Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Apple, Macbooks y procesadores ARM: ¿Quién saldría ganando?

Publicado el
Apple

Ya lo he comentado en anteriores ocasiones pero no me importa repetirlo, soy usuario de Apple desde hace bastantes años y, en líneas generales, estoy satisfecho con lo que me ofrecen los dispositivos con los que cuento. No defiendo todo lo que hacen, claro, ayer mismo hablé de mi actual desafección por el Apple Watch, hace unas semanas me cuestioné cómo funcionarán los widgets en iOS… Creo que soy objetivo cuando analizo tanto los productos como las decisiones de los de Cupertino, y no solo porque sea mi obligación profesional, sino también porque, como cliente habitual de la marca, más me vale ser razonablemente crítico y no dejarme llevar por el dogmatismo.

Ya está más que confirmado, especialmente desde la publicación de esta noticia de Bloomberg, que el futuro de los ordenadores de Apple pasa por ir alejándose de Intel y apostando por procesadores ARM diseñados a la medida de los de la manzana. Habrá quienes no lo recuerden pero la compañía dio el paso inverso, dejando atrás PowerPC para optar por la arquitectura x86, hace ahora 14 años, en 2006. Un cambio que, nos contaron, abría las puertas a un sinfín de posibilidades.

La más evidente de ellas fue, claro, Boot Camp: por fin los Mac podían correr Windows de forma nativa, sin necesidad de emulación o virtualización. Pensé en su momento, y sigo haciéndolo en la actualidad, que fue un movimiento muy, muy inteligente por parte de Apple. Y es que hablamos de los tiempos del iPod, con una imagen de marca por las nubes, unos ordenadores realmente deseados por una amplia mayoría (aunque solo fuera por su diseño exterior en algunos casos) y la eclosión de las cafeterías Starbucks, que rápidamente empezaron a llenarse de personas con Macbooks. Y eso que el iPhone todavía estaba por llegar…

Desde entonces la arquitectura interna de los sistemas de Apple no ha experimentado grandes cambios. Ha evolucionado, claro, pero siempre del modelo x86. Sí que se han producido algunos cambios más llamativos en lo referido al software, algo que ha alcanzado su cima con la eliminación definitiva del soporte al software de 32 bits en MacOS X 10.15 Catalina. Un golpe que muchos usuarios siguen acusando, y que a otros tantos nos mantiene todavía fieles (y lo que queda) a Mojave.

Apple, a diferencia de otros fabricantes, no tiene miedo a ser rupturista con el pasado, aunque las consecuencias de hacerlo puedan suponer un jarro de agua fría para sus usuarios. También lo ha hecho en iOS, eliminando la compatibilidad con apps diseñadas para versiones antiguas en el sistema. Aún no he hecho las cuentas del dinero que perdí con ese cambio, por las apps compradas que ya no pude emplear. Pero sigue pareciéndome una posición extrema, y que la única solución que se me propone sea que yo me ponga en contacto con el desarrollador para que la actualice… en fin, esto es algo que me resulta particularmente molesto.

Dispositivos de Apple

La teoría del todo, según Apple

Ruego a los más duchos en física que disculpen el uso de este concepto como sinónimo de todas aquellas teorías e hipótesis que intentan reconciliar relatividad y mecánica cuántica. Hecha esta aclaración, a nadie se le escapa que los procesadores ARM no son algo nuevo para Apple. Su serie de procesadores A, responsables del funcionamiento de iPhones y iPads ya los emplean desde hace años y, por lo que se puede deducir por la simple observación, no da la sensación de que tengan previsto dejar de hacerlo a corto y medio plazo.

Esto provocó que, desde el primer momento en que se tuvo noticia de las intenciones de los de Cupertino de dar el salto a ARM en sus ordenadores, muchos empezáramos a pensar que la intención de Apple era avanzar en la unificación de sus líneas de dispositivos, con el fin de llegar a un momento en el que todos se basaran en la misma plataforma (cada dispositivo con sus singularidades, claro está). Y, claro, un único sistema operativo, ya sea iOS o MacOS X. En este punto las apuestas se decantan por un iOS «engordado» con algunas funciones de MacOS X.

De partida diré que no me parece una mala idea. La unificación, bien llevada a cabo, si no se traduce en la pérdida de funcionalidad en unos u otros dispositivos, facilita las sinergias entre los mismos, amplía la oferta de software disponible. permite a la compañía centrar todos sus esfuerzos en una única plataforma y, además, proporciona un entorno más coherente, más consistente, a aquellos usuarios que hayan optado por mantenerse en el ecosistema de Apple. Visto así todo son ventajas, ¿verdad?

Lo que Apple se deja por el camino

Lo resumiré en una palabra: compatibilidad. Ya lo he mencionado antes, el salto a x86 permitió la llegada de Boot Camp y, como consecuencia, que muchas personas que valoraban positivamente el hardware de Apple pero que se veían en la necesidad de trabajar con Windows pudieran dar el salto. Esto impulsó las ventas, lo que se tradujo en un incremento en su cuota de mercado. Algo que, a su vez, se tradujo en que más desarrolladores de software decidieran adaptar sus aplicaciones a MacOS X. Un círculo virtuoso que, aún con altibajos, se ha mantenido hasta hoy.

El cambio a ARM va a romper por completo esta situación. Cualquier usuario de Windows que quiera emplearlo en un Mac tendrá que volver a la emulación y las máquinas virtuales. Y ojo, no es que las desdeñe, ni mucho menos, dos de las primeras aplicaciones que llegaron a mi ordenador fueron Parallels Desktop y VirtualBox. Sin embargo estas soluciones tienen algunos límites y, en todos los casos, impiden aprovechar el 100% de los recursos del sistema anfitrión en el sistema emulado o virtualizado. Una resta en el rendimiento que en no pocos casos puede marcar la diferencia.

También es bastante probable que veamos, por primera vez en años, un descenso significativo de las nuevas aplicaciones que llegan a los ordenadores de Apple. Desarrollar para distintos sistemas operativos es, indudablemente, un trabajo extra. Sin embargo, si al menos comparten la misma arquitectura el proceso no es tan complejo como si hablamos de plataformas totalmente distintas. Y sí, ya lo sé, existen mil capas de abstracción entre el hardware y el software, pero aún así las cosas cambian, y los responsables de las herramientas de desarrollo tendrán que hacer un esfuerzo colosal para adaptarse a este cambio. Tanto que la pregunta es si lo harán.

También es cierto, no se me escapa, que la unificación de los sistema puede hacer que muchos desarrolladores que actualmente solo miran a iOS, puedan llegar rápida y fácilmente a los ordenadores de Apple. Este incremento podría compensar, no lo niego, lo que digo en el párrafo anterior. Sin embargo, ¿qué probabilidad hay de que esas aplicaciones sean las que mantienen atados a Windows a aquellas personas que querrían dar el salto a Apple? Me temo que pocas. Me temo que no pocos desarrolladores que se planteaban dar el salto a MacOS, estén cuestionándose muy seriamente si hacerlo o no.

Ajedrez

¿Y quién sale ganando?

Hace unos días un compañero me hizo llegar esta interesante opinión de Osmond Chia al respecto. Es ese artículo el que me ha llevado a toda la reflexión que estoy desarrollando aquí. Y de verdad que me parece un punto de vista interesante y muy válido, pero que no comparto en su totalidad. Y es que me resulta un pelín «optimista de más». Creo que pone mucho peso en los puntos positivos, que obviamente existen y sería estúpido negar, pero pasa un poco de soslayo por los negativos, que tengo la sensación de que es en los que me he centrado yo.

Está claro que un procesador, una arquitectura diseñados a medida permitirán a Apple explotar su potencial de una manera excepcional. No es nada nuevo, en realidad, ya lo vivimos con PowerPC. Y si eso funciona así, solución a medida igual a mejor rendimiento, en cambio a la inversa que vivimos en 2006 también debería haber tenido el efecto contrario, ¿no? Yo entiendo que los ingenieros de Apple hicieron un trabajo excepcional en el salto a x86, porque nada más lejos de la realidad. ¿Hubo problemas? Claro que los hubo, igual que en cualquier cambio, pero el rendimiento se mantuvo en la línea.

Sí que es cierto que la unificación puede abrir las puertas a la llegada de más aplicaciones tanto para iOS como para MacOS, pero en este punto no debemos olvidarnos de que Catalyst, AKA Marzipan, ya ha avanzado mucho en ese sentido. Desarrollar de manera simultánea para MacOS e iOS es bastante más sencillo ahora que hace dos años, y es probable que de darse la unificación, el cambio no sea tan sustancial como pudiera parecer de un primer vistazo.

Y vamos a un punto que es clave: el precio. Es bastante probable (aunque obviamente no es seguro) que el coste final por procesador que deba asumir Apple sea inferior una vez que se haya producido el cambio. Esto, potencialmente, puede traducirse en un descenso en el precio final de los Mac, algo que sin duda sería muy celebrado por la comunidad (yo el primero). Ahora bien, ¿qué posibilidades hay de que eso ocurra? Me temo (y espero equivocarme) que no demasiadas.

¿Por qué? Porque si los usuarios de Windows que quieren hardware de Apple ya no tienen esa opción, es de esperar que esto se traduzca en un descenso de las ventas. Y es cierto que un precio inferior podría atraer a nuevos usuarios pero, seamos francos, de producirse seguramente no sería un descenso tan acusado como para hacer «cambiar el chip» a una parte importante de potenciales interesados. Personas que, a su vez, verían como algo negativo no poder instalar Windows. Así, ante una estimación de menos ventas, ¿van a aceptar los ejecutivos reducir el margen de beneficio por venta? Me cuesta creerlo.

Pero entonces, David, vamos a ver, ¿quién sale ganando con este cambio? Solo se me ocurre, ante una hipotética reducción de precio, aquellos usuarios que están 100% instalados en el ecosistema de Apple, que no añoran absolutamente nada de otras plataformas, y que además se beneficiarán de los efectos de la unificación de sistemas. Para el resto, tanto de usuarios como para la propia Apple, me sabe mal decir esto, pero me parece una apuesta equivocada, y que puede llevar a la compañía, de nuevo, a las difíciles aguas en las que tuvo que faenar, casi hasta hundirse, allá por los noventa. Y de verdad que deseo estar muy, muy equivocado.

¿Qué opinas tú de este cambio? ¿Crees que Apple hace bien apostando por una arquitectura propia, o crees que abandonar x86 va a cerrar puertas que difícilmente volverán a abrirse? Y si eres usuario de Mac, ¿te planteas, llegado el momento, comprar un Macbook con procesador ARM o preferirás mantenerte en x86 mientras sea posible?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

23 comentarios
  • Zizou

    Estoy de acuerdo en la idea de fondo, y es que el uso que se le da a un Mac se parece mucho más al que se le da a un PC que el que se le da a un iPad o iPhone. Por tanto, lo suyo sería mantenerse cercano y compatible al entorno Windows.

    Por otro lado, supongo que esto lo llevarán preparando tiempo y se asegurarán de que sus nuevos Macs ARM no salgan lastrados. Superada esa brecha inicial, quedaría el camino bastante libre para las ventajas que se mencionaban en el artículo. Y añado una más, la eficiencia de los chips ARM frente a los x86 y el esperable aumento de autonomía que tendrían los portátiles.

  • mirage

    opino que apple se esta enfocando en la movilidad y todos saben que los chips ARM son mucho más eficientes en energía que la arquitectura de Intel. La relación de operaciones por seguno vs vatio usado es mucho mejor en ARM, entonces es de suponer que el objetivo de apple es crear computadoras portatiles cuya batería pueda superarlas 20 horas sin necesitar incrementos ingentes en el tamaño de la mismas ni en el peso. La virtud de apple esta en diferenciarse de la competencia y dado que Windows ha mejorado a lo largo de los años y la potencia actual de los Pc hace que el SO no sea tan determinante como antes en cuanto a la fluídez del sistema esta dejando a los portatiles Apple, los Macbook, como unos más del monton o incluso inferiores ya que su relación Hardware/precio deja mucho que desear si se trata de una tarea intensiva. con lo que me cuesta un Macbook puedo comprar una portatil gamer con el doble de potencia en hardware y no hay manera de que el mero SO sea capaz de cortar

    ese gap por más optimizado que este. Así que le apostaran a la movilidad y a la longevidad de la bateria.

  • Eduardo Medina

    Quizá esta sea la principal razón por la que Valve haya decidido retirar el soporte de SteamVR, junto a la fobia de Apple a adoptar cualquier estándar desde hace mucho tiempo.

    Los chips ARM serán muy eficientes pero en potencia bruta son una broma al lado de x86_64, así que veo a Apple metiendo procesadores de 20 núcleos para compensar lo que no puede ofrecer ARM y luego que sean sus fans más cerrados y la prensa más afín la que le saque las castañas del fuego en las comparativas de rendimiento.

    Como bien dice @disqus_ULphcM3MMw:disqus, Apple busca diferenciarse. La pena es que con el paso del tiempo ha pasado de ser una compañía que vendía productos para profesionales a una que básicamente vende juguetes caros inflados por la prensa afín y sus seguidores más cerrados.

    Por cierto, que se vaya preparando la creciente base de usuarios de Steam para Mac, porque de abandonarse totalmente x86 se van a quedar sin juegos. El fin de SteamVR puede ser el primer paso para la descontinuación definitiva de Steam en macOS.

  • MaximoGeek

    Compadre primero tienes que entender la diferencia entre virtualizar y emular ya que Windows x86-64 en ARM sería emulado ya que la vitualización es solamente redireccionar recursos del PC para otro programa que corre otro sistema operativo y que de darse esta «idea» pues simplemente sería un desperdicio ya que como comentan @Eduardo Medina y @Mirage los procesadores ARM no son tan potentes como los x86 actuales y tendrían que tener una densidad de núcleos muy superior solo para poder correr Windows de una manera decente.

    Por otra parte este poder se sentiría de la misma manera si es que en OS X ARM implementan una capa de compatibilidad para sus programas x86 actuales como ya lo hicieron anteriormente en los Mac OS anteriores al Lion.

    La única manera que veo que Apple salga ganando de esto es que se convierta en una empresa enfocada completamente a lo móvil algo que sería una traición a sus usuarios «profesionales» (todos saben lo que pienso de los macfags) que son los primeros y más grandes promotores del a marca. Ahora claro habría que esperar también el desarrollo de otros chips que realmente rivalicen con Intel/AMD como ya lo están haciendo otras empresas como la misma Amazon, saludos.

  • MaximoGeek

    Tienes razón con los procesadores pero también hay que ver futuros desarrollos como los de Amazon que también están basados en ARM.

  • Jose Luis

    Estoy deseando ver a las tiendas haciendo publicidad engañosa

    «Nuevo iMac, el único Pc con CPU de 20 núcleos»

    No entiendo esa forma de limitarse tanto con el hardware de un Pc, como dicen en los comentarios, la potencia de una CPU x86_x64 es muy superior y por tanto perderán rendimiento.

    Me gustaría saber como van a justificar el precio de 1500€ por un Mac, que tiene una Cpu de un móvil, para mi personalmente va a ser una gran estafa.

    Otro de los inconvenientes que le veo está relacionado con el software, Autocad, editores de vídeo, editores de sonido…etc, no los veo sacando su software para un chips ARM.

  • Óscar I.E.

    Bueno, esto que se plantea en este artículo es muy interesante. ¿Qué camino va a seguir Apple con esta medida que va a tomar?

    Lo primero es pensar que sus productos van a ser más baratos, solo de cara a la producción, por que luego al mercado llegarán al precio que ellos quieran y ya sabemos como funcionan en este sentido.

    Pero dando una vuelta de tuerca al asunto, se me ocurre una idea un tanto loca que, de ser así, puede hacer que esto sea una estrategia maestra por parte de Apple. Me explico:

    Hace algún tiempo que Microsoft anda creando versiones ARM de Windows, como sea que los llame (ya he perdido la cuenta de eso). ¿Quién no nos dice que Apple tiene intención de dar soporte a esto, además de su propio SO, para toda su nueva gama de portátiles y equipos ARM? En el mercado ya hemos visto tablets chinas que tienen un doble arranque con Windows y Android.

    Es cierto, como ya se ha comentado, que los procesadores ARM no son tan potentes como x86, pero eso no tiene por que ser así en el futuro. Las arquitecturas de los procesadores pueden evolucionar y aunque los procesadores ARM de Apple son (más o menos) unos más de la extensa familia, podrían evolucionarlos hasta conseguir aumentar la potencia (jo, esto parece pokemon). Por que estoy convencido que hasta Apple sabe que aumentar el número de cores no es la solución, todo tiene un límite, que salvo aplicaciones concretas no se les saca partido.

    Por eso, creo que si Apple tiene pensado orientar sus nuevos portátiles ARM hacia la posibilidad de poder usar Windows en la versión para esta plataforma, podríamos estar ante un posible producto ganador. Pero como siempre depende de la respuesta del mercado que, como hemos podido comprobar, no siempre es la más predecible. Si no de dónde sale el éxito de los productos Apple (caros y poco potentes, con estética cuestionable como todas las marcas)

    Y si esto es así, ¿quién no nos dice que Microsoft estuviera detrás de todo esto, creando alianzas con Apple para llevar esto a buen puerto? Tiempo al tiempo.

  • Vietar

    Vale, en movilidad tiene su sentido por lo que comentas, pero, ¿y los Mac de escritorio?, ¿van a pasarse a ARM en todos los portátiles, o solo en algunos?

    A mi esta transición me deja mas dudas que respuestas 😕

    Yo pensaba que también sería por pasar de Intel, su atasco arquitectónico y sus problemas de seguridad, pero tampoco porque aunque es cierto que Apple gana mucha libertad no se libra de seguir dependiendo de otros, en este caso de ARM y de que esta no meta la gamba.

  • Álvaro Lázaro Laín

    ¿Pero existe el «Mac de escritorio»?. Apple se autodenomina «empresa de móviles» (según leí en esta misma revista) El MacBook existe porque se parece a lo que se llama equipo de movilidad, pero me temo que Apple tienen abandonados los proyectos de fabricar los ordenadores de sobremesa. Apple Busca el dinero y no volverán a los equipos de escritorio, me temo. (aunque a mí me da igual, no pensaba comprarles de todas maneras).
    Saludos

  • Álvaro Lázaro Laín

    ¿Crees que con un procesador ARM se va a poder jugar a un juego «mediano» de Steam? El paso de x86 a ARM es un claro abandono de la potencia y en especial os juegos, al menos de los grandes. A lo mejor te deja jugar al buscaminas o Tetris, pero nada más.
    Saludos

  • mirage

    en escritorio no sé. en cuanto a ARM, en realidad no depnden tanto, ARM solo licencia la arquitectura a nivel general y cobra royalties para que los demás puedan diseñar sus propios procesadores siguiendo ese diseño general. con intel y AMD apple depende de lo que haga un tercero.

  • mirage

    si hay macs de sobremesa. se usan sobretodo en animación y arte digital. si hay algo en lo que apple es insuperable es en la fidelidad y calidad de sus pantallas. para alguien que trabaja en la industría creativa esto es insuperable y los mac de escritorio tuenen pantallas mucho más comodas en tamaño que las macbook de escazos 15» de diagonal.

  • mirage

    el rendimiento de I86 si es superior en mononucleo, pero ARM es mucho mejor en consumo energetico. eso siginfica que apple podría crear literalmente un procesadr de 20 nucleos que sea superior a un core i5 de 6 y aún así tener mejor duración de la bateria. si tomamos en cuenta que gracias a ryzen y la democratización del multinucleo y multihilo que trajo consigo muchas aplicaciones y juegos futuros harán uso más eficiente de una configuración superior a los 4 nucleos monohilo que eran lo común hasta ahora en las gamas medias pues… quien sabe. a mi en lo personal si me gustaría ver portatiles basados en ARM, permitiría tener laptops mucho más lijeras y con una duración de la batería superior a las actuales. el problema es de aplicaciones, pero un procesador ARM puede llegar a ser más potente que un intel x86. los celulares gama media de hoy día tienen una potencia equiparable a un computador de hace 10 años gama media, con la ventaja de que te cabe en el bolsillo.

  • Eduardo Medina

    La cuestión es que los juegos de Steam van a requerir de emulación por arquitectura, y en ese proceso ya pierdes mucha potencia. Quizá los juegos menos exigentes se puedan jugar, pero de los Tomb Raider portados por Feral Interactive olvídate.

    La emulación de arquitectura es algo que se ve en la mayoría de emuladores de consola para PC, pero en los Mac ARM a la emulación de arquitectura se suma la falta de potencia de los propios procesadores ARM, que no sé a qué equivaldrían, pero dudo que el mejor procesador ARM sea capaz de competir con un Core i5, e incluso dudo que pudieran tan siquiera compararse a un Core i3, sobre todo los recientes.

    Ante esa situación si Apple abandona x86 lo mejor sería portar los juegos a ARM, lo que podría requerir de mucha reprogramación, y más los ports de Feral Interactive que cogen el código de Windows para x86_64, para luego tener que regalar los juegos porque los vendidos no los pueden volver a vender en Steam (y en la inmensa mayoría de plataformas). Ante esa situación es más que probable que Steam para Mac sea descontinuado, lo cual me hace gracia porque Steam ha ganado muchos usuarios en Mac en los últimos tiempos y en USA el Mac gaming tiene cierta fuerza.

    Sobre si la potencia del procesador ARM puede mover un juego de última generación, has podido ver que la Nintendo Switch, con un SoC ya obsoleto, es capaz de mover juegos de última generación, aunque sea tras hacerles un buen downgrade. Así que sí, con los ajustes pertinentes los Mac con procesadores ARM podrían mover cualquier juego actual, aunque dudo que con la misma carga gráfica que en Windows y Linux (ya de por sí no pueden porque la mayoría de los ordenadores Mac son MacBooks que usan el acelerador de Intel, lo que hace que me sorprenda la creciente popularidad de Mac como plataforma de juegos).

    Otra cosa que perderían los usuarios de Mac es Proton, la capa de compatibilidad desarrollada por Valve para ejecutar juegos de Windows en Linux y Mac. Proton se basa en Wine y Wine trabaja sobre x86, y por lo que sé la emulación de arquitectura en Wine (algo han intentado en Android para ejecutar aplicaciones x86 de Windows en móviles Android) está en pañales, y dudo que Valve se preste a seguir con el desarrollo viendo la complejidad que acarrearía tener que ofrecer un buen rendimiento sobre una emulación de arquitectura cuando la ejecución sobre x86 ya está siendo todo un reto.

  • Eduardo Medina

    De hecho Mac en los primeros años con Intel, de 2006 a 2009 (hasta el lanzamiento de Windows 7), tenía de lejos la mejor plataforma de escritorio. Windows XP, Windows Vista y los Linux de escritorio de entonces eran bromas al lado de la fiabilidad, optimización y facilidad de mantenimiento de la plataforma de Apple.

  • mirage

    yo no creo que los procesadores ARM estén tan detrás. yo conozco a personas que hacen arte digital y animaciones desde sus iPads, incluso tareas de ofimatica desde una tablet. se compran un teclado y un ratón blutooth y listo. La verdad es que salvo para tareas excesivamente intensivas como la simulación de entornos reales para estudios científicos o meteorológicas y el gaming 8k 144fps la mayoría de la gente no necesita potencia bruta de sobra y un chip ARM actual suple perfectamente las necesidades de la mayoría, de hecho me atrevo a decir que con los procesadores tope de gama de los móviles actuales podrías programar bastante bien (y es que a la hora de la verdad la programación solo te pide los recursos que te pida la aplicación que estas programando) . Quizás en potencia mononucleo es cierto que ARM es inferior a x86 pero el futuro de la computación personal pasa por el multinucleo gracias a Ryzen y su democratización de los procesadores multnucleo y multi hilo en las gamas medias hayan en los próximos años desarrollos que aprovechen de mejor manera arquitecturas y procesadores multinucleo y multihilo, no como ahora que la mayoría están optimizadas para 4 núcleos mono hilo, si esto que digo es verdad tener 20 nucleos debiles podría llegar a ser mejor que 6 núcleos muy fuertes. más que potencia el problema serán las aplicaciones. Diseñar un procesador ARM con la potencia de un core i7 es posible tirando de miltinucleo y parelización de tareas y procesos, pero las aplicaciones es lo importante, de nada te sirve un Pc muy potente o un portatil con batería infinita si no tienes aplicaciones que hagan de tu ordenador algo más que un pisapapeles.

    En fin, no soy fan de apple y honestamente nunca compraría sus productos, con lo que me cuesta un apple me compro un pc superior en todos los sentidos salvo quizás la pantalla (siendo un cegatón de mierda no creo que note la diferencia anyways) Pero tampoco me atrevo a decír que el concepto de computadoras de escritorio y Laptops ARM sean un concepto que haya que tirar a la basura. De hecho en un mundo que cada vez demanda mayor eficiencia energética por cuestiones medioambientales y en el cual la potencia de las gamas medias y medio bajas suple de sobra las necesidades de computo de la mayoría de la población, es un concepto muy interesante y ojala apple triunfe e impulse este tipo de desarrollos.

  • Eduardo Medina

    Dudo que ARM sea algún día la arquitectura principal de Windows, más que nada porque los que programan para Windows son los mayores inmovilistas que te puedes encontrar. Ya en su día se resistieron a desarrollar para x86_64 porque x86 de 32-bit «funcionaba», así que imagina un salto de arquitectura tan traumático como pasar de x86_64 a ARM. No lo veo.

  • Nillo

    Quien pierde y mucho van a ser los usuarios más profesionales de la plataforma, ya lo hicieron con el Mac Pro que tardaron años en sacar uno nuevo. Apple busca un público más generalista, que haga cosas como navegar por la web, editar documentos y alguna cosilla más, pero nada de carácter profesional.

    Veremos con el tiempo lo que hacen, pero yo no lo veo muy claro tirar x86 por ARM al completo, si es que lo hacen. No es un cambio que abra puertas de entrada como si lo fue el paso de PowerPC a Intel x86.

  • Oli V. Mora

    Aqui el unico que gana es apple. Van a ejercer un absoluto control sobre su hardware. Sin contar la perdida de compatibilidad con sistemas x86(si bien windows y gnu/linux corren sobre arm, el soporte es bastante limitado en el apartado de software comercial). Los chips arms no tienen NADA que competir con x86 u incluso contra el hardware moderno ppc/power de ibm.

  • Vietar

    La licencian…pero también la desarrollan, luego Apple coge lo que ARM hace y lo personaliza, como también hace Qualcomm por ejemplo, y si la arquitectura tiene un fallo de diseño (salvo que la personalización que hagan sea muy profunda) Apple también se lo come.

  • Vietar

    Ya, algunos modelos de Mac llevan ya un tiempo olvidados, es una pena lo que hace Apple, antes se renovaban todos los años y ahora según les da los actualizan o no, sin embargo pese a vender productos inferiores o mas antiguos que la competencia no les bajan el precio.

  • Rodrigo Juez Hernández

    no, la potencia de x86 NO es muy superior, y los chips de Apple son muy superiores al resto de ARM, tienen un silicio personalizado y alcanzan potencias mononucleo muy altas, al nivel de algunos i5 de ultrabajo consumo, esto lo juntas con que podrán meter más nucleos y apretarlos más (porque se calientan menos) y yo creo que ganaremos rendimiento, no perderemos.
    El primer par de años a lo mejor no tanto porque no se si van a emular x86 o van a correr de manera MacOS de manera nativa pero si empieza a salir software especifico para ARM no te quepa duda que va a reventar a Intel…

  • fail0

    Yo creo que depende del interés de los desarrolladores, ellos son los que pueden dar el veredicto final. Yo opino que mudar de una arquitectura a otra no sería tanto problema sino el apoyo de los desarrolladores en decir si es rentable o no.

Lo más leído