Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis Newskill Kaliope: sonarás mejor que nunca

Publicado

el

Análisis Newskill Kaliope: sonarás mejor que nunca

Hace ya algún tiempo que le tenía echado el ojo a este Newskill Kaliope. No grabo vídeos, no participo en podcasts, no soy streamer… vamos, que en principio no soy público objetivo para este tipo de dispositivos. Sin embargo siempre me ha gustado el mundo del sonido y, aunque soy un profano, procuro ir atesorando más conocimiento sobre la materia siempre que es posible. Lo que no ocurre muy habitualmente, tampoco voy a mentir. Así, cuando se me ha planteado la posibilidad de probar este micrófono de Newskill, la verdad es que no lo he dudado.

Con los años, y por circunstancias de lo más diversas, han pasado por mis manos micrófonos de lo más variados: cableados e inalámbricos, de estudio y de calle, enormes y minúsculos, de modelos al alcance de cualquier bolsillo (¿recuerdas aquellos micrófonos para PC que costaban menos de cinco euros?) a otros con precios que marean (varios miles de euros)… No quiero decir con esto que sea una eminencia en este mundo, ojo, tan solo lo aclaro para que se entienda mejor el contexto en el que realizo la valoración del Newskill Kaliope.

El precio de un dispositivo es, generalmente, una pista bastante fiable de lo que vamos a encontrar, pero claro, para eso debemos tener también en cuenta otros factores, que van desde la política de la marca hasta el estado en ese momento del mercado al que se dirige. En caso contrario, si comparamos dos o más modelos de micrófonos (o prácticamente de cualquier producto, en realidad) sin tener en cuenta ese contexto, nos podemos estar perdiendo información importante y, en consecuencia, podemos errar en nuestra valoración previa.

Digo esto porque en el mundo de los micrófonos, especialmente desde el boom de la creación de contenidos, hay algunas marcas (no diré nombres, está feo señalar) que han logrado posicionarse muy bien a nivel de imagen y que, en consecuencia, han ajustado sus márgenes al alza. Si eres usuario habitual de Twitch apuesto a que ya hay un par de nombres que se han pasado por tu cabeza, y muy probablemente no te equivoques.

Por otra parte, y pese a contar con una buena imagen ya consolidada, Newskill sigue ofreciendo, en mi opinión, dispositivos con una relación calidad-precio destacable. Ya han pasado por mis manos varios dispositivos de la marca y, aunque no revelaré cuál, sí que te puedo decir que uno de ellos lo empleo de manera diaria y que la experiencia con él, después de más de dos años, es tremendamente positiva, al punto de que cuando llegue el momento de darle relevo, veo bastante probable que sea por otro dispositivo de la misma marca.

Aportado el contexto que consideraba necesario, llega el momento de empezar con esta review del Newskill Kaliope. En primer lugar abordaremos las especificaciones técnicas y, a continuación, te hablaré de mi experiencia con el mismo,

Newskill Kaliope: especificaciones técnicas

Newskill Kaliope
Patrón de recepción Cardioide
Respuesta de frecuencia 30 – 18.000 hercios
Sensibilidad -36dB +/- 2dB (0dB = 1V / Pa a 1KHz)
Nivel máximo de presión sonora 130 decibelios
Frecuencia de muestreo 16 bits / 48kHz
Conexiones USB (a PC) y minijack (monitor de sonido)
Controles Ganancia/control de iluminación, volumen de monitor y botón para silenciar
Iluminación LED
Contenido de la caja Micrófono, adaptador trípode/brazo, trípode, filtro antipop/parabrisas y cable USB (1,8 metros)
Dimensiones (con trípode) 270 x 175 x 175 milímetros, 1,5 kilogramos

El primer vistazo a las especificaciones nos permite hacernos a la idea de que hablamos de un micrófono bastante polivalente, que cumple sobradamente con lo que esperamos de un micro de propósito general que nos proporcione una buena calidad de sonido sin tener que hacer una elevada inversión. Valores como el de su nivel máximo de presión sonora, sumados a los materiales empleados para su fabricación nos adelantan que, además, este Newskill Kaliope es un dispositivo diseñado para ser resistente.

Por su parte, la función de preescucha (monitor) es todo un acierto para todo tipo de grabaciones, pero todavía mucho más para emisiones en directo, ya sea a través de una plataforma de streaming, durante una presentación online en el trabajo o en una partida de rol con amigos a través de Internet. Es cierto, sí, que muchos mezcladores por software para PC, y claro, las mesas de mezcla, también ofrecen esta función, pero disponer de ella en el propio micrófono resulta de lo más cómodo.

Un punto extra para el Newskill Kaliope es la inclusión de un filtro antipop/parabrisas. Este elemento tan básico en muchos casos no se encuentra de manera tan común en micrófonos de este segmento del mercado. Es cierto que no es un elemento especialmente caro, pero si deseamos que se ajuste a la perfección a las dimensiones del micrófono puede llegar a ser resultado encontrar uno que cumpla en este sentido (a no ser que empleemos uno de cuello de ganso, claro está).

Por si no sabes qué es el filtro antipop/parabrisas, es esa capucha de espuma que cubre la parte del micrófono responsable de capturar el sonido. Son dos sus funciones principales:

  • Reducir, en exteriores, el sonido del viento.
  • Al capturar voz, especialmente de sujetos muy cercanos, reducir sustancialmente los golpes de aire y saliva asociados a las consonantes con sonidos más fuertes, como la P (de ahí su nombre) y la S.

El filtro antipop/parabrisas es un complemento útil en muchas circunstancias y para muchos estilos de dicción, si bien es cierto que en ocasiones puede hacer que se pierda algún matiz de modulación de la voz, dando un resultado un tanto más «plano»

En lo referido a su diseño, verás que es de tipo cardioide, e incluso tiene un pequeño dibujo sobre la botonera que se encarga de recordarnos este punto. ¿Qué significa eso? Pues que debemos tener en cuenta la posición en la que lo empleamos, ya que está diseñado para capturar mucho más sonido en su parte frontal que en la posterior. La imagen inferior representa el patrón de captura de este tipo de micrófonos:

Análisis Newskill Kaliope: sonarás mejor que nunca

¿Qué significa esto? Pues que nos encontramos ante el tipo de micrófono ideal si lo que queremos es que capture perfectamente nuestra voz, y menos o nada del resto del sonido ambiental. Realizar locuciones, mantener conversaciones, emitir en directo, grabar un podcast… actividades en las que el foco (en lo sonoro) recae sobre nuestra voz (aunque luego vaya mezclada con sonido del PC, como música de fondo, los sonidos de un juego, etcétera), son el espacio natural para los micrófonos cardioides como este Newskill Kaliope. Y verás que estoy hablando de voz, pero ya habrás deducido que es igualmente útil para otras fuentes de sonido, como un instrumento musical, por ejemplo.

Sin embargo, si lo que necesitas es un micrófono capaz de captar en igualdad de condiciones el sonido de los 360 grados que lo rodean, tendrás que optar por un modelo omnidireccional.

Experiencia de uso

Lo primero que me llama la atención, antes incluso de abrirlo, es su envoltorio, de lo más compacto, y el peso de la caja. Al abrirla y extraer el Newskill Kaliope ya lo entiendo, pues está construido en metal, por lo que es un micrófono realmente sólido y, podemos entender, bastante resistente. Tanto es así que al ver el trípode incluido dudo de si será capaz de soportar el peso del micrófono y del adaptador para fijarlo al trípode o a un brazo articulado. Una vez montado, sin embargo, compruebo que es perfectamente capaz. el montaje es tremendamente sencillo, en menos de un minuto el micro ya está listo para la acción.

No es necesario instalar drivers ni software adicional, nada más conectarlo al PC Windows lo reconoce y, al momento, ya está listo para funcionar. A este respecto hay gustos para todos, hay quienes echarán de menos que el micrófono venga acompañado de alguna aplicación para su gestión, con perfiles, efectos y demás. Por otra parte, sin embargo, el modo «conectar y listo» resulta de lo más cómodo y práctico, por lo que ambas opciones tienen su punto positivo. así que elegir si esto es una ventaja o una desventaja corresponde a la preferencia personal de cada usuario.

Como ya indicaba en las especificaciones técnicas el Newskill Kaliope cuenta con varios controles en su frontal, justo bajo la imagen que recuerda que se trata de un micrófono del tipo cardioide. Esto puede parecer un detalle menor pero no lo es en absoluto, pues sirve de recordatorio de la orientación que debe tener el micro, es decir, debes asegurarte de que todos estos elementos quedan enfrentados a ti para que, de este modo, capture tu voz del modo correcto. Recuerda, si no puedes ver los controles cuando lo estás utilizando, ya sea por orientación o por excesiva inclinación, no estarás haciendo el mejor uso posible.

Análisis Newskill Kaliope: sonarás mejor que nunca

Vamos a dar un rápido repaso a los elementos del frontal y después seguiremos con la experiencia de uso. Son los siguientes, en sentido descendente:

  • Botón de silenciar: cuando conectes el Newskill Kaliope al PC verás que en la parte central de este botón se enciende una luz roja estática, esto significa que el micrófono está capturando sonido. Una pulsación en el botón hará que la luz roja empiece a parpadear, lo que te indicará que el micro está «muteado», es decir, que no está capturando sonido en ese momento.
  • Ganancia / control de iluminación: con este potenciómetro ajustas la sensibilidad de captura de sonido por parte del micrófono. A más intensidad mayor volumen, claro, pero también es más posible que empiecen a aparecer distorsiones y que se cuelen sonidos ambientales. Esto es lo que hace que la función de preescucha, de la que hablamos más adelante, sea tan importante, pues te permite ajustar este parámetro del mejor modo posible.
    Es común confundir ganancia con volumen. Con la ganancia ajustas la sensibilidad, y posteriormente podrás ajustar el volumen directamente desde la configuración en el sistema operativo y/o en el software de grabación o emisión que utilices habitualmente.
    Por otra parte, además de potenciómetro también es un botón pulsable. Con cada pulsación cambiarás entre los modos de iluminación LED. Por defecto, cada vez que lo enciendes se activa el modo «Rainbow RGB» que, como puedes imaginar, va cambiando entre los colores disponibles de manera automática, y cada vez que pulses el botón pasarás a un color fijo (la secuencia es rojo, azul, verde, morado y amarillo), apagado (la iluminación, no el micrófono) y, de nuevo, el modo arcoiris.
  • Volumen de preescucha: con este potenciómetro ajustarás el volumen de salida de la preescucha. Ten en cuenta que este ajuste solo repercute en cómo lo escuchas tú a través del mismo, no al volumen con el que se está grabando/emitiendo.
  • Conector minijack de preescucha: en este puerto debes conectar los auriculares que quieres emplear para escuchar la señal que está capturando el micrófono. A través de esta salida escucharás tanto la señal que está capturando el micrófono como la salida de audio del PC, por lo que te permitirá comprobar si todo suena como deseas, es decir, si la música no está demasiado alta o demasiado baja, si hay algún sonido que esté saturando, etcétera.
    Ten en cuenta, eso sí, que si empleas alguna herramienta de procesado de tu voz, como NVIDIA Broadcast o Voicemod, al no ser éstas nativas del micrófono, escucharás tu voz por duplicado, primero la captura directa del micrófono y posteriormente la versión procesada. En tal caso, lo mejor es que recurras directamente a la salida de la tarjeta de sonido para escuchar el resultado final.

Así pues, con el Newskill Kaliope conectado al PC y los auriculares en el minijack del micrófono, llega el momento de escucharse a uno mismo por primera vez. Por lo que he podido comprobar, por defecto el potenciómetro de ganancia viene ajustado al máximo, así que al conectar los auriculares al minijack de preescucha seguramente te sorprenderá escuchar estornudar a un señor de Valladolid, y eso que vives en Burgos. De acuerdo, esto es una exageración, pero lo cierto es que realmente estamos ante un micro muy, muy sensible, lo que supone una virtud, ya que luego nos permite ajustar su nivel a nuestra preferencia.

Aunque la función de preescucha permite probar la combinación de la captura de micrófono con el sonido del PC, para comprobar la calidad de captura del micrófono lo más eficiente es prescindir, al menos inicialmente, de otros sonidos. Esto puede parecer un detalle menor, pero no lo es en absoluto, ya que los sonidos de fondo, ya sean efectos de juegos o música, pueden «tapar» los efectos de un nivel excesivamente alto de ganancia, así como distraernos a la hora de valorar si nuestra voz suena, efectivamente, tal y como debe hacerlo.

Otra costumbre muy extendida, y que en bastantes casos corresponde principalmente a criterios estéticos, es poner el filtro antipop desde el primer momento. Es cierto que proporciona un efecto que muchas personas asemejan al de las voces de la radio, pero esto se debe al filtrado de algunas frecuencias y a la mitigación de las ondas sonoras que produce el material del que está compuesto el filtro. Así, a este respecto, mi recomendación es que  pruebes ambos modos, con y sin filtro, y que en ambos casos emplees palabras cargadas de eses y de pes, así como de alguna erre (pasa, piso, papa, sosa, sierra, pesebre, etcétera) y que, además, en cada caso pruebes a hablar a distintas distancias del micro. De este modo podrás encontrar el modo de captura que mejor se ajusta a tus preferencias. Esto solo te llevará unos pocos minutos, y el resultado te compensará sobradamente.

Análisis Newskill Kaliope: sonarás mejor que nunca

En las pruebas he comprobado que este Newskill responde muy bien a un rango tonal más que amplio, de graves a agudos, y que incluso con un ajuste de ganancia alto y locutando muy cerca del micro, la calidad de la captura es más que correcta, sin generar distorsión alguna y con un sonido muy limpio. Por su parte, la posibilidad de realizar todos los ajustes previos a la grabación a través de la función de preescucha facilita sustancialmente el ajuste fino, algo de gran importancia especialmente si nuestra voz no va a ir acompañada de otros sonidos.

En mi caso, tengo la mala costumbre de pegarme mucho al micro, razón por la que tiendo a abusar del filtro antipop de espuma (como ya decía antes, hay un punto importante de gustos personales en todo esto). Con este tipo de uso, y especialmente si el diafragma (el responsable directo de la captura del sonido) no es de buena calidad, o si el transductor es deficiente, aparecen rápidamente los efectos no deseados. No ha sido el caso con el Newskill Kaliope, que se ha adaptado perfectamente a mi patrón de uso.

La rejilla es tan sólida como la carcasa del micrófono, y el trípode se mantiene totalmente estable incluso si inclinamos el micrófono horizontalmente (aunque, vuelvo a recordar, al ser cardioide, hacer esto para capturar nuestra voz no es buena idea, salvo que lo tengamos en un brazo articulado sobre nuestra cabeza), por lo que tras varias horas de uso, a este respecto me deja la sensación de que este Newskill Kaliope es robusto y estable, por lo que resulta totalmente fiable.

Tener los controles en la parte frontal facilita el acceso rápido al botón para silenciar la grabación/emisión. El único «pero» que le he encontrado es que, al pulsarlo, parte del sonido, el click metálico del mismo, es claramente audible en la grabación. Podemos evitar este problema silenciando el micro mediante el software que estemos empleando para grabar o emitir, pero esto supone renunciar a la comodidad que proporciona el botón directo en el micro, así como el control de su estado gracias a la luz fija o intermitente.

Conclusiones

Tras varios días probando el Newskill Kaliope se confirma lo que ya esperaba por la buena imagen que tengo de la marca: estamos ante otro producto más que destacable, que por precio podría dar a entender que es menos de lo que realmente es, y que es una opción más que adecuada para las necesidades de una gran mayoría de usuarios, ya sea para locutar, grabar o emitir con un sonido de alta calidad, y sin tener que dejarse un importante presupuesto en ello.

Mi ordenador, con el que trabajo habitualmente, no es precisamente silencioso, lo que en otras circunstancias habría podido complicar las pruebas, pero gracias a su patrón cardioide y al cable USB de 1,8 metros incluido con el micro, he podido comprobar como el sonido de fondo desaparecía prácticamente por completo al ajustar la ganancia al nivel adecuado. Quiero decir, con esto, que además nos permitirá obtener un buen resultado incluso si el entorno no es el más adecuado.

Así, y en resumen, si alguna vez me animo a hacer un podcasts, cosa que veo poco probable pero no imposible, creo que ya he elegido qué micrófono utilizaré. Newskill Kaliope está disponible por solo 74,95 euros.

Valoración final
8.9 NOTA
NOS GUSTA
Gran calidad de sonido
Construcción muy robusta
Función de preescucha integrada
A MEJORAR
No cuenta con software propio
RESUMEN
Newskill Kaliope es un micrófono bastante polivalente, que cumple sobradamente con lo que esperamos de una solución de propósito general que nos proporcione una buena calidad de sonido sin tener que hacer una inversión elevada.
Diseño y calidad de construcción9
Calidad de audio9.5
Micrófono y extras8.5
Instalación y software8
Calidad/Precio9.5

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído