Apple iPhone 5s, a fondo

Apple iPhone 5s, a fondo
16 de noviembre, 2013

Apple iPhone 5s

Como ya comentamos en el análisis del iPhone 5c (que prácticamente es igual que el iPhone 5, aunque con una renovada carcasa a elegir entre cinco colores diferentes), la novedad de este año en cuanto a la gama iPhone de Apple es que por primera vez los de Cupertino han presentado dos líneas diferentes.

Tras haber dejado claro que el iPhone 5c no es un smartphone “low-cost”, ni mucho menos, y que ofrece muy pocas novedades si lo comparamos con el iPhone 5, en esta ocasión nos centramos en el iPhone 5s, el teléfono móvil que está en la cúspide de la “pirámide” de los iPhone.

Por cierto, y antes de entrar en materia, otra interesante novedad, por lo menos en cuanto a la política de comercialización de los smartphones de Apple. Ahora ya no sólo podemos comprar iPhone liberados en las Apple Store (ya sea online o en las tiendas físicas), ahora han abierto esta posibilidad a puntos de venta como El Corte Inglés, K-tuin y otros “Premium Resellers” de Apple.

El precio del dispositivo en sí es el mismo, pero no podemos olvidar las posibilidades de pago sin ningún tipo de interés, el hecho de que haya muchos puntos de venta por España o algunos regalitos como el caso de K-tuin, que incluye en el precio una carcasa protectora, un protector de pantalla, un puntero mini y un recoge-cables.

Apple iPhone 5s, análisis

Al contrario que con el iPhone 5c y su caja de plástico transparente, bordes redondeados y “look” de iPod touch, el iPhone 5s mantiene la caja de cartón de ángulos rectos en la que encontramos el propio terminal, los auriculares, un enchufe y el cable Lightning.

¿Qué hay de nuevo viejo?

Apple ha incorporado en el iPhone 5s tres grandes novedades: el chip A7 con arquitectura de 64 bits que se acompaña del coprocesador M7, el sensor Touch ID que sustituye al tradicional botón de “home” y mejoras en la cámara iSight (que es la trasera, aunque también hay cambios en la delantera, la que llaman FaceTime HD).

Dicho así, da la impresión de que no son muchas novedades y que cobra todo sentido hablar de un 5s y no del iPhone 6. Como sabéis, Apple no es partidaria de “darlo todo” de una sola vez y prefiere que sucesivas versiones de sus productos vayan descubriendo avances importantes. Sin embargo, aunque con el iPhone 5c no encontrábamos mucha justificación que alguien que tuviera un iPhone 4S o iPhone 5 optara por este nuevo iPhone de colores, con el 5s la cosa cambia.

Como hemos dicho antes, vamos a ir por partes y llegará el momento de hablar del chip A7, de la cámara iSight y del sensor Touch ID, ya que primero comenzaremos con su aspecto externo. Sin embargo, y contestando a la pregunta de “¿Qué hay de nuevo viejo?”, diríamos que sí, que hay muchas cosas que justifican el lanzamiento del iPhone 5s.

Apple iPhone 5s, análisis

Dos iPhone 5s juntos; uno mostrándose “tal cual vino al mundo” y el otro protegido por la funda iPhone 5s Case de piel de color marrón claro.

 

Apple iPhone 5s, análisis

El iPhone 5s (izquierda) y el iPhone 5 (derecha) nos permiten jugar al “juego de las diferencias”. A simple vista no hay ninguna, son idénticos… salvo por el botón Touch ID del 5s, diferente al clásico botón “home” de anteriores generaciones del iPhone.

 

Cambios estéticos

En este aspecto no se han “estirado” mucho los diseñadores de Apple porque, como podéis ver en la imagen de arriba, el iPhone 5s es idéntico al iPhone 5, salvo por el botón Touch ID (tranquilos, ya llegaremos a él) y que ahora hay tres colores a elegir: gris espacial (el de las imágenes), oro y plata.

Los bordes pulidos del iPhone 5, presentes por las dos caras del dispositivo, y que se prestaban a sufrir pequeñas abolladuras, así como pérdidas de color, se mantienen en el iPhone 5s, pero nos da la impresión que el hecho de que Apple haya desterrado el color negro y lo haya sustituido por el gris espacial se debe a que este último es más resistente a estos pequeños desperfectos. Nosotros por el momento lo tenemos impecable (llevamos dos semanas de uso) y el iPhone 5 tuvo más de una “herida de guerra”. Es pronto para hablar de su durabilidad, pero apostamos que será mayor.

Apple iPhone 5s, análisis

En la base del iPhone 5s encontramos el conector Lightning, los altavoces y la salida de auriculares. Justo en el lateral que vemos un poco desenfocado se ubica la bandeja de la tarjeta SIM, que recordemos es una nanoSIM.

