Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

MSI GeForce GTX 770 GAMING, análisis

Publicado el

MSI-GeForce-GTX-770-Gaming

El lanzamiento de las nuevas GTX 770X vino salpicado por una cierta polémica, motivada por la «reutilización» del NVIDIA GK104 (Kepler)(presente en las NVIDIA GTX 680) como base de su arquitectura, en lugar del nuevo GK110. Hemos querido probar un ensamblaje de MSI para comprobar hasta qué punto podemos hablar de una evolución consistente y valorar si merece la pena en términos de calidad precio. Así es la nueva MSI GeForce GTX 770 GAMING.

Ficha técnica

La firma asiática presenta su nueva GPU en un voluminoso embalaje, que protege perfectamente la tarjeta y todos los componentes del kit. El modelo analizado es el OC Edition, que viene con un ligero y estable overclock de fábrica. En el interior, además de la placa encontramos un breve manual, el CD con el software, los cables para conectar la fuente (recomiendan un mínimo de 600W) y un adaptador de DVI a D-sub.

MSI presenta un producto de construcción sólida, con algunas mejoras sobre el modelo de referencia como dos conectores de 8 pines para la alimentación (en lugar de 6+ 8), conectividad mejorada y Twin Frozr IV, nombre comercial de un sistema de refrigeración realmente interesante; para mantener la temperatura bajo control, se combina un enorme disipador de placas de aluminio con cinco heatpipes (uno de 8 mm. y el resto de 6 mm.) que se encargan de conducir el calor que genera la GPU.

Detalles como el subchasis metálico para evitar sobrecalentamiento de chips secundarios y memorias, los dos ventiladores de 100 mm. o el recubrimiento en niquel de los heatpipes son buenos indicadores para saber que estamos ante un producto de calidad y que podemos exprimir sin miedo a problemas de calor.

Nuestras pruebas

Para probar la MSI GeForce GTX 770 GAMING utilizamos un equipo de referencia con las siguientes especificaciones:

  • Placa Base GIGABYTE Z87-OC
  • Intel Core i5 4670K
  • 4 Gbytes de RAM Kingston HyperX DDR3
  • SSD Intel 256 Gbytes
  • Windows 7 64 bits SP1

A continuación tenéis los resultados en pruebas sintéticas y con algunos de los videojuegos más populares. Incluimos rendimiento en frames por segundo medio y mínimo, tomando cinco muestras por título. En todos los gráficos, más implica un mejor comportamiento.

futuremark-3dmark11

 

unigine

test-battlefield3-nvidia770

test-bioshock-nvidia770

test-f12012-nvidia770

test-bioshock-nvidia770 test-farcry3-nvidia770

test-hitman-nvidia770

Los números dicen que estamos ante una gráfica realmente potente, capaz de mover sin dificultad cualquier juego en alta definición y con todos los filtros activados al máximo. En condiciones normales (resoluciones no superiores a 1920 x 1080) y si no forzamos los efectos especiales esta GTX 770 tiene poco que envidiar a la siguiente generación y muestra un rendimiento siempre superior a la GTX 680 y a la Radeon HD 6990, sus rivales naturales.  Solo las bestias de doble GPU la dejan atrás, aunque habría que valorar el comportamiento de esta tarjeta en una configuración SLI (una gran opción a medio plazo para los usuarios que se decidan por ella).

Overclocking para todos los públicos

Como ocurre con otras tarjetas de la casa, la MSI GeForce GTX 770 GAMING viene de fábrica con unos valores de overclocking predeterminados. El suuario solo tiene que seleccionar el OC Mode para exprimir al máximo la tarjeta, con la tranquilidad de que trabaja con parámetros que garantizan la ausencia de problemas de temperatura y con una estabilidad más que suficiente para jugar. Por supuesto, lo más expertos pueden llevar el hardware todavía más allá, pero no deja de ser interesante que cualquier perfil de usuario pueda beneficiarse de ello desde el primer minuto.

msi aFTERBURNER

Además del modo OC, la MSI GeForce GTX 770 GAMING permite seleccionar un modo silencioso perfecto para cuando estamos trabajando o reproduciendo contenido multimedia y no queremos ruidos. La incorporación de la última versión de MSI Afterburner (http://event.msi.com/vga/afterburner/download.htm) también es un añadido interesante y puede servir de ayuda para aquellos que quieren dar sus primeros pasos en el mundo del overclocking.

n770gaminG

Conclusiones

MSI pone en el mercado una gráfica potente, de impecable funcionamiento y con mimbres suficientes para exprimirla con overclocking sin problemas de estabilidad. Sí, es cierto que en realidad hablamos de una GTX 680 «tuneada», pero también lo es que el fabricante asiático ha implementado mejoras suficientes como para justificar el precio de esta tarjeta. Evidentemente los poseedores de una GTX 680 (o incluso una GTX 580, en función del escenario de juego) no verán motivos para cambiar pero esto no es óbice para considerar a la MSI GeForce GTX 770 GAMING como uno de los productos más equilibrados del mercado.

Por unos 380 euros los usuarios se llevan a casa una tarjeta de excelente calidad de construcción, un sistema de refrigeración sobresaliente (nos ha gustado muchísimo la nueva evolución del Twin Frozr) y que, en la práctica y a resoluciones normales es entre un 10% y un 25% más lenta que la brutal – y carísima –  GTX 780. El único pero es que no incluya algún juego de serie, algo cada vez más habitual en tarjetas de su rango de precios. En cualquier caso, opción recomendada para gamers exigentes que quieran dar el salto a DX11 por la puerta grande.

mc_recomendado

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído