Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Amazon, coronavirus y sinvergüenzas

Amazon es el lugar ideal para encontrar casi todo lo que buscamos, pero también puede convertirse es una herramienta para quienes intentan engañarnos

Publicado el
Amazon

¿Hay algo peor que una desgracia? Sí, desde luego, los charlatanes y sinvergüenzas que intentan sacar partido de la misma. Amazon, según informa hoy la Agencia Reuters, ha tenido que retirar durante las últimas semanas algo más de un millón de productos. ¿Por qué? Porque afirmaban, pese a ser falso, que eran una cura para el coronavirus, o bien una medida adecuada para defenderse del mismo.

No es la primera medida de este tipo de la que tenemos conocimiento, hace solo unos días Facebook adoptó una medida similar, además de iniciar, junto a Google, una campaña cuyo principal fin es acabar con la desinformación sobre el patógeno. Amazon (en su versión puntocom), al realizar una búsqueda por el término coronavirus, muestra sobre los resultados un enlace para obtener información sobre la enfermedad, así como las medidas más efectivas que pueden adoptar para evitar el contagio.

Para todas estas acciones, las tecnológicas se están apoyando principalmente en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en las informaciones y recomendaciones que, de manera constante, se están publicando en su página web. No obstante, queda claro que esta alianza debe ir a más, y que la colaboración de tecnológicas y OMS debe ir más allá, para evitar que haya quienes intenten hacer su agosto a costa del miedo y la desinformación de una población que, desde hace semanas, vive bombardeada por el sensacionalismo y el amarillismo.

Porque, en realidad, si decimos que Amazon ha tenido que retirar más de un millón de productos que hacían promesas imposibles de cumplir, lo que estamos diciendo en realidad es que muchos miles (quizá incluso decenas de miles) de vendedores, han pretendido jugar con la salud pública. ¿Cómo? Pues vendiendo una falsa sensación de seguridad, que en última instancia puede llegar a provocar actitudes (inconscientemente) temerarias ante la enfermedad.

Pongamos, por ejemplo, que una persona va a viajar a una zona en la que se ha producido un brote de coronavirus. El sentido común aconsejaría no hacer ese viaje pero, por curiosidad, esa persona entra en Amazon, realiza una búsqueda y, oh sorpresa, encuentra una mascarilla de fieltro que promete evitar infecciones por el patógeno. Así que esa persona compra esa mascarilla y, si las autoridades no se lo impiden, viaja a la zona expuesta con una errónea sensación de seguridad. Una sensación de seguridad que puede tener unas consecuencias fatales.

Lo mismo ocurre con geles desinfectantes y otros productos que, si bien son efectivos para otro tipo de amenazas, no tienen efectividad alguna frente al coronavirus. En estos casos Amazon también ha aplicado una política de tolerancia cero y los ha eliminado. Un paso que, al menos en el momento de estar escribiendo esta noticia, Aliexpress todavía no parece haber dado.

Aliexpress coronavirus

Sí, has visto bien. Algún vendedor ha etiquetado un pañuelo normal, de tela, como una medida de protección frente al coronavirus. Y lo mismo con máscaras para el polvo (los agentes patógenos son mucho, muchísimo más pequeños que los poros de dichas máscaras). Y confieso que no he querido seguir mirando, porque me estaba poniendo de muy, muy mal humor.

Elogio, por supuesto, medidas como las adoptadas por Amazon y Facebook, hay que evitar que los sinvergüenzas hagan negocio, y entiendo que analizar todos los productos que, cada día, son puestos a la venta (o anunciados) en estas plataformas es singularmente complejo. Sin embargo, creo que las medidas que se deberían tomar contra esas personas y empresas deberían ser ejemplarizantes, y lo primero que se me ocurre es vetar su uso de dichas plataformas de manera definitiva.

Hay mucha desinformación, cierto, pero también hay muchos recursos online para combatirla. Yo, de momento, me quedo con la página web de la Organización Mundial de la Salud que ya indiqué anteriormente, y con las palabras de mi compañero José Montes hace unos días:

No, no hay cura, ni vacuna, ni siquiera tratamiento específico contra el COVID-19. Los usuarios tenemos mucho que decir para combatir toda esta desinformación y desde aquí expresamos nuestra modesta llamada a la calma.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

2 comentarios
  • Rodolfus

    Yo quiero esa que parece de un ninja XD. En la época del coronavirus, es la ocasión perfecta para hacer el ridículo por la calle de forma justificada.

  • Virtualbox Vbox

    Tranquilidad… que aquí en España todos los años hay gripe, con una tasa de mortalidad mayor, y aquí estamos. Yo creo que los medios de comunicación tienen mucho que ver en tanto miedo, todo el telediario con lo mismo, todos los días. Vale que hay que tener cuidado y tal, pero que no es el ébola.

Lo más leído