Siguiendo con los colores, mención especial al oro. A nosotros nos gusta más el gris plata… pero va sobre gustos. De todas formas, el oro, una vez que lo tienes en tus manos, es muy discreto y nos parece un acierto, de nuevo, del marketing de Apple. Por qué lo decimos, pues porque si el iPhone 5s es casi igual en su aspecto al iPhone 5 y la compra de un terminal tan caro también se hace muchas veces por el deseo de contar con un smartphone diferente, aquel que opte por el color dorado estará diciendo “a gritos” que tiene un iPhone 5s, no habrá que acercarse y notar que incluye el botón Touch ID. A muchos os parecerá una tontería, pero si lo pensáis un poco veréis que no es así.

Otra novedad (y diríamos que la última) en cuanto a su estética la encontramos en la parte trasera, concretamente en la cámara. El aro que rodea el sensor es más delgado, el micrófono es más pequeño y, sobre todo, el flash deja su forma esférica para hacerse más alargado.

La explicación del nuevo flash True Tone es que está formado por dos LED, uno blanco y otro ámbar, que no se encienden al mismo tiempo. Cuando hacemos fotos con el flash activado, la cámara usa algoritmos para medir la temperatura del color y determina el porcentaje de intensidad de la luz blanca en relación con la ambar entre más de 1.000 combinaciones posibles. El resultado son fotografías con colores más cercanos a la realidad.

Por último, y aunque no es una novedad, ya que hablamos del “look” del iPhone 5s no podemos olvidarnos de su pantalla, que sigue manteniendo las 4 pulgadas de diagonal y su panel Retina Display de 1.136 x 640 píxeles y 326 ppp. En cuanto a la calidad de la pantalla, nuestra opinión no puede ser mejor, es sin lugar a dudas uno de sus puntos fuertes, por mucho que esta resolución ya se haya visto superada por los 441 ppp del Sony Xperia Z1, los 441 ppp del Samsung Galaxy S4, los 423 ppp del LG Optimus G2 o los 468 ppp del HTC One.

Nuestra reflexión se encamina al tamaño en sí de la pantalla. Aunque se rumorea que el futuro iPhone 6 sí dará un salto en cuanto al tamaño de su pantalla, lo cierto es que este iPhone 5s sigue con sus 4 pulgadas de diagonal y, la verdad, no nos parece que respete las tendencias actuales. Se ha quedado pequeña frente a su competencia y cada día nos parece más claro que será una de las grandes novedades de la siguiente generación del iPhone.

Apple iPhone 5s, análisis

Aquí podéis observar el nuevo flash compuesto por dos LED, uno blanco y otro ámbar.

Nuevo procesador A7 con arquitectura de 64 bits

“Vayamos al lío”, como diría un castizo. Una vez visto que no hay muchos cambios estéticos en el iPhone 5s, comencemos por lo que sí es nuevo. El chip A7, con arquitectura de 64 bits, duplica en velocidad de CPU y de gráficos al anterior A6 (el que gobierna al iPhone 5). Esto de la arquitectura de 64 bits es muy importante, aunque creo que deberá pasar un tiempo para que nos demos cuenta lo que supone tenerla en un smartphone.

Ficha técnica

Apple ha diseñado iOS 7 para funcionar con 64 bits, un paso previo y fundamental para disfrutar de las ventajas que aporta el microprocesador A7, pero de nada serviría si no hay apps que hagan uso de esta arquitectura. Ya se puede descargar de la App Store algunas como Infinity Blade III, Sing! Karaoke, Pixlr Express PLUS, 123D Creature Show, Vjay o djay for iPhone, por ejemplo, pero todavía son mayoría las que no han dado este paso.

A decir verdad, salvo con el juego Infinity Blade III, tradicional barómetro de la capacidad de cómputo de los procesadores de los iPhone, que carga más rápido, tiene unos efectos y texturas más realistas, y que hemos comprado a propósito para comprobar las bondades del A7, nosotros no hemos notado en nuestra “vida diaria” una gran diferencia entre el iPhone 5 y el iPhone 5s.

A diario usamos apps como Facebook, Twitter, Mail, WhatsApp, Nike Running, Evernote, Safari, iPhoto, etc. y la sensación de velocidad es la misma que teníamos con el anterior chip A6. Está claro que falta que estas apps den el salto a los 64 bits y que hay algunas, como por ejemplo los juegos, que se prestan más que otras a aprovechar las ventajas del A7.

Otro detalle importante es que el A7 incluye un nuevo procesador de señal de imagen que funciona con OpenGL ES 3.0 para la reproducción de efectos visuales que no eran propios de los smartphones.

