espacio disponible

Equipo de pruebas

  • SO: Windows 10 64 bits
  • Procesador: i7-5820k
  • Gráficos GeForce 1060 4GB
  • Placa base: Fatal1ty x99x Killer
  • RAM: 32GB, memorias DDR4 a 2666Hz GSkill

Gráficos y BSO

Two Point Hospital está categorizado en Steam como un juego de humor, por lo que no esperemos grandes detalles gráficos. El juego se enmarca en una estética cartoon muy ocurrente y sencilla.

Me ha parecido destacable la banda sonora o hilo musical del juego. Durante la partida escucharemos música de ambiente como si de una emisora se tratara, incluso podremos saber que canción está sonando a cada momento. Eso sí, el locutor siempre hablará en inglés. Él nos dará consejos, hará anuncios publicitarios y presentará las canciones.

Historia y jugabilidad

En Two Point Hospital iremos gestionando un hospital por cada nivel que superemos. No tendremos que hacerlo de manera simultánea, pero podremos jugar en niveles anteriores siempre que lo queramos.

En el primer nivel nos enseñan que es lo básico que necesita cualquier hospital, una recepción, una consulta, enfermería, farmacia y por supuesto trabajadores. Gestionaremos tres tipos de empleados en este juego: Médicos, enfermeros, auxilares y bedeles. Tener uno de cada de lo anterior mencionado es básico para empezar a jugar, a partir de ahí iremos mejorando nuestro hospital y aumentando consultas y tratamientos según avancemos niveles.

El juego engancha gracias a los objetivos que plantea en cada nivel. Cada uno de los hospitales en los que juguemos tendrá unas misiones especiales que deberemos cumplir para pasar de nivel. Una vez alcanzadas el hospital seguirá generando nuevas, pero cuando nos aburramos podremos cambiar de nivel.

Pasar de nivel es relativamente fácil, la curva de aprendizaje es muy corta, pero sí, poco a poco el juego se irá complicando, las enfermedades y sus respectivos tratamientos aumentan, también los gastos. Además el juego incluye fenómenos aleatorios en algunos niveles, como terremotos o tormentas, que harán que la cosa se complique cuando lo tengamos sobre ruedas.

Trataremos enfermedades como “cazos extremos”, “lumbreras” o “fiebre del sábado noche”. Nuestro hospital necesitará de mejora constante, nuevas salas de tratamiento, de diagnóstico y consulta. En cada nivel habrá una enfermedad común que será en la que nos tendremos que central pero sin olvidar las demás.

Pero no solo debemos centrarnos en los pacientes, nuestros trabajadores tienen que estar contentos para trabajar y no dejarnos. No solo nos referimos al tema económico, ellos tienen aspiraciones y quieren aprender. Cada trabajador podrá mejorar en capacidad específicas de su profesión y en generales. Para ello debemos crear una sala de formación y contratar a un profesor o dejar que lo haga uno de nuestros trabajadores que ya esté versado en ese área, a cambio tendremos que renunciar al trabajo de ese profesional mientras se está formando.

Cuando queramos contratar a alguien podremos elegir entre distintos perfiles. Eso sí, a mayor formación y experiencia mayor sueldo, pero si contratamos uno “barato” también podremos formarlo.

Two Point Hospital también permite dar rienda suelta al decorador que llevamos en nuestro interior, de hecho es importante que los hospitales estén acondicionados con algo de gusto para que así ganen más puntos de presitigio.

No deja a un lado el tema económico, aunque bastante sencillo, podremos controlar el precio de cada tratamiento que se de en nuestro hospital, así como lo sueldos. Si nos quedamos cortos de cash podremos pedir hasta tres préstamos que nos ayudarán a salir adelante, lo cual es relativamente fácil.

Dificultad

Ya lo hemos dicho antes. Two Point Hospital es sencillo y adictivo y será todo lo difícil que tu quieras que sea. Dependiendo de los objetivos y misiones que quieras cumplir. Esto significa que la “curva de enganche” (un término que me acabo de inventar ahora mismo), es corta pero intensa.

Conclusiones

Dicho todo esto me surge una duda ¿es necesario jugar al Two Point Hospital en un ordenador? Puede que por afán nostálgico Sega haya decidido limitar el juego al ordenador, pero para mi no es un juego que lo necesite, pienso que sería más cómodo jugarlo en una Switch o un dispositivo móvil. Por otro lado, para un juego que no tiene más de 20 horas de juego 35 euros me parece un precio excesivo.

Aún así, si eres una apasionado de los juegos de simulación, este es un juego que DEBES tener.

