HP OMEN, análisis

HP OMEN, análisis
15 de octubre, 2015
Total4.59
  • Rendimiento
  • Autonomía
  • Precio

Pese que, hasta hace muy poco tiempo, HP no era una marca especializada en gaming su oferta actual no tiene nada que envidiar a la de otras marcas. El último modelo que hemos probado es el nuevo HP OMEN, un portátil de gama alta orientado a los más exigentes que combina diseño, potencia y gusto por el detalle.

Lo primero que nos llama la atención tras instalarlo es su diseño; un chasis de aluminio negro suave al tacto de cuidada estética que se realza con ciertos toques de rojo que se activan en funcionamiento. La bisagra de color gris con extremos azulados también le da un toque de distinción. En el cómputo total estamos ante un acabado que demuestra que los equipos de gaming, aunque no estemos muy acostumbrados, también pueden destacar en esta faceta.

Como extras interesantes para los jugones podemos destacar además el teclado retroiluminable personalizable, iluminación lateral que varía en función del sonido y teclas adicionales configurables para los diferentes juegos. Lejos de ser un equipo grueso y pesado, el HP OMEN nos deslumbra con un grosor de 19,9 milímetros y 2,12 kilogramos de peso. Unos parámetros muy buenos para ser un portátil destinado a jugones con una pantalla de 15,6 pulgadas.

hp_omen1

El panel IPS de 15,6 pulgadas es uno de los aspectos más destacados: ofrece resolución Full HD, es táctil y ofrece unos ángulos de visión correctos. El HP OMEN llega con una configuración técnica excelente, destacando el procesador Intel Core i7-4710HQ gráfica NVIDIA GeForce GTX 860M y la RAM de 8 GB (con opción a 16 GB); mimbres suficientes para jugar a todo en las mejores condiciones y sin problemas de rendimiento; eso sí, hemos echado en falta el lector de DVD o Bluray, clave para muchos gamers que todavía compran en disco.

Rendimiento que sorprende

Al hablar de rendimiento, el HP OMEN sorprende. Con las especificaciones con las que cuenta podemos decir que su respuesta está por encima de la esperada y podemos ilustrarlo con un ejemplo: aunque la beta de Star Wars Battlefront cuenta con unos requisitos de sistema mayores de los que tiene el equipos, hemos podido jugar en calidad Ultra con la excepción de 30 FPS sin problemas.

La autonomía es más que aceptable. Tres horas haciendo un uso sencillo y con el modo de ahorro de energía activado. El rendimiento no se ve apenas mermado salvo que queramos usar juegos muy exigentes. El modo de energía optimizado que trae de HP reduce el rendimiento y mejora la autonomía, práctico para un escenario ofimático donde los gráficos no son clave.

hp_omen_teclado

El equipo viene con las conexiones habituales, incluidos los USB 3.0, ubicadas en la parte trasera del portátil en vez de en los lados como vienen siendo habitual. Echamos en falta la conexión ethernet RJ-45. Respecto al software, el HP OMEN viene con el ya mencionado Windows 8.1, que se puede actualizar a Windows 10, y algunos extras orientados a comprobar el rendimiento y testear el funcionamiento del equipo en condiciones exigentes.

hp_omen2

Conclusiones

Quizás el mayor pero para este portátil es su precio. Disponible desde 1.999 euros, estamos hablando de un equipo que no es especialmente apto para todos los bolsillos, si bien se mueve en números similares a los de la competencia. Es evidente que no resiste la comparación con opciones sobremesa, pero hablamos de una propuesta con la que disfrutar de los juegos en cualquier sitio y la portabilidad tienen un precio.

En resumen, una opción más que considerable para aquellos usuarios jugones que necesiten no solo un equipo de rendimiento y especificaciones altas sino también que sea móvil y con un diseño espectacular. Y en estos dos últimos aspectos podemos decir que el HP OMEN es de lo mejorcito del nicho portátil gaming.

  • Share This