Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Polémica por un juego de Xbox

«Seis días en Fallujah» es el título del videjuego que lanzará la empresa japonesa Konami sobre la guerra de Iraq. Aunque se han basado en las opiniones de soldados iraquíes, muchos veteranos consideran el juego insensible y cruel ya que se enmarca en una guerra que todavía no ha terminado. Aunque está inspirado en la segunda batalla de Fallujah que tuvo lugara finales de 2004, todavía hay muchas heridas abiertas.

Publicado el

"Seis días en Fallujah" es el título del videjuego que lanzará la empresa japonesa Konami sobre la guerra de Iraq. Aunque se han basado en las opiniones de soldados iraquíes, muchos veteranos consideran el juego insensible y cruel ya que se enmarca en una guerra que todavía no ha terminado. Aunque está inspirado en la Segunda Batalla de Fallujah que tuvo lugar entre el 7 noviembre y el 23 de diciembre de 2004, todavía hay demasiadas heridas abiertas.

Konami tiene previsto lanzar para el próximo año un videojuego para la Xbox 360 y PlayStation 3 inspirado en la guerra de Iraq. Sin embargo, este lanzamiento no hace demasiada gracia a muchos de los veteranos militares que lucharon en la Segunda Batalla de Fallujah, lugar donde se sitúa la acción, y donde murieron más de 1.500 insurgentes, según informa el periódico inglés Telegraph.

Polémica por un juego de Xbox 28

El coronel Tim Collins de la armada británica es uno de los veteranos afectados por el lanzamiento. Este militar tomó parte en esta cruenta guerra en el regimiento que envió Reino Unido en el 2003. "Es demasiado pronto como para hacer videojuegos sobre esta guerra que todavía está activa. Es un tema extremadamente sensible y estoy totalmente en contra de este lanzamiento", asegura el coronel Collins. Razón no le falta ya que cada día podemos escuchar en las noticias trágicos sucesos y más y más muertes en una guera no declarada que sigue viva.

En cambio, los responsables del juego ven este lanzamiento con otra perspectiva. Peter Tamte, presidente de la compañía Konami, cree que es una estupenda oportunidad para demostrar al mundo los horrores de la guerra en un videojuego y que los usuarios puedan sentirse dentro de un momento histórico. "Nuestro objetivo es dar a las personas una visión desde dentro, cómo vivió la situación la población civil o cuáles son los sentimientos que experimenta un insurgente", explica Tamte. No obstante, ¿alguien pensará en los muertos en la guerra de Iraq mientras está matando en un mundo virtual?

4 comentarios
  • Señor Tim Collins: El juego representa la atrocidad que usted causó a familias inocentes en un país que nunca debió haber sido invadido. Si tanto rechazo le causa el juego, es porque se arrepiente de todo lo que ha hecho. Al fin y al cabo, el juego será solamente una representación de la estúpida guerra lanzada sobre el pueblo iraquí. Y eso, lo hizo usted.

    Esas palabras me gustaría dedicarle. Si anda haciendo barbaridades, que después no ande reclamando por que hacen un juego de las mismas que cometió-

  • Anónimo

    Lo dudo ps los juegos de guerra son envolventes y no dan para mas que consentrarse en matar ps…Pero estoy totalmente convencido con el comentario anterior… no vale de nada llorar despues que la persona esta muerta… talvez sirvio para eliminar el regimen pero no le veo utilidad mas que politica a esa guerra ya…

  • Rui

    El problema no es el videojuego sino la guerra. Si se dedicarán a «matarse» con la xbox no habría tantos problemas. A ver cuanto tardan los «psicologos» en cargarse el juego ;D

  • porilo

    Habrá que ver la perspectiva que le dan al asunto, y el cuestionamiento ético que hacen del conflicto, pero me sorprendería mucho que la cosa pasase del típico «Nosotros los americanos, los buenos, matando a los terroristas malvados, los insurgentes iraquíes, para rescatar a los pobrecitos iraquíes civiles de sí mismos». Es un videojuego, acción sin mucha comedura de tarro, no querrán entrar en verdaderas cuestiones morales sobre la actuación de las fuerzas de ocupación en Irak.

Lo más leído