Two Point Hospital
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Sencillez y adicción a partes iguales. Grandes dósis de nostalgia.
A MEJORAR
Precio demasiado elevado. Pocas plataformas.
RESUMEN
El juego nos ha encantado y lo hemos disfrutado, pero sería un juego mucho más cómodo en plataformas portátiles como Nintendo Switch o dispositivos móviles.
Gráficos y sonido8
Jugabilidad7
Rendimiento8
Duración7

Continuar leyendo

Análisis

Cougar Attack X3 RGB, análisis: un teclado equilibrado

Publicado el

El Cougar Attack X3 RGB es una revisión del modelo original que la compañía homónima lanzó al mercado en 2016. En líneas generales el diseño se ha mantenido prácticamente intacto, y lo mismo ha ocurrido con la calidad de materiales, pero esta edición trae varios cambios que resuelven algunas de las carencias que tenía aquél modelo y que representan un paso en la dirección correcta.

Los que nos leéis a diario sabéis que me gusta probar a fondo todos los productos que recibo para análisis, y el Cougar Attack X3 RGB no ha sido una excepción. He tenido la oportunidad de utilizarlo durante todo un mes, tiempo más que suficiente para sacar en claro qué prestaciones ofrece, qué necesita mejorar y que valor tiene en relación calidad-precio.

Antes de arrancar queremos agradecer a Cougar España que nos haya facilitado una unidad del Cougar Attack X3 RGB. Sin más preámbulos empezamos, poneos cómodos.

Primer vistazo y especificaciones clave

El Cougar Attack X3 RGB es un teclado para gaming. Lo primero que llama la atención es su diseño, que resulta sencillo y limpio, aunque el reposamuñecas le da un toque bastante particular que francamente no me ha terminado de convencer. Cuestión de gustos, pero en general creo que dicho accesorio le quita atractivo.

En lo que respecta a la construcción del teclado nos encontramos con una combinación de aluminio y plástico que le da un acabado muy sólido, propio de un teclado premium mucho más caro. El Cougar Attack X3 RGB tiene un precio medio de 130 euros, así que en este sentido podemos decir que ofrece un valor muy equilibrado.

El formato de tecla flotante unido al frontal en aluminio sin espacios es una excelente elección. Esta terminación es llamativa y limpia, ya que evita las acumulaciones de polvo que se producen cuando hay rendijas. Poro otro lado también contribuye a resaltar la iluminación LED RGB, que como podéis ver en las fotos luce de maravilla y se ve acentuada por el tono gris del aluminio. Simplemente perfecto.

Saltamos ahora a hablar un poco más a fondo del reposamuñecas. Se agradece que un fabricante lo incluya de serie, pero como he comentado anteriormente creo que el diseño no está a la altura del teclado y que solo consigue quitarle encanto. Sí, cumple su función, pero desentona.

La calidad de construcción del Cougar Attack X3 RGB raya a un gran nivel. Su terminación en plástico y aluminio se ve rematada por un cable trenzado de alta calidad. El modelo que hemos probado utiliza los interruptores Cherry MX Red, mis favoritos en lo que a teclados mecánicos se refiere por su alta versatilidad, aunque podemos escoger configuraciones con interruptores Cherry MX Silver, Black, Brown y Blue. A continuación os recordamos las características clave de estos interruptores para que tengáis más claro qué podéis esperar de cada versión:

  • Cherry MX Black: es uno de los más duros por la fuerza necesaria para su activación (60g) y su recorrido lineal. Tienen una activación de 2 mm y están pensados especialmente para juegos.
  • Cherry MX Marrón Brown: es un interruptor bastante equilibrado que sirve tanto para juegos como para escribir. Tiene una pulsación menos lineal, requieren una fuerza menor que los anteriores (45g) y se activan a partir de los 2 mm.
  • Cherry MX Red: una variante muy similar a los anteriores. Mantienen los 45g y la activación en 2 mm, pero presentación un recorrido bastante lineal. Ofrecen un gran equilibrio y una buena experiencia tanto en juegos como a la hora de escribir.
  • Cherry MX Silver (Speed): tienen un recorrido lineal, una activación muy corta, 1,2 mm y mantienen los 45g. Dan lo mejor de sí en juegos, pero no ofrecen una experiencia tan equilibrada a la hora de escribir.
  • Cherry MX Blue: tienen una alta respuesta táctil y son los más ruidosos, lo que los convierte en una solución recomendada sobre todo para gaming. Su activación es de 2 mm y la fuerza necesaria es de 50g.

Antes de lanzarnos a contaros nuestras impresiones os dejamos un resumen con las especificaciones básicas del Cougar Attack X3 RGB:

  • Teclado mecánico completo con disposición en español.
  • Interruptores Cherry MX Red con una vida útil de 50 millones de pulsaciones.
  • Reposamuñecas incluido con una pieza adicional de soporte intercambiable.
  • Cable trenzado de 1,8 metros con dos conectores USB.
  • Sistema 100% anti-ghosting.
  • Frecuencia de refresco de 1.000 Hz/1 ms.
  • Iluminación LED RGB de alta calidad con 16,8 millones de colores.
  • Software dedicado Cougar UIX System que permite personalizar la iluminación, crear perfiles y macros.
  • Construido en plástico y aluminio.
  • Memoria interna para grabar hasta tres perfiles.
  • Peso: 900 gramos.

Nuestra experiencia

La instalación del Cougar Attack X3 RGB es muy sencilla, basta con conectarlo al equipo para que éste lo reconozca de forma automática y se active la iluminación LED RGB. Una vez enchufado solo tenemos que descargar el software Cougar UIX System en la web oficial del fabricante, proceder a su instalación y listo, tendremos todo lo que necesitamos para empezar a sacarle partido.

En general la herramienta Cougar UIX System es fácil de utilizar, cuenta con un buen abanico de opciones que nos permite aprovechar adecuadamente el teclado y está en español, cosa que sin duda se agradece, pero la interfaz debería ser un poco más limpia y en ocasiones puntuales no termina de responder a la perfección. No es grave, pero hemos querido destacarlo para que Cougar tome nota y se plantee lanzar una actualización que mejore el rendimiento y le dé un buen lavado de cara.

Pasamos ahora a centrarnos en el teclado. El Cougar Attack X3 RGB es un modelo muy sólido y con un diseño bien planteado, siendo su único punto flaco el reposamuñecas. Ya lo hemos comentado en dos ocasiones, así que no vamos a volver a ahondar en ello: cumple, pero no “pega”.

El cuerpo en aluminio encaja a la perfección con el tono negro del plástico presente en la parte superior e inferior, y el diseño de tecla flotante con iluminación LED RGB remata un conjunto de primer nivel. En este sentido es necesario destacar una vez más que el aluminio en tono gris realza en gran medida el sistema de iluminación, consiguiendo un efecto muy atractivo.

La ausencia de teclas dedicadas para multimedia y otras funciones concretas se deja notar. No es grave, pero es un detalle a tener en cuenta, ya que hablamos de un teclado que compite en un nivel donde cada función y cada detalle no solo cuenta, sino que puede marcar la diferencia.

En cuanto a la experiencia de uso en general ha sido muy buena. Los interruptores Cherry MX Red responden de maravilla y dan lo mejor de sí tanto en juegos como durante largas sesiones de escritura. La respuesta en juegos es rápida y no hay solapamiento en ningún momento, lo que significa que podréis darlo todo en vuestros juegos favoritos sin miedo a que el teclado no sea capaz de seguir vuestro ritmo.

Si queréis utilizarlo también para escribir podéis estar tranquilos, los interruptores Cherry MX Red ofrecen un tacto y una respuesta muy equilibrada. No son especialmente ruidosos ni tampoco muy duros, pero os permitirán sentir cada pulsación y os harán disfrutar de ese placer de escribir que solo se consigue con un buen teclado mecánico.

Conclusiones

El Cougar Attack X3 RGB raya a un buen nivel. Tiene puntos sobresalientes que confirman que Cougar ha encontrado el camino a seguir, pero también presenta algunas carencias que debemos tener en cuenta.

Su alta calidad de construcción, su buen rendimiento y su excelente acabado contrasta con un reposamuñecas que desentona por completo, un software que necesita un buen lavado de cara y la ausencia total de teclas dedicadas para multimedia. No son defectos graves como dijimos, pero empañan un teclado que por sí mismo resulta sobresaliente.

Haciendo una valoración general tenemos claro que el Cougar Attack X3 RGB es una buena compra y que ofrece un buen valor calidad-precio, así que si buscas un teclado mecánico para gaming con un precio contenido deberías tenerlo en cuenta.

Valoración final
9,2 NOTA
NOS GUSTA
Construido en aluminio.
Interruptores Cherry MX Red.
Terminación de tecla flotante.
Iluminación LED RGB de gran calidad.
A MEJORAR
El reposamuñecas no está a la altura.
El software necesita mejoras.
Sin teclas dedicadas.
RESUMEN
El Cougar Attack X3 RGB en su edición de 2018 destaca por su alta calidad de construcción, su iluminación LED RGB y sus interruptores Cherry MX Red. Cougar ha hecho un buen trabajo, aunque todavía quedan pequeños detalles por pulir.
Calidad de construcción9.5
Experiencia de uso y software8.5
Iluminación LED10
Instalación y configuración8.5
Calidad/Precio9.5

Continuar leyendo

Análisis

QNAP TS-328, análisis

Publicado el

A medida que las necesidades de almacenamiento aumentan, usuarios y empresas se preguntan cuál es la mejor opción para no solo garantizar las seguridad de nuestros datos, sino acceder a ellos de forma sencilla e integrarlos dentro de nuestro ecosistema digital.

En los últimos años hemos visto una espectacular progresión de los NAS, que han pasado de sistema áridos muy orientados a entorno corporativo a soluciones igualmente potentes, pero al alcance de cualquier perfil de usuario. En esta gama de usuario avanzado se mueve el protagonista de nuestro análisis, el QNAP TS-328 que llevamos probando unas semanas.

Lo primero que llama la atención de esta solución es el número impar de bahías. Normalmente los NAS suelen saltar de las dos bahías (lo mínimo para poder aprovechar las virtudes del RAID) a cuatro, ocho o más. QNAP muestra con este TS-328 un producto perfecto para montar un RAID 5 utilizando tres discos idénticos.

Diseñado para durar

Al igual que ocurre con una fuente de alimentación, un router o cualquier aparato electrónico destinado a funcionar 24/7/365 la calidad de construcción y la fiabilidad son variables fundamentales a la hora de valorar un NAS.

En este sentido QNAP se mantiene fiel a lo visto en iteraciones anteriores (sobresalientes, por otra parte) y apuesta por un amplio chasis en color blanco. La placa está alojada en la zona inferior, mientras que la parte superior se reserva para una sistema de tres bahías refrigerado por un ventilador de 90 mm.

Con unas dimensiones de 142 x 150 x 206 mm. el QNAP TS-328 cabe en cualquier sitio. En el frontal encontramos los clásicos LED de estado, el botón de encendido y un puerto USB 3.1 ideal para “volcar” contenidos de manera directa utilizando un pendrive o un disco duro externo.

En la trasera, además del ventilador, veremos dos puertos USB 2.0/3.0, doble toma Ethernet Gigabit, toma de alimentación y dos jacks, uno para el audio interno y otro para mantenimiento y chequeo que rara vez se utilizarán. Antes de continuar, demos un repaso a las especificaciones técnicas más importantes:

  • Procesador ARM Cortex-A53 (64-bit), 1.4 GHz
  • 2 Gbytes de RAM DDR4 (no ampliable)
  • 4 Gbytes de memoria eMMC
  • 3 bahías para disco duro/SSD de 3,5″ o 2,5″. Hasta 6 Gb/s
  • 2 x puerto LAN Gigabit RJ45
  • 2 x USB 3.0 (1 x delantero); 1 x USB 2.0 (trasero)
  • 142 x 150 x 260.1 mm. 1,4 kilos
  • Sonido 16.5 dBA
  • Consumo 7.24W en espera, 18.35W en funcionamiento

Hardware de primera

Uno de los aspectos que distinguen a un NAS de calidad es su dotación de hardware. Por su filosofía, este tipo de dispositivos no necesitan componentes de útlima hornada pero si una configuración equilibrada y, por encima de todo, una combinación de procesador y RAM que haga que todo funcione con fluidez.

QNAP ha optado por un solvente Realtek RTD1296, con arquitectura ARM v8 A53 de 64 bits, junto a 2 gigabytes de memoria RAM solados a la placa. Esta combinación hace posible que el sistema operativo QTS funcione a la perfección de forma estable y fluida incluso en escenarios de multitarea.

La clave es el software

Aunque es fácil simplificar diciendo que un NAS es poco más que un disco duro conectado en red o que es sencillo emular su comportamiento con un viejo PC y el software adecuado en la práctica las cosas no son tan sencillas.

El mayor valor añadido de QNAP es un sistema operativo espectacular, especialmente diseñado para este hardware y pensado para cualquier perfil de usuario. El que no se quiera complicar la vida tiene las aplicaciones que necesita preinstaladas pero, al mismo tiempo, se ofrecen todas las opciones de configuración para que unas manos expertas puedan personalizar el equipo al detalle.

Hemos hablado mucho de QTS en análisis anteriores y tenéis muchísima información sobre sus bondades en la web, así que vamos a centrarnos en tres de los aspectos que más nos han gustado:

  • La nueva versión de FileStation es más rápida y permite de forma eficaz gestionar todos nuestros contenidos multimedia, audios, vídeo y fotos. Lo mejor es que se integra a la perfección con cualquier PC, tablet o smartphone sin engorrosos procesos de configuración.
  • Las instantáneas (muchas veces reservadas a soluciones de gama alta) también son muy útiles para el usuario doméstico. El NAS puede registrar el estado del sistema y sus metadatos, para poder restaurarlo en caso de necesidad sin necesidad de disparar las necesidades de almacenamiento.
  • El TS-328 permite la decodificación y transcodificación a tiempo real de vídeo hasta 4K. Así podemos crear versiones optimizadas para reproducir en la TV o nuestro smartphone sin saltos y sin necesidad de copiar decenas de gigas de un sitio a otro. No solo funciona bien sino que está integrado con el sistema de archivos (clic derecho, tanscodificar).

La magia del RAID

Una de las razones para comprar un NAS de este tipo es mantener nuestros datos más valiosos seguros y a buen recaudo, sin necesidad de depender de nubes. Cualquiera con unos años en esto de la informática sabe que los discos duros, por muy buenos que sean, pueden darnos un susto así que eso de acumular unidades externas no suele ser buena idea.

Este QNAP TS-328 está especialmente diseñado para desplegar un RAID 5 (si queréis saber más sobre qué es el RAID y qué tipo de configuraciones podéis leer este artículo), una solución que combina capacidad de almacenamiento, rendimiento y, obviamente, seguridad ante un fallo de hardware.

Una configuración como esta requiere un mínimo de tres discos idénticos. La información se divide en bloques que se distribuyen entre las tres unidades, de tal forma que se pueden hacer operaciones de lectura y escritura simultáneas y sin necesidad de “esperar” a que una unidad termine. El resultado es una muy buena tasa de transferencia.

La integridad de los datos se garantiza gracias a los bloques de paridad, una especie de mapa de las divisiones que se han ido realizando para que si uno de los discos falla, sea posible recuperar la información.

Obviamente, con este sistema la capacidad total del sistema no es la suma de cada disco. Así, con tres discos duros de 4 Tbytes cada uno obtendríamos una capacidad de almacenamiento máxima de 8 Tbytes y la garantía de que si uno tiene problemas, nuestra información está a salvo. Bastaría con sustituirlo por uno de idéntica capacidad.

Si las copias de seguridad no van a ser una prioridad, el sistema de tres bahías permite configuraciones más centradas en el rendimiento, como dos discos duros de gran capacidad en RAID 0 y un SSD para caché (no es necesario un modelo de última generación). Perdemos seguridad a cambio de un rendimiento mucho mejor.

En nuestro escenario de pruebas, con un RAID 5, alcanzamos sin problemas velocidades de transferencia de entre 70 y 90 MB/s. A destacar, la estabilidad del NAS incluso en situaciones de máximo estrés y grandes transferencias de datos de forma simultánea.

Conclusiones

El QNAP TS-328 es un dispositivo ideal para el hogar o la pequeña empresa que quiere aprovechar todas las ventajas de un RAID 5 a un coste contenido. Sobre una base hardware excelente y fruto de la especialización, QNAP despliega un sistema operativo muy pulido que permite sacar el máximo partido a todas las posibilidades del NAS a cualquier perfil de usuario.

Hemos encontrado el NAS por menos de 280 euros en Amazon, un precio realmente ajustado si tenemos en cuenta lo que ofrece y que está pensado para que podamos aprovecharlo durante años como centro de nuestro ecosistema digital.

En el lado de las mejoras esperamos un salto en la calidad de construcción en futuras iteraciones del producto. Aunque por algún lado hay que recortar para mantener el precio bajo control, sería estupendo ver mejoras en las bandejas para los discos o en la calidad de los plásticos de la carcasa. Nada grave en todo caso para un producto sobresaliente que recomendamos desde el laboratorio de MC.

Valoración final
9 NOTA
NOS GUSTA
El sistema operativo es una maravilla
El soporte para RAID 5
Su ecosistema de aplicaciones
Potencia suficiente para trabajar con vídeo hasta 4K
A MEJORAR
La calidad de las bandejas es mejorable
RESUMEN
Un producto excelente que combina un gran hardware con un sistema operativo orientado a hacer la vida más fácil al usuario y sacar el máximo partido del dispositivo. Muy interesante la opción 3 bahías para un RAID 5.
Diseño y calidad de construcción8
Rendimiento9
Software10
Calidad / Precio9

Continuar leyendo

Lo más leído