Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Twitch podría empezar a calificar sus streams

Publicado el
Twitch podría empezar a calificar sus streams

Twitch se ha convertido, especialmente para los más jóvenes, en uno de los servicios más empleados en su día a día. Ya sea como consumidores más o menos pasivos, o frente a la cámara como streamers. Desde fenómenos de masas com Ibai hasta el más humilde de los chavales que, sea con intención de profesionalizar su actividad o simplemente como actividad de ocio, el crecimiento sostenido que experimentó Twitch hasta 2019 y el boom de 2020 ha ocasionado que el número de transmisiones y visualizaciones a través de la plataforma no haga más que ir consolidando máximos históricos.

El crecimiento es algo positivo, claro, pero también tiene una serie de consecuencias no tan buenas, y que al final pueden volverse en contra.Y en el caso de Twitch, sin duda uno de los problemas está relacionado con los contenidos de los canales. Y es que en teoría todos los streamers deberían ajustarse a las normas marcadas por la plataforma y, además, identificar su canal como solo para adultos cuando sus contenidos no sean adecuados para menores. Pero ya sabemos cómo es la naturaleza humana, y lo poco confiable que es la autorregulación en muchas ocasiones.

Una de las características más destacables de Twitch en los últimos tiempos es que, salvo algunos casos poco comprensibles, su objetivo es convertir la plataforma en un espacio 100% «family friendly», y en el que los menores no puedan encontrarse, por error, con contenido para adultos, por lo que dejar en manos de los propios streamers el correcto etiquetado de sus contenidos podría no ser siempre suficiente.

Y esto explicaría el hallazgo efectuado por Daylam Tayari, experto en ciberseguridad, que analizando la API de Twitch ha encontrado una nueva función denominada Brand Safety Score, algo así como una puntuación de la seguridad de la marca (entendemos que es la del streamer), que se emplearía en la plataforma para identificar la «seguridad» de los streams, no sabemos si simplemente para establecer una clasificación por edades, o si esto podría influir en otros aspectos.

La nueva función interna, que ha sido revelada por Tayari en su cuenta de Twitter, emplearía múltiples elementos para otorgar la nota global a cada canal: edad del streamer, calificación otorgada por el personal de Twitch, historial de baneos, relación del streamer con la plataforma, configuración automática del canal, calificación de los juegos con los que hace stream, etcétera. No está claro, eso sí, si la calificación sería genérica, o se recalcularía en cada emisión, en base a elementos variables, como el juego sobre el que trate el directo.

Tiene todo el sentido del mundo relacionar esta nueva función de Twitch con los intereses de los anunciantes que emplean la plataforma para promocionar sus productos. Con esta valoración, estas empresas podrían afinar mejor la audiencia final que ve sus anuncios en los canales (el público ve publicidad en los directos salvo que estén suscritos al canal o que hayan contratado Twitch Turbo), así como eludir canales que, por su contenido, no quieran ver asociados a sus marcas.

Queda la duda, no obstante, de si Twitch tendrá intención de emplear este sistema para otros fines, como por ejemplo la valoración de aquellos streamers que estén optando a obtener el estatus de partner, o incluso para tener menos o más manga ancha ante determinados incidentes, o para eliminar faltas anteriores del historial si, por ejemplo, se detecta una evolución positiva del canal y del streamer con el paso del tiempo.

Twitch debería, no obstante, informar a los streamers sobre la implantación de esta nueva función, para qué será empleada y cómo deben actuar para garantizarse una valoración lo más alta posible, o si realizar directos con juegos específicos para adultos puede ir en contra de sus intereses. Lo digo, principalmente, porque visto lo visto cumplir las reglas no garantiza la puntuación más alta. Emitir juegos calificados para adultos no va en contra de las normas de Twitch, pero aún no sabemos qué incidencia podría tener.

Y es que puede ser positivo si sirve para que la publicidad que se sirve en sus canales se adapte mejor al contexto, es decir, a los usuarios del canal, pero también puede resultar muy negativo si emitir ese tipo de contenidos se puede convertir en un estigma que penalice el rendimiento del canal en este aspecto, haciendo que la mayoría de los anunciantes lo descarten, e incluso que la plataforma pueda tomar otras medidas.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído