Rescate en la cueva de Tailandia: no hará falta el “submarino espacial” de Elon Musk

Rescate en la cueva de Tailandia: no hará falta el “submarino espacial” de Elon Musk
8 de julio, 2018

La operación de rescate de los 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva de Tailandia cuando fueron sorprendidos por una súbita tormenta que inundó parcialmente la caverna, ha comenzado con buenas noticias: los cuatro primeros niños ya estarían a salvo. Mientras, el multimillonario Elon Musk concreta su ayuda en la construcción de un mini-submarino con tecnología aeroespacial procedente de SpaceX.

En una guerra contra el agua y contra el tiempo, el rescate en la cueva de Tailandia que tiene en vilo a medio planeta se ha acelerado ante las previsiones de que nuevas lluvias monzónicas vuelvan a inundar toda la zona en los próximos días. 18 buceadores expertos en rescate, trece extranjeros y cinco miembros del equipo de élite de la Marina tailandesa Navy SEAL, luchan contra el tiempo, el agua, la bajada de oxígeno en el interior y las condiciones físicas y psicológicas de unos niños que llevan atrapados 15 días.

La ruta de salida es complicada hasta para expertos, como recordó el fallecimiento de un buzo Navy SEAL en los trabajos de rescate previos al quedarse sin oxígeno. Son más de cuatro kilómetros de estrechos pasadizos donde hay que superar desniveles y cubrir largas caminatas entre corrientes de agua y rocas, incluyendo zonas inundadas donde los niños tendrán que bucear sin ninguna preparación previa. Algunos no saben ni nadar.

cueva de Tailandia

Tecnología aeroespacial para el rescate en la cueva de Tailandia

El director de tecnología de SpaceX, presidente de Tesla o de SolarCity, Elon Musk, se ha implicado desde el minuto uno (dicen las malas lenguas que por motivos de marketing) ofreciendo distinta ayuda para la operación de rescate.

La última ha sido la propuesta de creación de un “mini-submarino infantil”, que usa el tubo de transferencia de oxígeno líquido del cohete Falcon de SpaceX como casco. Un ingenio “extremadamente robusto, suficientemente ligero para ser llevado por dos buceadores y lo suficientemente pequeño para atravesar estrechos espacios”, tuiteó Musk comprometiéndose a construirlo en 8 horas y trasladarlo a Tailandia en otras 17. Y ha terminado haciéndolo. En las imágenes, en pruebas en Los Angeles:

Parece que no hará falta tan alta tecnología (aunque la idea podría ser empleada en rescates similares) porque llega la confirmación de los cuatro primeros niños rescatados. Dos buceadores han acompañado a cada niño en la travesía transportado las botellas de aire necesarias y guiándolos con unas cuerdas ya desplegadas por el operativo.

cueva de Tailandia

La bajada de niveles de agua en los niveles inferiores, una parte evacuada con drenajes de bombas por el mismo equipo, ha permitido acelerar el rescate porque los pequeños pueden andar por un mayor número de trayectos. El rescate se reanudará mañana lunes una vez se hayan repuesto las bombonas de aire comprimido. “Las precipitaciones son una de las principales preocupaciones. El agua puede volver a inundar las galerías”, señalan responsables del operativo. “El punto crítico se producirá cuando vuelva a llover. El tiempo es limitado”.

  • Share This