Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Neurocracy: resuelve un asesinato con una wiki

Publicado el
Neurocracy: resuelve un asesinato con una wiki

Sigo desde hace algún tiempo el proyecto de Neurocracy y, desde el primer día, me parece una propuesta de lo más interesante. Claro, que quienes mejor me conocen saben que soy bastante amigo de las experiencias de juego alternativas (pues en eso consiste Neurocracy, en un juego). Obviamente queda totalmente fuera del circuito de juegos que conocemos, y no hablo solo de los grandes estudios y los títulos Triple A, es que incluso hay ciertos matices que complican un tanto su inclusión en la categoría de juegos indie.

Empecemos por hablar un poco de su planteamiento. Neurocracy es un juego de navegador, no requiere más que de una conexión a Internet y un navegador estándar para acceder a su web, en la que lo que encontrarás es, de manera muy resumida, una especie de Wikipedia de un futuro cercano que tendrás que leer profusamente (no te preocupes, su tamaño es muy pequeño, especialmente si comparamos con su referente). Así que, en resumen, tenemos un juego de navegador que consiste en leer… entiendo que muchas personas hayan huido espantadas ante la perspectiva. Ah, además, al menos de momento, solo está disponible en inglés.

¿Y qué es lo que hace que Neurocracy sea tan interesante? Pues que si no nos dejamos intimidar por una propuesta que, en principio, puede parecer un tanto desfasada, lo que encontraremos es una apasionante historia de intriga que se desarrolla en un futuro cercano, a mitades de este siglo, y en la que tendrás que poner a prueba tu capacidad de leer entre líneas para resolver un crimen.

Corre el año 2049, Wikipedia ya no existe, pero un filántropo llamado Xu Shaoyong, el hombre más poderoso del planeta, ha decidido apoyar económicamente Omnipedia, una wiki que reproduce el espíritu de la Wikipedia original. Tal es su apuesta por este proyecto de conocimiento libre que se ha convertido en su máximo inversor. La historia de Neurocracy da un giro inesperado cuando Shaoyong es asesinado.

Es ahí donde arrancarán tus pesquisas, pero para llevarlas a cabo adecuadamente tendrás que profundizar en tu conocimiento sobre la historia de Neurocracy. Debes saber, pues este aspecto es fundamental, que la humanidad está sufriendo una enfermedad llamada Cariappa-Muren y que tiene su origen en el atún. Se trata de una enfermedad muy grave y que afecta a millones de personas… sí, efectivamente, una pandemia, aunque en este punto es interesante aclarar que la idea original de Neurocracy es de 2019, por lo que aunque se haya producida tan sorprendente coincidencia, la pandemia de la COVID-19 no tiene nada que ver con la historia del juego.

Las expectativas de la sociedad eran muy positivas, pues la neurocientífica y activista Connie Muren, que ayudó a descubrir la enfermedad, podría con ello haber dado un primer paso para su curación. Sin embargo, ha desaparecido sin dejar rastro. Todo esto en un mundo que, sin ser postapocalíptico, sí que se está enfrentando ya a las consecuencias más adversas del cambio climático, al tiempo que vive bajo un sistema de biovigilancia denominado G6.

Con el argumento de Neurocracy, muchos desarrolladores habrían optado por crear un shooter, un rpg, quizá una mezcla de ambos… sin embargo en este caso lo que nos encontramos es una propuesta muy distinta. Un poco al estilo de Orwell: Keeping an eye on you, pero con Omnipedia como única fuente de información, tendremos que ir atando cabos para avanzar en este juego, al que también podemos calificar como novela interactiva, y que durante diez semanas a partir de su lanzamiento intentará mantenernos enganchados a una trama que promete ser de lo más interesante.

Neurocracy: resuelve un asesinato con una wiki

Quienes ya peinan canas quizá recuerden tiempos en los que las interfaces de los juegos eran, principalmente, de texto, y en este punto me acuerdo especialmente de las aventuras conversacionales (perdí la cuenta de las horas dedicadas al Don Quijote de Dinamic, de 1987). Y aunque los años nos han traído una espectacular evolución gráfica, que permite que ahora hablemos de 4K incluso en Minecraft, trazado de rayos, pantallas de 240 hercios, que obviamente proporcionan experiencias de juego fabulosas, un buen argumento es como un buen libro, se puede sostener exclusivamente con palabras.

Creo que ese va a ser exactamente el caso de Neurocracy, que debuta hoy mismo, 14 de julio. El acceso al primero de los 10 episodios será gratuito, mientras que el acceso al resto de las entregas tendrá un coste de 16 euros por todo el pase de sesión. He de reconocer que me parece una apuesta arriesgada, y tengo mis dudas sobre cómo funcionará comercialmente. No obstante su desarrollo íntegro está totalmente asegurado, pues ya obtuvo toda la financiación necesaria en varias campañas de crowdfunding.

Sí que diré, salga mejor o peor el proyecto, que la propuesta de Neurocracy me parece muy interesante, tanto por contenido como por continente. Aunque fui consciente de algunas de las «trampas» argumentales de Orwell y de su expansión Ignorance is Strength, disfruté mucho de un juego basado en el análisis puro de la información, por lo que esta propuesta me resulta de lo más interesante, y a poco que el desarrollo del argumento sea tan interesante como la premisa inicial, me cuesta poco imaginarme varias noches robándole horas al sueño para dedicárselas a averiguar quién mató a Shaoyong y qué ha ocurrido con Muren.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído