Web Analytics
Conecta con nosotros
Renault Kadjar, suavidad 30 Renault Kadjar, suavidad 32

Análisis

Renault Kadjar, suavidad

Publicado el

«En ese instante todo es perfecto, la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad…» Amelie, 2001

Los antepasados de los modernos SUV, los todoterreno, siempre han tenido fama de vehículos duros y espartanos en los que el confort quedaba supeditado a su eficacia para superar obstáculos con solvencia. No en vano tienen como origen la necesidad de los ejércitos de transportar tropas y material por recorridos poco accesibles con cierta rapidez. Cualquiera que haya probado en sus carnes el confort de marcha de un Jeep de los años cinquenta o de uno de los Land Rover originales, estos más recientes, reconocerá que no eran los vehículos más confortables.

Por un lado hay poco que hacer: cuando hay que superar baches pronunciados o vadear un río no se puede jugar con unas suspensiones cómodas o preocuparse por la insonorización. Y por no hablar del aspecto de cajón metálico con luces y volante que lucían estos pioneros del off-road. Pero por extraños caprichos del mercado automovilístico que seguro que tienen una explicación sociológica perfectamente razonable, los todoterreno han ido recogiendo simpatías por parte del comprador de automóviles y actualmente gozan de una gran popularidad.

Así ha sido como los todoterreno abandonaron el barro para inspirar vehículos más urbanos y/o más ruteros con diseños más atractivos y, sobre todo, con características de confort y prestaciones más cercanas a las necesidades del día a día que a la de los aficionados al monte o los profesionales con necesidad de movilidad en terrenos difíciles. Los SUV actuales tienen cada vez menos que ver con los Willys de la segunda guerra mundial y más con los turismos convencionales.

IMG_4770

Ficha técnica

No hay duda que el Renault Kadjar es un perfecto exponente de este viaje de los SUV hacia un nuevo formato de coches digamos más civilizados y que se están transformando en un mercado en el que todos quieren estar. En muchos aspectos es un coche suave, tanto por su imagen exterior (no hay más que echar un vistazo a las fotos que ilustran este artículo) como por otros que iremos descubriendo poco a poco en esta prueba.

Suavidad exterior

Por un lado su aspecto exterior lleno de curvas no puede estar más alejado de los diseños espartanos de los primeros todoterreno y en este caso más emparentados con las líneas de los últimos modelos de Renault aunque quizás más arrimado a las líneas del Clio. Esta apuesta sinuosa se puede apreciar sobre todo en el lateral, pero el frontal también ofrece líneas redondeadas que arropan una parrilla enmarcada con un marco cromado y en cuyo centro luce el símbolo de la marca. La parte posterior es quizás más convencional y reconocible aunque los grupos ópticos si nos han parecido más originales.

20160412_091811

El Kadjar comparte plataforma con su primo el Nissan Qashqai pero las dimensiones son más elevadas. El Kadjar mide 4,4 metros de largo, 1,8 de alto y 1,6 de ancho por lo que le gana en todas las cotas al modelo japonés. Esto junto con el diseño curvilíneo que ya hemos subrayado hace que este modelo de Renault tenga una planta imponente y que incluso parezca mayor de lo que es, acercándose más a lo que puede parecer un Ford Kuga o un Honda CR-V que al mencionado Qashqai.

… y en el interior

El interior es de un diseño mucho menos arriesgado que el que sugieren las curvas que se imponen en la carrocería, pero la sencillez redunda en una practicidad digna de ser resaltada. Todos los mandos y controles están accesibles y tienen un manejo intuitivo, un enfoque práctico que hereda de casi todos los modelos de la marca francesa. Los mandos para el control de crucero, sin embargo, se encuentran en el túnel central junto al que activa el freno de mano eléctrico y eso a veces resulta incómodo porque hay que separar mucho la mano del volante.

IMG_4740

También en el túnel central encontramos un asidero forrado para que el copiloto pueda agarrarse, aunque no creemos que vaya a resultar muy útil ya que dadas las características del coche no parece que las excursiones off-road vayan a ser demasiado abundantes sobre todo en esta versión de tracción delantera. Por su parte encontramos multitud de huecos porta objetos, herencia en este caso de la experiencia Renault en monovolúmenes, con espacio incluso para botellas de litro en el espacio bajo el apoyabrazos central. La guantera del salpicadero también tiene un tamaño considerable.

Los indicadores de velocidad y cuentarrevoluciones se limitan a una sola pantalla que tamvién da información de cantidad de combustible, temperatura del aceite, kilómetros recorridos además de los datos del ordenador de abordo, todo configurable desde los mandos del volante. En el centro del salpicadero encontraremos una excelente pantalla táctil desde la que podemos manejar el sistema Rlink 2.0 cuyo funcionamiento analizaremos más adelante. Bajo la pantalla están los mandos de la climatización. Este unidad dispone de techo solar que no es abrible, solamente podremos cubrirlo con una cortinilla de accionamiento eléctrico.

20160412_185916

En las plazas delanteras hay suficientes regulaciones de los asientos como para encontrar nuestra posición y el espacio es suficiente incluso para personas de cierta estatura, incluso con el techo solar (como el que llevaba la unidad que hemos probado) que resta algo de espacio en altura. En las plazas posteriores también se viaja realmente cómodo aunque tres personas adultas pueden viajar algo apretadas y el acceso es algo más dificultoso por la forma de la puerta. En lo que respecta a la altura y espacio para las piernas sin embargo el espacio es más que suficiente.

Siguiendo con la línea pragmática de los monovolúmenes, también las plazas traseras disponen de distintos espacios porta objetos, aunque no disponen de boquetas de aire pero sí de conexión a corriente de 12 voltios. En lo que respecta al maletero el espacio no es de los mayores de su categoría pero resulta muy práctico por su sistema de doble fondo donde podemos llevar objetos ocultos de forma muy cómoda. La altura de acceso al maletero es algo elevada pero las formas regulares facilitan mucho la carga y la racionalización de la misma. En la parte de atrás de los asientos hay unos tiradores que facilitan la tarea de abatirlos para obtener un mayor espacio de carga.

20160416_122343

En marcha

Pero la suavidad que desprende el Kadjar en otros aspectos también se refleja en su comportamiento en marcha. La insonorización es prácticamente perfecta, tanto con el coche en reposo como cuando tiene que impedir que se filtren el sonido de rodadura y el aereodinámico. La sensación es la de estar dentro de un coche varios miles de euros más caro y a ello contribuye también el comportamiento del motor y del cambio, progresivo y honesto el primero, preciso el segundo (aunque con desarrollos algo largos).

IMG_4759

Aunque el motor de la unidad que probamos no es el diésel más potente a disposición sus 110 caballos se mostraron más que competentes para mover el SUV con soltura, aunque desde luego sin demasiadas aspiraciones deportivas. En ruta el consumo fue realmente bueno, apenas superó los seis litros en un recorrido mixto de autovía y carretera nacional. Y siempre con la sensación de tener reserva de potencia suficiente para adelantamientos y otras situaciones.

En carreteras viradas el coche se comportó con honestidad. A pesar de que las suspensiones están configuradas más para el confort que para reacciones fulmíneas, su comportamiento en carreteras viradas es mejor que el de la mayoría de los SUV de su tamaño por lo que podremos mantener un buen ritmo en recorridos con curvas. En autopista el confort de las suspensiones se nota y se une a la buena insonorización para ofrecer un comportamiento rutero excelente.

IMG_4746

En ciudad el confort acústico es notable gracias al aislamiento y las maniobras se ven facilitadas por los varios asistentes de aparcamiento. El consumo no es de los mejores pero se pueden mantener a niveles bastante razonables gracias al sistema de Start & Stop. Desde luego lo más cómodo para trayectos urbanos es optar por la caja de cambios autimática disponible como opción en este modelo.

Entretenimiento e información

En lo que respecta al sistema R-Link 2.0 es el más avanzado que ofrece Renault y dispone de una pantalla con un excelente tratamiento antirreflejos, contraste y colores bastante buenos. Se trata de un sistema multitáctil que responde bastante bien a las pulsaciones de los dedos, aunque en ciertas ocasiones si el sistema está ocupado tardará en reaccionar algún tiempo. Al igual que los R-Link anteriores podremos configurar la pantalla de inicio para tener accesos directos a las funciones que más utilicemos.

