PLC con WiFi, ¿qué son y cómo funcionan?

PLC con WiFi, ¿qué son y cómo funcionan?
11 de marzo, 2016

Seguro que todos habéis oído hablar de dos grandes tipos de soluciones que existen actualmente para solucionar los problemas de cobertura de nuestra conexión a Internet, los PLC y los repetidores WiFi, sistemas muy distintos que tienen sus propias ventajas e inconvenientes.

Con los primeros podemos llevar nuestra conexión a Internet a través de la red eléctrica, pero necesitamos conectarnos a través de cable, algo que puede no satisfacer las necesidades de todo el mundo, sobre todo cuando nos encontramos en entornos multidispositivo.

Por contra los repetidores WiFi funcionan de manera distinta, ya que aunque se conectan también en un enchufe se limitan a extender el alcance de la señal de nuestra conexión WiFi, haciendo posible que la misma llegue a zonas que antes estaban “muertas”.

PLC con WiFi, lo mejor de los dos mundos

Los PLC proporcionan conexiones más estables y sólidas y son por tanto más recomendables para sistemas que requieren de un alto rendimiento y estabilidad, como consolas u ordenadores, mientras que los repetidores WiFi son más recomendables si necesitamos conectar muchos dispositivos móviles y/o fijos pero repartidos en distintas estancias.

¿Y qué pasa si necesito ambas características? Por suerte los fabricantes han avanzado en este sentido, y hoy por hoy es posible encontrar soluciones PLC con WiFi integrado capaces de conseguir un buen nivel de rendimiento.

Así, con estos dispositivos tendremos la posibilidad de llevar nuestra conexión a Internet a cualquier rincón de nuestra casa y conectar por ejemplo nuestra consola o PC mediante cable Ethernet, pero también tendremos una extensión de la señal WiFi que nos permitirá conectar otros dispositivos, como smartphones y tablets, por ejemplo.

Fáciles de usar y muy asequibles

En contra de lo que pueda parecer los dispositivos PLC con WiFi son muy fáciles de usar, ya que lo normal es que baste con conectar la unidad maestra al router y a un enchufe, y las otras unidades en los enchufes de las zonas donde queremos llevar la señal.

La señal WiFi será clonada de forma automática por el dispositivo, así que tampoco tendremos que hacer ajustes complejos ni nada parecido, y lo mejor es que podemos encontrar soluciones con precios ajustados a todos los bolsillos.

Más información: AVM.

  • Share This