Web Analytics
Conecta con nosotros

Prácticos

Mejora tu privacidad deshabilitando la webcam cuando no la uses

Publicado

el

Cómo deshabilitar la webcam para mejorar la privacidad

Las cámaras web son periféricos especializados en la comunicación de vídeo y audio por Internet y mostraron su gran utilidad cuando la pandemia del COVID obligó a conectar virtualmente a centenares de millones de empleados, estudiantes y usuarios. Las ventas de este tipo de producto se dispararon al igual que las aplicaciones de videoconferencia personales y profesionales usadas para sacarles partido.

Muy útiles, cierto, pero con una problemática que conviene conocer. Y es que el espionaje a través de la webcam no es un mito. Lo hemos visto es películas y series, pero es tan real como la vida misma. La imagen de una cinta adhesiva cubriendo la webcam del ordenador del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, puso la cuestión en primer plano mediático, pero ya era bien conocida en ámbitos de seguridad informática donde ya se habían documentado múltiples casos con diversas técnicas y objetivos.

Desde el espionaje gubernamental, la instalación de malware con herramientas como Gumfish, la toma de control de máquinas aprovechando vulnerabilidades como la de Flash Player o simplemente invadiendo la privacidad para entre otros objetivos extorsionar a famosos.  

Cómo deshabilitar la webcam si no la usas

Ciertamente, los ataques por este método son menos frecuentes que los típicos de phishing o ransomware, pero son muy peligrosos entendiendo que de tener éxito un tercero tendría acceso a tu mismo hogar o empresa, y con vídeo y audio nada menos. No hay razón para dejar este dispositivo siempre activo y aquí te recordaremos algunos métodos efectivos para deshabilitar la webcam cuando no esté en uso y al mismo tiempo que sean fácilmente reversible cuando necesites utilizarla.

Desenchufa la webcam

Tan simple como ello. El 99 por ciento de los usuarios de PCs de escritorio utiliza una webcam externa colocada generalmente encima del monitor. Desenchufar el conector USB es un método infalible que funciona independientemente del hardware o sistema operativo. Como funciona mediante plug-and-play tardarás un segundo en volverla a conectar cuando lo necesites.

Desactívala en el sistema operativo

Puedes desactivar la webcam a nivel de sistema rápidamente en un par de pasos. En sistemas operativos Windows se realiza de manera general deshabilitando o eliminando el componente desde el Panel de Control-Administrador de dispositivos-Dispositivos de imagen.  En sistemas operativos como Windows 10 o Windows 11, también puedes deshabilitar la cámara en la herramienta de Configuración > Privacidad. En ambos casos es una solución cómoda y fácilmente reversible, si bien hay que tener en cuenta que ataques avanzados podrían lograr acceso administrativo y activarla.

Cómo deshabilitar la webcam para mejorar la privacidad

Desactívala en BIOS

Es otra opción para portátiles o AIOs con webcams integradas que cuenten con esta opción en la BIOS. Reinicias, entras en la BIOS y desactivas una entrada que verás como “cámara web”, “cámara integrada” o “CMOS de la cámara.” La opción no es usual y solo se incluye en algunos modelos. Ten en cuenta que la mayoría de webcam integradas usan el mismo módulo en placa que el micrófono por lo que podrías dejar desactivado éste. Si quieres privacidad completa de vídeo y audio esta es una buena opción porque es improbable el acceso de un atacante, aunque se tarda más tiempo en volverla a activar porque hay que reiniciar el equipo y volver a entrar en la BIOS.

Tapa la lente

Si ves una pegatina en el marco superior de un ordenador portátil o AIO ya sabes lo que significa. Es un método simple pero muy efectivo. Si un trozo de pegatina destroza la estética de tu flamante portátil, hay soluciones dedicadas más atractivas que pueden deslizarse a voluntad, tapando o no la lente. Algunos equipos, sobre todo portátiles, la incluyen de serie y prácticamente todas las webcam de nueva hornada también incluyen la tapa correspondiente.

* Precauciones adicionales

  • No te fíes del Led de actividad. La mayoría de webcams incluyen una luz que se enciende cuando están en uso. En teoría de esta forma podríamos saber si se está utilizando por terceros. Sin embargo, cuidado, porque no es un método infalible. Se puede espiar sin activar la luz de notificación dejando a los usuarios completamente desarmados.
  • Cuidado con el audio. Tapar la lente o deshabilitar la cámara ´como opción de privacidad en el sistema operativo puede evitar el espionaje remoto a través de vídeo, pero no del audio, porque la webcam sigue en uso. Tenlo presente.
  • Seguridad por defecto. Los ataques por webcam necesitan instalar previamente algún tipo de malware en tu PC, generalmente para estos casos, un troyano. Mejorar la seguridad general del PC (navegadores, contraseñas, parches, sentido común…) es una buena manera de protección para éste y el resto de ataques.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído