Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Servidores bare metal o cómo alojar desde un gran sitio web a Minecraft

Publicado el
Servidores bare metal

No hay empresa grande o pequeña que no haya trasladado una parte o la totalidad de su infraestructura TI a la nube bajo una estrategia de transformación digital imparable. Y es lógico porque las ventajas de la nube son contundentes, desde el ahorro de costes a la mayor flexibilidad, permitiendo una implementación de proyectos más rápida, sin inversión previa o sin necesidad de instalación de software.

A nivel de consumo, el uso del Cloud también es cada vez más importante aunque el usuario no siempre lo perciba y se aplica en múltiples ámbitos de uso, desde el alojamiento de un pequeño sitio web personal; la copia de un archivo en un servicio de almacenamiento, la ejecución de un juego o la visualización de una serie televisiva en streaming .

Todo ello necesita de proveedores especializados como OVHcloud, que cuenten con potentes servidores en centros de datos y ofrezcan soluciones para satisfacer la demanda de cualquier tipo de servicio que emplee la nube bajo cualquier método de entrega (software, plataforma o infraestructura como servicio) o modelo (nubes públicas, privadas o híbridas).

Qué son los servidores bare metal

Es probable que hayas oído hablar de este tipo de servidores porque han crecido bastante los últimos años. Una traducción libre del inglés nos habla de «metal desnudo» en alusión al soporte físico de «hardware puro» donde se guardan los datos. Básicamente, se trata de servidores físicos dedicados exclusivamente para un solo cliente, que se alquilan por tiempo determinado.

Con este tipo de servidores el cliente tiene garantizado el uso del 100% de los recursos que contrata y puede ajustar el hardware para cargas de trabajo específicas. Cada servidor puede ejecutar cualquier cantidad de carga o puede tener múltiples usuarios simultáneos, pero están dedicados por completo al cliente que los alquila en contraste con otros modelos como los servidores privados virtuales (VPS) donde los proyectos de diferentes clientes se alojan en la misma infraestructura, aunque utilicen máquinas virtuales separadas.

Otra de las diferencias de los servidores bare metales es que su implementación se puede realizar sin ningún software ni capa de virtualización o instalar el sistema operativo que el cliente elija, Windows, Linux u otros. El cliente tiene el control total de su implementación y puede seleccionar la instalación de un hipervisor o un sistema operativo, en ambos casos instalados directamente en el hardware. Por supuesto, se pueden ejecutar de múltiples maneras, aisladamente, o conectados a servidores propios locales o a otros entornos de nube híbrida, además de adquirirse preconfigurados o personalizarse en función de necesidades concretas.

Ventajas de los servidores bare metal

Rendimiento y control. El uso de servidores dedicados donde el cliente puede manejar el 100% de los recursos y tiene acceso al hardware físico permite obtener un gran rendimiento, similar al de un servidor privado local.

Flexibilidad. Pueden funcionar aisladamente o adaptarlo de manera sencilla a infraestructuras locales existentes u a otras en la nube.

Escalabilidad. Permite contratar el servidor dedicado ideal para cada proyecto, definir las unidades centrales de proceso, memoria, capacidad de almacenamiento o ancho de banda necesarios y aumentar su alcance a medida que crezca tu negocio.

Despliegue y disponibilidad. Comenzar a disfrutar de un servidor dedicado es cuestión de minutos. Su disponibilidad es inmediata y el acuerdo de nivel de servicio se acerca al 100%.

Seguridad. El aislamiento de datos y aplicaciones en un servidor dedicado permite ofrecer mayor seguridad y privacidad. El acceso único y no compartido es clave para muchos clientes.

¿Para qué se usan estos servidores?

Los servidores bare metal pueden emplearse en una gran variedad de aplicaciones, desde grandes iniciativas empresariales a proyectos web profesionales, pasando por la virtualización o el alojamiento de servidores de juegos. Algunos casos de uso son:

  • Sitios web. El hospedaje de cualquier sitio web o plataforma de comercio electrónico con tráfico elevado y constante es uno de los principales usos de este tipo de servidores por su escalabilidad y disponibilidad.
  • Aplicaciones empresariales. La potencia de los recursos dedicados, la seguridad y control de estos servidores, permite alojar soluciones críticas de gestión empresarial como la planificación de recursos empresariales (ERP) o de gestión de las relaciones con los clientes (CRM).
  • Virtualización. Los servidores bare metal son una base ideal para proyectos de virtualización y alojamiento de máquinas virtuales.
  • Juegos multijugador. Nada mejor que alquilar una infraestructura dedicada para alojar un servidor de Minecraft por su alto rendimiento, baja latencia, posibilidad de instalación en Windows, Linux o macOS, instalación de mods, realización de backup y en definitiva, obtener servicio completo para un gran número de usuarios.

Servidores bare metal

Cómo empezar con servidores bare metal

OVHcloud es una de las compañías líderes en servicios de hosting y ofrece una gama completa de soluciones con todas las ventajas de estos servidores dedicados, precios muy competitivos y características como:

  • Soporte. Todos los servidores dedicados de OVH disponen de múltiples servicios para uso profesional incluidos en el precio, como tráfico de datos ilimitado o soporte técnico 24/7 sin coste adicional.
  • Administración. OVH incluye en el área del cliente más de 30 distribuciones preinstaladas para instalar los servidores en solo unos clics con el sistema operativo que prefieras o utilizar paneles de control como Plesk o cPanel.
  • Direcciones IPv4 e IPv6. Para ayudarte a lanzar tu próximo proyecto lo más rápido posible, con cada servidor bare metal de OVHcloud se incluye una dirección IPv4 e IPv6.
  • Robusto acuerdo de nivel de servicio. Para una tranquilidad total, ofrecen un SLA del 99,9% o más en todos los servidores dedicados, garantizando el mayor nivel de disponibilidad y tiempo de actividad posible.
  • Protección anti-DDoS. Independientemente del servidor privado seleccionado, el proveedor incluye una solución contra este tipo de ataques y una solución personalizada para juegos en línea, Anti-DDoS Game.
  • 500 GB de espacio. Todos los servidores dedicados de OVHcloud ofrecen 500 Gbytes de almacenamiento de serie para copia de seguridad de datos y archivos de configuración, con la opción de incrementarlo a medida de las necesidades del cliente.

OVH ofrece un completo repositorio con guías de uso de servidores dedicados, una sección de FAQ técnicas y opciones y un página dedicada a la comunidad de usuarios donde se resuelven dudas y se ayuda a los usuarios a introducirse en este tipo de soluciones.

Más información | Servidor dedicado OVH 

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído