Medion Akoya P6630

Medion Akoya P6630
Tomás Cabacas
19 de abril, 2011

La firma alemana Medion ofrece un portfolio de productos que destacan por su excelente relación entre calidad, precio y prestaciones. Analizamos el nuevo Medion Akoya P6630, un robusto portátil dotado de una equilibrada configuración y que se perfila como una opción interesante para usuarios que buscan un ordenador potente a precio ajustado.

El Medion Akoya P6630 presenta un diseño de estética futurista y construcción muy sólida, aunque con exceso de plásticos. El ensamblaje de la unidad que probamos era correcto y el acabado, sin lujos, es el habitual en este rango de precios. En todo caso, no detectamos puntos débiles importantes y partes clave como la bandeja del teclado o el sistema de bisagras están correctamente resueltos.

La propuesta de Medion viene equipada con un procesador Intel Core i3-390 funcionando a 2.66 GHz, 4 Gbytes de memoria RAM y un disco duro SATA de 640 Gbytes. Del apartado gráfico se encarga la solución dedicada NVIDIA GeForce GT540M.

La pantalla de 15,6 pulgadas incorpora un panel con retroiluminación LED que ofrece una resolución nativa de sólo 1.366 x 768 píxeles y tiene acabado mate. No nos ha convencido su escaso nivel de brillo y la fidelidad de color, muy por debajo de otros equipos que hemos tenido la ocasión de probar en el laboratorio.

 

El Medion Akoya P6630 va dirigido a usuarios que quieren un portátil para tareas ofimáticas, disfrutar de contenido multimedia, navegar por internet y hacer alguna incursión en el terreno lúdico, siempre teniendo en cuenta las limitaciones de un equipo portátil en este sentido.

Ficha técnica

En este sentido, es justo reconocer que el hardware responde con solvencia y el ordenador es capaz de mover Windows 7 Home Premium(el sistema operativo preinstalado por defecto) y prácticamente cualquier aplicación sin problemas. Con tareas pesadas como la codificación de vídeo o la ejecución de nuestra batería de test sí podemos poner al procesador en aprietos y notar como el sistema de refrigeración aumenta su régimen de trabajo, pero no debería ser su escenario de uso habitual.

En lo relativo a juegos, la solución dedicada de NVIDIA ofrece potencia suficiente para ejecutar la mayoría de títulos sin problemas (en parte debido a la baja resolución del panel). Por ilustrar con un par de ejemplos, conseguimos ejecutar StarCraft 2 a 44 fps. y Call of Duty: Black Ops a 42 fps. en nivel medio y con los valores gráficos por defecto. En todo caso, y como le ocurre a cualquier portátil, es importante tener en cuenta que la rápida evolución del software lúdico en PC acabará por dejar obsoleta la gráfica con el paso del tiempo.

La autonomía del equipo (de tres a cuatro horas en condiciones reales) se ve beneficada por el tándem de gráfica integrada y dedicada en combinación con NVIDIA Optimus. El cambio entre sistemas gráficos es automático y el ordenador selecciona una u otra en función de las necesidades del software que estemos ejecutando. Otro beneficio directo es la reducción de la temperatura de trabajo, que sólo alcanza niveles elevados ejecutando videojuegos o aplicaciones muy exigentes con la gráfica.

Conclusiones

El Medion Akoya P6630 es el clásico equipo “de batalla” recomendable cuando el precio es el factor decisivo a la hora de elegir portátil. Por 599 euros, nos llevamos una propuesta que ofrece un rendimiento más que suficiente para el usuario medio.

Evidentemente, la diferencia de precios respecto a modelos superiores se nota en la calidad de los materiales utilizados, el tacto del teclado, el sistema de sonido o la calidad de la pantalla, pero es justo reconocer que la oferta es correcta en su categoría.

En definitiva, consideramos al Medion Akoya P6630 como una compra interesante para aquellos que quieren un equipo relativamente potente, con una gráfica capaz de ejecutar juegos, pantalla de 15 pulgadas y un precio lo más ajustado posible.


Share This