Web Analytics
Conecta con nosotros
Volvo XC60, valores seguros 29 Volvo XC60, valores seguros 31

Análisis

Volvo XC60, valores seguros

Publicado el

Desde los primeros pasos del automóvil por las polvorientas carreteras del siglo XIX la seguridad ha sido una de las preocupaciones de los diseñadores, en parte por los muchos incidentes que adornaron esos balbuceos iniciales. Y por mucho tiempo que haya pasado un automóvil no deja de ser una caja de metal que lanzamos por medios mecánicos a considerables velocidades que pronto se encuentra con interesantes dilemas físicos como el de girar o el de detenerse sin provocar daños al entorno o a sus ocupantes.

A medida que ha ido avanzando en prestaciones el automóvil ha seguido levantando preocupaciones entorno a la seguridad, pero algunas marcas se han distinguido especialmente por la búsqueda de la seguridad y una de las primeras que vienen a la cabeza es la compañía sueca Volvo. Una empresa que nunca ha perdido esa sana obsesión y que deja su huella en cada modelo que desarrolla con los últimos adelantos de seguridad activa y pasiva, muchos de su propia cosecha.

Y esa marca desde luego se nota en el XC60, un modelo que hemos podido probar y que ya desde su aspecto exterior transmite una sensación de solidez y aplomo características de los modelos de Volvo subrayadas por su carrocería SUV de tamaño medio. Las líneas de la carrocería revelan un parentesco evidente con su hermano mayor XC90, aunque por tamaño es mucho más práctico para su uso urbano conservando una habitabilidad bastante alta, como veremos más adelante.

XC60_6

Ficha técnica

Frente a los fortísimos rivales a los que se enfrenta en su segmento el Volvo presenta una personalidad propia, con una identidad marcada sobre todo por los grupos ópticos traseros y la parte frontal que se ha modificado frente a la generación anterior con luces diurnas verticales y un parachoques más estrecho. Desde luego no es una estética que rompa con el pasado y en ese sentido no enganchará a los que busquen una estética más atrevida.

XC60_15

Un Volvo por dentro

Una vez dentro la sensación es la misma que se tiene al entrar en uno de esos salones que aparecen en las revistas de decoración y que seguramente nunca vayamos a ver en la vida real. El diseño estilizado de elementos como la consola central, con hueco posterior para poder almacenar objetos, la elección de materiales y la alta calidad de los acabados transmiten una sensación muy agradable de comodidad y ergonomía.

Por si fuera poco la luz entra por todas partes, incluido el (enorme) techo solar, lo que unido al color claro de la tapicería y la excelente insonorización del habitáculo dan una sensación añadida de amplitud e incluso de cierto relax. Desde luego es otra cosa ejercitar la paciencia en un proceloso atasco urbano desde la atalaya de este todocamino sueco mientras los altavoces de su sistema de sonido Harman Kadron nos susurran las primeras notas del aria de la reina de la noche de la Flauta Mágica de Mozart… Quizás no tenga el poder de detener el tiempo, pero sí de hacer que su paso sea más llevadero.

XC60_10

Nos ha gustado también el sistema de instrumentación digital que permite un alto grado de personalización para tener, en formato analógico simulado o digital, todos los datos de conducción como consumo, autonomía, velocidad, revoluciones, temperatura del agua… Incluso es posible configurar el display en tres modos de visualización: elegance, eco y performance, que cambian el tipo de información pero también el aspecto del display, con un rojo muy racing para el caso del modo performance por ejemplo…

20151030_150414

El caso es que todo está en su sitio y al alcance de la mano y el tacto de todos los materiales es excelente. Los asientos son muy confortables y con todas las regulaciones imaginables, preparados para muchos kilómetros. Las plazas traseras son también bastante amplias e incluyen un sistema que permite elevar el asiento para poder acomodar a los más pequeños sin tener que cargar con elevadores.

Algunas lagunas

A pesar de este idílico paisaje interior hay algunas lagunas que aunque pequeñas suenan con cierta estridencia. Por un lado la elección de incorporar la pantalla del sistema de entretenimiento a la consola hace que tengamos que desplazar la mirada abajo y al centro para ver la información. Además la pantalla no es táctil y se hace engorroso el tener que utilizar los diales y botones para, por ejemplo, introducir una dirección. Por otro lado el puesto de conducción es confortable, pero a pesar de las múltiples regulaciones no nos ha acabado de convencer.

20151029_113820

En lo que respecta al sistema de entretenimiento dispone de una pantalla de siete pulgadas que como hemos dicho no es táctil, y eso nos ha sorprendido mucho. La elección quizás sea dictada por la preocupación por la seguridad, pero desde luego distrae más tener que controlar los menús en pantalla con botones y diales. Además algunas opciones de los menús son poco intuitivas y mal resueltas.

Por ejemplo si introducimos una dirección en el navegador con el coche aparcado tendremos que esperar a que el navegador termine de calcular la ruta porque si no al meter la marcha atrás y entrar en funcionamiento la cámara trasera se interrumpirá la búsqueda y tendremos que volver a empezar. Y como el sistema de introducción de destinos a través de un dial no es demasiado sencillo el engorro es bastante importante.

Eso sí, el sistema es muy completo con entradas USB y AUX, reproducción Bluetooth, desde el disco o incluso el disco duro interno del coche. Además se pueden controlar múltiples funciones del sistema de conducción como activar o desactivar  el start and stop o los sistemas de seguridad como el detector de cambio de carril, el driver alert o el aviso de colisión. El sistema de climatización también se controla desde aquí.

20151030_150313

En marcha

Arrancado el motor hemos podido poner a prueba los 215 caballos diesel del motor en distintas situaciones. Está claro que los ingenieros de Volvo han querido insistir más en el confort y progresividad del propulsor más que en las prestaciones por lo que las sensaciones a la hora de conducir el vehículo tanto por carretera como por autopista son más de aplomo que de adrenalina. Hay que decir que el coche no se descompone ni en las situaciones más comprometidas.

Claro que los múltiples sistemas de ayuda a la conducción y de seguridad intervienen en cuanto notan algún atisbo de pérdida de control, por lo que las emociones habrá que buscarla en coches algo más pensados para la conducción deportiva. Eso no quiere decir que los 220 caballos se queden cortos, tanto en aceleración como en recuperaciones se ha mostrado más que competente, aunque insistimos que no precisamente rabioso.

XC60_2

En cuanto a consumos el XC60 con esta motorización y por culpa de su peso y el tipo de carrocería no es especialmente austero. En ciudad hemos medido un consumo que rozaba los 10 litros a los 100 mientras que por un recorrido mixto de carretera y autopistas hemos superado los 7 litros y medio. En trayectos únicamente de autopista sí se puede mantener el consumo algo más bajo y rondar los 7 litros para hacer kilómetros sin problemas.

Pero lo que quizás sobresalga más de este coche no sea lo que está a la vista sino precisamente la tecnología oculta que hemos mencionado al principio y que vigila todos nuestros pasos desde que pulsamos el botón de encendido. Son los sistemas de seguridad que desde el principio se han convertido en una obsesión para los ingenieros de la marca. En el caso de este modelo y además de los sistemas de seguridad habituales se incorporan otras muchas bajo el nombre de Intellisafe.

XC60_13

Entre otros sistemas hemos podido probar el control de velocidad de crucero adaptativo que frena o acelera según nos vayamos encontrando con tráfico en la calzada. Su funcionamiento es muy eficaz y permite relajarnos en trayectos largos o en atascos. También incorpora luz larga activa, que detecta automáticamente si nos cruzamos con coches o incluso peatones para desactivar las luces largas y no molestar.

Además encontramos el sensor de cambio de carril, el consabido detector de ángulo muerto en los retrovisores, alerta de colisión frontal, detector de peatones con frenado automático, airbag para peatones, advertencia al conductor si se duerme o distrae…Un conjunto de sistemas que mantienen a Volvo en la vanguardia de la seguridad en la automoción. Obviamente no hemos podido probar de forma fehaciente todos estos sistemas, nos referimos a los que se ponen en funcionamiento en situaciones de emergencia, pero el elenco es impresionante y al mismo tiempo tranquilizador.

XC60_3

 

Conclusiones

El Volvo XC60 es sin duda un coche con unas cualidades excepcionales, sobre todo en lo que se refiere a los apartados de seguridad, confort y habitabilidad. Desde luego que si lo que buscamos es un coche cómodo y seguro tiene pocos rivales en su segmento, por lo menos que alcancen un nivel similar en ambos apartados. No se trata de un coche entusiasmante ni por su motor ni por su comportamiento, pero tampoco es un modelo que busque precisamente eso. En definitiva no se puede decir más que es un coche excelente alque quizás algunos retoques en el sistema de entretenimiento le vendrían como anillo al dedo. El precio muy alto, pero es difícil de valorar a partir de cierto nivel de calidad y lujo.

Notas finales

8Nota

Prestaciones8

Diseño8

Consumo6

Confort9

Sistema de Infoentretenimiento7

Lo más leído