Web Analytics
Conecta con nosotros
termostato_inteligente_tado termostato_inteligente_tado

Análisis

Cómo funciona un termostato inteligente [Tado]

Probamos el termostato inteligente Tado con el que podemos administrar el calor del hogar y saber en todo momento las necesidades climáticas.

Publicado el

Ahora que el frío está aquí, tener nuestro hogar a una temperatura idónea es el objetivo de cualquiera además del termostato inteligente Tado. El dispositivo está preparado para ayudarnos no solo a templar nuestro domicilio sino también a ajustar el gasto de gas que en estos meses se suele disparar. Un buen compañero.

Ficha técnica

Hace unas semanas instalamos el termostato inteligente en nuestro hogar. La propia instalación es bastante sencilla. Lo primero que hay que hacer es registrarse en la plataforma de Tado en la que se registra la posición de nuestra casa y los parámetros de nuestra sistema de calefacción.

En este punto, me encontré el primer problema que tuvo una rápida respuesta y solución. La marca de mi caldera no estaba registrada por Tado. Sin embargo, el soporte técnico solucionó el error con un par de correos electrónicos en los que tuvimos que aportar datos sobre la propia instalación. Con las gestiones oportunas del soporte, pudimos continuar sin más incidencias.

Una vez detectada la instalación por el nuevo sistema, simplemente hay que reemplazar nuestro  termostato por el nuevo siguiendo las instrucciones para conectar bien los cables. Además, hay que conectar a la red de Internet doméstico otro dispositivo que se encarga de dar la señal al Tado.

termostato_inteligente_tado_instalación

Una vez conectado todo sin problemas, procedí a descargarme la aplicación móvil, disponible para Android e iOS. A partir de ahí, comienza una travesía más que interesante.

Modo automático, modo manual

El termostato inteligente se puede gestionar desde el propio dispositivo -la alternativa con menos opciones pero más rápida si estamos en casa-, desde su interfaz web o desde su aplicación para smartphone o tablet. Justamente esta última es la que más práctica nos ha parecido y por tanto, la que hemos utilizado.

Es digno de destacar que todas ellas están en castellano y son bastante sencillas de utilizar. De hecho, si configuramos unos cuantos parámetros, podemos incluso olvidarnos de gestionar la calefacción durante todo el invierno.

Tado permite configurar la calefacción en dos modos: automático y manual. Ambos tienen sus pros y sus contras pero por lo que hemos podido constatar, por el momento, el modo manual, controlado desde la aplicación del smartphone, es la mejor alternativa.

Tal y como predica la configuración, el modo manual nos permite manejar el calor a nuestro antojo aunque con menos opciones de configuración. Al activarlo el termostato pone la casa a la temperatura que hemos establecido por defecto.

tado_consumo2

En el modo automático, la aplicación activa la inteligencia real del dispositivo. Es ahí donde está la gran diferencia de un termostato programable y uno inteligente. En el momento en el que sabe cuándo estamos en casa y cuándo no para encender o apagar la calefacción o regular la temperatura dependiendo de la distancia a la que nos encontremos.

También dispone de otras opciones que se pueden regular en el modo inteligente como la temperatura en el hogar mientras estamos despiertos o cuando nos vamos a acostar. Podemos decir por ejemplo que de lunes a jueves a partir de las 23:30 horas se mantenga una temperatura media de 15 grados mientras que los fines de semana comience a las 00:30.

tado_consumo1

Aunque esta inteligencia puede interesante según lo vemos en el manual, lo cierto es que puede ser una locura si no tenemos nuestro GPS siempre activado o si varios familiares tienen instalada la aplicación en su smartphone. Por ello, pese a que tiene funciones útiles para momentos puntuales, no la mantengo siempre activada.

tado_consumo3

Al poner el modo off, directamente la aplicación apaga la caldera y termostato con una sola excepción; si la temperatura del hogar baja de 5 grados centígrados, se activará para evitar congelación.

tado

La aplicación del termostato Tado además dispone de gráficas que analizan diferentes conceptos: las horas de sol dependiendo de la situación de nuestro hogar, las horas de calefacción activa, evolución de la temperatura exterior e interior… Todo un abanico de posibilidades que se puede ir consultando en el historial de la app.

tado_consumo

Según estudios encargados por la compañía, el termostato Tado puede ahorrar hasta un 31% en la factura del gas. En este punto no podemos contrastar esta investigación ya que la instalación se hizo en una casa nueva donde no se hay un historial de gasto de gas anterior. Sin embargo, es cierto que con su ayuda y todos los datos que aporta es mucho más sencillo saber cómo funciona el calor en nuestro hogar y poder nivelarlo. De ahí a ahorrar tal porcentaje va un tramo.

Conclusiones

En líneas generales, podemos decir que la experiencia con el termostato inteligente Tado ha sido positiva. Poder regular la temperatura desde nuestro smartphone además de saber en todo momento si nuestra casa necesita una dosis de calefacción o no nos puede ayudar a gestionar el calor.

La inteligencia de Tado aporta muchos extras que pueden ser muy prácticas para personas con horarios muy establecidos o sin ganas de enredar continuamente en una aplicación pero personalmente y debido a su sencillez, me quedo con el modo manual en el que el control lo tenemos nosotros en todo momento.

Quizás el lado malo de este termostato inteligente es el precio. 249 euros puede ser excesivo para un dispositivo a usar solo unos meses del año, aunque si la capacidad de ahorro es real y viendo el precio del gas igual es una compra a plantearse y amortizar en unos años en los que Internet de las cosas traerá muchas más herramientas como esta.

Click para comentar

Lo más leído