20160412_093434

El navegador dispone de un sistema Tom-Tom que incluye una suscripción de 12 meses a la actualización de mapas. Es un sistema de probada eficacia que en el hardware del R-Link 2.0 funciona sin problemas. Interesante la posibilidad de disponer de una pantalla partida en la que podemos compaginar por ejemplo el navegador con otras funciones como la información de la emisora o de la pista de música que estamos escuchando.

20160412_185822

Un apartado que siempre ha sido importante para la marca francesa es la de la medición de consumos y de control de emisiones. Este sistema dispone de una pantalla que de forma muy gráfica nos muestra la eficiencia de nuestra conducción en ambos apartados. También podemos seguir un eco-entrenamiento, según lo define Renault, para mejorar las cifras y obtener más puntuación en apartados como aceleración, confort de marcha o anticipación.

La conectividad con el teléfono móvil por ahora se limita a poder utilizar el terminal con manos libres a través de Bluetooth que permite utilizar los contactos. La calidad del audio no es demasiado buena lo cual es principalmente responsabilidad del micrófono instalado, ya que como hemos apuntado el confort acústico den el Kadjar es muy alto para su categoría. Se puede decir que el sistema funciona muy bien aún no siendo de los más avanzados (sobre todo en lo que respecta a conectividad y uso de aplicaciones del móvil).

20160412_185807

Conclusiones

Lo primero que hay que resaltar del Kadjar es que nos ha gustado su originalidad de líneas que se desmarcan de otras propuestas del sector. Es una apuesta valiente porque no tiene por qué ser una estética que case con los gustos del comprador de SUVs, pero en esta velentía tienen mucho en común con sus primos de Nissan (sobre todo si hablamos del Juke…). Otra apuesta acertada es la del confort acústico y de marcha que lo colocan a las antípodas de sus antepasados incómodos y ruidosos, las cajas metálicas llamadas todoterreno que cumplían su honesta labor campera hace décadas.

IMG_4753

Por lo demás buen tamaño un motor francamente cumplidor y unos acabados dignos no cierran un mal conjunto aunque una apuesta más arriesgada por ofrecer un sistema de entretenimiento más avanzado nos hubiera gustado más. Muy destacable la austeridad en consumos, una baza siempre importante a la hora de la decisión de compra y que para este tipo de coche en los que muchas veces prima la practicidad nunca está de más, aunque se sacrifiquen unos segundos para llegar a los 100 kilómetros por hora.

 

Notas finales

7Nota

Prestaciones7

Diseño8

Consumo7

Confort8

Sistema de Infoentretenimiento6

4 comentarios
  • Bill Gates Jr.

    en mi país no habrá ese modelo circulando por las calles pero tenemos patria :v

  • Yooyoo

    4 stars en diseño… WTF? Os habeis vuelto locos? Pero si es mas feo que pegarle a un padre… K me stas contando? Si solo el trasero se salva un poco… Es feo por dentro y por fuera! Por no hablar del acelerometro… Mas repugnante imposible… I mira que me gustan los Clio de Renault, ¿Pero este?… 25.500 Cocos encima… encima… El mundo esta en la mierda…

  • Gregorio Ros

    Es un «todocamino» para uso en ciudad y ocasionalmente alguna salida al campo, pero lejos de un todoterreno. tuve un Mitsubishi Montero 16 años y es otra historia, pille el modelo ya comodo con amortiguadores y super contento (quitando el consumo 15 litros).
    Estas gamas puestas de moda ahora son utiles si te gusta salir a la montaña ocasionalmente, tanto en invierno como en verano, pero la suspension alta le penaliza en consumo y si suma el 4×4 tambien le encarece el precio y no llega a las prestaciones offroad de los 4×4, que nadie se piense que va a circular con el fuera del camino, si la intencion es esa los 4×4 son la opcion correcta y ya tan comodos como estos turismos.

  • Gustavo de Porcellinis

    Hombre Yooyoo, estarás conmigo que es cuestión de gustos.

    En ese apartado se valora la originalidad y la apuesta por un diseño rompedor más que la estética que es algo más subjetivo.

Lo más leído