Pero aquí no acaban las novedades de la arquitectura del iPhone 5s. El coprocesador M7 es incluso más interesante que el A7 porque está diseñado para reducir su carga de trabajo al recopilar datos de movimiento del acelerómetro, el giroscopio y la brújula. Las apps que hayan sido creadas o mejoradas para aprovechar el M7, principalmente las de marcado carácter deportivo, aunque también las de mapas son “público objetivo”, no cargarán de trabajo al A7 y además reducirán el consumo de batería.

Imaginad la app Nike+ Move (que por el momento no está en la App Store de España, pero sí puedes bajarla en la App Store de USA), que ya está optimizada para el M7 y convierte al iPhone 5s en una pulsera cuantificadora (del tipo FuelBand). Si no existiera el coprocesador M7 y Nike+ Move estuviera todo el día “tirando” del A7, la vida de la batería se acortaría bastante.

Apple iPhone 5s, análisis

Apple iPhone 5s, análisis

Apple iPhone 5s, análisis

Sensor Touch ID

La segunda gran novedad del iPhone 5s es su nuevo sensor Touch ID, que sustituye al clásico botón “home” de las generaciones anteriores de iPhone y que sirve para lo mismo… pero hace más cosas. En Apple se habían dado cuenta que había un porcentaje pequeño de usuarios que protegían su iPhone con un código, una decisión bastante peligrosa en caso de robo o pérdida del terminal. Para “forzar” que la gente proteja mejor sus iPhone, los de Cupertino han incluido el Touch ID, un sensor de identidad por huella dactilar.

Tal como podemos leer en la explicación que da Apple en su web, “La superficie del nuevo botón, realizada en cristal de zafiro cortado con láser, envía la imagen de nuestra huella a un sensor capacitativo táctil. Este sensor lee incluso por debajo de las capas exteriores de la piel para conseguir una impresión detallada. El anillo de acero inoxidable que rodea el botón detecta nuestro dedo, activa el sensor y mejora la relación señal/ruido. Después, el software escanea los surcos de nuestra huella, comprueba el resultado y desbloquea el teléfono“.

 

Apple iPhone 5s, a fondo

Para activar el Touch ID debemos ir a “Ajustes”, “General” y “Touch ID y código”. Lo primero será incluir un código, ya que si por algún motivo (por ejemplo que estemos poniendo un dedo que no hemos “activado”, que nuestro dedo esté húmedo o que otra persona use el teléfono con nuestro permiso) no responde bien el Touch ID, que no cunda el pánico, en un par de intentos saldrá la pantalla de activación del código para entrar al iPhone 5s.

El Touch ID permite añadir hasta cinco huellas, por lo que además de la del dedo pulgar (es el que nosotros usamos siempre), puedes optar por otros dedos, así como dar permiso a otra persona o personas hasta un total de cinco huellas. El proceso de “alta” de cada huella lleva menos de un minuto y por nuestra experiencia es muy fiable.

Este Touch ID es una de las grandes novedades del iPhone 5s. A nosotros nos costó un par de días acostumbrarnos porque era mucho el tiempo que llevábamos introduciendo el código para desbloquear el terminal, que nos resultaba extraño entrar con sólo situar el pulgar sobre el sensor. Pero pasados dos días, ahora nos parece algo natural y rara vez (quizás si nos acabamos de lavar las manos y no están bien secas) volvemos a introducir el código.

Por cierto, este Touch ID no sólo sirve para desbloquear el iPhone 5s, también permite utilizar la huella dactilar para comprar en iTunes y App Store y no tener que meter nuestro ID y contraseña, y en el futuro se espera que otros servicios aprovechen esta característica. Lo que hay que tener claro es que Apple lo ha diseñado de tal forma que la huella no se envía a ningún servidor, es decir, podemos estar tranquilos por la seguridad e integridad de nuestra huella digital, ya que nadie la podrá usar.

Cámara iSight

Si comparamos dos imágenes idénticas tomadas una con la cámara del iPhone 5 y otra con la del iPhone 5s en exterior y con buena luz, al 95% de las personas les costará encontrar diferencias; el otro 5% serán profesionales que sí notarán los cambios que ha introducido Apple en la cámara del nuevo iPhone 5s.

Para empezar, el sensor se ha mantenido en 8 megapíxeles, pero es cierto que ahora es un 15% más grande y la apertura es de f/2.2, es decir, que el objetivo captura más luz. Por eso hemos hecho la distinción de “en exterior y con buena luz”, porque en esas condiciones la ventaja de la cámara del iPhone 5s se diluye, pero ésta cobra ventaja cuanto menos luz haya en el momento de tomar la instantánea.

Apple iPhone 5s, a fondo

Fotografía tomada con el iPhone 5s.

Apple iPhone 5s, a fondo

Fotografía tomada con el iPhone 5.

Cuando hacemos fotografías en interiores y la iluminación no es tan poderosa como en la calle a plena luz del día, aquí sí que las novedades de iSight en el iPhone 5s merecen nuestro aplauso. Nunca nos gustó la calidad de las fotos de interior del iPhone, pero ahora, tal como hemos explicado con el nuevo flash True Tone formado por dos LED, uno blanco y otro ámbar, el resultado son colores más cercanos a la realidad, y eso se agradece.

Apple iPhone 5s, a fondo

Fotografía tomada con el iPhone 5 en un interior iluminado con luz artificial. El modo flash estaba en “automático”.

Apple iPhone 5s, a fondo

Fotografía tomada con el iPhone 5s en un interior iluminado con luz artificial. El modo flash estaba en “automático”.

Aunque hemos hablado antes del procesador A7, habíamos dejado el apartado dedicado a la cámara iSight para comentar una ventaja del nuevo micro, y es que es clave para conseguir una ráfaga de 10 fotos por segundo (de todas estas imágenes capturadas podremos elegir la mejor) y a la hora de calcular la exposición correcta, la velocidad del obturador y el enfoque, que dicho sea de paso el iPhone 5s cuenta con 15 puntos de enfoque automático.

Por último, comentar la opción de vídeo a cámara lenta, que graba vídeo a 120 fotogramas por segundo y 720p, un efecto que en determinadas ocasiones convertirá un recuerdo “insípido” en algo para toda la vida.

Apple iPhone 5s, a fondo

Apple iPhone 5s, a fondo

Dos ejemplos de fotografías tomadas a plena luz del día con el iPhone 5s.

Apple iPhone 5s, a fondo

Fotografía panorámica tomada con el iPhone 5s.

 

Conclusiones

Hemos llegado al final del análisis del iPhone 5s y antes de dar nuestro veredicto todavía nos queda algún detalle que comentar. El primero tiene que ver con la cámara FaceTime HD, es decir, la delantera, la que usamos para tomar por ejemplo autorretratos o cuando hacemos llamadas FaceTime. Ahora tiene píxeles más grandes y un sensor de iluminación trasera mejorado, esto hace que nos veamos mejor, aunque de nuevo la luz que disfrutemos a nuestro alrededor será decisiva.

Lo segundo que queremos compartir con vosotros es nuestra experiencia con la batería. La del iPhone 5s ha aumentado 100 mAh en relación con la del iPhone 5, pero en la práctica no notaremos la diferencia, de nuevo una jornada entera (de unas 14 horas) será el límite antes de ponerla a cargar otra vez si hemos dado un poco de “caña” al terminal.

Apple iPhone 5s, producto recomendado

Y qué es “dar caña”, pues algo como la prueba que hicimos pasar a la autonomía de la batería del iPhone 5s. Nos explicamos. A las 12 de la noche nos íbamos a dormir con la batería al 100%; pusimos la alarma despertador a las 5:45 AM porque ese día salíamos para Barcelona en AVE a las 7:30 de la mañana. Nada más despertarnos consultamos el correo; al llegar a la estación del AVE consultamos varías páginas web, miramos el WhatsApp y Facebook y Twitter. Durante el trayecto a Barcelona (y también de vuelta a Madrid) consultamos el correo muchas (muchísimas veces), así como el WhatsApp, vimos un par de vídeos en YouTube, navegamos por más de una decena de webs y recibimos tres llamadas, pero realizamos cinco. A las 11:00 PM, ya en casa afortunadamente, el nivel de batería estaba en 11%, lista para conectarla a la red eléctrica y que se recargara para el día siguiente.

Ahora sí, ha llegado el momento de dar nuestra valoración, que vuelve a ser muy positiva, tanto que creemos que el iPhone 5s se merece nuestro galardón de “Producto Recomendado”. El nuevo procesador A7 junto con el coprocesador M7, el sensor Touch ID y las mejoras en la cámara iSight convierten al iPhone 5s en el mejor iPhone de la historia, y eso no es cualquier cosa.

Sin embargo, creemos que va a ser la última vez que los seguidores de Apple (y por tanto compradores de sus productos) acepten de buena gana que los de Cupertino mantengan la pantalla en unas “pequeñas” (por lo menos para la tendencia actual de los smartphones) 4 pulgadas. El iPhone 5s será el último iPhone de 4 pulgadas, de eso estamos seguros. El iPhone 6 (o como lo llamen) rondará las 5 pulgadas, si no es así, malos tiempos esperan a los teléfonos móviles de Apple.

  • Share This