Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Repetidores WiFi, ¿qué son y qué ventajas ofrecen?

Publicado el

Seguimos con nuestra ronda de artículos especiales centrados en diferentes elementos que son clave para una buena conexión a Internet.

Hace poco hablamos del router, y también hemos tocado el tema de los PLCs y del WiFi AC, así que hoy nos centraremos en un accesorio muy útil y bastante conocido, los repetidores WiFi.

Como siempre mantendremos una estructura sencilla en la que explicaremos qué son exactamente los repetidores WiFi, cómo funcionan, qué posibilidades y ventajas ofrecen, cuándo es recomendable utilizarlos y os dejaremos algunas recomendaciones para diferentes presupuestos.

Esperamos que el artículo os sea útil y os animamos a dejar cualquier duda en los comentarios, ya que estaremos encantados de ayudaros a resolverla.

1-2

¿Qué es un repetidor WiFi y cómo funciona?

Los repetidores WiFi son dispositivos dependientes del router que se conectan en un enchufe y permiten ampliar la conexión WiFi de nuestro hogar, oficina, negocio o empresa.

Dicho de otra forma, son un accesorio que se alimenta a través de la red eléctrica de cualquier enchufe, recibe la señal WiFi de nuestro router y la emite ampliada para extender el alcance de dicha señal.

Esto nos permite cubrir zonas muertas o donde la conexión WiFi es muy débil de forma sencilla y muy rápida, ya que además los repetidores WiFi son muy sencillos de utilizar puesto que no requieren complicadas configuraciones y nos permiten «clonar» directamente la misma red original, es decir, mantener el nombre y la contraseña de la red WiFi que extienden.

Su funcionamiento es muy sencillo, ya que sólo tenemos que colocarlos en un enchufe y sincronizarlos con nuestro router. Podemos hacerlo de forma automática mediante WPS o de forma manual, siendo la primera la más cómoda y recomendable para los usuarios menos avanzados, ya que en cuestión de segundos lo tendremos totalmente activado.

Así, si tenemos por ejemplo un FRITZ!WLAN Repeater 1160 basta con conectarlo a un enchufe, esperar a que las luces dejen de parpadear y pulsar el botón WPS durante 6-8 segundos (hasta que se active la luz WLAN). Una vez hecho esto vamos a nuestro router y mantenemos pulsado el botón WPS hasta que la luz parpadee, señal de que se habrá vinculado con nuestro nuevo repetidor.

Tened en cuenta que si disponemos también de un router FRITZ!, como por ejemplo el FRITZ!Box 3490dispondréis de una gran cantidad de opciones en la interfaz del mismo que os permitirán aprovechar al máximo vuestro repetidor, gracias a las posibilidades que ofrece FRITZ!OS, su sistema operativo basado en Linux.

1-1

¿Qué posibilidades y ventajas ofrecen?

Los repetidores WiFi son una forma muy sencilla de ampliar cualquier conexión inalámbrica, tanto si es WiFi N como WiFi AC, ya que actualmente podemos encontrar en el mercado dispositivos que son compatibles con ambos estándares.

Su uso es muy simple como hemos visto y además tienen un precio muy asequible, así que son la mejor opción para:

  • Llevar conexión WiFi a zonas muertas, es decir, donde antes no teníamos señal.
  • Mejorar la intensidad de la señal en zonas donde la conexión WiFi apenas llega y no permite navegar por Internet de forma satisfactoria.

Es importante tener en cuenta que aunque los repetidores WiFi facilitan la ampliación de la señal están recomendados sobre todo para entornos multidispositivo, es decir, aquellos en los que lo principal es poder conectar de forma sencilla y sin cables varios equipos, como ordenadores, tablets, smartphones y demás.

Sin embargo si lo que queremos es priorizar la velocidad y la estabilidad de la señal y conectar sólo uno o dos dispositivos fijos concretos, como un PC para juegos y una consola, los PLCs son mejor opción.

Consejos y recomendaciones

A la hora de utilizar un repetidor WiFi es conveniente seguir una serie de pautas básicas para poder sacarle el máximo partido, ya que al ser dispositivos inalámbricos su desempeño se ven influenciado por la simple colocación del mismo.

Hoy por hoy la mayoría de soluciones de este tipo vienen con un indicador de señal, el cual indica la intensidad con la que recibe la conexión WiFi de nuestro router. Esto es muy importante, ya que si la misma no llega con la suficiente fuerza el repetidor puede acabar ofreciendo un mal rendimiento.

Por esto es importante tener cuidado y colocarlo a una distancia que nos permita cubrir las zonas a las que queremos llegar, pero sin alejarlo demasiado del router. Lo ideal en este sentido es optar por una distancia en la que como mucho pierda una línea en el indicador de intensidad de señal.

También es recomendable evitar zonas en las que hayan otros dispositivos que puedan generar interferencias u obstáculos de gran tamaño, siempre que sea posible claro, ya que pueden influir igualmente en el rendimiento.

Para terminar os dejamos una serie de recomendaciones en función de vuestro presupuesto y necesidades:

  • FRITZ!WLAN Repeater 450Ees una de las opciones más económicas y con mejor relación calidad-precio que podemos encontrar. Trabaja con WiFi N, ofrece velocidades de hasta 450 Mbps y ofrece una calidad de señal y un alcance muy buenos.
  • FRITZ!WLAN Repeater 1160es una excelente opción para los que quieran una solución con WiFi AC que además sea económica. Trabaja tanto con WiFi N como con WiFi AC y tiene velocidades de 300 Mbps y 866 Mbps, respectivamente.
  • FRITZ!WLAN Repeater 1750E: recomendado para los que busquen el máximo rendimiento posible sin gastar en exceso. Es doble banda, soporta WiFi N y WiFi AC y tiene una velocidad combinada de 1.750 Mbps.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído