Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Científicos desafían la Ley de Moore y prometen chips más rápidos

Publicado

el

La Ley de Moore ha sido una de las mayores genialidades que salió de la brillante mente de Gordon Moore, cofundador de Intel. Como sabemos dicha ley se basa en la idea de que el número de transistores de un microprocesador se dobla en ciclos aproximados de dos años.

Dicha ley ha estado vigente desde 1965 hasta 2015 y es de justicia decir que el propio Moore predijo que su final sería inevitable. La importancia de esta ley está fuera de toda duda, pero un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte se han atrevido a cuestionarla.

Behnam Kia, jefe del grupo de investigadores, comentó que al parecer se ha caído en una obsesión por seguir avanzando en los procesos de fabricación, y que sin embargo no terminamos de darnos cuenta de lo cerca que estamos de los límites de la tecnología actual.

En cada nueva presentación la propia Intel detalla lo complejo es cada nuevo salto, y de hecho incluso un gigante como él ha tenido que retrasar el paso a los 10nm por las dificultades que éste presenta, no tanto a la hora de conseguir unidades funcionales sino de que se pueda obtener una cantidad suficiente por oblea.

Kia define la reducción de proceso de fabricación de una forma excelente. Imaginad que el procesador es una fábrica y que dada transistor es un empleado con una calculadora que siempre hace la misma operación. Cuando se reduce el proceso de fabricación los empleados «se hacen más pequeños» y es posible meter a más dentro de la misma fábrica.

La clave de esa explicación está en la idea de «más empleados que repiten una única operación«. Para Kia la clave para conseguir chips más rápidos sin depender tanto del conteo de transistores está en lo que se conoce como «la teoría del caos».

Dicha teoría apuesta por vencer esa linealidad, esa limitación en los transistores y hacer que los mismos puedan llevar a cabo más funciones. Siguiendo con la analogía anterior equivaldría a que esa fábrica deje de meter más empleados y forme a los que ya tiene para calcular diferentes operaciones.

Suena bien, aunque de momento es una idea que se encuentra en un estado teórico y temprano. Con todo los expertos aseguran que no debería ser nada especialmente complejo utilizando las herramientas que tiene Intel a su disposición.

Más información: NC State.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído