Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Edge Legacy ha muerto, larga vida a Edge Chromium

Publicado el
Edge Legacy ha muerto, larga vida a Edge Chromium

De haber escrito ayer esta noticia sobre el final del ciclo de vida de Edge Legacy, no tengo ni la menor duda de que la habría abordado de manera distinta. Más adelante explicaré la razón de dicha diferencia, pero ya adelanto que tiene que ver con la seguridad, y si ya estás informado de las noticias más importantes del día, apuesto a que sabes perfectamente la razón por la que el fin del ciclo de vida de Edge Legacy me parece, a la vez, una estupenda y una terrible noticia.

Con un título que no deja lugar a malas interpretaciones, «El soporte de la aplicación de escritorio Microsoft Edge Legacy finaliza hoy», Microsoft ha publicado una entrada en el blog de Windows, los de Redmond nos confirman algo que ya sabíamos desde hace algún tiempo, que los días de Edge Legacy, la versión de su navegador web con motor propio, terminan hoy. Y que, por lo tanto, seguir empleándolo a partir de mañana mismo ya supone un riesgo evitable.

De momento Edge Legacy podrá permanecer en los ordenadores en los que ya estaba instalado, si bien con la actualización que ha recibido hoy, termina el soporte proporcionado por Microsoft al navegador. Dentro de un mes, con la actualización de seguridad acumulativa de abril para Windows, se producirá automáticamente la eliminación de la versión Legacy y la instalación de Edge Chromium (en los sistemas en los que sus responsables no hayan actuado previamente en este sentido). Un plazo que puede parecer razonable, pero que en mi opinión, salvo casos muy concretos, es un error.

Cuando mencionaba anteriormente la actualidad del día, me refería al ataque sufrido por el SEPE, y que todavía a estas horas impide el normal funcionamiento de la infraestructura IT de la entidad. Aunque todavía nos queda mucho por saber al respecto, uno de los aspectos señalados como elemento de riesgo, es la antigüedad del parque informático de este servicio, algo que suele entenderse como ordenadores antiguos, pero que también hace referencia al software empleado en los mismos. Software que, en bastantes casos, puede haber dejado de recibir soporte y, por lo tanto, estar expuesto a amenazas ya identificadas.

Edge Legacy ha muerto, larga vida a Edge Chromium

Por suerte hace bastante tiempo que no tengo que ir a una oficina del SEPE, pero apuesto a que a día de hoy hay un sinfín de sistemas de la entidad en los que se emplea Edge Legacy. Casi diría que es posible que haya algún viejo sistema aislado, dedicado a algún fin muy concreto, en el que todavía se utiliza Internet Explorer, pero bueno, no quiero ir tan lejos.

El problema es que si mañana mismo se identifica un problema de seguridad que afecta a Edge Legacy, Microsoft ya no lo resolverá (en eso consiste el final del ciclo de vida y del soporte) y, a partir de ese momento, cada día que no se actualice ese sistema será un día bajo amenaza.

Edge Chromium es un excelente navegador, Microsoft ha hecho los deberes, se ha reconciliado con los estándares y, por fin, ha redefinido la guerra de los navegadores como lo que siempre debió ser, y lo dice una persona que siempre fue particularmente crítica con Internet Explorer, y que no lo empleó más que cuando no tuvo otra alternativa. Así, permanecer desde hoy en Edge Legacy solo se puede justificar en casos en los que realmente no sea posible dar el salto.

Reconozco que mi posición puede parecer un poco extrema, y que en realidad durante los primeros días tras la publicación de la última actualización de seguridad, emplear Edge Legacy no es una conducta de alto riesgo. Sin embargo, puedes poner la mano en el fuego a que si la base de instalaciones de Legacy se mantiene alta en las próximas semanas, los ciberdelincuentes no dudarán en buscar problemas de seguridad en el mismo con el fin de sacarles el máximo partido, con la tranquilidad de que Microsoft ya no publicará nuevas actualizaciones que puedan corregir dichos problemas.

Que el ataque al SEPE se haya producido, precisamente, el mismo día en el que finaliza el soporte de Microsoft Edge Legacy me parece una extraordinaria coincidencia, uno de esos regalos que nos hace la casualidad de vez en cuando. Y es que lo primero, sin duda, debería actuar como un revulsivo para que la mayoría de los usuarios que aún no lo han hecho no esperen más, y sustituyan ya su instalación de Edge Legacy por la nueva versión el navegador de Microsoft basada en Chromium.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído