Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

¿Por qué mi Wi-Fi va lento?: cinco causas y cinco soluciones

Publicado el
Wi-Fi va lento

Si notas que tu Wi-Fi va lento y no sabes por qué puede ser no te preocupes, en este artículo vamos a repasar contigo las cinco casusas más frecuentes, y te vamos a dar una solución para cada una de ellas.

Ten en cuenta que en muchas ocasiones es probable que sientas que tu Wi-Fi va lento por problemas que son ajenos a ti, es decir, que esto traiga casusa de fallos, errores o situaciones que tú no puedes controlar, y que por tanto no puedes solucionar.

Por ello, te recomiendo que si tienes problemas de conexión a Internet, o si tu Wi-Fi va lento, primero te asegures de tres cosas importantes:

  • Que tu proveedor a Internet no es el responsable. Una simple llamada bastará para descubrirlo.
  • Que el servicio o la web a la que intentas acceder funciona correctamente. Para ello solo tienes que probar tu conexión con otras webs, o con otros servicios. Si estos funcionan bien, ya sabes lo que está ocurriendo.
  • También es bueno que te asegures de que tanto el cableado como la configuración de tu equipo están bien.

Si has comprobado esos tres puntos y sigues notando que tu Wi-Fi va lento sigue leyendo, que esto te interesa.

1.-Mi Wi-Fi va lento: ¿estás muy lejos del router?

Wi-Fi va lento

Cualquier conexión Wi-Fi depende de unas ondas de radio con forma de dónut que establecen la conexión de ida y vuelta entre el router y nuestro dispositivo. Esas ondas tienen un alcance limitado, es decir, pueden recorrer una distancia concreta antes de empezar a perder intensidad.

Si nos encontramos muy lejos de nuestro router sería totalmente normal que notásemos que nuestro Wi-Fi va lento, ya que es probable que la señal llegue con una intensidad mínima. En casos extremos nos encontraremos con una zona muerta, es decir, con un lugar en el que la conexión Wi-Fi no llega.

En caso de que nos encontremos al lado del router, o muy cerca de este, y la velocidad de nuestro Wi-Fi sigue siendo lenta podemos descartar este punto, ya que es evidente que el problema está en otra  parte.

Solución: si estás muy lejos del router pero necesitas conectarte a Internet y quieres mejorar el rendimiento puedes probar a utilizar el estándar Wi-Fi 4, que tiene mayor alcance que el Wi-Fi 5. En casos extremos, la única solución es adquirir un repetidor Wi-Fi para ampliar el alcance.

2.-¿Tienes activado el modo de bajo consumo de tu router?

Wi-Fi va lento

Para mejorar la eficiencia energética muchos routers vienen equipados, a día de hoy, con un modo de bajo consumo que no nos obliga a sacrificar rendimiento, y que por tanto no afecta a la experiencia de uso, pero esto no ocurre en todos los casos.

Algunos routers sacrifican alcance y rendimiento a cambio de un pequeño ahorro energético, y esto puede acabar siendo un problema, sobre todo si no llegar a darte cuenta de que esta podrá ser la razón por la que tu Wi-Fi va lento.

Con este modo el router consume menos energía, pero a cambio la señal inalámbrica puede perder potencia y tener un alcance menor, lo que se traducirá en un rendimiento por debajo de lo esperado.

Solución: es muy sencillo, solo tienes que deshabilitar el modo de bajo consumo entrando en las opciones de configuración de tu router.

3.-Si tu Wi-Fi va lento busca malware y posibles intrusos

¿Por qué mi Wi-Fi va lento?: cinco causas y cinco soluciones 32

Tanto el malware como los intrusos pueden acabar consumiendo el ancho de banda de tu red Wi-Fi, lo que hará que tu conexión a Internet funcione con extrema lentitud, y que tengas, además, latencias elevadas.

Las infecciones por malware están a la orden del día, son algo habitual, por desgracia, y cada vez se esfuerzan más en pasar desapercibidas, así que aunque creas que no has podido infectarte es conveniente que valores la posibilidad si has probado todo lo anterior y todavía notas que tu Wi-Fi va lento.

El tema de los intrusos también es más frecuente de lo que parece, de hecho yo mismo tuve que sufrirlo en su momento, y en un entorno en el que nunca me lo habría podido imaginar. Si tenemos un intruso en nuestra red Wi-Fi, este podrá consumir nuestro ancho de banda para navegar por Internet, ver contenidos online, jugar y descargar cosas.

Solución: hacer un análisis de malware y cambiar la contraseña de nuestra red Wi-Fi serán suficiente para solucionar estos problemas.

4.-Tu Wi-Fi va lento por los obstáculos y las interferencias

¿Por qué mi Wi-Fi va lento?: cinco causas y cinco soluciones 34

La colocación del router también puede hacer que tu Wi-Fi funcione con lentitud. Colocar el router en una posición baja y rodeado de obstáculos hará que la conexión Wi-Fi pierda intensidad y rendimiento de forma considerable, hasta tal punto que la señal será débil incluso antes de abandonar la habitación en la que se encuentra situado el router.

Esto está relacionado con lo que hemos explicado en el punto uno. La conexión Wi-Fi utiliza ondas de radio con un alcance limitado. Los muros y los electrodomésticos que generan otras ondas en la misma frecuencia pueden interferir con la señal de nuestro Wi-Fi, y si esto ocurre la calidad y la intensidad de la misma se verá seriamente afectada.

La velocidad del Wi-Fi depende de la estabilidad y de la intensidad de la señal, así que las interferencias y los obstáculos son dos enemigos naturales de cualquier conexión Wi-Fi.

Solución: lo ideal es colocar el router en lugares elevados y libres de obstáculos.

Para solucionar este problema solo tenemos que ubicar el router en una posición céntrica, elevada y libre de obstáculos. Dejar las puertas abiertas y retirar los obstáculos que puedan interferir con el Wi-Fi también puede marcar una diferencia importante.

5.-El problema de las aplicaciones en segundo plano

¿Por qué mi Wi-Fi va lento?: cinco causas y cinco soluciones 36

Las aplicaciones en segundo plano pueden consumir ancho de banda de nuestra conexión Wi-Fi, y por ello pueden acabar siendo las culpables de esta funcione con una lentitud aparentemente inexplicable.

Podríamos poner muchos ejemplos: piensa en la aplicación o en el juego que se pone a descargar una pesada actualización en segundo plano, o en ese gesto de descargas que creías haber cerrado, pero que se ha vuelto a abrir tras reiniciar el PC.

No siempre prestamos la debida atención a este tema, así que si has probado todo lo anterior y notas que tu Wi-Fi va lento todavía ponte a echar un vistazo a las aplicaciones en segundo plano.

Solución: abre el administrador de tareas de Windows y cierra aplicaciones que estén consumiendo recursos de red.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído