Web Analytics
Conecta con nosotros
FRITZ!Powerline 510E FRITZ!Powerline 510E

Análisis

FRITZ!Powerline 510E, análisis

Publicado el

FRITZ!Powerline 510E

FRITZ!Powerline 510E es el nuevo adaptador PLC de la compañía alemana AVM, y destaca ante todo por su tamaño compacto, similar al de una tarjeta de crédito (58 × 68 × 31 mm), y por un consumo de apenas 2 vatios en funcionamiento (que se reducen a solo 0,5 vatios en modo espera).

Ficha técnica

En su interior, nos encontramos con las mismas características que las de su antecesor, FRITZ!Powerline 530E, pudiendo transferir datos a un máximo teórico de 500 Mbit/s mediante la red eléctrica. Con esta velocidad, se convierte en un producto idóneo para transmitir todo tipo de contenido, incluido vídeo en alta definición y 3D.

Con él, como es habitual con otros adaptadores PLC, podremos ampliar la red de nuestro hogar a través de un simple enchufe, sin necesidad de cables.

Así, emerge como alternativa a tener en cuenta frente a las redes WiFi (sobre todo cuando su alcance no llega a una habitación de nuestra casa, por ejemplo), y cuenta con cifrado AES de 128 bits para no descuidar la seguridad.

Por su parte, si los utilizamos junto a adaptadores de otros fabricantes, puede funcionar a 200 Mbit/s o 500 Mbit/s, configurándolo con tan solo pulsar un botón para que todo quede correctamente emparejado.

FRITZ!Powerline 510E, conclusiones

Este FRITZ!Powerline 510E destaca por tratarse de un dispositivo compacto, seguro y muy eficiente en cuanto a consumo se refiere, mientras que la velocidad ofrecida y la sencillez de configuración son otros de sus fuertes.

En nuestras pruebas, la velocidad alcanzada cumplió con las expectativas, y apenas tardamos unos segundos en tener lista la red por PLC.

Además, frente a lo que venía siendo habitual hasta hace poco, su precio es bastante asequible (poco más de 65 euros el kit de dos unidades), convirtiéndose en una excelente opción para crear una red PLC en nuestro hogar.

Lo más leído