Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Cómo convertir un smartphone en un punto de acceso Wi-Fi

Publicado el

La conversión de un smartphone Android (o iPhone) en un punto de acceso Wi-Fi es una función básica que podemos realizar compartiendo la conexión de banda ancha móvil disponible en nuestro terminal para ofrecer conexión a Internet a otros dispositivos.

Wi-Fi es una tecnología tan extendida que podemos pensar que las redes están disponible en cualquier parte, pero no es el caso. Cuando salimos del hogar u oficina no están disponibles en todas partes y la mayoría de las públicas son sumamente inseguras.

Los casos de uso son múltiples. Nos vamos de vacaciones a la playa y queremos conectar a Internet un tablet, una cámara u otro smartphone que no tiene datos móviles o estamos una zona donde no tenemos acceso a Internet y tenemos que trabajar con el portátil. O estamos en el hogar o en la oficina y la conexión de fibra o ADSL está averiada (no es infrecuente) y tenemos que conectar el PC. Cualquier situación donde no tengamos una conexión a Internet por cable o una Wi-Fi fiable es un caso de uso para utilizar un smartphone como punto de acceso Wi-Fi.

Convertir un smartphone en un punto de acceso Wi-Fi

Sus posibilidades son muchas, pero hay que citar desde el principio que utilizar esta función conlleva una gran cantidad de gasto de la tarifa de datos del smartphone que vas a utilizar. En los últimos años, la cantidad han aumentado extraordinariamente y es frecuente contar con terminales con 8, 10, 20 o más «gigas» de datos. Si te lo puedes permitir, adelante. Si no tienes tantos datos, cuidado, porque el consumo es elevado, especialmente si te dedicas a realizar tareas de gran ancho de banda como streaming, P2P o descargas de archivos grandes.

Con las cautelas anteriores, revisamos un paso a paso para aprovechar una función básica que debería conocer cualquier usuario. Se ha realizado sobre un Galaxy S8 Plus con Android Oreo, pero básicamente es lo mismo para cualquier terminal con Android o iOS.

  • Accedemos a la herramienta de «Configuración» general o «Ajustes» y buscamos el apartado de «Conexiones». Dependiendo del terminal, de la versión de Android o de la interfaz de usuario del fabricante lo podrás encontrar con otro nombre.

  • Accede al apartado de «Conexión compartida y Módem».

  • Activa y pincha sobre «Conexión compartida».

  • Cambia a tu gusto el nombre de la conexión que verán los demás dispositivos, para el ejemplo «HotspotMC». Introduce la contraseña de acceso, lo más larga y fuerte posible.

A partir de aquí ya podrás utilizar tu smartphone como un punto de acceso Wi-Fi:

  • Activa la red Wi-Fi en el dispositivo que quieres dotar de conexión (para el ejemplo un portátil con Windows 10, pero funcionaría en otros equipos y sistemas operativos), selecciona el punto de acceso que hemos creado «HotspotMC» y su contraseña.

Smartphone en un punto de acceso Wi-Fi (Opciones avanzadas)

Con lo anterior es suficiente para conectar pero hay opciones avanzadas que también podemos revisar. Una de ellas es la seguridad implementada para la conexión, que debe ser la más fuerte que tu dispositivo permita. Nunca abierta

Otra opción interesante es la de «Ocultar el dispositivo». Es decir, nadie lo verá cuando busque redes Wi-Fi (por los métodos estándar), pero el cliente podrá acceder a ella colocando el nombre (SSID) y la contraseña.

Si quieres añadir aún mayor seguridad, puedes activar que sólo se conecten aquellos dispositivos que permitas específicamente. Se realiza en los ajustes de la conexión compartida con base en el filtrado de la dirección MAC, un identificador único codificado de origen, que hemos revisado en otros artículos prácticos sobre configuración de routers.

Finalmente, volver a recalcar el gran consumo de datos móviles que emplea una conexión compartida según qué funciones utilices. Te puedes hacer una idea revisando el «Uso de datos» de tu dispositivo móvil. Como nos recuerdan los lectores, también gasta más batería de la media. Intenta tenerlo conectado.

A su favor, obtendremos una conexión rápida y segura usando 4G, que nos puede salvar de más de un apuro cuando necesitemos compartir la conexión a Internet de nuestro smartphone con otros dispositivos.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

3 comentarios
  • Goo Ball

    Yo uso la tarifa de datos a menudo para conectarme desde el ordenador y la conexión wifi consume muchísima batería. Si solo se va a usar un equipo recomendaría usar el modo modem USB, tanto por el hecho de que al estar conectado por USB el teléfono no se va a quedar sin batería como por que el ancho de banda va a ser mejor (o al menos no va a ser peor), y si hay varios equipos con necesidad de conexión a internet tener el móvil conectado a uno de ellos en modo modem USB o como mínimo enchufado en alguna parte recibiendo carga para que el terminal no se quede sin batería.

  • Virtualbox Vbox

    Cuando me cambié de Jazztel a Movistar, las cosas se hicieron peor imposible. Jazztel cortó el servicio y Movistar no lo abrió hasta una semana después. Entonces fue cuando me di cuenta de la cantidad de datos, que sin darte cuenta, consumes con un PC…. y mi compañía también se dio cuenta ‘_’

  • Buen apunte. Gasta datos y batería, si.

Top 5 Cupones

Lo más leído